VICENTE CÁRDENAS "MAERA HIJO" (XXXX - 1968)

Foto de Vicente Cárdenas "Maera Chico"
Fuente: Hemeroteca de don Rafael Gómez Lozano

Refiere el cronista Rafael Gómez Lozano (Dientefino) en su enciclopedia en la Internet "Toreros Mexicanos" que Vicente Cárdenas "Maera Hijo" fue un matador de novillos, hijo del popular banderillero del mismo nombre y apodo. Se presentó en la plaza de toros México el 27 de junio de 1954. Alternó con Paco Castro, Rafael Santín, Amado Ramírez, Norberto Rodríguez y Ramón Torrecilla. El novillo de su debut fue "Civilón" de Santa Marta. En España hizo su debut toreando en la Plaza de Vista Alegre, en Carabanchel, Madrid, el 6 de octubre de 1963. Alternó con Tomás Sánchez Jiménez y Francisco Serrano con novillos de don Eusebio Rodríguez Vila. Completaron el cartel los rejoneadores Lolita y Cándido López Chávez. Falleció a causa de un accidente en la carretera México-Toluca el 21 de abril de 1968.

El diario ABC del miércoles 24 de abril de 1968 (edición Andalucía, número 20,166-Página 68) publicó una nota necrológica de la agencia Efe, del día 23, procedente de México DF, donde cita: "Maera Chico" ha muerto.- El novillero mexicano Vicente Cárdenas "Maera Chico" fue enterrado ayer (se refiere al día 22) en el panteón Jardín, en esta capital, víctima de un accidente automovilístico que sufrió el pasado domingo, en la carretera entre esta capital y la ciudad de Toluca. Maera Chico, hijo del notable banderillero y peón de brega mexicano Vicente Cárdenas "Maera", hoy retirado de los ruedos, vivió una larga temporada en España, y se casó con la española Paquita Gutiérrez, quien le acompañaba en el momento del accidente, encontrándose en muy grave estado en una clínica de esta ciudad. (Efe)


Solo para efectos ilustrativos
Foto de Vicente Cárdenas "Maera"
Padre del fallecido
Fuente: Hemeroteca de don Rafael Gómez Lozano

MANUEL MARTÍNEZ PLAZA (XXXX - 1968)

Obra del famoso pintor y cartelista valenciano
Juan Reus Parra (1912- 1997)

Don Manuel Martínez Plaza, crítico de La Voz de Madrid, ha fallecido a causa de accidente de automóvil cuando desde Madrid se dirigía a Murcia a presenciar la corrida anunciada para el día 29 de marzo de 1968. Al entierro, celebrado en aquella capital y presidido por su hermano don Joaquín, asistieron los matadores José Fuentes, Ángel Teruel y Ricardo de Fafora, con sus respectivas cuadrillas; los apoderados de los tres citados espadas, críticos murcianos y madrileños, una nutrida representación del Club Taurino, representaciones de la Empresa y de la propiedad de la plaza de toros y gran cantidad de aficionados. Fuentes, Teruel y Fabra, así como sus compañeros en la crítica, dedicaron sendas coronas al infortunado Manuel Plaza.

Fuente:
Semanario Gráfico de los Toros "El Ruedo", Número 1241, del 2 de abril de 1968
http://bibliotecadigital.jcyl.es/i18n/catalogo_imagenes/imagen.cmd?path=10062901&posicion=1

CÉSAR GRACIA (XXXX - 1968)

Solo para efectos ilustrativos
“Corrida Goyesca en el Toril de Medina Sidonia” (1966)
Acuarela del eximio pintor español Juan Lara Izquierdo

Refieren en el portal en Internet del sitio taurino "Mediaveronica.com", que un 22 de agosto de 1968, víctima de un accidente de tráfico fallece en Sevilla, España, el escritor peruano César Gracia, autor de numerosos libros de tema taurino.

CARLOS JIMÉNEZ (XXXX - 1968)

El 11 de noviembre de 2018 recibí un amable correo electrónico del cronista aquicalidense Don Pedro Julio Jiménez Villaseñor, donde me allega información de la revista "El Ruedo" - Semanario Gráfico de los Toros- , Número 1279, del 24 de diciembre de 1968, donde citan: El 17 de julio de 1968 fallece en accidente de automóvil -en las proximidades de Manzanares-, el banderillero Carlos Jiménez. En el mismo accidente resultó herido de gravedad, entre otros, el matador Joselito de Colombia (con quien alineaba el fallecido).

Fuentes:
http://bibliotecadigital.jcyl.es/i18n/catalogo_imagenes/imagen.cmd?path=10062762&posicion=1

JOSÉ AYALA "AYALITA" (XXXX - 1968)

Cortesía de D. José Antonio Román Romero

HA MUERTO EL MODESTO TORERO MURCIANO AYALITA
MURCIA. (De nuestro corresponsal.)- Madrid, 28 de mayo de 1968.

Ha fallecido en Albacete al practicarle una operación quirúrgica, el modesto novillero José Ayala "Ayalita", natural de Cieza, importante población de la provincia murciana. Vistió por vez primera el traje de luces el 2 de mayo de 1954 en la plaza de su tierra. Su lema, como su toreo, era tremendista: "O triunfo o voy al cementerio". Gozó de mucha popularidad en la región murciana, llegando a ganar en la plaza de Murcia, en un festejo sin picar, más que un novillero puntero. Ayalita actuó también en Francia y varios periódicos le dedicaron reportajes y entrevistas. Por el 1960 sufrió una gravísima cornada en Murcia. Para evitar las molestias que el mencionado percance le causaba se sometió a la intervención a la que ya hemos hecho referencia. Ayalita, que vivió algunos años en Madrid, usaba coleta como los toreros de antaño. Su muerte ha sido muy sentida, pues gozaba de muchas simpatías en esta capital y su provincia.(G)

Fuente:
Revista El Ruedo, Madrid, 28 de mayo de 1968.
De la hemeroteca del historiador y cronista de Aguascalientes, México, Don Pedro Julio Jiménez Villaseñor.

ANTONIO GARCÍA BERMÚDEZ (BOMBITA IV) (1891 - 1968)

El 30 de septiembre de 1949 en Sevilla
Julio Pérz (Vito) cortó la coleta a su compañero Bombita IV, que a partir de entonces siguió
desenvolviéndose en otros aspectos ligados al mundo de los toros.

El 30 de julio de 2020 recibí una amable carta del cronista Pedro Julio Jiménez Villaseñor donde me adjunta un añoso recorte de periódico que cita: BOMBITA IV PONE FIN A SU VIDA.- En Tomares, localidad donde naciera a cinco kilómetros de Sevilla, ha puesto fin a su vida de un disparo de pistola, el que fuera famoso banderillero Antonio García Bermúdez (Bombita IV) que contaba setenta y siete años de edad y que en la actualidad desempeñaba el cargo de delegado de la Asociación Benéfica de Auxilios Mutuos de Toreros de Sevilla. Según se asegura, ha dejado una carta para su esposa y sus hermanos, en la que da noticia detallada de su gestión en dicho cargo y de las cuentas y asuntos pendientes. Antonio, que llegó a Tomares procedente de La Pañoleta, donde residía con una hija, se dirigió al cementerio, pues al parecer tenía bien meditada su decisión, y al encontrarlo cerrado consumó su decisión junto a la misma cancela. El ex torero se disparó un tiro en la cabeza, produciéndose la muerte de manera instantánea (el 30 de noviembre de 1968).
El infortunado Bombita IV había nacido el 6 de septiembre de 1891 y era hermano de los famosos banderilleros Torres Reina.
Figuró en una cuadrilla juvenil como segundo espada bajo el nombre de Rubito y luego salió de novillero en 1909 toreando con Pilín y Juan Belmonte, alternando unas veces como matador de toros y otras como banderillero.
Figuró, entre otras, en las cuadrillas de Manolo Belmonte, Sánchez Mejías, Manuel García (Maera), Andaluz, Cañero, Rafael (el Gallo), Rayito, Niño de la Palma, Gitanillo de Triana, Manolo Bienvenida y Julio Pérez (Vito).
Se retiró de los toros el 30 de septiembre de 1949, y se dedicó desde entonces a asuntos taurinos. Descanse en paz Bombita IV.


Bombita IV era hijo de Francisco García Díaz y de Carmen Bermúdez González

Otras fuentes:
http://bibliotecadigital.jcyl.es/i18n/catalogo_imagenes/imagen.cmd?path=10063621&posicion=1
https://www.diariovasco.com/prensa/20101215/opinion/articulos-opinion/libros-viejos-20101215.html

RAFAEL VEGA DE LOS REYES " GITANILLO DE TRIANA II" (1915 - 1969)

Foto tomada en el patio de caballos de la Plaza de Toros de Linares el 28 de agosto de 1948, el día en que “Manolete”  fue cogido de muerte por el toro de Mihura "Islero", aquella tarde trágica  Rafael Vega de los Reyes alternaba con Manuel Rodríguez y Luis Miguel Dominguín. (Fotografía cortesía de Ricardo Martín Prados de Móstoles)

Nació en Sevilla, en el barrio de Triana, el 21 de marzo de 1915, y se dio a conocer en Madrid como novillero el 22 de junio de 1933, al lidiar reses de Villamarta con Florentino Ballesteros González y Pericás. El 19 de agosto de 1933 toma de manos de Domingo Ortega la alternativa en Málaga, con toros  de Villamarta y actuando La Serna de segundo matador y toreando esas temporada de 1933 31 novilladas en plazas de categoría.  Este doctorado se lo confirmó Marcial Lalanda en Madrid el 24 de mayo de 1934, con toros de Terrones, de Concha y Sierra y de Cruz del Castillo, con el Estudiante de testigo y el aditamento del afamado rejoneador portugués Simao da Veiga, teniendo una temporada muy irregular donde solo participa en 5 corridas y pierde cartel. En la temporada de 1944 reaparece en los carteles junto a "Manolete". Tenía un toreo muy puro pero a veces demasiado reservado en sus cuidados, donde seguido los triunfos se mezclaban con fracasos en paradójica confronta, En la temporada de 1947 participó en 43 corridas gracias a un triunfo muy sonado que alcanzó en Madrid hacia el 10 de octubre de 1946 con un toro de Buendía. Reiterativo en  inconsistencias y en problemas con la espada, bajó a 22 corridas en 1948, a 5 en 1949, a 3 en 1950, y a 2 en los años 1951 y 1952, por lo que no alcanzó el nivel de figura de su infortunado hermano Francisco Vega de los Reyes "Gitanillo de Triana" cogido de muerte por el toro "Fandanguero" de Pérez Tabernero en el año 1931. Curiosamente el 2 de julio de 1939 fungió como testigo en la toma de alternativa de Manuel Rodríguez "Manolete", siendo testigo de su muerte el 28 de agosto de 1947 en la plaza de Linares.

