IGNACIO PULMARIÑO BAYO "ARISTAS o GAVIRA CHICO " (1878 - 1901)

Solo para efectos ilustrativos

Añover de Tajo (Toledo) España

Cortesía del Sitio Web: http://2.bp.blogspot.com

Banderillero y picador de novillos, nacido en 1878, que en la Plaza de Toros de Madrid actuó en alguna ocasiones los años de 1896 y siguientes. Poseía gran voluntad, pero no le acompañaban muchos las facultades, por lo que debió retirarse pronto de la lidia. Es lo que dice Cossío. Sin embargo, otro cronista dice que fue banderillero y que  murió cuando actuaba en la Plaza de toros de Añover de Tajo, a consecuencia de una cornada mortal la tarde del 26 de agosto de 1901, cuando contaba 23 años de edad. Por ello ha sido relacionado en las dos especialidades.

 

Don Juan José de Bonifaz Ybarra, el historiador, considera  a este lidiador en su obra Víctimas de la Fiesta,  escribiendo que << Ignacio Pulmarino Bayo (Gavira Chico), joven y modesto subalterno madrileño, dejó de existir el 26 de agosto de 1901 tras haber sido muy gravemente herido en una novillada que se celebró en la villa toledana de Añover de Tajo. ", Con lo que confirma su fallecimiento por asta de toro.

MANUEL SÁNCHEZ "SEVILLANITO " (1876 - 1901)

Solo para efectos ilustrativos

Catedral de Durango, Durango, México

Cortesía del Sitio Web: http://3.bp.blogspot.com

Refiere don Juan José de Bonifaz Ybarra, el afamado historiador taurino, que << en el mexicano Durango recibió mortal cornada el 15 de septiembre de 1901 el muy poco conocido espada Manuel Sánchez, que por su apodo de “Sevillanito” parece proclamar una inmediata ascendencia hispalense. "

Comenta el historiógrafo taurino, Rafael Gómez Lozano (Dientefino), que en el libro "Crónicas de la Plaza Vieja" (Los toros en Durango 1897/1917), de don Guillermo Castillo Casas, página 93, y publicado en el año de 2001, refieren ampliamente la trágica muerte de (el Sevillanito): La inauguración de la temporada 1901/1902, tuvo lugar el domingo 15 de septiembre de 1901. Esta corrida resultó trágica, pues en ella perdió la vida el joven diestro español Manuel Sánchez (el Sevillanito), que solo contaba con 25 años de edad. Este hecho causó profunda conmoción entre los aficionados duranguenses, muchos de los cuales se salieron de la plaza al ocurrir el suceso. La muerte de este torero impresionó profundamente a toda la población de Durango. "El Sevillanito" toreaba por primera vez en esta ciudad, siendo silbado por el público después de una deslucida faena a su primer toro. Al salir el segundo, cárdeno, bien armado, de seis años, del hierro de "Chinacates", Sevillanito intentó darle el cambio de rodillas, citando muy en corto y extendiendo el capote con el brazo derecho. El toro vio al torero e hizo por él. Al no marcarle bien la salida Sevillanito, el toro lo enganchó con el pitón derecho, lo volteó y le dio un varetazo en la pierna izquierda, recorriendo el asta hasta la espalda. Sevillanito quedó tendido en el ruedo boca arriba, sufrió una convulsión y quedó muerto. En la enfermería de la plaza se apreció que el asta había penetrado al nivel de la tetilla izquierda, en trayectoria de abajo hacia arriba, destrozándole el corazón. La herida de la espalda carecía de importancia. De la enfermería fue trasladado el cadáver del torero en un ataúd al hotel donde se hospedaba, donde fue velado por sus afligidos compañeros de profesión.

"El Cossío" señala: "No tenemos más noticias de él que las de su trágica muerte en la plaza de Durango de México". Sevillanito estaba recién llegado a México y solo había toreado una corrida en Mérida y otra en Puebla. En el antiguo Panteón de Oriente de la ciudad de Durango, se conserva hasta nuestros días una pequeña lápida sobre la tumba de este joven torero, en la cual puede leerse: "Manuel Sánchez Sevillanito. Murió en Durango el 15 de septiembre de 1901. Recuerdo de sus amigos Manuel Lavín, Joaquín Leonar, Antonio Herrera, Santiago Moya y Francisco Cáceres". Todos estos toreros, aunque las crónicas de ese día no lo consignan, sin duda estaban en el ruedo junto al Sevillanito en esa trágica fecha. La hacienda de Chinacates, de donde procedía el toro que mató al Sevillanito, estaba ubicada a corta distancia de la estación del mismo nombre, sobre la vía del ferrocarril de Durango a Tepehuanes. Era propiedad de don Felipe Campos Díaz, vecino de Santiago Papasquiaro.

Vale aclarar que la plaza vieja de Durango, Dgo., México, fue construida en 1826 durante la administración de don Santiago de Baca Ortiz, primer gobernador del estado de Durango después de la independencia, y fue derruida en 1917.

JOSÉ DÍAZ IZQUIERDO "LAGARTIJA " (1876 - 1901)

Solo para efectos ilustrativos

Ayuntamiento de Priego (Cuenca) Cortesía de ATM Trips

Novillero principiante, que en una fiesta taurina celebrada en Priego (Cuenca) el 18 de septiembre de 1900,  recibió una horrible cornada, tal vez en el vientre, que acabó con él al día siguiente. Parece ser que poseía buenas cualidades. (Fuente: Zaldívar Ortega Juan José/Víctimas del Toreo)

 

El erudito taurino, don Juan José de Bonifaz Ybarra, refiere de este personaje, que << su destino le impidió sobrepasar la categoría de espada novel a José Díaz Izquierdo (Lagartijilla). En un modesto festejo celebrado en la localidad conquense de Priego, el 17 de septiembre de 1901, fue herido de muerte este diestro, que había nacido en Lorca (Murcia) el 2 de septiembre de 1876. "

JOSÉ CASTELLANOS "GALLEGUITO " (XXXX - 1901)

Plaza de Toros Vista Alegre en Bilbao

Cortesía del Sitio Web: http://portaltaurino.com

Banderillero, de mucha vergüenza torera, que perteneció desde 1900 a la cuadrilla de Cástor J. Ibarra (Cocherito de Bilbao). Antes había trabajado algunos años por las plazas de los pueblos pequeños. Tenía su casa en Valladolid, donde comerciaba con vinos al frente de un establecimiento. Toreando en la Plaza de Toros de Vista-Alegre de Bilbao, en 1901, cayó en pleno redondel repentinamente muerto a consecuencia de un colapso, que muchos pensaron se debió al tremendo stress que sufrió al ver que no le salían las cosas como él esperaba. (Crónicas de don Juan José Zaldívar Ortega y de don Juan José de Bonifaz Ybarra).

Por su parte, el ilustre cronista "José Alameda" refiere en su obra "Crónica de Sangre-400 Cornadas Mortales y algunas más", que " en marzo 30 de 1902, un banderillero de mote "Galleguito", fallece en la Plaza de Toros de Bilbao por las lesiones causadas por un toro de Ripamilán. "

 

La primera Plaza de Toros de Vista Alegre de Bilbao fue inaugurada el 13 de agosto de 1882, bajo la dirección del Arq. D. Sabino Goikoetxea Etxebarria, con un aforo de 12,394 asientos. Los diestros que inauguraron esta Plaza fueron Manuel Fuentes “Bocanegra”, José Lara “Chicorro” y Fernando Gómez “Gallito Chico” con reses de Concha y Sierra. En sus 83 años de vida se celebraron 1,817 festejos hasta que en la madrugada del 4 al 5 de septiembre de 1961, tras una novillada en la que actuaron Rafael Chacarte, J. M. Montilla y Manuel Benítez “El Cordobés” con reses de Antonio Pérez de San Fernando, un incendio la destruyó. La actual Plaza de Toros de Vista Alegre, con capacidad para 14,781 espectadores,  fue inaugurada el 19 de junio de 1962, 9 meses y 15 días después del incendio que destruyó la Plaza Vieja.

ANTONIO MORENO "MORENITO DE PUEBLA " (XXXX - 1902)

Eduardo García
Cortesía de D. Rafael Gómez Lozano
http://torerosmexicanos.blogspot.mx/search/label/Eduardo%20Garc%C3%ADa%20%28Morenito%20de%20Puebla%29

Refiere el cronista Juan José Zaldívar Ortega en su obra “Víctimas del Toreo” (Banderilleros), que <<Antonio Moreno (Morenito de Puebla), porque tal parece que fue el nombre y apellido de este oscuro banderillero mexicano, del sólo tenemos la referencia de que falleció trágicamente en la Plaza de Toros de Mazatlán (México) la tarde del 15 de junio de 1902, en la que sufrió una cornada mortal. Su nombre o apodo no aparece en el Cossío ni en la “Antología Taurina Mexicana” de don Ángel Villatoro. "

Investigando en el libro del erudito taurino, don Juan José de Bonifaz Ybarra, “Víctimas de la Fiesta”, viene relacionado en el apartado de banderilleros con el nombre de EDUARDO GARCÍA (MORENITO DE PUEBLA) ,refiriendo que << un peón mexicano, caía mortalmente herido  cuando participaba en un festejo taurino que tuvo por marco la plaza de toros de Mazatlán (México), la tarde del 15 de junio de 1902 ", por lo que colijo que se trata del mismo rehiletero, cuya  verdadera identidad, sigue siendo materia de investigación para los estudiosos de la Fiesta.

