Toreros tuertos

Muertos por el trance de quedar tuertos:

Herón Gutiérrez, banderillero mexicano que el 19 de enero de 1908 en Parral, Chihuahua, México, es cornado bárbaramente al querer trazar un cambio de hinojos a un astado del hierro de Rueda; el pitón le sacó el ojo derecho y le destrozó la masa encefálica, por palpable y señalado milagro no muere en el acto, la defunción se presentó hasta el 25 del mismo mes.

Julio Pellicer García, novillero hispano principiante, toreando en una capea con vaquillas, en la plaza de toros de Luceni, el 4 de mayo de 1912, es corneado gravemente en el ojo derecho, a resultas de lo cual muere al poco de ser ingresado en el hospital provincial de Zaragoza, España.

Ricardo Monroy, novillero y banderillero que el 12 de sept de 1912 asistió a una capea en la plaza de toros de Chinchón (Madrid), donde un toro llamado "Morucho" de la ganadería de Tablada le cogió y corneó horriblemente (introduciéndole el asta por un ojo) y falleciendo a resultas de ello el 2 de noviembre siguiente en el Hospital Provincial de Madrid.

Romárico González, afamado ganadero de bravo, propietario de la dehesa de "La Laguna ", en una tienta de vaquillas el día 12 de septiembre de 1918 recibe una cornada en un ojo, y esta deriva en una meningitis que lo lleva a la tumba el siguiente día 30.

Juan Suárez "Caraprieta", novillero peruano, que sufre cornada penetrante por la órbita ocular izquierda que fracturó la base del cráneo propinada por el astado "Candela", de la divisa de "El Olivar". Sucedió el 15 de febrero de 1914, en la limeña plaza de Acho y el deceso acaeció al día siguiente.

Manuel Granero Valls, matador de toros español, que el 7 de mayo de 1922, en la plaza de toros de Madrid, resulta cornado por un toro de nombre "Pocapena", del Duque de Veragua XV, quien le cogió por el muslo y lo dejó sentado, apoyada la espalda en las tablas. Entonces le asestó una cornada que penetró por el ojo derecho y le causó la muerte en forma espantosa.

Luis Güemes, banderillero mexicano de Juan Silveti, "El Tigre de Guanajuato", en el ruedo de La Piedad, Michoacán, México, un 29 de enero de 1928, es alcanzado por un burel del criadero de Guadalupe de Lerma al intentar colocar un par de zarzos. El pitón le lesiona el ojo izquierdo por lo que lo pierde y además se lleva parte de la masa encefálica. Luego de estar agonizando un largo año en cama, le llega el sueño eterno a través de una meningitis el 10 de febrero de 1929 en la ciudad de México.

Laureano de Jesús Méndez Uh, novillero mexicano, 7 de diciembre de 2013, plaza de toros de Xiulub, Valladolid, Yucatán, México, un toro jabonero de la ganadería de "La Cuatralba".

Lidiadores que sobrevivieron a la desdicha de perder un ojo:

Manuel "El Tuerto", hermano de Juan, Gaspar, Santiago y Emeterio Apiñani, finales del siglo XVIII.

Esteban Rodríguez "El Tuerto de Magán"

Domingo Rivera Mayo (El Tuerto) Banderillero.- El 7 de enero de 1857 fallece a consecuencia de las lesiones que recibió actuando en Madrid el día 2 anterior.

Manuel Domínguez Campos (Despedicios), 1 junio de 1853 (otros refieren 1857), en la Plaza del Puerto de Santa María, por "Barrabás", de Concha y Sierra, pesar de ello sigue en las lides taurinas.

José Antonio Learte Calderón "El Tuerto Capita" (1798 - 1868)

Fernando Hernández, banderillero mexicano que fue de Bernardo Gaviño durante más de 20 años. En 1868 empezó a actuar como espada. En ese 1868 trabajó en La Habana, Cuba, donde perdió un ojo a causa de un pitonazo.

José Sánchez Rodríguez "Hipólito", de novillero, 2 de agosto de 1914, Plaza de Sanlúcar de Barrameda, un toro llamado "Veneno" de Moreno Santamaría.

Jesús Salcedo, novillero mexicano, 13 de junio de 1954, perdió el ojo izquierdo al entrar a matar un novillo de Peñuelas en la Plaza de Toros de Cd. Juárez, Chihuahua.

Julio García Molina, novillero, el 29 junio de 1959, en la plaza de La Solana

Manolo Durón, novillero mexicano, quedó tuerto con una banderilla por los años 60´s. Manolo trabajaba en el Hipódromo, y al bajar del camión urbano que lo llevaba a trabajar le embistió un auto del lado donde no tenía visión y le quitó la vida.

Marcelo Cortés, novillero mexicano, en 1961 pierde la vista del ojo derecho por un pezuñazo de un toro en la tradicional Feria de Valladolid, Yucatán, México.

Julián López López, novillero hispano, 16 de abril de 1972, en San Sebastián de los Reyes un utrero le dio un pitonazo en el ojo derecho cuando tenía 21 años.

Francisco Javier Contreras Mares "El Buster”, novillero mexicano, el 8 de junio de 1969, en León Guanajuato, un toro de San Isidro le lesionó el ojo izquierdo y, como consecuencia, perdió el globo ocular.