 

En la madrugada del 24 de mayo de 1969 hallaron la muerte él y su yerno, Héctor Álvarez, matador de toros venezolano, en un accidente de automóvil registrado en Belinchón (Cuenca) tras haber pasado la noche en una fiesta que Luis Miguel Dominguín había dado en su finca Villa Paz, en Cuenca. 

HÉCTOR JOSÉ DONA ÁLVAREZ (XXXX - 1969)

Fotografía cortesía del sitio web Historia del Torero. COM

Héctor Álvarez fue un matador de toros venezolano que falleció en un accidente automovilístico en Belinchón el 24 de mayo de 1969 en compañía de su suegro Rafael Vega de los Reyes “Gitanillo de Triana II”. Estaba casado con Pastora Vega Gómez con quien procreó 2 hijos.

 

El 1 de octubre de 1967 en el Coliseo Balear de Palma,  tomó la alternativa de manos de Andrés Hernando y fue segundo espada de tal corrida Víctor Manuel Martín, con toros de don Atanasio Fernández. Fue diestro de cortos recursos y disfrutó poco tiempo de la alternativa.

HILARIO PARDO SIMÓN (1924 - 1969)

Solo pare efectos ilustrativos

“A rienda suelta”

Obra del pintor colombiano Diego Ramos

Corredor de encierros originario de Murchante (Navarra) de 45 años de edad, que el 12 de julio de 1969 es cogido de muerte en los festejos de San Fermín por el toro “Reprochado” de la dehesa de don Salvador Guardiola Fantoni, a la altura de la Cuesta de Santo Domingo justo en la puerta del Hospital Militar, cornada que infelizmente le desgarra la aorta.

El erudito taurino, Juan José de Bonifaz Ybarra, refiere de esta víctima de la fiesta, que << el 12 de julio de 1969 se celebró en Pamplona el tradicional encierro matinal, en esta ocasión de seis toros de la divisa de Salvador Guardiola. Uno de los astados, “Reprochado” de nombre, infirió tan certera cornada al corredor Hilario Pardo Simón, que el óbito se produjo prácticamente en el acto. "

MANUEL DE LA CRUZ FUENTES BEJARANO (1911 - 1969)

Fuentes Bejarano pareando con perfección indecible

Fotografía cortesía del site taurino who´s who/ Dale Pierce

Manuel Fuentes Bejarano actuó como banderillero de Manuel Rodríguez “Manolete” el día en que fue cogido por “Islero” de Miura en 1947 en Linares, España. Tiempo después, hacia 1969, el fue muerto en la Plaza de Vitoria de un tremendo cornalón. Manuel procedía de una familia de toreros, y sus conocimientos y finos modos de novillero y banderillero, eran de sobra  reconocidos en el medio taurino.

Manuel Fuentes Bejarano fue un novillero y banderillero, nacido en Málaga el 10 de abril de 1911, falleció la tarde del 18 de julio 1969, cuando contaba 58 años de edad y actuaba como banderillero en la Plaza de Toros de Vitoria, donde el astado llamado Beato le infringió una cornada en el pecho, cuando trabajaba en la cuadrilla de  Joaquín Bernardó. Había trabajado muchos años como novillero y disfrutaba de valioso conocimiento de toreo, por la finura y buena clase de estilo, merecía haber sido una figura relevante en su arte. Su falta de decisión en los momentos en que hubiera importado más tenerla, impidió sus progresos. Lástima que ella no corrió paralela con su simpatía, su fina gracia andaluza y su corrección insuperable. Con vocación torera muy temprana, fomentada por el ejemplo de su hermano el matador Luis, comenzó como la mayoría con su aprendizaje en el campo, y especialmente en la ganadería de los Hermanos Gallardo, en la dehesa Los Barrios. Alternó con muchos novilleros de su tiempo, pero no sabemos el por qué trabajaba el año de su muerte, pues Cossío dice, por ejemplo, que "toreó 16 novilladas, en la temporada de 1933, que se redujeron a cuatro la siguiente, tres en 1934 y otras tres en 1935. Sufrió varias cogidas, que fueron la causa de que no siguiera su triunfal carrera... y se aburrió."  (Fuente: Crónica de d. Juan José Zaldívar Ortega, de su obra, “Víctimas del Toreo”)

El erudito Juan José de Bonifaz le refiere en su obra “Víctimas de la Fiesta” al decir << como los anteriores toreros, también había comenzado su andadura por el planeta de los toros como novillero Manuel Fuentes Bearano, hermano de Luis, matador de alternativa. Forma como rehiletero de cuadrillas de categoría como las de José María Martorell, Antonio Bienvenida y Julio Aparicio, para pasar en la campaña de 1965 a la de Joaquín Bernardó, con quien actúa el 18 de julio de 1969 en Vitoria. Allí el toro “Beato”, de la vacada de Sánchez Arjona, le cornea reiteradamente, produciéndole muy serias heridas en el vientre y en el hemitórax izquierdo, que le ocasionarían el fallecimiento pocas horas después en el Hospital de Santiago, de la mencionada capital vasca. Contaba con cerca de sesenta años de edad, por lo que sus facultades físicas se encontraban ya muy mermadas. "

"Don Víctor", el cronista madrileño autor del Blog Taurino "A Los Toros" en la Internet, refiere en sus leídas efemérides, que en 1969 organizada por los Sindicatos, con motivo de la festividad del 18 de Julio, se celebró en Vitoria una corrida extraordinaria en la que con reses de la ganadería de Hermanos Sánchez Arjona, de Salamanca, actuaron los diestros Joaquín Bernadó, Juan García "Mondeño" y Juan Antonio Alcoba "Macareno". A la salida de un par en el cuarto de la tarde resultó cogido el banderillero Manuel de la Cruz Sánchez Bejarano; al verse comprometido se lanzó bajo el estribo donde fue corneado aparatosamente. Fue intervenido en la enfermería de una gravísima herida en el tórax, con perforación del pulmón, y de otra en el abdomen. Después de las intervenciones y de varias transfusiones de sangre, durante cuatro horas y media, se le trasladó sobre las once y media de la noche al hospital, dejó de existir alrededor de las doce menos veinte.

FRANCISCO PITA ÁLVAREZ "PACO PITA" (1939 - 1969)

Foto cortesía del Sitio Taurino de Dale Pierce Who´s Who

 

Estuvo alternando de novillero en los años cincuenta, hasta que un grande número de cornadas le forzaron a dedicarse a banderillero, siendo muerto en Madrid hacia 1969. Sus restos descansan en el cementerio madrileño de Carabanchel, no muy lejos de la tumba del famoso Frascuelo. (Crónica de Mr. Dale Pierce)

 

Francisco Pita Álvarez, matador de novillos y banderillero, nacido en Madrid el 25 de febrero de 1939, falleció en 1969, cuando contaba 30 años de edad. La tarde del 24 de agosto, del último año citado, en la Plaza de Toros de San Sebastián, actuando como banderillero, un toro de la ganadería de don Pereira Palha Blanco, le corneó mortalmente en un muslo, a consecuencia de lo cual murió. Luego de correspondiente aprendizaje, en festejos de escasa categoría, como en todas las ocasiones, toreó su primera corrida con picadores el 27 de marzo de 1955, día de su presentación en Plaza de Toros madrileña de Vista-Alegre, donde despachó novillos de don Juan F. Salas, alternando con Alfonso Merino y Antonio Aguado. Causó buena impresión y conquistó un gran cartel a lo largo de sus siete actuaciones en dicha Plaza. Toreó durante esa temporada veintiuna novilladas con picadores, y resultó herido de importancia, la tarde del 4 de septiembre de 1955, en la Plaza de Toros de Jerez de los Caballeros (Badajoz). Se presentó en la Plaza Monumental de Madrid la tarde del 29 de junio de 1956, alternando con Francisco Corpas y “el Trianero”, en la lidia de reses de don Francisco Ramírez, pero no pudo enjuiciarse su labor por haber sido cogido en su primer enemigo.

En las nuevas salidas que hizo posteriormente no consiguió el éxito que le ayudara a impulsar su carrera. El 15 de mayo de 1957 volvió a torear a la madrileña Plaza de Toros de Vista- Alegre, donde un novillo de don Salvador Domecq le dio una gravísima cornada en el vientre. Tal percance supuso el golpe de gracia para su carera, pues sólo toreó seis novilladas esa temporada, y una en la de 1958. Pita no se sintió con ánimos para enderezar el rumbo y renunció a sus aspiraciones como estoqueador, actuando posteriormente como subalterno, categoría para la que reunía buenas condiciones, pues era un aceptable banderillero, actuando como tal de 1958 a 1969. (Fuente: Crónica de d. Juan José Zaldívar Ortega, de su obra “Víctimas del Toreo”).