Por su parte, Don Adiel Armando Bolio, refiere en las efemérides taurinas del 14 de febrero de 1902, que el banderillero Eduardo García (Morenito) muere en Mazatlán Sinaloa víctima de una cornada. Fuente: http://suertematador.com/index.php?option=com_content&task=view&id=2498&Itemid=312

El docto cronista, don Luis Ruiz Quiroz, en las efemérides que publica en la página de Internet: "Campo Bravo-México", de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia, cita que el 16 de Junio 1902, muere en Mazatlán el banderillero Eduardo García Morenito de Puebla a consecuencia de cornada recibida el día anterior.

ANTONIO GIL BARBERO "DON GIL " (1823 - 1902)

De la hemeroteca de don José Antonio Román Romero
http://gestauro.blogspot.mx/

Fue un Señorito romántico que acabó en la miseria. Nacido en Madrid, recibió la alternativa en Sevilla,  y con sesenta años se despidió del toreo en Antequera, convirtiéndose en apoderado y burócrata. Tuvo una existencia larga, llena de frustraciones y penalidades sin cuento, que le llevaron a quitarse la vida por propia mano en fecha indeterminada de 1902. (Fuente: Hemeroteca del Diario ABC de Sevilla del martes 22 de noviembre de 1977, Página 47)

 

Por su parte, en el sitio web: Historia del Torero, refieren de este personaje, que << Nació en Madrid el 27 de enero de 1823, llamábase Antonio Gil y Barbero y era pequeñito, de naturaleza poco lozana e hijo de bien acomodada familia, de la que recibió esmerada educación. Pero le dio por emular a los Romeros y Montes, y los diestros de su época, al verle tan fino y atildado, comenzaron a llamarle “Don Gil”... y con “Don Gil” se quedó el señoriíto torero. Con medios para alternar con toreros, ganaderos y aficionados de mucho viso, después de torear en becerradas se animó a vestir el traje de luces; alentado por (el Chiclanero), con la promesa de darle la alternativa, cobró nuevos bríos; pero dicho diestro murió antes de cumplir lo que le prometiera. Marchó “Don Gil” a Sevilla, donde le ayudaron Manuel Domínguez y Juan Lucas Blanco; tomó allí una alternativa, que le confirmó dicho Domínguez en Madrid el 24 de junio de 1856; estuvo eclipsado después mucho tiempo; pobre de metales en 1877, pidió protección a “Lagartijo”, que escurrió el bulto... En fin, que Antonio Gil no tuvo significación alguna en el toreo y no pasó de ser un comparsa más. A fuerza de revolver a Roma con Santiago, Logró torear en Madrid el 25 de septiembre de 1881, alternado con José Machío, “Cara-ancha” y Ángel Pastor, y la última corrida en que tomó parte fue en Antequera, cuando contaba sesenta años. Obtuvo luego un empleo en el ministerio de la Gobernación, fue apoderado de (el Gallo) y de (Cara-ancha), y en el año 1884 publicó cuatro numero de un periódico taurino titulado <>. Con setenta y nueve años a cuestas, enfermo y sin recursos, en su desesperación, se suicidó en Madrid el día 4 de febrero de 1902. " Fuente: http://.historiadeltorero.com

Refiere el mexicano Diario El Universal del 23 de mayo de 2006 que " En el año de 1823, en la castiza Madrid, nació Antonio Gil el 27 de enero. Desde pequeño se aficionó a la fiesta brava y empezó a verle la cara a las vaquillas en la ganadería del duque de Veragua. Caminar en el medio taurino sin ser sevillano costaba mucho trabajo lograr sobresalir ante la pléyade de maestros de la fiesta que surgían en la región andaluza. En 1851, ya con 28 años de edad, propone Antonio Gil a varios aficionados construir una plaza para lidiar becerros. Tarea que se llevó a cabo de inmediato y bien puede afirmarse, se dieron gusto como aficionados. Al año siguiente, en 1852, el 25 de marzo, alentado por el matador José Redondo El Chiclanero, participó en un festejo benéfico e hizo cosas importantes, de indudable mérito, como para tomársele en cuenta. Y ese mismo año, en septiembre, actuó en Aranjuez, en un festejo en que Cayetano Sanz mató cuatro toros y los dos últimos Antonio Gil, a quien identificaban como Don Gil. Maduró con rapidez y estaba listo para recibir la borla de matador de toros. Se le anunció en Madrid y el padrino sería El Chiclanero. Pero no hubo tal ceremonia, porque el maestro murió de tuberculosis y la familia de Antonio se empeñó en que no se realizara el espectáculo. Entonces, sus pasos se encaminaron hacia la catedral de la torería: Sevilla. Aduce la enciclopedia de Cossío que el torero armó la que no estaba escrita desde en su modo de vestir. Nunca se había visto en la barroca capital andaluza a un matador engalanarse de frac azul, con botonadura dorada, pantalón blanco y sombrero de copa. Sin embargo, los empresarios no le tomaban atención y un ganadero, que le había visto condiciones, abogó e influyó para que fuese anunciado. Actuó con regularidad en la región andaluza y su éxito motivó a Manuel Domínguez Desperdicios ponerlo bajo su amparo. Y el 25 de mayo de 1854 debutó en Sevilla y es ahí donde, por fin, recibe el codiciado título de matador de toros. Los triunfos se eslabonaron, lo que, ante sus cualidades, se le abrieron las puertas de las plazas. Este hecho le valió presentarse en Madrid y confirmar el doctorado el 24 de junio de 1856. A la Villa del Oso y el Madroño volvió hasta 1862, en festejo que alternó con Cayetano Sanz y José Antonio Suárez. Su peregrinar taurino fue recorrer los kilómetros que separan a Madrid de Sevilla. La familia intervino nuevamente y a instancias de ella se vio obligado a retirarse de la profesión. Los toreros nunca se dan por vencidos, jamás aceptan que han perdido facultades y menos que no puedan ya con los astados. Es la fijeza en los ideales de quienes se "calzan" de seda y metal. Antonio Gil, no obstante, el 23 de septiembre de 1881 consiguió contrato para actuar en Madrid, lo hizo con José Sánchez del Campo Cara-Ancha. Y mató en forma por demás eficiente y clásica, al primero de sus enemigos de esa tarde. La actuación lo llenó de ilusiones y deseos de retornar a la actividad, sin considerar su edad. Tuvo hasta una entrevista con el Rey Alfonso XII. No consiguió el propósito de torear, pero sí un empleo en un monasterio. El tratadista González de Ribera dice de Don Gil: - Combatido por una terrible afección al estómago, relegado a humilde y dolorosa estrechez, torturado su ánimo por la nostalgia del pasado y de lo que hubiese podido ser, "Don Gil" vivió largos años. Y agrega: Su conversación era muy amena y muy agradable; su trato correcto, y en su persona veíase uno de esos destinos incumplidos, grandes y plenos de gloriosos horizontes en sus albores, que luego la vida derrumba y arruina -. No hay duda que Antonio Gil, cada vez más doliente y esclavizado de la enfermedad, más nostálgico y, asimismo, más hipocondríaco, llegó a los 79 años de edad el 27 de enero de 1902, en los albores del siglo XX. Sin embargo, días después, el 4 de febrero, decidió poner fin a su existencia y, desde luego, también a los males que le aquejaban. Nadie da fe justa y precisa de lo que pensó, lo que le hizo tomar la decisión de escapar por la puerta falsa. Por la edad quizá desvariaba, es lo lógico. Lo incongruente, en esta historia, es que Antonio Gil Barbero, tomó un revólver y se disparó dos tiros en su domicilio de la calle Luciente 10 en Madrid, arrebatándose la vida. Dicen que los genios actúan así... ¿Será verdad? " ;

PEDRO PEÑA "CARTAGENA" (XXXX - 1902)

Solo para efectos ilustrativos
Obra del egregio pintor español
Antonio Guzmán Capel

Me cuenta el perseverante historiógrafo taurino Rafael Gómez Lozano (Dientefino), propietario del visitado Blog enciclopédico taurino “Toreros Mexicanos”, haber leído textualmente en  el “Cossío” (Tomo 3, Página 719) que: PEÑA (Pedro), Cartagena. Banderillero cartagenero, que comenzó a ejercer su profesión en la plaza de su ciudad, en novilladas, el año 1901. El 10 de junio del siguiente año murió ahogado en la playa de dicha población estando bañándose. Parecía prometer.

MANUEL CAMACHO "EL BEBÉ" (XXXX - 1902)

Solo para efectos ilustrativos
“Banderillas Negras”
Obra del lustre pintor mexicano Antonio Navarrete (1925-2004)

El afamado y muy docto cronista taurino, don Luis Ruiz Quiroz, quien publica sus leídas efemérides en el portal en la Internet: “Campo Bravo-México” de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia (ANCTL), refiere que el banderillero Manuel Camacho “El Bebé” muere el 7 de junio de 1902, en una riña en Chihuahua, México.