Armando Rosales Gámez, "El Saltillense", de novillero, el 16 de agosto de 1970, en Plaza de Santa Clara del Cobre (otros citan en el coso mexiquense de Ojo de Agua), un novillo de Zotoluca (otros refieren San Isidro) donde a resulta de un derrote seco en la cara pierde el ojo derecho. Alternaron esa tarde José Manuel y Roberto Cabello.

Eladio Peralvo, matador cordobés, 15 de septiembre de 1973, en Los Navalmorales, Toledo, con una banderilla.

Lucio Sandín, de novillero, en la Real Maestranza de Sevilla, el 12 de junio de 1983, la pala del pitón hizo presión cerca de la zona ocular derecha haciendo que el globo ocular se saliera de su sitio, causando que el astado de Baltasar Ibán de nombre "Santanero" le haga perder el ojo.

Carlos Collado, "Niño de la Taurina", de novillero, 11 de abril de 1988, con una banderilla al entrar a matar, en la Plaza de toros de Algeciras (Cádiz).

Luis Ortiz Valladares, "Luis de Pauloba", de novillero, el 31 de marzo de 1991, en la Plaza de Cuenca. Una cornada en la boca al entrar a matar le causa importantes destrozos, entre ellos, la pérdida del ojo izquierdo.

Javier Vázquez, Matador de Toros, en Villanueva de Perales, Madrid, el 4 de mayo de 1994. Perdió el ojo izquierdo al clavarse una banderilla rígida al entrar a matar un toro de Sánchez Encinarrey.

José Rubén Arroyo, de novillero, el 28 de noviembre de 1997, tentando una vaca en la ganadería de Álvaro Espinosa, el derrote seco de una de las becerras le reventó el ojo derecho.

Leonardo Hernández (hijo), rejoneador, 7 de agosto de 2007, con una banderilla que se le introdujo en su ojo derecho, en Íscar (Valladolid) al momento de entrar a matar a un toro de Sánchez Cobaleda.

Juan José Padilla "El Pirata", el 7 octubre de 2011, en la Plaza de la Misericordia de Zaragoza. Un cinqueño de nombre "Marqués" de la ganadería de Ana Romero, a la salida de un par de banderillas le gana la acción, perdiendo pie el torero jerezano y ya en el suelo, el animal le hunde el pitón a la altura de la oreja izquierda, llegando al globo ocular y produciéndole una evisceración del mismo.

Luis Bernardo Rodríguez Segura "El Mudo", cabo de cara del grupo de los Forcados Mexicanos, resultó herido por un novillo de Rancho Seco, tras pegar al primer astado de la tarde correspondiente al rejoneador Emiliano Gamero. El mango de madera de un rejón de castigo se le clavó en el ojo izquierdo y se lo reventó, en la última corrida del sábado 26 de abril de 2014, en la Feria de Texcoco, en México.

El novillero peruano Rolly Pezo Morales actuando el viernes 1 de septiembre de 2017 en la plaza de la provincia de Cotabambas, Apurímac, Perú, sufrió la embestida de un toro del fierro de Hanampa con pérdida del ojo izquierdo, hueso incrustado en el cerebro, coágulos cerebrales y otros daños en el lado izquierdo del rostro. Sobrevivió al percance.

Paco Ureña (de Lorca, España), 15 de sept de 2018, sufrió la rotura del globo ocular izquierdo en la plaza de toros de Albacete. El percance sobrevino cuando toreaba de capote el cuarto toro de Alcurrucén, de 622 kilos, de nombre "Clarinete" y herrado con el 58 en los costillares. Fue en ese momento que el burel, en una verónica de manos bajas, se le mete por dentro y le tira un derrote. Visiblemente dolorido y tras permanecer unos minutos en el callejón de la plaza, el valeroso diestro, enfundado en un terno en caña y oro, regresó al ruedo para la faena de muleta y no accedió a la enfermería hasta matar al astado. Alternaba con Álvaro Lorenzo y Ginés Marín.

Armando Muñoz "Armandito", torero bufo oriundo de Jabillo de Buenos Aires de Puntarenas, Costa Rica, perdió el ojo derecho por la embestida de una vaquilla en el coso de Zapote, Costa Rica, el 30 de diciembre de 2018 mientras hacia un show junto a su colega Daniel Hernández recibiendo un golpe del animal en el centro de la cara y eso lo mandó directo al hospital Calderón Guardia.

Javier Cortés, matador madrileño, de carmín y oro, domingo 15 de septiembre de 2019, Plaza Monumental de Las Ventas en Madrid, una res del marqués de Albaserrada le hiere en un pase de pecho con un derrote seco en el pómulo derecho que le causa herida inciso contusa en el maxilar derecho y con lesión grave en el glóbulo ocular. Fernando Robleño mató en su lugar. Cortés ha quedado con menos del 40% de la visión en el ojo dañado, empobrecido ya por una lesión anterior.

David Cortés, recortador aragonés retirado que perdió un ojo el domingo 15 de agosto de 2021, en el Puerto de Sagunto, Valencia, España, durante una exhibición de recortadores. Su victimario fue un novillo de la ganadería de J.V. Machaconses. En un momento de su actuación, el recortador quiso realizar un quiebro pero el toro adivinó su movimiento. El animal lo lanzó al suelo y le propinó una cornada que le alcanzó el globo ocular.