 

El erudito, Juan José de Bonifaz Ybarra,  refiere de esta víctima de la fiesta que << muy popular en su natal Madrid, Francisco Pita Álvarez, que asimismo fuera, en principio, matador de novillos, perteneció a relevantes cuadrillas, entre las que merecen mención las de Manuel Escudero, Antonio Chenel (Antoñete), Andrés Hernando y Juan García (Mondeño). Su último maestro fue Juan José García (Juan José), con quien toma parte en la corrida celebrada en la plaza de El Cofre, de San Sebastián, el 24 de agosto de 1969, donde un toro de la legendaria divisa de Palha le cornea en el muslo derecho. Se le conduce, al siguiente día, al Sanatorio de Toreros, de Madrid, donde dejaría de existir el 26 del mismo mes, tras haberse presentado un proceso gangrenoso que no pudo ser controlado. " 

En la foto, madre y esposa velan los restos de Paco Pita Cortesía del Sitio Web: http://aulataurinadegranada.blogspot.com

ANTONIO VELÁZQUEZ MARTÍNEZ " CORAZÓN DE LEÓN " (1922 - 1969)

Foto recorte cortesía del site taurino Opinión y Toros 

Matador de toros de Méjico, nacido en León de los Aldamas el 14 de diciembre de 1922. Hijo de un zapatero, aprendió el oficio de su padre, se hizo después banderillero y acabó por matar novillos, ganando en 1942 la oreja de plata como mejor novillero, haciendo tales progresos, que el 31 de enero de 1943 tomó la alternativa en la capital de su país de manos de Armillita (Fermín), con toros de la dehesa de Pastejé y actuando Silverio Pérez como segundo matador. Se le puede encasillar entre los toreros más aventajados que de Méjico han venido a España. El 28 de febrero de 1945 obtuvo en dicha capital mejicana el galardón de la oreja de oro, y el 25 de marzo siguiente sufrió en la misma plaza una grave cornada en el muslo izquierdo. Nos visitó bien avanzado dicho año y confirmó su alternativa en Madrid el 4 de octubre, en la corrida de la Asociación de la Prensa, en la que se lidiaron toros de varias ganaderías; le cedió los trastos Albaicín y fue Pepín Martín Vázquez el segundo espada. Otras cornadas que sufrió: el 31 de marzo de 1946, en la capital de su país por un toro de Carlos Cuevas, y el 29 de mayo de 1948 en Papantla (Veracruz), por un toro de Rancho Seco. Nos visitó de nuevo en 1951 y toreó 32 corridas, que se redujeron a 14 en 1952. Pero no hemos de seguir sus pasos. Los más firmes que dio en su profesión fueron los de los diez años que transcurrieron desde 1943 a 1953. Antonio, habiendo sido banderillero (figuró en la cuadrilla de "El Soldado") En sus inicios fue banderillero y luego matador de toros. Ante públicos españoles toreó poco más de medio centenar de corridas alternando con primeras figuras. De él escribió el Sr. Icaza, "Ojo", que "su triunfo en una corrida de "La Oreja de Oro" hizo que el público se fijara en él, y luego, dando el paso adelante de Manolete y Arruza, logró escalar la altura que soñaba, a pesar de ser un torero corto y rudo". Antonio Velázquez fue muy castigado por los toros en su larga andadura por los ruedos. El recibió una casi fatal cornada en la garganta y otra gravísima en el pulmón, más nunca fue vencido en su afición. Murió el 15 de octubre de 1969 en Méjico D.F. al caer accidentalmente a la calle desde el sexto piso de su departamento, cuando arreglaba su antena de televisión. (Fuentes: Diario ESTO de México-El Gatomontés;  Sitio Web Historia del Torero) 

El 20 de octubre de 2011, el cronista Antonio Casanueva escribe una brillante editorial de nombre "Recordando al León de León" donde relata que.- El pasado sábado 15 de octubre de 2011 se cumplieron 32 años de la desaparición física del matador de toros Antonio Velásquez quien falleciera producto de un desafortunado accidente, al caer de la azotea de su domicilio particular, el que como podrá verse nada tuvo que ver con la valiente actitud con la que siempre cruzó por la vida y mucho menos de su arriesgada profesión un valiente como pocos por no decir ninguno, ha habido, de matador de toros.

Antonio Velásquez nacido en León, Gto. el 14 de diciembre de 1920, se inició en la profesión como un peón de brega, participando en la cuadrilla de Luís Castro "El Soldado" y posteriormente pasó a engrosar las filas de la novillería, en donde destacó lo suficiente para tomar la alternativa en la antigua plaza "El Toreo" la que se encontraba ubicada en la colonia Condesa de la ciudad de México, de manos de el llamado Fermín Espinosa, llamado por su habilidad y destreza: "El Maestro de Saltillo" quien le cedió al toro "Andaluz" siendo el testigo de la ceremonia, nada menos que el también llamado "Compadre" Silverio Pérez, el 31 de enero de 1943, fecha inolvidable para la historia taurina de nuestro país ya que tanto el llamado Maestro "Armillita Chico" como Silverio rayaron a gran altura al inmortalizar cada uno, en esa misma tarde de la ceremonia, y respectivamente a los toros "Clarinero" como "Tanguito" ambos procedentes de la ganadería de Pastejé, en la tarde del debut de esa vacada en la plaza capitalina.


SILVERIO, ARMILLA Y VELÁSQUEZ

Mas adelante y gracias al gran valor que tenía Antonio Velásquez para enfrentarse a lor toros, valor que llegó a verse seriamente afectado por las múltiples cornadas recibidas, llegó poco a poco a colocarse entre los primeros lugares de la torería nacional, en particular por su triunfo alcanzado durante la corrida de La Oreja de Oro de 1945, cuando ganó merecidamente este trofeo el que se encontraba en disputa entre los alternantes de aquella corrida, luego de una gran faena plena de valor lograda al toro "Cortesano" de Torreón de Cañas.

Luego de ese gran triunfo, Antonio Velásquez decidió viajar a España en donde confirmó la alternativa en Madrid, el 4 de octubre de 1945 de manos de "El Allbaicín" siendo el testigo de la ceremonia Pepín Martín Vázquez con el toro "Fuentecillo", si bien es cierto que en aquella primera temporada no tuvo mucho éxito en España la que se encontraba sujetas a múltiples conflictos internos, algunos de los cuales desencadenaron la ruptura de las relaciones taurinas hispano mexicanas, Velásquez retornó varias veces en el ejercicio de su profesión, llegando a superar a lo largo de su vida la cifra de 50 actuaciones en aquel país.

De regreso a México, Antonio Velásquez tuvo grandes actuaciones en diversas plazas de la república, entre las que destaca, aquella inolvidable realizada en el desaparecido Toreo de 4 Caminos, el que se encontraba ubicado en los límites del D. F. con Naucalpan de Juárez en el Estado de México, la tarde del 30 de marzo de 1958, en que alternaba con José Ramón Tirado y el regiomontano Humberto Moro, al toro "Escultor" de Zacatepec , toro de mucho poder y fuerza, como solían salir los animales procedentes de esa ganadería tlaxcalteca, al que realizó inolvidable quite por "gaoneras", el quite de su especialidad en el que además del arrojo, mostraba el valor y la exposición ante los toros que Velásquez solía mostrar en sus actuaciones, siendo muy ovacionado.


Durante el tercio final, el toro incrementó sus dificultades para la lidia, propinando grave cornada a su presunto matador, en la que el pitón derecho del animal le penetró por el cuello, perforándole la lengua y destrozando la cavidad palatina, fracturando tanto el maxilar como la base del cráneo. Tan grave cornada obligó a Velásquez a permanecer alejado por largo tiempo de la profesión mientras duró la recuperación física, anímica y mental de los graves daños provocados por aquella cornada.
Fue padrino de alternativa de Eloy Cavazos
El 28 de agosto de 1966, siendo testigo Manolo
Martínez, con toros de Mimiahuapam

Vaya pues un grato recuerdo al valeroso leonés Antonio Velásquez que tantos y gratos momentos dejara en la Fiesta brava por su valor indómito y destreza que lo llevaron a ser una figura del toreo de este país y alternar con los grandes monstruos del pasado taurino de nuestro país y competir, muchas veces favorablemente con la figuras extranjeras que nos visitaban por aquellos años. Fuente: Rincón Taurino/En Los Medios

Citan en el libro "Historia de la Cirugía Taurina en México (De los siglos virreinales a nuestros días) del Dr. Raúl Aragón López y el Maestro en historia D. José Francisco Coello Ugalde, México, 2018, Fomento Cultural Tauromaquia Hispanoamericana, que Antonio Velázquez murió al caer de la azotea de su casa en la Avenida Mariano Escobedo (en México, D.F.), construyendo un piso más, mientras la enseñaba a unos amigos periodistas que habían acudido a celebrar los éxitos de su hijo José Luis en Venezuela. Era el 16 de octubre 1969. Tenía 47 años…