JOSÉ GIRÁLDEZ DÍAZ "JAQUETA" (1837 - 1902)

De la hemeroteca de Rafael Gómez Lozano
Semanario "El Ruedo"

Matador de toros español, nacido en Sevilla el 17 de abril de 1837, y muerto en La Línea de la Concepción (Cádiz) en los primeros días del año 1902. En el planeta de los toros es conocido por el sobrenombre de “Jaqueta”. Natural del taurino barrio de San Bernardo (que tantos y tan excelentes toreros ha criado en sus calles), José Giráldez Díaz se presentó como novillero ante sus paisanos hispalenses el día 27 de marzo de 1864. Tras cinco años de prolongada andadura novilleril, el día 2 de mayo de 1869, a través de la arena de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, hizo el paseíllo que había de granjearle la borla de doctor en tauromaquia. Iba acompañado por una colosal figura de aquellos años, su paisano Antonio Carmona y Luque (“El Gordito”), quien le cedió los trastos con los que había de dar lidia y muerte a estoque a un toro criado en las dehesas de don Joaquín Pérez de la Concha. El día 5 de septiembre de la siguiente temporada, José Giráldez Díaz “Jaqueta” se presentó ante la siempre severa y rigurosísima afición madrileña, dispuesto a confirmar la alternativa que un año antes había tomado en la plaza de su ciudad natal. Y si en aquella pasada ocasión se hizo apadrinar por el talento valeroso de “El Gordito”, para pasar mejor este emotivo trance (sin duda, el más trascendente en la carrera de un matador de toros) quiso ampararse en el insuperable padrinazgo de una de las mayores figuras del toreo de todos los tiempos, el Gran Califa cordobés Rafael Molina Sánchez “Lagartijo”; el cual cedió su turno al toricantano para que diera lidia y muerte a estoque a un astado procedente de la ganadería de don Anastasio Martín. Con tan brillantes cartas de presentación, y haciendo gala de un toreo valiente y decidido, “Jaqueta” firmó una substanciosa cantidad de contratos hasta la fatídica temporada de 1874, en la que dejó de vestir el terno de luces debido a los estragos que en sus facultades mentales había causado su escandalosa afición a la bebida. No logró reponerse de esta perniciosa adicción hasta la campaña de 1877, en la que -humildemente- reapareció en Sevilla, en calidad de novillero, el día 5 de agosto. Aquel mismo año volvió a contar con la generosa entrega del genial Rafael Molina Sánchez (“Lagartijo”) para tomar de nuevo la alternativa en el coso hispalense. Sin embargo, tras un par de campañas en las que sólo reunió ánimo y facultades para enfrentarse a la lidia de novillos, se cortó definitivamente la coleta el día 7 de septiembre de 1890, ante la apesadumbrada atención del público hispalense, conocedor de sus constantes recaídas en su antiguo vicio. Desde entonces hasta la fecha de su muerte, acaecida en 1902, “Jaqueta” vivió envuelto en una nebulosa de alcohol y demencia, recogido en La Línea de la Concepción en casa de una hermana suya que se había apiadado de su triste situación.
Fuente:
http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=giraldez-diaz-jose

El 26 de agosto recibí un amable correo electrónico de don Rafael Gómez Lozano, propietario del Blog enciclopédico en la Red "Toreros Mexicanos, donde me allega la digitalización del Semanario Gráfico de los Toros "El Ruedo", número 694, del 10 de octubre de 1957, y donde publican una editorial de "D. Ventura" de nombre "Remembranzas Taurinas - Sucesos Raros y Curiosos", donde anota:

EL TORERO LOCO

José Giráldez, "Jaqueta", tenía perturbadas sus facultades mentales; por esta causa, permanecía largas temporadas alejado de los ruedos, y mejor hubiera hecho alejándose definitivamente. Perdía la alternativa, la volvía a tomar y oficiaba de sobresaliente de espada, según los casos. A pesar de haber alternado con "Lagartijo" en Barcelona en el año 1872, cinco años después tomaba la alternativa de manos del propio "Lagartijo". Esto ocurrió en la corrida verificada en Sevilla el 30 de septiembre de 1877, en la cual se lidiaron seis toros de la Viuda de Várela, que fueron estoqueados por los dos mentados diestros y "Chicorro", que actuó como segundo. "Lagartijo" cedió a "Jaqueta" los trastos para matar al primer toro, llamado "Baratero", colorado y ojo de perdiz, y aunque dicho recipiendario pinchó mucho e hizo una faena pesadísima, le aplaudieron ruidosamente los que se compadecían de su desgracia. "Lagartijo" estuvo admirable en la muerte de sus toros, y "Chicorro", muy mediano. En la muerte del bicho que cerró plaza, llamado "Llavero", berrendo en colorado, sustituyó "Jaqueta" la muleta por una cadena de reloj en el momento de entrar a matar, y tenaz en su propósito de dar así cuenta de la res, metió numerosos pinchazos y acabó con un bajonazo horrible. En verdad que no se explica cómo permitir las autoridades que aquel diestro saliera al redondel cuando quedaron trastornadas sus facultades mentales.

JOSÉ HUERTAS RIVERA "BRAZO DE HIERRO " (XXXX - 1903)

Solo para efectos ilustrativos
Del famoso pintor de Murcia España Julián Alcaraz
(1876-1952)

Picador de toros accidentado el 8 de marzo de 1903, perdiendo la vida en la misma fecha del suceso. (Fuente: Accidentes Oculares en la Tauromaquia I de 1801 a 1941 de los doctores Puertas y Celis)

El erudito taurino, don Juan José de Bonifaz Ybarra, nos ilustra con mayor detalle al referir en su libro “Víctimas de la Fiesta” , que << en la capital mexicana fue corneado por un cornúpeta de la vacada de Santín el sevillano José Huertas Rivera (Brazo de hierro), el 8 de marzo de 1903, que había ocurrido a torear en la república azteca con el espada Joaquín Capa (Capita). La importancia de las heridas ocasionó su defunción el día 12 del mismo mes de marzo de 1903. "

Por su parte, don Luis Ruiz Quiroz (LRQ), el afamado cronista y autor de la obra "De Ponciano Díaz a Arturo Gilio" (1992), refiere en las efemérides taurinas de la página en la Internet "Campo Bravo-México", de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia (ANCTL), que el 8 de marzo de 1903 sucede en México la cogida y muerte en México por un toro de Santín, del picador español José Huerta (Brazo de Hierro)

ILDEFONSO LAGO-MAZZINI Y ARIAS "SANLUQUEÑO " (1869 - 1903)

Solo para efectos ilustrativos

“Citando a Matar”

Aguafuerte de Pablo Picasso 1957

 

 

Matador de novillos, nacido en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) el 4 de enero de 1869 y que falleció en la ciudad mejicana de San Luis de Potosí el 23 de abril de 1903, a los 34 años de edad, a consecuencia de sufrir graves lesiones de un toro; hizo su aprendizaje de torero en plazas españolas; se trasladó a México, y toreando en la Plaza de Toros de Dolores Hidalgo, el 19 de abril de 1903, fue cogido por uno de los novillos, sufriendo tan graves lesiones que le causaron la muerte en su domicilio de la ciudad de San Luis de Potosí, con fecha 23 del mismo mes. (Fuente: Don Juan José Zaldívar Ortega/ Víctimas del Toreo)

 

Don Juan José de Bonifaz Ybarra, el erudito taurino, refiere de su suerte que << en la ciudad de Dolores Hidalgo, en el mexicano Estado de Guanajuato, resultó herido el espada gaditano Ildefonso Lago-Mazzini y Arias (Sanluqueño), el 19 de abril de 1903. La importancia de las lesiones recibidas le produjo la muerte el posterior día 23 en su domicilio de San Luis Potosí (México). " 

TOMÁS FERRANDO GIL "CHÉS" (1875 - 1903)

Solo para efectos ilustrativos

“La Cogida”

Aguafuerte de Pablo Picasso 1957

Novillero valenciano, que en el municipio de Robledo de Chavela sufrió una mortal cogida el 3 de mayo de 1903.

 

El Maestro  Juan José Zaldívar Ortega lo refiere en su obra Víctimas del Toreo (Novilleros) como TOMÁS FERNÁNDEZ << EL CHÉS > >, comentando que se trata de un << novillero valenciano de escasos méritos, que comenzó a trabajar en plazas modestas de su tierra el año 1896 y del que sólo  tenemos referencia de su trágica muerte, acaecida la tarde del  3 de mayo de 1903, en la  placita de toros de Robledo Chavela, cuando contaba 28 años de edad, a consecuencia de las heridas sufridas por las astas de una res, en una novillada.", de donde se colige  que se trata del mismo novillero.

 

Por su parte,  el erudito taurino, don Juan José de Bonifaz Ybarra,  en su libro “Víctimas de la Fiesta”, refiere dubitativamente  que << Tomás Ferrando Gil (el Ches), modesto espada valenciano, dejó de existir en la madrileña localidad de Robledo de Chavela como resultado de las heridas que le infirió un astado en el festejo de tipo económico que allí tuvo lugar el 3 de mayo de 1903 " Sin embargo, honestamente aclara el Maestro Bonifaz, que no sabe a ciencia cierta si este personaje sea el mismo que otro banderillero también nacido en Valencia y de nombre Tomás Fernández Gil (el Chés) del que refiere << Nacido en Valencia el 16 de mayo de 1875, no pasó de la categoría de banderillero en festejos pueblerinos. Al participar en uno de ellos, celebrado en Robledo de Chavela Madrid, el 4 de junio de 1895, fue cogido por una res y lanzado contra una farola situada en la arena del improvisado coso. El desenlace del suceso no se hizo esperar al llegarle su fin en forma inmediata. >> De lo que colijo que muy seguramente se trata del mismo rehiletero, y  que pudo haber muerto 8 años antes. 