Abundando sobre su hora final, D. Guillermo Salas Alonso escribió para el mexicano diario "El Universal" el 1 de febrero de 2005 una brillante editorial de nombre Recordando A Un Torero Cuyo Valor Era Monumental, Lo Llamaban "Corazón De León", donde cita en su última parte: "La raya del destino. Una tarde apacible, el 15 de octubre de 1969. Ofreció un ágape a un grupo de amigos en su residencia de Mariano Escobedo en Polanco, frente al centro comercial "Puerto de Liverpool", entre ellos estaba el matador de toros venezolano Carlos Málaga "El Sol". Su trágico signo ya se había marcado.
Al concluir el ágape, Antonio invitó al grupo a las obras que realizaba. Subieron al segundo piso.
¿Cómo se produjo el accidente?
Nadie, a ciencia cierta, lo puede explicar. El hecho es que, sin aparente peligro al deambular por ahí, Antonio resbaló, cayó al vacío, estrellándose en el piso para encontrar así una muerte casi instantánea.
La vida de cada quien, entre los toreros, es tan impredecible, incongruente, ilógica como la mismísima fiesta brava.
El epílogo, de todo un valiente de los ruedos, que del valor hizo su símbolo, se antoja incoherente, absurdo y descabellado."
Fuente:
http://www.azteca21.com/2005/02/01/recordando-a-un-torero-cuyo-valor-era-monumental-lo-llamaban-corazon-de-leon/

RAÚL BASSÓ DONDÉ (XXXX - 1969)

Foto cortesía del Site Taurino Who´s Who de Dale Pierce

Como novillero Raúl Bassó a menudo terminaba  en problemas. En una ocasión en una novillada, un toro lo lanzó hasta la segunda fila de espectadores. Debido a esto, se desistió de ser matador para convertirse en rehiletero y continuar en la fiesta. Lograba subsistir con apuros como pintor de temas taurinos. Hubiera sido mejor su querencia por la pintura que trabajar ese día infausto en la cuadrilla de Rogelio Leduc, donde en la desprovista Plaza de Santa Clara fue fatalmente corneado en la pierna, para morir al poco a resultas de una pobre atención medica que desencadenó su muerte por infección. Raúl Bassó, un desafortunado yucateco cuyo desbordado amor por la tauromaquia lo encaminó tempranamente a la pintura, y más tarde le indujo a probar fortuna como aspirante a torero. Para ganarse la vida combinaba lápices y pinceles con las banderillas y el percal de su función de subalterno, hasta que un novillo de la dehesa de Cerro Gordo acabó con su vida en el pueblo mexiquense de Santa Clara, el 30 de noviembre de 1969.

De el refiere don Juan José Zaldívar Ortega, el historiador, que << la tarde del 30 de noviembre de 1969, el banderillero Raúl Basso, actuando en la Plaza de Toros mexicana de Santa Clara, sufrió una cornada en el muslo izquierdo, que resultó mortal. Alternaban aquella tarde los novilleros Jorge Oliva y Rogelio. "

El erudito, Juan José de Bonifaz Ybarra, en su libro “Víctimas de la Fiesta”, cita que << en la localidad mexicana de Santa Clara fue herido de consideración en el muslo derecho, el 30 de noviembre de 1969, Raul Bassó, subalterno entonces y anteriormente novillero. Se le traslada al Hospital de Jesús, del Distrito Federal, y allí sucumbiría el día 6 del inmediato mes de diciembre, al declararse una septicemia gaseosa. Era un destacado pintor de temas taurinos, que había conseguido triunfar en esta faceta de sus actividades. "

Don Eduardo Puerto, cronista de la página visitada página taurina en la Internet, "Opinión y Toros" refiere de este diestro yucateco << Raúl Basso: toreo en la "México" de novillero en el año 55 un 28 de agosto (12a. y 19a.) se le vio muy verde, luego en el año 58 toreo nuevamente (19a.), "es el torero que mas le llegado al público", en una ocasión al salir de un par de banderillas fue alcanzado por el astado y fue a dar a la 2a. fila de barrera de sombra, llego hacerse matador y luego banderillero, fue un excelente pintor taurino. Falleció a consecuencia de una cornada en Santa Clara edo. De México, el 3 de diciembre de 1969. >> Raúl Bassó Dondé es reconocido en voces de tantísimas personas como un excelente padre, esposo y pintor, y sobre todo, como un gran amigo. Sin duda un multifacético y valeroso artista de grande calidad como ser humano, y que entregó su vida por su enorme afición a la Fiesta de los Toros, razón por la que se merece toda nuestra admiración.

Raúl Basso: Momento de la cornada al diestro yucateco
http://www.opinionytoros.com/noticias.php?Id=23072

SÁNCHEZ DE VIJANO (XXXX - 1969)

Solo para efectos ilustrativos

La otra muleta

Obra del ingenioso pintor español Félix de la Vega

Novillero cogido y muerto en plaza de toros de Vitoria en Gasteiz en 1969, después de recibir una cornada en el pulmón que "le dejó seco en la propia plaza". 

BON WAY (BILLY) WONG << CHIQUITO DE ARIZONA >> (XXXX - 1969)

Bon Way “Billy” Wong

Fue el primer torero norteamericano de ascendencia china, originario (junto con sus 5 hermanos) de Nogales Arizona U.S.A. que tuvo una probada afición taurina, puesto que abandonó su carrera terminada de ingeniero de caminos, para incursionar en el mundo del toreo buscando un sitio. Llegó a España a finales de 1960, donde actuó con éxito en algunos festejos de carácter económico,  y que en opinión de quienes le vieron torear, apuntaba buenos modos;  sin embargo, pese a la novedad implícita en los carteles, el ver torear a un novillero de ascendencia china, no le resulta fácil abrirse camino. El 9 de junio  de 1963 actúa en Cádiz en festejo económico junto a Antonio Cornejo y José Martín, con ganado de la marquesa de Ahumada, logrando cortar una oreja a su primer enemigo. Con cierta expectación se presenta ya en novillada picada, en San Sebastián de los Reyes (Madrid) el 26 de junio de 1966, para lidiar ganado de Celso del Castillo en compañía de José serrano (Joselillo) y Bienvenido Luján. Logra un señalado triunfo, ya que a pesar de ser corneado por su primer novillo en el muslo derecho, al realizar un quite, no se retira a la enfermería y logra que le concedan las dos orejas de su oponente. Termina tal temporada con siete corridas toreadas y aquí pierdo su pista, ya que en 1967 no suena su nombre en España, el que se pone de actualidad nuevamente con el triste motivo de su fallecimiento, ocurrido el 7 de diciembre de 1969, en accidente de automóvil, cuando se trasladaba de la localidad mexicana de Tenancingo a la de Cuernavaca. Una víctima más del bien llamado “toro de la carretera”

Al respecto de su vida y obra, existe un libro biográfico ilustrado para infantes, llamado “El Chino and Son Of The Mob”, algo así como “El Chino y el hijo de la mafia”, escrito por el afamado autor e ilustrador japonés Allen Say (Houghton Mifflin,1990), que aborda las dificultades de los prejuicios del racismo para que “El Chino”  alcance el éxito como torero en la Meca del toreo, y que quizá resulte por mucho, la mejor herencia que indirectamente legó Bon Way “Billy” Wong a las nuevas generaciones, al servir su valiente esfuerzo de fuente de inspiración del escritor e ilustrador japonés Allen Say para que escribiera la obra “El Chino” .

Fuente:
Crónica de don Rafael Gómez Lozano (Dientefino), con sustento en el Tomo VI de la Enciclopedia "Los Toros, Tratado Técnico e Histórico", página 583, del afamado académico español don José María de Cossío.

Cortesía de
http://www.annebustard.com/anneographies/2010/06/unknown-birthday-billy-wong-3/

MIGUEL JUÁREZ (XXXX - 1969)

Solo para efectos ilustrativos
“El Místico”
Obra de la insigne pintora y escultora mexicana
María Angélica González Dávila

Don Rafael Gómez Lozano (Dientefino) refiere haber leído textualmente en el periódico ABC (Madrid), del 24 de julio de 1969, una nota periodística de (Efe) sobre el asesinato de un novillero mexicano el 22 de julio de 1969, y donde consignan: Méjico 23. El joven novillero Miguel Juárez fue asesinado por unos pandilleros frente al cine México, sin poderse precisar aún cómo ocurrió el lamentable suceso. El torerillo tiene un golpe en el cráneo que se considera le causó una muerte instantánea y otros más en diversas partes del cuerpo. Miguel era un muchacho sano, sin enemigos. La muerte cortó su vida cuando iba a recibir la oportunidad anhelada  que quizá hubiera cambiado el curso de su vida, pues el matador de toros Joselito Torres, que era su protector, le había conseguido un puesto en el cartel de la novillada que habrá de efectuarse el domingo venidero en la Plaza México, de esta capital.