IGNACIO LAZA MARTÍN (1879 - 1903)

Solo para efectos ilustrativos

Del excelente  pintor Toledano Santos Saavedra (1903-1997)

Cartel para la película "Tercio de quites"

Novillero nacido en Marchena (Sevilla) el 25 de abril de 1879, falleció el 27 de mayo de 1903 a los 24 años de edad. Comenzó a torear por plazas de Andalucía, sin que llegara a presentarse en Madrid. El 24 de mayo de 1903 se celebró en Zaragoza una novillada con seis toros de López Navarro para “Regaterín”, “Camisero”  e Ignacio Laza. Este había estoqueado valientemente a su primero; salió su segundo toro, de nombre “Atrevido” negro bragado de López Navarro, y lo recortó capote al brazo en dos tiempos. Quiso repetir la suerte con la montera, por haber perdido el capote, y fue suspendido y volteado aparatosamente. Trasladado a la enfermería por las asistencias de la plaza, se le apreció una cornada gravísima en la región anal, a consecuencia de la cual falleció el 27 de mayo de1903. Fue un novillero desenvuelto que prometía hacer bastante en el toreo. Comenzó a torear por plazas de Andalucía, sin que llegara a presentarse en Madrid, El espada Antonio Fuentes se fijó en Ignacio y lo recomendó como de excelentes  condiciones para varias empresas, toreando el muchacho como espada en novilladas de cierta importancia. En Bilbao actuó en una ocasión y quedó bien. (Fuente: Don Juan José Zaldívar Ortega/ Víctimas del Toreo)

 

El erudito, don Juan José de Bonifaz Ybarra, refiere de su suerte en su obra “Víctimas de la Fiesta”, que << protegido por Antonio Fuentes, el sevillano y marchenero Ignacio Laza Martín  parecía una promesa de buen torero. No tuvo tiempo de alcanzar cotas notables en su profesión, ya que el 24 de mayo de 1903 fue corneado en la región anal, en Zaragoza, por el novillo “Atrevido” de la ganadería de López Navarro con el irreversible colofón de la muerte del diestro el siguiente día 28 de mayo de 1903 en un hospital de la citada capital aragonesa. " 

ANTONIO ROMERO MÁRQUEZ "ROMERITO " (1873 - 1903)

Solo para efectos ilustrativos

“Toro Azul”

Obra del pintor madrileño Jesús Fuertes

 

Rehiletero que fue cogido por un novillo el 21 de mayo de 1906, y que falleció a resultas de sus heridas el 9 de junio del mismo año. (Fuente: Accidentes Oculares en la Tauromaquia de 1801 a 1941,  los doctores Puertas y Celis), dato que al parecer esta equivocado,  por las referencias  que hacen los cronistas Juan José Zaldívar Ortega y Juan José Bonifaz Ybarra, y que se acompañan como probatorias.

 

El maestro Juan José Zaldivar Ortega, en su obra “Víctimas del Toreo”, refiere de este lidiador que fue un <<banderillero que el 21 de mayo de 1903, fue a torear a Valladolid, El tercer novillo cogió y volteó a Romerito a la salida de un par; se echó mano al costado derecho y sufría un fuerte palotazo en el vientre, de resultas del cual falleció en Madrid. "

 

Don Juan José de Bonifaz Ybarra, en su obra “Víctimas de la Fiesta”, refiere que << Nacido en Sevilla el 17 de enero de 1873, Antonio Romero Márquez (Romerito) formó en la cuadrilla de Manuel Mejías Rapela (Bienvenida) en la función celebrada en Valladolid el 21 de mayo de 1903. Herido seriamente en tal evento es enviado, contra la opinión de los médicos, a Madrid, donde moriría el 9 de junio del mismo año. El novillo causante de la tragedia pertenecía a la vacada de José Bueno. "

 

Abundando en la biografía de este lidiador, la obra del maestro Zaldívar Ortega refiere que << Antonio Romero (Romerito), banderillero en novilladas, nacido hacia el año 1876, falleció en 1903, cuando contaba 27 años de edad. El 21 de mayo de 1903, fue a torear a la Plaza de Toros de Valladolid, a las órdenes de Manuel Mejías “Bienvenida”, que aquella tarde alternaba con “Cantaritos”, en la muerte de seis reses de don José Bueno. El tercer novillo cogió y volteó a Romerito a la salida de un par. Se levantó y por sus pies se dirigió a la barrera, pero al llegar se echó mano al costado derecho y tuvo que ser auxiliado por los mozos de servicio, que le trasladaron a la enfermería. Sufría una herida con desgarramientos en la ingle derecha y un palotazo en el vientre, de resultas del cual falleció en Madrid, adonde se obstinó en ser trasladado, contra las indicaciones de los facultativos, el 9 de junio de 1903, es decir, a los diecinueve días de la cogida. Comenzó a trabajar como tal en plazas de ínfima categoría, a las órdenes de modestos novilleros en 1896. Fue transcurriendo el tiempo sin hacer progresos en el número y calidad de sus actuaciones. Algo debió mejorar después. "

MANUEL CERVERA PRIETO (XXXX - 1903)

Fotografía de Manuel Cervera Prieto
Semanario Taurino Ilustrado "Sol y Sombra" (1899)
Cortesía del Sitio Web:
http://www.todocoleccion.net

Matador español que fue a torear a Méjico el 19 de agosto de 1903 en la antigua Plaza de Toros de Chapultepec del Distrito Federal, alternando con el matador de novillos Ernesto Carletón Baz (quien era norteamericano, y en su residencia en Méjico se aficionó a la fiesta de los toros.) A los pocos días del citado festejo tuvieron un  altercado y Carletón disparó un tiro de pistola, matando a Cervera. (Fuente: Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega)

 

La página web Historia del Torero refiere: << Matador de toros en México. No sé si era español, pero no tengo noticia de Actuaciones suyas en la Península. En México trabaja por los años de 1898 y siguientes. Era una medianía con capa y muleta, y menos que esto con el estoque. Por cierto que, pintorescamente, solía anunciarse como matador de alternativa, "apredilecto del Rey de España". Actuó en Chapultepec el 19 de agosto de 1903 con Machío, Trigo y el yankee Carletón Bass. A los pocos días tuvo con este un altercado, y el norteamericano, enpuñando un revólver, mató de un tiro a su contrincante. Así acabó, desastrosamente, este mediocre diestro, que debió de ser sumamente pintoresco. " (Fuente: http://.historiadeltorero.com)

En el libro biográfico sobre el torero Harper Lee, "First Yankee Matador", escrito por Marshall Hail, cita que Ernest Carleton Bass, no era norteamericano, sino irlandés, y que de Irlanda del Sur, viajó a España para aprender a torear antes de llegar a los Estados Unidos siendo ya un adulto, y en donde nunca se nacionalizó como ciudadano. Ernest Carleton Bass era para entonces un artista de espectáculos de espadas y otras armas blancas, por lo que a la edad de 27 años viajó a México en 1903 y se enroló (con carencia de facultades taurinas) en la cuadrilla de Manuel Cervera Prieto como sustituto, anunciándose como "El único anglo-sajón matador" y también, indebidamente (porque no era yankee), como "El único torero norteamericano", participando con Manuel Cervera Prieto en una corrida en la pequeña Plaza de Toros de Chapultepec, en donde, a Ernest, por torpe, le tuvieron que despojar de sus toros y la gente le pitó. Después siguieron otras corridas de estos personajes en pequeñas plazas aledañas a la Ciudad de México, también en Guanajuato, y 2 corridas más en Ciudad Juárez; sin embargo, Ernest, padeciendo de nervios y de facultades, no podía con sus toros, por lo que sus actuaciones eran un rosario de fracasos. Después viajaron a St. Louis Missouri contratados por el empresario Richard Norris para participar junto con otros 4 toreros (3 españoles y 1 mexicano) en una corrida que finalmente no pudo realizarse por presiones de la antitaurina Humane Society, y por cuestiones de la merma en la paga y el reparto del anticipo, tuvieron entre ellos un violento altercado, donde el primero que amenazó con un cuchillo a su contrario fue Manuel Cervera, y en defensa propia (así lo justificó en el juicio), lo repelió Carleton, disparándole un certero balazo con una Colt dándole muerte.

El eminente cronista Ángel Villatoro, en su excelsa Antología Taurina Mexicana, cita << Manuel Cervera Prieto. Matador de Toros. De pintoresco califica Cossío a este diestro, que alcanzó su mayor auge a finales del siglo pasado y que, pomposamente, se hacía anunciar como: "Matador de alternativa, predilecto del rey de España"; y la verdad es que nunca fue a la Península ni actuó ante la Majestad de la Madre Patria. Pero esto le ganaba simpatías y surtía su efecto propagandístico, muy aceptable en las plazas de los Estados. Según las crónicas de la época, como torero, era bastante deficiente. El 19 de agosto de 1903 actuó en la plaza de toros de Chapultepec, de la capital mexicana, con Trigo, Machío y el norteamericano Carlton Bass. Unos días después de esta corrida, Cervera, en riña con el norteamericano, éste le disparó un tiro, matándolo. Y así de trágica acabó la vida de este –espada de alternativa– >>.

FRANCISCO PUERTA CANTOS "TITO " (1852 - 1903)

Solo para efectos ilustrativos

Foto de Valdepeñas de Jaén Cortesía de J. Alfaro-Panoramio

 

Novillero, natural de Jaén,  nacido el 7 de julio de 1882, trabajando en Plazas de Toros de Andalucía de escasa importancia; falleció el 8 de septiembre de 1903 a  consecuencia de la gravísima cornada que sufrió, que resultó mortal, toreando en una novillada en la Plaza de Toros de Valdepeñas de Jaén, el día anterior, cuando contaba con  21 años de edad. (Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega)

 

El ilustre cronista, don Juan José de Bonifaz Ybarra,  refiere de este personaje, que << también a temprana edad le llegó su última hora al jienense Francisco Puerta Cantos (Tito) , herido en un festejo de ínfima categoría celebrado en Valdepeñas de Jaén el 14 de septiembre de 1903. El morlaco homicida ya había sido toreado en el mismo ruedo aquella mañana. El fallecimiento tuvo lugar el siguiente día.

AMADOR LÓPEZ NIETO << BORINQUEÑO >> (1884 - 1903)

Cuadrilla infantil almeriense. Sentados: Amador López (Borinqueño)
y Francisco Moreno (España). De pie: Julio Gómez (Relampaguito),
Nicolás Visiedo (Tiroliri), Juan Beltrán (Fosforito), Jerónimo García
(Chicharito) y Manuel Alarcón (Cofre).

Amador López Nieto (Borinqueño), torero español nacido en Almería a finales del siglo XIX muy posiblemente entre los años de 1884 a 1885. Comenzó su formación toreril en la "Cuadrilla de Niños Almerienses", una de las muchas agrupaciones juveniles de la época, organizada por el banderillero local Francisco Aloy Caldera, y en la que coincidió con grandes de la época: Francisco Moreno (España). De pie: Julio Gómez (Relampaguito), Nicolás Visiedo (Tiroliri), Juan Beltrán (Fosforito), Jerónimo García
(Chicharito) y Manuel Alarcón (Cofre). Debió presentarse al público hacia 1899. Con sus primeros ingresos compró una máquina de coser a su madre. Participó en la inauguración de la plaza de Huércal Overa el 27 de octubre de 1901, junto con Julio Gómez "Relampaguito". En esta jornada se dio la curiosa circunstancia de que uno de los toros, de la ganadería de Rafael Moreno, saltó hasta el tendido causando el pánico entre el público, teniendo que ser abatido a tiros por la Guardia Civil Española. El 3 de marzo de 1902 forma parte de la cuadrilla "Niños almerienses" con Relampaguito, Ciérvana, Cofresí, Correita y Tiroliri. Fruto de múltiples cogidas tuvo que ser operado y le fue sustituida alguna costilla por una prótesis de plata, lo que adelantó su retirada y precipitó su prematuro fallecimiento a principios del siglo XX. (Fuentes: Don Alberto Navarro, http://es.wikipedia.org, http://www.elecodealhama.com)

 

Refiere el ilustre historiador Antonio Sevillano, que la inicial cuadrilla de infantes estuvo compuesta en primera instancia por Francisco Moreno "España" y Amador López "Borinqueño" (primeros espadas), Juan Beltrán "Fosforito" (¿sobrino de Caldera?), Jerónimo García "Chicharrito", Julio Gómez "Relampaguito", Nicolás Viciedo "Tiroliri" y (puntillero) Manuel Alarcón Vizcaíno "Cofresí". Entre altas y bajas, debemos resaltar la incorporación de otros nombres: Correa, Ciérvana, Leal y El Cuqui como los más destacados; o la competencia con colleras dirigidas por Cristóbal Guerrero "Azafranero" y Joaquín Moreno "Manganote de Algeciras". Capitaneados por España y Borinqueño debutaron en el coso de la Avda. de Vílches el 2 de enero de 1898 lidiando dos becerros del río de Guadix (en otras ocasiones lo hicieron con reses encastadas de la Vega, Aulago Alto, Orán o el marquesado del Cenete). Dado su luctuoso desenlace, cabe detenerse brevemente en referir el percance sufrido por el pequeño Borinqueño tras "atropellarlo" un novillo-toro de Concha y Sierra el 4 de agosto de 1901, tarde en que los Niños debutaban con picadores: "El Amador. En la faena del primer bicho, después de dos estocadas bien señaladas, surgió una cogida, cayendo delante del estribo de la barrera en el 2º tendido, con tan mala suerte que el toro al hacer por él le causó la fractura del esternón en la base del apéndice xifoides, dos contusiones de primer grado en el pecho y otras dos análogas en la espalda, según le pudieron apreciar los médicos señores Fernández Viruega, Peralta y Mazatti que fueron quienes reconocieron al diestro en la enfermería". Con las debidas precauciones fue trasladado en una camilla no al Hospital Provincial como sería lo lógico, si no a su casa en la calle Reinaldo, 3, del barrio de San Sebastián. Sorprendentemente, pese a la gravísima lesión se repuso aparentemente y siguió toreando, pero recayó y en diciembre de 1903 falleció en su domicilio.

A solicitud de parte, el erudito taurino, Rafael Gómez Lozano (Dientefino) me refiere que en el "Cossío" anotan LÓPEZ (AMADOR), Borinqueño, Matador de novillos, natural de Almería. Figuró como segundo espada en la cuadrilla de niños almerienses organizada por Francisco Aloy (Caldera) en 1897. En 1902, y ya disuelta la cuadrilla, toma parte el 2 de agosto en Almería en una corrida de novillos, la primera formal con picadores que había de torear. Uno de los novillos, de Concha y Sierra, le cogió, infiriéndole diversas contusiones, y de ellas, la más grave un pisotón en el pecho, del que se resintió ya el poco tiempo que vivió. No puede volver a torear hasta 1903, y este año tan solo lo hace en una novillada celebrada en Carabanchel Bajo y en una becerrada en la plaza de Madrid. Cada vez más quebrantada su salud, desiste de seguir actuando, y el 12 de diciembre del mismo año de 1903 fallece en Almería. En el tiempo que figuró en su cuadrilla infantil fue la promesa de un buen torero, y grande la ilusión que los aficionados almerienses habían depositado en él. Sin la cogida del novillo de Concha y Sierra es seguro que hubiera llegado a ser una figura distinguida en el toreo.

Ilustración Cortesía de la Enciclopedia el "Cossio"

JOSÉ MARTÍNEZ GALINDO (1856 - 1903)

Refiere el esforzado historiador José Antonio Román Romero en su Blog en la Red: "De Hombres, Toros y Caballos", que Antonio Cabezas "Pajarero" nació en Madrid en 1860, comienza "Pajarero" su vida artística picando novilladas en 1884, desde entonces su labor es constante en la plaza de Madrid hasta que toma la alternativa, picando en tanda con “Agujetas”, en la corrida extraordinaria del 22 de Junio de 1887, en la que Mazzantini, repuesto de sus heridas de Sevilla se presentó al público de Madrid. De allí en adelante, "Pajarero" trabaja mucho en corridas de toros como reserva, suplente o agregado. En la corrida del 12 de Mayo de 1889, el quinto toro ("Tostonero" de Gallardo, retinto) se le coló suelto recién salido del toril y en un derrote lo sacó de la silla, volteándolo y dándole un puntazo de seis centímetros de extensión en la mandíbula izquierda. De plantilla solo figuro en la de Valentín Martin en las temporadas de 1888 a 1893, pero su principal labor aun hallándose en la cuadrilla fueron las novilladas y el puesto de agregado en las corridas de Madrid y de provincias. Desde 1893 su labor fue menos frecuente. Fue un picador muy aficionado a la zarzuela, tenía tan mala memoria para recordar los títulos de las obras que veía representar que las bautizaba a capricho si bien en forma que se hacía entender por los que lo escuchaban, por ejemplo a “La Mascota” la llamaba la de los pavos, a la “Guerra Santa” batalla de rusos. Cierta noche en el desaparecido y Madrileño “Café de España” interpretaba el pianista una fantasía de “El anillo de Hierro” la zarzuela del mallorquín Maestro Marques, y al llegar al motivo de la popular frase que dice: “Ven Rodolfo, ven por Dios” exclamó el Pajarero: “¡Eso lo canta una gachí que está mochales por un tío con pasta y la función se llama…Don Rodolfo el pecador!” En la noche del 10 de Junio de 1898, en Las Acacias, en la puerta de la taberna de Pedro Blanco, Ramón de la Calle Castillo, como resultas de una riña no se sabe por qué ni quien la empezó, le disparó en el pecho con un revolver causándole una herida que le interesó el pulmón izquierdo y la pleura, produciéndole la muerte a las 9 horas del suceso. El agresor pasó 12 años en la cárcel y pagó 2000 pesetas de la época de indemnización, tenía 38 años cuando murió.
Fuente:
http://gestauro.blogspot.mx/2015/11/antonio-cabezas-pajarero.html

Figuro muchas veces como sobresaliente en las corridas en las que Lagartijo figuraba como primer espada, cruzó el charco varias veces actuando tanto como espada como banderillero. Inauguró la plaza de toros Carlos III de la Habana Cuba el 15 de Noviembre de 1885 como segundo espada en unión de Juan Ruiz “Lagartija”. Falleció anticipadamente a los 47 años de edad en una ardua travesía, de 3,349 kilómetros de Lima Perú a Valparaíso, Chile en 1903.
Fuente:
http://gestauro.blogspot.mx/2015/11/jose-martinez-galindo.html