También me cuenta don Rafael haber leído en el libro: Plaza México: Historia de una cincuentona Monumental, de Daniel Medina de la Serna, Tomo 2, Página 406, que: "Miguel Juárez, de Coeneo, Michoacán México (También 10a), verde y embarullado; algo mas de un año después, 22 de julio de 1969, fue asesinado por unas pandilleros frente al Cine México, ignorándose los motivos.", aclarándome que lo de la (10a.) es que toreó en la décima novillada de la temporada de 1968. Fue el 9 de junio de ese año -su debut en la México- alternó con Javier Bolaños y José Luis Medina con novillos de “La Punta”. Lidió a "Lancero" y a "Sibarito"

MANUEL URRUTIA GONZÁLEZ (PADRE) (1931 - 1969)

De la hemeroteca de D. Rafael Gómez Lozano
http://torerosmexicanos.blogspot.com/search/label/Manuel%20Urrutia

El matador de toros mexicano Manuel Urrutia (Padre) muere prematuramente -a los 38 años de edad- en la ciudad de Acámbaro, Guanajuato, México, el 16 de septiembre de 1969 por accidente de pistola.
Fuente:
https://www.mexicotaurino.com/septiembre.php

El sitio en la red "Toreros Mexicanos" del historiador taurino D. Rafael Gómez Lozano, comenta que, Manuel Urrutia (Padre) nació el 24 de mayo de 1931 en Del Río Texas- ciudad norteamericana fronteriza con ciudad Acuña, Coahuila, México- , recibiendo su alternativa como matador de toros el 2 de enero de 1966, a los 35 años de edad, en el poblado de Tlaltenango, Zacatecas, siendo su padrino Luis Procuna (Padre) en un mano a mano con toros de Peñuelas y Quiriceo, donde completó el cartel y atestiguó el rejoneador Gastón Santos.
Fuente:
http://torerosmexicanos.blogspot.com/search/label/Manuel%20Urrutia

Otras fuentes:
Antecedentes de la trágica dinastía de los Urrutia
http://contenidos.educarex.es/mci/2004/30/WebQuest/faseprevia_archivos/Red2000/mundo-taurino.org/urrutia.html
http://www.lostorosdanyquitan.com/bioIndividual.php?b=941

ALCIBIÁDES MANTILLA LANDÍNES (1901 - 1969)

El diario "El Frente" (página 8) de Bucaramanga, Colombia, del viernes 4 de julio de 1969 informó de la pluma de RASEPRA.- Un horroroso asesinato que consternó a los aficionados a la tauromaquia en Bucaramanga cometió el hampa organizada que durante la madrugada de ayer perpetró saqueos en tres establecimientos dedicados a oficinas y negocios en el sector de la calle 35 con carreras 12 y 13, luego de haber utilizado como medio de penetración un predio abandonado por los lados de la calle 34, que días anteriores había servido de ruta a los responsables de un robo en la misma zona. Durante la incursión los maleantes dieron muerte a Alcibíades Mantilla Landínes, un torero sin mayor suerte que se había consagrado con mística durante los mejores años de su existencia a esta actividad, para escribir junto a otros taurófilos la historia de épocas que los antiguos bumangueses añoran y comentan como tiempos mejores. Alcibíades Mantilla, quien se autodenominaba "Alcibiadillo de Colombia", fue un excelente banderillero y vistió el traje de luces al lado de las grandes figuras del toreo español, habiendo alternado por los años de 1928 con las cuadrillas de "El Gallo" Rafael Gómez en el Circo Teatro "Garnica", sobresaliendo por la precisión de su espada que varias veces rindió a los más poderosos astados.
A Alcibíades le daban oportunidad de dormir en la Mueblería San Martín, más por caridad que por sus servicio de vigilancia, mismo sitio donde fue golpeado y amarrado con unos lazos a una cama de madera, lo mismo que ponerle adhesivos en la boca y en la nariz, lo que finalmente le causó la muerte por asfixia.

El anciano torero murió a los 68 años de edad. Era un hombre solo que había vivido de satisfacciones espirituales en su juventud y de amarguras en los últimos años de su existencia por su mala situación económica. Gozaba de singular aprecio en diversos círculos, especialmente entre los aficionados a la lidia de toros. Carlos Chacón Soto (nuestro reportero gráfico) comentaba ayer que "Alcibiadillo de Colombia" era el ídolo de las fiestas de nuestros pueblos, al lado de Cornejo, "El Gallito" José Escobar, Juan Amaya y "Cascabelina". Su última presentación fue en el corregimiento de Cuestarrica, donde un bravo becerro le dio una "paliza" que lo dejó sordo por el resto de su vida.

Fuente:
De la hemeroteca de Don Pedro Julio Jiménez Villaseñor

JAIME BRAVO ARCIGA (1932 - 1970)

Fotografía de Jaime Bravo cortesía del Sitio Web Historia del Torero

Refiere el cronista mexicano, don Gerardo Castro, que << Jaime Bravo Arciga, nació el 8 de septiembre de 1932 en México D.F., en el barrio bravo de Tepito. Cerca de los 16 años empezó a tener contacto con los toros,  y a adiestrarse en cuanta plaza fuera posible echar capotazos,  y si se podía,  hasta matar un novillo en la feria de algún poblado. Su primera novillada en traje de luces fue en Cuernavaca, Morelos, Méjico. Jaime Bravo tuvo experiencia novilleril en plazas extranjeras. En sus primeras actuaciones como novillero en México  no pasaban de llevarse a cabo en plazas de escasa importancia, por ello a los 20 años, buscó abrirse camino en la Península Ibérica. Primero llegó a tierras lusitanas,  y al cabo de unos meses se encaminó a España. Los festejos iniciales que toreó fueron en la temporada de 1951, ligando varias fechas en las Azores. En la campaña de 1952,  sumó 20 actuaciones,  y en el 53, sólo toreó ocho novilladas. El 19 de julio del 53  se presentó en la plaza de Madrid; Jaime Bravo continuó su estancia en España, siendo su campaña del 54 de contrastes, por un lado volvió a torear 20 novilladas,  pero por el otro, cayó herido de gravedad en 2 ocasiones; un astado de Clemente Tassara le infirió una cornada en el escroto,  y el 11 de julio, actuando en la Maestranza de Sevilla, un novillo de la dehesa de Quintanilla Vázquez le propinó un cornalón en la región glútea. Recuperado de los percances sufridos y con el ánimo inquebrantable,  siguió arrimándose a los toros como siempre. En 1955 actuó en 17 novilladas y su lucha por escalar peldaños, finalmente le redituó los resultados que esperaba, cumpliendo su  sueño de recibir la alternativa en España. El 18 de septiembre de 1955 en Palma de Mallorca, recibió la borla de matador de manos del espada  Victoriano Posada. Ya con la nueva investidura toreó seis corridas. Siendo la última de ellas en Barcelona, donde un toro de Lizardo Sánchez le pegó una cornada en la ingle derecha. Con las cicatrices de las heridas recibidas durante esos años, pero con la enorme satisfacción de haber logrado su propósito, Jaime retornó a México para debutar en la capital el 12 de febrero de 1956, fecha en la que además fue la tarde de su confirmación de alternativa,  llevando como padrino a Manuel Capetillo y por testigo a Jorge "El Ranchero" Aguilar, con ganado de Torrecilla; el toro de la ceremonia se llamó "Fandanguero" y por su labor con él, dio la vuelta al ruedo cerrando plaza con "Brillante", al que le cortó una oreja. El 10 de febrero de 1957, toreando en Torreón, Coahuila Méjico, un toro de la dehesa de San Mateo lo hirió gravemente en el muslo derecho. En la temporada del 64 cruzó el Atlántico con la intención de hacer campaña en España, pero sólo logró torear  tres corridas;  un toro de Sánchez Montejo lo hiere en el muslo derecho la tarde del 30 de agosto del 64, en Palma de  Mallorca. Desde novillero fue duramente castigado por los toros, motivo por lo cual su carrera se vio frecuentemente interrumpida; incluso de sufrir un percance en Estados Unidos; se realizaba una corrida incruenta, el 22 de octubre de 1966, en Houston, Texas, y un toro de Golondrinas puso en peligro su vida,  al ocasionarle grave herida en un pulmón. Toreando en la República Mexicana se hizo de un gran cartel, sobre todo en plazas fronterizas de Tijuana, Mexicali, Ciudad Juárez, etc. Torero que daba espectáculo con base en su valor desmedido, haciendo un toreo espectacular que emocionaba a las multitudes. El último percance serio que tuvo en su carrera,  en la que mostró siempre  un valor espartano, acaeció la tarde del 28 de agosto de 1968, en la plaza de toros de Tijuana, ciudad en donde fue muy admirado. El toro que le infirió una cornada en el vientre fue de Peñuelas. Hizo amistad en ese entonces con el debutante Eloy Cavazos, pero tristemente sufrieron un accidente en un auto modelo 67, propiedad de Eloy Cavazos, el 2 de febrero de 1970. Lo que no pudieron hacer las astas de los toros lo sufrió Jaime Bravo en aquel percance carretero, y en el que  falleció a poco de haber sido trasladado muy grave a un hospital de Zacatecas. "

 

Relata la página web: Historia del Torero, que << Jaime Bravo Arciga fue un matador de toros, natural de Méjico D.F. nacido el 8 de septiembre de 1932, habiendo estudiado en el seminario. Su nota característica fue el valor, sin que esto quiera decir que careciera de otras dotes; pero era muy desigual y padecía a veces de ronquera (?). Se presentó en Madrid el 19 de junio de 1953 con Juan Bienvenida y Coriano  con toros de Pérez Tabernero y de Belmonte; y tomó la alternativa el 18 de septiembre de 1955 en Palma de Mallorca de Manos de Victoriano Posada, con Pepe Ordóñez de testigo y toros de Zumel. No confirmó su alternativa en Madrid,  ni se señaló por sus adelantos en ninguno de los dos continentes, y lo de la ronquera se comenta,  porque el 14 de agosto de 1964 vio ir al corral a los dos toros que tenía que estoquear en Barcelona. El día 6 de noviembre de 1955 sufrió en dicha capital catalana una cornada grave en la ingle derecha, de cuya cogida fue causante un toro de don Lisardo Sánchez. Falleció en su país en febrero 2  de 1970. "

 