En la revista taurina "El Arte de Los Toros", Madrid, Año II, número 12, del 8 de marzo de 1897 (6 años antes de su muerte), citan que en atención a que casi todos los periódicos taurinos se han ocupado de una manera bien extensa de este simpático torero, no reseñaremos su vida, ciñéndonos á detallar minuciosamente lo mucho que encierra; sólo con el propósito de rendir un tributo de cariño, diremos breves frases del que en 1856 nació en esta villa para bien y honra de los toreros madrileños, pues todos los aficionados saben que desde que empezó á torear en la plaza de los Campos Eliseos, en 1875, hasta que ya hecho un buen torero trabajó formando parte de las cuadrillas de Lagartija, Gallo y Lagartijo en el circo levantado a la derecha de la ex-carretera de Aragón, supo demostrar que era un buen peón de brega, excelente banderillero y, cuando se dedicó a estoquear, dio a entender bien a las claras que no desperdició el tiempo cuando estuvo toreando al lado de los citados maestros, por la razón de que llegó á ponerse al nivel de los más aplaudidos matadores de novillos de aquella época, y a lograr que su nombre figurara por mucho tiempo como medio espada y sobresaliente en los carteles de las corridas de abono, en que tomaba parte como primer espada Rafael Molina (Lagartijo). Esto en cuanto a torero; como particular es muy apreciado y querido, pues su gran educación y afable trato son las envidiables cualidades que le adornan; por esto nada de extraño es que en su casa tenga, al lado de los bártulos de torear y de los carteles de raso y divisas, colocado el cuadro en que aparece que tiene bien ganado y con notas de sobresaliente el honroso título de bachiller en artes. En la actualidad se halla toreando en Colombia, en donde, según la prensa de aquella localidad, está ganando dinero y obteniendo ruidosos y continuados triunfos.
Fuente:
https://bibliotecadigital.jcyl.es/i18n/catalogo_imagenes/grupo.cmd?path=10101162

Citan en el sitio en la Red "Portal taurino que en 1875 había en la isla de Cuba 5 plazas de toros: La Habana (imagen), Regla, Cienfuegos, Matanzas y Trinidad. En México ese año solo había cuatro. Inauguración: El 15 de noviembre de 1885 se inaugura la plaza de toros de La Habana (Cuba), plaza llamada Carlos III. Su construcción era totalmente de madera y tenía capacidad para 10.000 espectadores. Actuaron los diestros Juan Ruiz “Lagartija” y José Martínez Galindo. Incendio: El 11 de diciembre de 1897 se incendia la plaza de toros Carlos III, en la Habana (Cuba). En veinte minutos quedó la plaza totalmente destruida, al estar construida totalmente de madera.


Plaza de toros Carlos III en la Habana Cuba (1885-1887)
inaugurada el 15 de nov de 1885 por Juan Ruiz “Lagartija” y José Martínez Galindo.
http://www.portaltaurino.net/enciclopedia/doku.php/plazas_de_cuba

MANUEL GÓMEZ (XXXX - 1903)

Plaza de toros de Cádiz
Foto de Ramón Muñoz
http://losfardos.blogspot.com/2017/04/curro-dulce-anecdota-y-muerte-de-un.html

El 4 de marzo de 1903 en la plaza de toros de Cádiz se celebró una corrida de seis toros de la ganadería de Candau, para Miguel Báez "Litri" y Joaquín Hernández Castro "Parrao". El toro destinado como sobrero, se escapó internándose en la ciudad, hiriendo a varias personas entre ellas a Manuel Gómez; quien falleció como consecuencia de una terrible cornada recibida en el pecho. El animal en su huida llegó a la estación del tren donde fue capturado.


Fuente: https://toroartemichoacan.com/efemerides-taurinas-del-4-de-marzo/

FERNANDO AUGUSTO d´ OLIVEIRA (1859 - 1904)

Foto cortesía del Sitio Taurino de Dale Pierce Who´s Who

Famoso rejoneador natural de Benavente (Santarém-Portugal) que nació en 1859, debutando ante el público en la Plaza de Santa Ana de Lisboa en 1887 y que durante las temporadas de 1888 a 1903 se da a conocer en España y en Brasil; murió en el ruedo el 11 de mayo de 1904 montando a "Preitona" al ser derribado por un toro de nombre  "Corveiro" o “Ferrador”  de la dehesa del Marqués del Castelho Melhor, en el coso Lisboeta de Campo Pequeño de Lisboa Portugal, soportando la caída y terribles pisoteos  y enviando en su tiempo señales de alarma contra el desarrollo de la fiesta, por la hórrida manera en que fue difunto, y también porque los reyes de Portugal presenciaron el trágico festejo.


Cortesía de
Don José Antonio Román Romero
http://gestauro.blogspot.mx/2013/09/fernando-de-oliveira.html

El docto escritor y médico veterinario zootecnista de la Universidad de Córdoba,  don Juan José Zaldivar Ortega, quien radicó 20 años en México, describe así, de sus búsquedas, la tragedia acaecida: << El 12 de mayo de 1904  se celebró una corrida en la plaza de Campo Pequnho, de Lisboa, donde el caballero rejoneador Fernando Augusto d´Oliveira era considerado como el mejor de su época en Portugal. La empresa que la organizó tenía dispuestos diez toros, cinco del Marqués de Castillo Melhor y cinco de una ganadería nueva, de don Victoriano Froes. Los caballeros rejoneadores fueron: José Bento, Fernando de Oliveira, Joaquín Alves y Simoes Serra. Los espadas fueron “Bombita Chico” y Manuel Jiménez “Chicuelo”. El segundo toro, “Ferrador”, colorado y bragado, de bastante tamaño, con el número 39 del Marqués de Castillo Melhor, correspondió a Oliveira, quien realizó los primeros encuentros con gran habilidad y derrochando valor. El toro quedó tardo, aguardando al de a caballo para entrarse en su terreno, cosa que hizo el rejoneador, pero el caballo salió cogido, cayó al suelo y rodó sobre el caballero, quedándose inerte sobre el suelo Oliveira... cuando lo llevaron a la enfermería tenía fracturada la base del cráneo, que dejó de existir al llegar al Hospital San José, en Lisboa. "


Cortesía de
Don José Antonio Román Romero
http://gestauro.blogspot.mx/2013/09/fernando-de-oliveira.html

El erudito taurino, don Juan José de Bonifaz Ybarra, refiere de su infortunio, que <<el 12 de mayo de 1904 sufría mortal caída en la plaza de toros de Lisboa el rejoneador Fernando Augusto d´Oliveira, producida por un toro de la vacada de Castelho Melhor. Este veterano caballero había nacido en 1859 y se presentó en el coso madrileño de la carretera de Aragón el 27 de octubre de 1892. "


Cortesía de
Don José Antonio Román Romero
http://gestauro.blogspot.mx/2013/09/fernando-de-oliveira.html

Respecto de este distinguido personaje, don José Antonio Román Romero, el historiógrafo español, nos cuenta que fue un célebre rejoneador que nació en Benavente el 12 de Marzo de 1859; desde su juventud se aficionó al toreo portugués, especialmente al rejoneo, donde se hizo pronto una notabilidad, por su precisión al colocar los rejones y su maestría en el cabalgar. Inventó la forma de rejonear llamada "de la Grupa", que consiste en colocar el caballo muy próximo al toril, vuelto, y cuando sale el toro, haciendo uno matemática evolución, clava el rejón y sale de escape; ésta suerte sólo la ha ejecutado él lucidamente, pues otros han querido imitarle y han sido revolcados con sus caballos. Ha rejoneado en todos los circos portugueses, en el Brasil, y en Madrid, cuando el centenario de Colón en 1892, gustando mucho su trabajo.

El 12 de Mayo de 1904 se celebraba una corrida en Lisboa, y en el segundo toro, llamado "Ferrador", de la vacada del Marqués del Castillo Malor, puso dos rejones Oliveira siendo ovacionado, y entre los aplausos del público puso el ultimo rejón de su vida, siendo el caballo enganchado por los cuartos traseros y derribado en tierra, donde el toro le corneó de nuevo; en esta posición el caballo empezó á cocear para defenderse del toro, teniendo la desgracia de alcanzar á su jinete en la cabeza. Acudieron al quite los espadas Bombita chico y Chicuelo, y llevaron al rejoneador á la enfermería, donde los médicos le apreciaron la fractura del cráneo y otras heridas gravísimas, ordenando se le trasladara al Hospital de San José, falleciendo en el camino.


Cortesía de
Don José Antonio Román Romero
http://gestauro.blogspot.mx/2013/09/fernando-de-oliveira.html

MANUEL BALLESTEROS "EL MECO " (1881 - 1904)

Foto cortesía del Site Taurino de Dale Pierce Who´s Who

El día 12 de mayo anterior se lidiaron reses de don Fernando Pérez Tabernero, grandes y con mucho armamento. La corrida iba en camino de ser un desastre, animándose en el tercer toro, de nombre “Saltador”  al que “El Meco  puso un admirable par al quiebro. Al querer repetir la suerte, el toro debió quedar avisado del primer par, le enganchó y campaneó horriblemente, recibiendo una herida mortal en el vientre. Trasladado al hospital falleció a las tres de la madrugada.

 

Por su parte el cronista, don Juan José Zaldívar Ortega,  apunta sobre la vida de este lidiador, que fue un << banderillero, nacido en Córdoba el 30 de enero de 1881, y que falleció el 12 de mayo de 1904, a los 23 años de edad. Su verdadero nombre fue BALDOMERO SOTO GABALDÓN, pero siempre se anunció con el primer nombre. Se dio a conocer en Valencia en 1903, toreando en novilladas económicas que organizaba la empresa en aquella ciudad, actuando como banderillero habilidoso y decidido. El 12 de mayo de 1904 se lidiaron reses de don Fernando Pérez Tabernero, grandes y con mucho armamento. La corrida iba en camino de ser un desastre, animándose en el tercer toro, al que el Meco puso un admirable par al quiebro. Al querer repetir la suerte, el toro debió quedar avisado del primer par, le enganchó y campaneó horriblemente, recibiendo una herida mortal en el vientre. Trasladado al hospital falleció a las tres de la madrugada. Las simpatías que había sabido ganarse en Valencia fueron bien manifiestas en el concurrido entierro y en las generales manifestaciones de  sentimiento. "

 

El maestro Juan José de Bonifaz Ybarra refiere de esta víctima de la fiesta, que << siempre utilizó en los carteles el nombre de Manuel Ballesteros, cuando en realidad el verdadero era el de Baldomero Soto Gabaldón (el Meco). Intenta colocar un par de banderillas al quiebro a un astado de la divisa de Fernando Pérez Tabernero, el 12 de mayo de 1904, en el coso de Valencia y es corneado en el vientre de tal consideración que fallece a las tres horas de la siguiente madrugada. "

JESÚS AMADEO SÁNCHEZ LAHOZ "PERLITA " (XXXX - 1904)

Cortesía de
http://gestauro.blogspot.mx

Jesús Amadeo Sánchez Lahoz "Perlita", fue un banderillero que el 21 de agosto de 1904 se celebró en la plaza madrileña una corrida en la que alternaron los diestros "Revertito" y "Mazzantinito", y novillos del Duque de Veragua XIV y de don Santiago Muriel; el sexto novillo, llamado "Americano", cárdeno oscuro y abierto de cuerna, le atropelló al echarle un capote en el tercio de banderillas, y al intentar el torero levantarse lo enganchó el cornúpeto y le corneó contra la barrera. En la enfermería se le apreciaron una cornada en el muslo derecho que le seccionó la femoral. A las pocas horas dejó de existir el modesto banderillero, desangrado a pesar de que los facultativos le colocaron pinzas en la herida para contener la hemorragia. En una carroza tirada por cuatro caballos fue conducido su cadáver al cementerio en medio de una enorme manifestación de duelo. (Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega)

El erudito taurino, don Juan José de Bonifaz Ybarra, resume así su trágico devenir, al citar en su libro "Víctimas de la Fiesta" que " no había llegado a conseguir notoriedad el zaragozano Jesús Amadeo Sánchez Lahoz (Perlita) cuando encontró su fin en las astas del novillo "Americano", cárdeno oscuro y corniabierto, del hierro de Muriel, el 21 de agosto de 1904, en la plaza madrileña. El pitón de la res seccionó la femoral en el muslo derecho del peón, quien expiró pocas horas más tarde. "

"Don Víctor", el cronista coetáneo propietario del Blog taurino en la Internet "A los Toros" refiere que el 21 de agosto de 1904 se lidiaron en la plaza de toros de Madrid tres novillos de Veragua y tres de Muriel para Tomás Alarcón "Mazzantinito" y Manuel García Reverte "Revertito". Durante la lidia del tercer astado fue cogido y volteado el banderillero Amador Sánchez "Perlita"; volvió a ser cogido por el sexto, "Americano", de Muriel, sufriendo una cornada en el muslo izquierdo y llevado a la enfermería con una tremenda hemorragia, falleció a las nueve y media de la noche. La Empresa costeó su entierro en Madrid, lugar donde residía, y al mismo acudieron numerosos toreros, aficionados y amigos del finado.


Cortesía de
http://gestauro.blogspot.mx/

Refiere el historiador taurino, don José Antonio Román Romero de esta infortunada víctima de la fiesta, que cuando ya Mazzantinito se disponía a dar fin del último novillo, “Americano”, de la vacada de Muriel, el banderillero Amador Sánchez, "Perlita", fue perseguido por el bicho al tirar un capotazo y alcanzado junto a las tablas frente a los toriles, sufriendo una terrible cornada, que le seccionó una de las arterias más importantes del muslo izquierdo, por la que salían grandes borbotones de sangre, imposibles de contener. Vista la gravedad de la herida y lo intensísimo de la hemorragia, el médico do servicio Sr. Bourkais, dispuso que se administraran al infortunado diestro los auxilios espirituales. A las nueve y media de la noche, completamente desangrado y después de una agonía breve y tranquila falleció Amador Sánchez, dejando en el mayor desamparo a su amante esposa, en vísperas de ser madre, y una niña de corta edad. El cadáver quedó depositado en la cama n. 3 de la enfermería de la plaza, donde acudió gran número de aficionados, amigos y compañeros del difunto.

El infortunado banderillero era natural de Eplia (Zaragoza), y habitaba accidentalmente, en compañía de su esposa e hija, en la calle de Núñez de Arce. Entre varios amigos y compañeros del finado surgió la idea de organizar una novillada en beneficio de la familia, brindando su generosa cooperación los matadores malagueños, Platerito y Regaterín. Se inició también la idea de abrir una suscripción con el mismo benéfico objeto, encargándose de allegar fondos los diestros Calerito, Manuel Fernández, Levita, el picador Cerrajas y los banderilleros Pinturas, Rubito y Pinturas chico. El entierro se verificó el martes 23 de Agosto de 1904, dos días después de la cogida, costeado por la empresa, y resultó una cariñosa manifestación de duelo y simpatía.
Fuente:
http://gestauro.blogspot.mx/2014/04/jesus-amadeo-sanchez-lahoz-perlita.html

TOMÁS FERNÁNDEZ "MONAGUILLO > (XXXX - 1904)

Solo para efectos ilustrativos

Plaza de Toros de Medina del Campo (Valladolid) España

Cortesía del Sitio Web: http://.cope.es

Banderillero en novilladas, de probable escasos méritos, del que sólo tenemos referencia de que murió trágicamente en la plaza de toros de Medina del Campo, la tarde del 4 de septiembre de 1904, sin saber qué clase de percance padeció. (Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega).

 

Don Juan José de Bonifaz Ybarra,  el afamado historiador, refiere de este personaje de la Fiesta, que << el novel torero, Tomás Fernández (Monaguillo), resultó cogido y muerto el 4 de septiembre de 1904 en la ciudad vallisoletana de Medina del Campo. " 

RAFAEL MELO "MELITO" (1864 - 1904)

Cortesía de
José Antonio Román Romero
http://gestauro.blogspot.mx/2014/07/rafael-melo-melito.html

Banderillero, nacido en León de los Aldama, Estado de Guanajuato (México) en 1864. Hacia 1884 toreó a las órdenes del espada Muñoz León. En 1885 alternó las banderillas con el estoque, haciendo esto último en corridas de poca importancia. Más tarde figuró en las cuadrillas de Ponciano Díaz, José Basauri, “Ecijano”, “Cheché” y después en la del “Reverte Mexicano”. Su labor era muy bien aceptada, pues aunque carecía de recursos, era muy valiente. El cronista Ángel Villatoro refiere que el toro “Zaragatero”, cárdeno, bragado y con mucho poder, que fue lidiado el 30 de noviembre de 1904 en la plaza de toros de Guadalajara en Méjico, pertenecía a la dehesa de Arroyo Hondo, pero debía referirse a la de San Mateo, de los hermanos don Antonio y  don Julián Llaguno González. Sea como fuere, el toro demostró gran codicia y ligereza, tomando seis puyazos, dejando cuatro jamelgos para el arrastre. Al salir de un par,  “Melito”, fue perseguido, dándole alcance “Zaragatero” al saltar el olivo. Lo prendió y lo llevó al ruedo, adonde lo arrojó con gran violencia. Ya sobre la arena, le dio una terrible cornada en el cuello que le seccionó la yugular, produciéndole una muerte casi instantánea. Tendría bastante con esto “Zaragatero” para inscribir su nombre en los anales de la Fiesta, pero no acabaron ahí las desdichas que ocasionó, pues éstas continuaron incluso después de muerto. La cabeza de este toro fue disecada, y durante algún tiempo adornó las paredes de uno de los billares propiedad de don Francisco Martínez, gran aficionado al espectáculo taurino. Ocurrió que una de las alcayatas se venció por el peso, cayendo la cabeza de “Zaragatero” sobre uno de los pacíficos clientes que presenciaba una partida de carambolas. Fue la caída con tan mala fortuna, que un pitón llegó a clavársele con mucha fuerza en la sien del parroquiano, que falleció allí mismo. Por el año 1884 toreó ya a las órdenes del espada Muñoz León. En 1885 alternó las banderillas con el estoque, haciendo esto último en corridas de poca  importancia. Más tarde figuró en las cuadrillas de Ponciano Díaz, José Basauri, “Ecijano”, “Cheché” y después en la de “el Reverte Mexicano”. Su labor era muy bien aceptada por los mexicanos, pues, aunque carecía de recursos, era muy valiente. (Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega)

Del  valiente rehiletero azteca, don Juan José de Bonifaz Ybarra, el erudito taurino, refiere que << había figurado en buenas cuadrillas, comenzando en la del mítico Ponciano Díaz, el mexicano, de León de los Aldamas, Rafael Melo (Melito), e incluso había intentado, sin éxito, utilizar el estoque en modestas funciones. En el coliseo de la Guadalajara azteca fue herido en el cuello, el 30 de noviembre de 1904, por un cornúpeta de la ganadería de Arroyo Hondo, que le rompió la yugular, por lo que momentos después dejaría de existir. "

Cita don José Antonio Román Romero en su visitado Blog en Internet: "De Hombres, Toros y Caballos", que El domingo 30 de noviembre de 1904, en la plaza de Guadalajara (México), el primer toro de Arroyo Hondo, cogió al banderillero mexicano Rafael Melo, "Melito", infiriéndole una cornada en el cuello, que le dividió la yugular, causándole la muerte instantáneamente. El finado, hermano del picador Aurelio Melo, era natural de León (Guanajuato), donde comenzó su carrera taurina el año de 1884 en la cuadrilla de Muñoz de León, de la que llegó a ser jefe, actuando como tal durante los años del 85 al 87. Estuvo después como banderillero en las cuadrillas de Ponciano Díaz y Pepe Basauri durante algunos años, hasta la formación de la "Cuadrilla. Mexicana" organizada por Juan Jiménez "el Ecijano", quedando a la muerte de éste bajo las órdenes del espada cubano José Marrero, "Cheché de la Habana". Disuelta esta cuadrilla, de la que también formaban parte como banderilleros Juanito Zamora, Fajerito, el Gallo y Carlos Laus, toreó bastante por cuenta de las empresas, en las plazas del interior de la República. Por último formó parte de una de tantas cuadrillas como ha tenido el Reyerta Mexicano. Era un banderillero que cumplía, notándosele más facilidades, como a los toreros antiguos del país, para banderillear los toros que se le arrancaban, que a los que tenía que anclarles hasta la cara.