Por su parte el historiador Horacio Domínguez Lara, en su página web: http://www.sanbuena.com/ , en un apartado dedicado al afamado matador de Villa de Guadalupe, Nuevo León, Méjico, refiere que Eloy Américo Cavazos Ramírez (El Pequeño Gigante del Toreo) considera al finado Jaime Bravo, como su segundo padre en lo profesional,  y al respecto escribe de ello: << Casi con lágrimas en los ojos, Eloy relata acerca de cómo Jaime Bravo lo ayudó mucho, ya que anduvo un tiempo con el grupo de novilleros de Jaime,  en tientas y plazas de toros. Comenta Eloy: Bravo me regalaba muchas cosas;  trajes de torear, una espada, ropa de vestir, era como un padre, amigo y hermano a la vez. Recuerda cuando se mataron Jaime Bravo y su amigo de la infancia Manuel “El Cadereyta” -comenta Eloy– Fui a casa de “Cade” y pedí permiso a su papá para que fuera conmigo a  Acapulco, por que no lo dejaban ir, y yo lo convencí. Fuimos a torear a Acapulco y pasamos por Bravo para ir a Zacatecas, el tampoco quería ir,  porque no lo habían invitado, hasta que lo convencí. Cuando íbamos hacía  Zacatecas y nos detuvimos a cenar, después de cenar me sentí un poco mareado y me dijo Jaime que me pasara al asiento de atrás para descansar, así lo hice,  y cuando estaba dormido nomás sentí que dábamos vueltas y vueltas, salí de carro. Localicé a Jaime que aún vivía y a mi amigo “El Cade” lo encontré muerto como a 40 metros, yo hacía señas para que me llevaran,  y un trailero de Monterrey me dio un aventón a Zacatecas. Otra persona habló a una ambulancia para Jaime. Llegue todo atontado al hospital,  solamente con una cortada en el dedo pulgar. Al rato llegaron  con  Bravo, lo metieron al quirófano, pero falleció. "

Mr. Dale Pierce escribe en su admirable sitio taurino “Who´s Who”,  de Jaime Bravo diciendo: << conocido por su estilo de desafiar a la muerte, Jaime Bravo fue una atracción muy popular en las ciudades fronterizas (entre Méjico y los Estados Unidos) en la década de 1960, y que estaba siendo preparado incluso, para iniciar una carrera en el cine,  después de lo que hubiera sido de su retirada de los ruedos, pero por desgracia no vivió para verlo, porque mientras siguió en sus andaduras por las plazas de toros, fue muerto en un accidente automovilístico en 1970.

"Don Víctor", propietario del visitado Blog taurino "A los toros" cita que el 3 de febrero de 1970 falleció en accidente de automóvil el diestro mejicano Jaime Bravo Arciga cuando se dirigía a Zacatecas en compañía de Eloy Cavazos y Manuel "el Cadereyta"; Eloy que viajaba dormido en el asiento trasero salió ileso del percance y a Manuel también le sorprendió la muerte. Nacido en Méjico D.F. el 8 de septiembre de 1931 se presentó en Madrid el 19 de junio de 1953 junto a Juan Bienvenida y "el Coriano", reses de Pérez Tabernero y Juan Belmonte. El 18 de septiembre de 1955 Victoriano Posada le concedió la alternativa en Palma de Mallorca, toros de Zumel, con Pepe Ordóñez de testigo. No llegó a confirmarla en Madrid y el 13 de agosto de 1964 pudo comprobar como le enviaban al corral los dos toros que debía estoquear en Barcelona. Era muy desigual toreando y con lo que verdaderamente llamó la atención fue con su característico valor extremo.

MANUEL SILVA MORALES " EL CADEREYTA " (XXXX - 1970)

Fotografía de Jaime Bravo cortesía del Sitio Web Historia del Torero

Refiere el cronista mexicano, don Gerardo Castro, que << Jaime Bravo Arciga, nació el 8 de septiembre de 1932 en México D.F., en el barrio bravo de Tepito. Cerca de los 16 años empezó a tener contacto con los toros,  y a adiestrarse en cuanta plaza fuera posible echar capotazos,  y si se podía,  hasta matar un novillo en la feria de algún poblado. Su primera novillada en traje de luces fue en Cuernavaca, Morelos, Méjico. Jaime Bravo tuvo experiencia novilleril en plazas extranjeras. En sus primeras actuaciones como novillero en México  no pasaban de llevarse a cabo en plazas de escasa importancia, por ello a los 20 años, buscó abrirse camino en la Península Ibérica. Primero llegó a tierras lusitanas,  y al cabo de unos meses se encaminó a España. Los festejos iniciales que toreó fueron en la temporada de 1951, ligando varias fechas en las Azores. En la campaña de 1952,  sumó 20 actuaciones,  y en el 53, sólo toreó ocho novilladas. El 19 de julio del 53  se presentó en la plaza de Madrid; Jaime Bravo continuó su estancia en España, siendo su campaña del 54 de contrastes, por un lado volvió a torear 20 novilladas,  pero por el otro, cayó herido de gravedad en 2 ocasiones; un astado de Clemente Tassara le infirió una cornada en el escroto,  y el 11 de julio, actuando en la Maestranza de Sevilla, un novillo de la dehesa de Quintanilla Vázquez le propinó un cornalón en la región glútea. Recuperado de los percances sufridos y con el ánimo inquebrantable,  siguió arrimándose a los toros como siempre. En 1955 actuó en 17 novilladas y su lucha por escalar peldaños, finalmente le redituó los resultados que esperaba, cumpliendo su  sueño de recibir la alternativa en España. El 18 de septiembre de 1955 en Palma de Mallorca, recibió la borla de matador de manos del espada  Victoriano Posada. Ya con la nueva investidura toreó seis corridas. Siendo la última de ellas en Barcelona, donde un toro de Lizardo Sánchez le pegó una cornada en la ingle derecha. Con las cicatrices de las heridas recibidas durante esos años, pero con la enorme satisfacción de haber logrado su propósito, Jaime retornó a México para debutar en la capital el 12 de febrero de 1956, fecha en la que además fue la tarde de su confirmación de alternativa,  llevando como padrino a Manuel Capetillo y por testigo a Jorge "El Ranchero" Aguilar, con ganado de Torrecilla; el toro de la ceremonia se llamó "Fandanguero" y por su labor con él, dio la vuelta al ruedo cerrando plaza con "Brillante", al que le cortó una oreja. El 10 de febrero de 1957, toreando en Torreón, Coahuila Méjico, un toro de la dehesa de San Mateo lo hirió gravemente en el muslo derecho. En la temporada del 64 cruzó el Atlántico con la intención de hacer campaña en España, pero sólo logró torear  tres corridas;  un toro de Sánchez Montejo lo hiere en el muslo derecho la tarde del 30 de agosto del 64, en Palma de  Mallorca. Desde novillero fue duramente castigado por los toros, motivo por lo cual su carrera se vio frecuentemente interrumpida; incluso de sufrir un percance en Estados Unidos; se realizaba una corrida incruenta, el 22 de octubre de 1966, en Houston, Texas, y un toro de Golondrinas puso en peligro su vida,  al ocasionarle grave herida en un pulmón. Toreando en la República Mexicana se hizo de un gran cartel, sobre todo en plazas fronterizas de Tijuana, Mexicali, Ciudad Juárez, etc. Torero que daba espectáculo con base en su valor desmedido, haciendo un toreo espectacular que emocionaba a las multitudes. El último percance serio que tuvo en su carrera,  en la que mostró siempre  un valor espartano, acaeció la tarde del 28 de agosto de 1968, en la plaza de toros de Tijuana, ciudad en donde fue muy admirado. El toro que le infirió una cornada en el vientre fue de Peñuelas. Hizo amistad en ese entonces con el debutante Eloy Cavazos, pero tristemente sufrieron un accidente en un auto modelo 67, propiedad de Eloy Cavazos, el 2 de febrero de 1970. Lo que no pudieron hacer las astas de los toros lo sufrió Jaime Bravo en aquel percance carretero, y en el que  falleció a poco de haber sido trasladado muy grave a un hospital de Zacatecas. "

 

Relata la página web: Historia del Torero, que << Jaime Bravo Arciga fue un matador de toros, natural de Méjico D.F. nacido el 8 de septiembre de 1932, habiendo estudiado en el seminario. Su nota característica fue el valor, sin que esto quiera decir que careciera de otras dotes; pero era muy desigual y padecía a veces de ronquera (?). Se presentó en Madrid el 19 de junio de 1953 con Juan Bienvenida y Coriano  con toros de Pérez Tabernero y de Belmonte; y tomó la alternativa el 18 de septiembre de 1955 en Palma de Mallorca de Manos de Victoriano Posada, con Pepe Ordóñez de testigo y toros de Zumel. No confirmó su alternativa en Madrid,  ni se señaló por sus adelantos en ninguno de los dos continentes, y lo de la ronquera se comenta,  porque el 14 de agosto de 1964 vio ir al corral a los dos toros que tenía que estoquear en Barcelona. El día 6 de noviembre de 1955 sufrió en dicha capital catalana una cornada grave en la ingle derecha, de cuya cogida fue causante un toro de don Lisardo Sánchez. Falleció en su país en febrero 2  de 1970. "

 