JOAQUÍN LEONARD "MORENITO " (1868 - 1904)

Solo para efectos ilustrativos

Vista aérea de Ronda, en primer término el puente nuevo y a la izquierda la Plaza de Toros

Matador de novillos, nacido hacia el año 1868 en España, falleció en México en 1904, sin que sepamos la causa. Ese mismo año marchó a México, donde murió. (Crónica de don  Juan José Zaldívar Ortega)

BLAS PEDRINAZI "CASTELAR " (1890 - 1904)

Solo para efectos ilustrativos
Puente de Triana
Cortesía del Sitio Web: http://.salir.com

Blas Pedrinazi (Castelar), matador de novillos sevillano, nacido hacia 1880, que comenzó a torear en 1900. En 1904, con 24 años de edad, y por cuestiones del empleo que desempeñaba, tuvo una disputa con uno de sus jefes, quien en la reyerta le disparó un tiro que acabó con su vida. (Fuente: Anuario Taurino/ http://.fiestabrava.es) 

Refiere el erudito taurino Rafael Gómez Lozano (Dientefino), propietario del visitado Blog Taurino "Toreros Mexicanos", haber leído textualmente en la enciclopedia el "Cossío" (Tomo 3, Página 718), que PEDRINAZI (BLAS), Castelar. Matador de novillos sevillano. Hacia 1900 comenzó a torear, y no bastando esta actividad, en la que no se mostraba excesivamente hábil, para ganarse la subsistencia aceptó un modesto empleo de vigilante de Consumos en Granada, que no fue incompatible con su primer oficio. En 1904, y por cuestiones del empleo que desempeñaba, tuvo una disputa con uno de sus jefes, quien disparó un tiro contra él que acabó con su vida.

ANTONIO FERNÁNDEZ (EL CUCO) (XXXX - 1904)

Solo para efectos ilustrativos
Corrida de Toros (1900)
Pastel del inmortal pintor español Pablo Picasso

Refiere el afamado historiógrafo taurino, don Luis Ruiz Quiroz (LRQ), autor de la obra "De Ponciano Díaz a Arturo Gilio" (1992), en sus efemérides taurinas que se publican en la página de Internet “Campo Bravo-México”, de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia (ANCTL), que 20 de Marzo 1904,  fallece el novillero Antonio Fernández “El Cuco” a consecuencia de una cornada en el vientre en Ciudad Juárez, Chihuahua, México.

CELESTINO NAVARRO (XXXX - 1905)

Solo para efectos ilustrativos

“Alternativa”

Del pintor madrileño José López Fernández (Canito) 

Novel banderillero que fue herido de muerte por “Armerito”, novillo de don Eduardo Ibarra, lidiado en una becerrada en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla el 6 de mayo de 1905, al banderillearle. (Crónica de don  Juan José Zaldívar Ortega)

MANUEL MONTAÑO MUÑOZ (1878 - 1905)

Cortesía del historiador Antonio Román Romero

Banderillero sevillano, nacido hacia el año 1878, falleció en la enfermería de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla el 17 de julio de 1905, a los 27 años de edad, día que se celebró en dicha plaza una corrida de toros de don Anastasio Martín; a poco de salir el primer toro, de nombre “Playero”, persiguió al banderillero Montaño; éste buscó el burladero, pero antes de lograr ocultar su cuerpo fue alcanzado por un derrote del animal, hundiéndole en el costado derecho casi todo el pitón. El  banderillero entró en el callejón creyendo que sólo había recibido un fuerte hocicazo sin importancia, y cuando observó que la sangre manaba abundantemente de su cuerpo, cayó al suelo medio muerto ya, dejando de existir a los pocos minutos de ingresar en la enfermería. Montaño Muñoz no fue mucho banderillero, pero no se quedó en muy poco. Era suelto para la brega, y con los palos cumplía bien. Manuel Montaño, banderillero que tuvo como tantos otros, aspiraciones de matador,  por tientas y herraderos se ejercitó en sus comienzos,  y luego en plazas de último orden en las provincias de Huelva, Cádiz,  y sur de Extremadura, trabajó como matador de novillos, pero con tan poco éxito y en tan contadas ocasiones, que se reintegró a su oficio de herrero, abandonando aquellas correrías. José Claro “Pepete”, que había trabajado con él de banderillero en algunas corridas que toreó, le hizo un lugar en su cuadrilla, y así se separó otra vez del yunque para encontrar la tragedia.  (Fuente: Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega)

Al respecto de su trágica singladura taurina, el maestro Juan José de Bonifaz Ybarra, refiere que <<  también había iniciado como modesto novillero su caminar por la senda del toro Manuel Montaño Muñoz. Ya como subalterno ingresó en la plantilla de José Claro (Pepete), quien, curiosamente, había sido banderillero suyo. Un ejemplar de la ganadería de Anastasio Martín, de nombre “Playero”, corneó a Montaño, el 16 de julio de 1905, en el ruedo maestrante de su Sevilla natal. La herida, en el costado derecho, determinaría su rápido fallecimiento en la misma enfermería del coso. " 

Refiere don José Antonio Román Romero en su Blog Taurino "De Hombres Toros y Caballos", que, todas la crónicas en sus escasos datos indican que Manuel Montaño Muñoz nació en Sevilla y que murió en 1905 con 27 años de edad por lo que se deduce nació en 1878, aprendió el oficio de herrero e hizo sus primeras prácticas taurinas en las capeas" como novillero, Incorporándose como banderillero a la cuadrilla de José Gallego Mateo, o José Claró, "Pepete III de quien fue compañero en sus inicios. En la novillada del 16 de Julio de 1905 celebrada en Sevilla, Pepete vio morir a su banderillero Manuel Montaño, a cuyo lado comenzase a torear. Fue en el primer capotazo al primer toro (Playero, de Anastasio Martín, negro) al tomar un burladero. Cuestión de un instante. Rematar el bicho alto y con ímpetu; el cuerno que penetra casi en su totalidad por la axila derecha del diestro, llegando al cuello, y la muerte minutos después en la enfermería. Muy poca gente se dio cuenta de la gravedad del percance, que no tuvo aparato alguno. Ni aun siquiera perdió tierra el banderillero. La corrida siguió Pepete mató valentísimamente al causante de la catástrofe, sufriendo un ligero pitonazo en el pecho.
El parte facultativo decía que el diestro Manuel Montaño fue reconocido de una herida de cuatro centímetros de extensión en la cara anterior de la articulación del hombro derecho en dirección de abajo a arriba y de fuera a dentro, que interesaba todos los tejidos de la región anterior, parte superior de la región lateral del pecho, haciéndose penetrante al parecer por debajo de la clavícula, llegando a despejar los tejidos de la región anterior del cuello, falleciendo a poco de haber ingresado en la enfermería.

MIGUEL VILLALONGA RAMÍREZ "FABRILITO" (1886 - 1905)

Solo para efectos ilustrativos

"La vista de la plaza de toros, extramuros de Madrid en la ocasión de una corrida de ellas" (1791) Obra del eximio grabador Antonio Carnicero

Refiere André Lopez Lorente (Nomenclature en hommage aux victimes du toreo édité par la Société Taurine "La Muleta" 2007) que fue un novillero que falleció en  Nimes Francia por un toro de la dehesa de Bosco Papinaud.

 

El cronista Juan José Zaldívar Ortega comenta de Miguel Villalonga Ramírez (Fabrilito), que fue un << matador de novillos, nacido en Cirat (Castellón de la Plana) el 15 de abril de 1886, habiendo fallecido en 1905, cuando contaba 19 años de edad. Toreó por primera vez en la Plaza de Toros de Ondarra (Valencia) en 1901, cuando tenía 15 años de edad y estoqueó con algún éxito cuatro novillos. Desplegó sus actividades en las novilladas económicas de la Plaza de Toros de Barcelona, y en Gerona, Castellón y Valencia y algunas Plazas de Toros del Mediodía de Francia, y su buena voluntad y su valentía se hacían aplaudir de los públicos, que veían en él una gran promesa. El 6 de agosto de 1905 se celebró en la Plaza de Toros francesa de Nimes una novillada con cuatro toros del país, de la ganadería de Papinad; después de señalar la muerte del último de la tarde con una banderilla y al intentar arrancársela, se le echó la res encima y le dio una cornada en el bajo vientre. Declarada la peritonitis, murió al siguiente día. "

 

Por su parte el erudito taurino español, don Juan José de Bonifaz Ybarra,  refiere que << el castellonense Miguel Villalonga Ramírez ( Fabrilito), que pese a su corta edad ya había obtenido éxitos en la zona mediterránea y en el sur de Francia, participó en el festejo incruento celebrado en el circo francés de Nimes el 6 de agosto de 1905. Al tratar de desprender la banderilla con la que se había simulado la suerte suprema, fue corneado en el vientre por el astado de la vacada de Papinand que lidiaba. Declarada la peritonitis, expiró el siguiente día. "