Por su parte el historiador Horacio Domínguez Lara, en su página web: http://www.sanbuena.com/ , en un apartado dedicado al afamado matador de Villa de Guadalupe, Nuevo León, Méjico, refiere que Eloy Américo Cavazos Ramírez (El Pequeño Gigante del Toreo) considera al finado Jaime Bravo, como su segundo padre en lo profesional,  y al respecto escribe de ello: << Casi con lágrimas en los ojos, Eloy relata acerca de cómo Jaime Bravo lo ayudó mucho, ya que anduvo un tiempo con el grupo de novilleros de Jaime,  en tientas y plazas de toros. Comenta Eloy: Bravo me regalaba muchas cosas;  trajes de torear, una espada, ropa de vestir, era como un padre, amigo y hermano a la vez. Recuerda cuando se mataron Jaime Bravo y su amigo de la infancia Manuel “El Cadereyta” -comenta Eloy– Fui a casa de “Cade” y pedí permiso a su papá para que fuera conmigo a  Acapulco, por que no lo dejaban ir, y yo lo convencí. Fuimos a torear a Acapulco y pasamos por Bravo para ir a Zacatecas, el tampoco quería ir,  porque no lo habían invitado, hasta que lo convencí. Cuando íbamos hacía  Zacatecas y nos detuvimos a cenar, después de cenar me sentí un poco mareado y me dijo Jaime que me pasara al asiento de atrás para descansar, así lo hice,  y cuando estaba dormido nomás sentí que dábamos vueltas y vueltas, salí de carro. Localicé a Jaime que aún vivía y a mi amigo “El Cade” lo encontré muerto como a 40 metros, yo hacía señas para que me llevaran,  y un trailero de Monterrey me dio un aventón a Zacatecas. Otra persona habló a una ambulancia para Jaime. Llegue todo atontado al hospital,  solamente con una cortada en el dedo pulgar. Al rato llegaron  con  Bravo, lo metieron al quirófano, pero falleció. "

 

Mr. Dale Pierce escribe en su admirable sitio taurino “Who´s Who”,  de Jaime Bravo diciendo: << conocido por su estilo de desafiar a la muerte, Jaime Bravo fue una atracción muy popular en las ciudades fronterizas (entre Méjico y los Estados Unidos) en la década de 1960, y que estaba siendo preparado incluso, para iniciar una carrera en el cine,  después de lo que hubiera sido de su retirada de los ruedos, pero por desgracia no vivió para verlo, porque mientras siguió en sus andaduras por las plazas de toros, fue muerto en un accidente automovilístico en 1970.

RAÚL DÁVALOS DE LA CALLE (1933 - 1970)

Plaza de Toros Monumental Raúl Dávalos de Riobamba Ecuador.
http://es.wikipedia.org/wiki/Plaza_de_toros_Ra%C3%BAl_D%C3%A1valos_de_la_Calle

Raúl Dávalos de la Calle, primer y decano torero de Riobamba Ecuador, fallece en un accidente de tránsito. En su honor se le dio su nombre a la plaza de toros de esta ciudad localizada a 240 kilómetros al sur de Quito, la capital, en el centro andino de ese país.


Edgar Puente y Raúl Dávalos
Cortesía de de don Rodrigo Viteri de la Calle

Raúl Dávalos de la Calle fue el primer  matador de Riobamba que tomó su alternativa el 18 de abril de 1959 con 6 toros de Santa Marta de la dehesa de d. Víctor García llevando como padrino al afamado diestro español “Paco Corpas” y como testigo a Alonso Dávila, quien en ese entonces era novillero y que fungió de sobresaliente de espadas en esa corrida. Raúl, viajó a España en busca de oportunidades, renunciando a su fuero como matador y actuando como novillero en aquellas latitudes. Falleció en trágico accidente de carretera acaecido el 18 de febrero de 1970. 

El 31 de enero de 2014, recibí una amable carta de don Francisco Quevedo S., desde Guayaquil, Ecuador, donde adjunta fotos de la tumba del matador en el Cementerio General de Riobamba, y en las cuales se puede leer las fechas de su nacimiento y defunción; asimismo la ficha de su registro civil en Guayaquil, donde anotan: Raúl Francisco Dávalos de la Calle, fecha de nacimiento del 1 de julio de 1933 en Lizarzaburu, Riobamba, en la provincia del Chimborazo, Ecuador, hijo de los ecuatorianos Francisco Dávalos Neira y Lola de la Calle, fallecido, casado con Cecilia Garcés.


Cortesía de don Francisco Quevedo S.

De la hemeroteca de doña María Piedad del Carmen Santillán Santillán

Cita el matador de alternativa en retiro, Rodrigo Viteri de la Calle, hermano de madre del fallecido, en entrevista realizada por don Francisco Quevedo Santillán, que la muerte trágica de su querido hermano se dio el miércoles 18 de febrero de 1970, cuando viniendo dormido atrás, pegado a la puerta, en un taxi de Ambato a Riobamba, el conductor adelantó a un autobús de pasajeros, pero por alguna razón perdió el control del coche, chocando contra unas piedras a la altura del kilómetro 19, donde ahora se ubica una hostería llamada "La Andaluza", saliendo Raúl despedido del auto y cayendo de nuca. Su traslado a su lugar de origen, se dio en medio de grandes demostraciones afectivas del pueblo riobambeño que tenía a Raúl Francisco en grande estima, tanto por su don de gentes y bonhomía, lo mismo que por sus muchos triunfos en esa plaza, como en Ambato, Quito, y otros pueblos ecuatorianos, amén de haber toreado en España. Había muerto su primer matador de alternativa. Raúl Francisco Dávalos de la Calle, casó muy joven, y fue soporte de su madre cuando esta se divorció de su segundo esposo, siendo por ello que no pudo dedicarse en cuerpo y alma a su profesión de torero. Raúl tuvo 4 hijos, uno de los cuales, "Paco", también de grande afición taurina y que quizá hubiera seguido la profesión de torero de su padre y de su tío, murió más joven aún que su progenitor, curiosamente también en un accidente automovilístico, poniendo triste fin a esta renombrada dinastía torera ecuatoriana.

El hijo de Raúl Dávalos de la Calle, de mote "Paco", se llamaba Raúl Francisco Dávalos Garcés, nacido el 6 de octubre de 1955, y casado con Janette Herrera Balarezo, según datos del Registro Civil de Guayaquil que me envía don Francisco Quevedo S.

JOSÉ RÓDENAS LÓPEZ " TARRAGUEÑITO " (1944 - 1970)

Cortesía de Don Antonio Ródenas, sobrino de "El Tarragueñito"

Matador de novillos nacido en Tarragona España en 1944, acaeciendo su trágica muerte en una capea, celebrada la tarde del 17 de septiembre de 1970, cuando contaba 26 años de edad, por una res de don Gerardo Morcillo. (Fuente: Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega de su obra “Víctimas del Toreo”).

 

El 17 de septiembre de 1970 fue corneado por un cornúpeta del hierro de Gerardo Morcillo en la localidad albacetense de Elche de la Sierra el modesto espada José Rodenas López (Tarragueñito). Las heridas que recibió le provocaron la muerte, ocurrida en la Residencia de la Seguridad Social, de Albacete, en la madrugada del día 19 de septiembre de 1970. (Fuente: Crónica de don  Juan José de Bonifaz Ybarra, de su obra “Víctimas de la Fiesta”)

El 2 de junio de 2020 recibí una amable carta del Sr. Antonio Ródenas, sobrino del "Tarragueñito", donde me cuenta:

Muy buenas, don Leopoldo.
Encantado de proporcionarle la información que dispongo y que ha surgido precisamente al compartir la captura de su página una de mis primas en el grupo que tenemos los 22 sobrinos de aquel novillero que luchó por salir de la pobreza compaginando su trabajo de pintor con el del mundo de la tauromaquia.
Seguro que con la rectificación haremos justicia a nuestro tío y estaremos orgullosos de verla ahora corregida y ampliada en su prestigiosa publicación.
Como le comenté el lugar de nacimiento es una aldea llamada Las Tárragas del municipio de Pozohondo provincia de Albacete.
Adjunto le envío fotos tomadas en el Parque Municipal de Elche (Alicante) donde algunos de sus hermanos emigraron en los años 60
No puedo concretar el nombre del periódico que publicó la noticia (seguramente la Voz de Albacete) recuerdo aún una foto en casa de mi abuela en una visita a este medio. Pero la prima que la puso en el grupo está intentando contactar con la persona que la publicó en Facebook para que le envíe la foto de la página completa.
Un saludo y muchas gracias.
Antonio Ródenas

El recorte del periódico relata:

Ha fallecido el novillero José Ródenas López "El Tarragueñito"
Sufrió una cornada profunda en Elche de la Sierra (Albacete)
Albacete 28. (Cifra).- El novillero de 26 años, José Ródenas López (El Tarragueñito), ha muerto a consecuencia de las heridas que le produjo un novillo de la ganadería de Gerardo Morcillo, de Albacete, al ser cogido, en un festejo taurino celebrado en Elche de la Sierra, localidad situada a 90 kilómetros de esta capital, el día del actual mes de septiembre.
El novillero, vecino de Pozohondo, pueblo distante muy pocos kilómetros de Albacete, después de recibir los primeros auxilios en Elche de la Sierra, fue trasladado a la clínica de la Seguridad Social de esta capital, donde su estado fue empeorando de día en día, hasta culminar con su fallecimiento en el día de hoy en la citada residencia.
"El Tarragueñito" había sido cogido por un novillo que le clavó una profunda cornada, y además, sufrió otras múltiples heridas al ser despedido violentamente contra los carros y demás obstáculos que sirven de barrera en estos espectáculos taurinos de los pueblos.
La víctima llevaba cinco años luchando por intentar destacar en el difícil arte del toreo, mientras alternaba su afición con el oficio de pintor.


Parque Municipal de Elche (Alicante)
Cortesía de D. Antonio Ródenas.

GEORGE PAUL MAYERS (1947 - 1970)

George Paul, nacido el 5 de marzo de 1947,  es una leyenda en el mundo de la monta de toros, y se le conoce como el único vaquero que logro 79 montas en forma consecutiva, en competencias profesionales, sin ser derribado. Éste es  un récord que nunca ha estado cerca de ser igualado. De hecho, solo Tuff Hedeman, 4 veces Campeón del Mundial de Monta de Toros, es uno de los pocos jinetes que han quedado cerca de la marca de George Paul, con 49 quedas de 8 segundos consecutivos sobre los lomos de un toro.

 

George Paul comenzó sus andanzas en el mundo de la monta de toros a los 14 años,  afiliándose a la “American Junior Rodeo Association”, siendo Campeón Mundial de Monta de Toros Juvenil en 1965, para después pasarse a las filas de los profesionales. George Paul fue Campeón del Mundo de monta de toros en la RCA (Rodeo Cowboys Association) en 1968, y habiendo estudiado para piloto aviador, se compró un bimotor Bonanza para participar en ese año del 68 en 150 rodeos, como si estuviera hecho de acero, volando más de 125,000 millas para conseguirlo. Murió trágicamente el día 1 de agosto de 1970, en un accidente de aviación ocurrido cerca del poblado de Kemmerer, estado de Wyoming, cuando piloteaba su avión personal para trasladarse entre competencias de rodeo.

 

Después de su muerte, la familia Paul comenzó a organizar el afamado concurso de monta de toros llamado “George Paul Memorial Bull Riding” para  honrar su memoria y su dedicación al deporte de la monta de toros. Su hermano Bobby Paul, continúa operando el mismo rancho de 30,000 acres al noreste de México, donde creció junto con George, y  existe ahí cerca, en la ciudad de Del Río, Texas, un Museo Vaquero que lleva el nombre de este extraordinario jinete.


Fuente: http://www.cbrbull.com/news.html?n_id=459679

El 1 de mayo de 2010, el afamado diario "El Zócalo", de Saltillo, Coahuila, México, publicó, de la pluma de Hervey Sifuentes, la brillante editorial de su autoría: "George Paul sigue vigente a 40 años de muerto", donde cuenta, desde Del Río Texas, que el extinto George Paul Mayers sigue siendo una de las personas más reconocidas dentro del rudo deporte de la monta de toros por lograr lo que nunca se ha logrado superar, hacer 79 montas exitosas continuas, récord que aún no es igualado. El legendario Paul Mayers ha sido el mejor montador de toros no únicamente de Texas ni Estados Unidos sino de todo el mundo, y prueba de ello son las marcas que aún se mantienen vigentes, a pesar de que Paul Mayers falleció en fatal accidente en agosto de 1970, en este año se cumplen cuatro décadas. La estrella de este peligroso deporte nació el 5 de marzo de 1947 en la ciudad de San Antonio, Texas. Cuando George Paul aún era muy pequeño sus padres se mudaron a esta frontera dedicándose a la ganadería; sus padres al ser amantes de la ganadería y el rodeo apoyaron a su hijo al ver sus cualidades arriba de un toro. Desde joven Paul Mayers mostró interés en montar, cuando cumplió los 12 años empezó la monta de caballo, siendo sus primeras apariciones en el rancho de su padres conocido como "San Miguel", localizado en el municipio de Ciudad Acuña, Coahuila en México. Mientras que a Paul le fascinaban las montas, a sus hermanos Lee, Bobby y Betty Mayers no se les dio el gusto por el rodeo, sólo se dedicaron a apoyar a su hermano cuando en su rancho montaba desde caballos broncos hasta toros de más de media tonelada, donde dejaba ver en cada monta que el peligro y el miedo no iban con él. A la edad de 17 años George Paul conquistó el sexto lugar de la Asociación de Rodeo Americano Jr., donde su especialidad era la monta de caballo sin silla, también calificando como uno de los mejores en Texas. Luego de varias participaciones en Texas regresó al rancho "San Miguel" para perfeccionar algunos errores que tuvo durante sus primeras competencias, logrando su objetivo y volviendo a participar en el AJRA. Con tan sólo 18 años se coronó campeón de esta asociación y fue como inició su carrera dentro de este peligroso deporte. Continuó participando en los rodeos del estado. Para obtener más experiencia acudió a un instituto de rodeo en Oklahoma, donde estuvo con Jim Shoulders, quien era 16 veces campeón de los rodeos de mayor importancia en el país. Con sólo 19 años de edad empezó a participar en todos los rodeos conquistando en 1967 el campeonato en lazado de caballos, pero fue cuando vio que su especialidad era la monta de toros y que con sus cualidades podría obtener los primeros lugares. En el primer torneo de monta de toros profesional, que fue en 1967, quedó entre los mejores 15 jinetes de todo el mundo. Para poder volver a participar en los torneos profesionales de monta de toros tenía que acumular puntos, como también dinero ganado, y para lograr su objetivo, como pocos compró una avioneta tipo Twin Engine Bonanza, con la cual pudo viajar a cualquier parte del país al igual que en México, participando en rodeos desde Chihuahua, Monclova, Piedras Negras, entre otras ciudades, todas de México. En 1968 George Paul era reconocido por su habilidad de mantenerse sobre los toros pero también porque en un año tenía acumulados varios millones de dólares. A la edad de 21 años calificó para estar en el campeonato mundial de la Asociación de Rodeo de Vaqueros, donde con un récord de montar 40 toros sin ser derribado, en su primer turno el toro número 27 del rancho Butler Brother, una bestia de 500 kilos, golpeó a George Paul en la cabeza con uno de los cuernos, enviándolo inconsciente al suelo. La afición perdió la confianza en este joven, pero esto no lo detuvo y volvió a montar los más peligrosos toros, incluso en el mismo torneo llegó a montar ocho toros de manera continua, y al no ser derribado conquistó el Campeonato Mundial de Monta de Toros. Siendo el campeón más joven, además de los pocos jinetes que contaban con avioneta propia que utilizaban para poder llegar a cuatro rodeos en una semana sin tomar ningún descanso, siguió tras las fuertes emociones. Puso récord de 79 montas continuas, siendo ésta una marca que nunca en la historia ha podido ser igualada, mucho menos superada. En 1969 George Paul regresó al rancho "San Miguel", donde ayudó a su familia a continuar con su negocio dentro de la ganadería, retirándose por un año de su profesión. En 1970 George Paul Mayers sintió la necesidad de regresar a las fuertes emociones, por lo que buscó el torneo de monta de toros con la fecha más cercana para participar. La fecha fue el 2 de agosto del mismo año; George Paul utilizó su Twin Engine Bonanza para volar a una competencia más y la cual sería su regreso a la monta de toros. Pero vino el trágico accidente a sus escasos 23 años; la avioneta se impactó en el pico de una montaña en Kemmerer, Wyoming, siendo el día más triste para la comunidad de Del Rio y para los amantes del rodeo. Ya fallecido fue nombrado como el mejor en la monta de toros de todos los tiempos del mundo. Debido al récord establecido dentro de la monta de toros ingresó al Museo de la Fama de Rodeo Profesional de Texas en 1979, siendo hasta ahora la máxima figura de este peligroso deporte. Algunos de los mejores jinetes como Shown Davis y Jim Shoulders, han manifestado que George Paul ha sido y será el mejor, ya que nadie hasta ahora ha logrado hacer lo que él hizo a su corta edad y ni siquiera ellos han podido llegar cerca de una de las marcas de Paul Mayers. Los familiares de Paul desde hace años en su honor organizan lo que es considerado el mejor rodeo del mundo. En esta ciudad fue dedicado un museo a su memoria, donde la principal atracción son las monturas que recibió George Paul en cada uno de sus campeonatos y la hebilla de oro que ganó como Campeón Mundial en Monta de Toros a la edad de 22 años. Recientemente fue colocada en esta misma galería una hélice de la avioneta de Paul Mayers encontrada hace dos años por su hermano Bobby, cerca del lugar del fatal accidente.
Fuente:
http://www.zocalo.com.mx/seccion/articulo/george-paul-sigue-vigente-a-40-anos-de-muerto

LLOSTAU E IRUJO (XXXX - 1970)

"El Lote"
Óleo sobre lienzo del destacado pintor colombiano Walter Zuluaga

El 9 de septiembre de 2014, recibí una amable carta del historiógrafo taurino Rafael Gómez Lozano, propietario del Blog taurino en Internet "Toreros Mexicanos", donde me adjunta recorte de la revista "El Ruedo", No. 1348, del 21 de abril de 1970, donde describen la tragedia ocurrida a los señores Irujo y Llostau, quienes mueren en accidente carretero. Regresaban de Sevilla de cerrar los carteles de la feria de San Fermín. ANDUJAR (20).- En la carretera general de Madrid a Cádiz, en el kilómetro 304, se ha producido un accidente, en el que perecieron cuatro personas, dos matrimonios. El turismo de matrícula de Navarra 47978, por causas desconocidas, fue a estrellarse contra un sifón del canal de riego. Dicho turismo era conducido por don Eduardo Llostau Zuza, de 46 años. Los demás ocupantes eran su esposa, doña María Dolores Furza A., de 42 años; don Francisco Irujo González Zayas, de 65 años, y la esposa de éste, doña Elisa Mayo S. de 55 años, todos naturales de Pamplona. Los señores Llostau e Irujo, de la Casa de Misericordia de Pamplona, regresaban de Sevilla, donde habían permanecido unos días contratando a algunos de los diestros que han de participar en las corridas de las próximas fiestas de San Fermín. (Pyresa) Nota de la Redacción.- Con hondo dolor damos la noticia anterior del fallecimiento de nuestros queridos amigos y grandes aficionados, gestores de las corridas de toros de la Santa Casa de Misericordia. Descansen en la paz del Señor.

HIRAM DURÁN (XXXX - 1970)

El Caballero de las Mangas
https://www.youtube.com/watch?v=HE08XHe23B4

Afamado coleador de toros venezolano de categoría "A", del Distrito Federal, que perdió la vida por las lesiones sufridas en una manga de coleo al ser víctima de la incorporación violenta de otro coleador, en un Campeonato Nacional Categoría “A” el 28 de noviembre de 1970, y motivo por el cual el campeonato “A” a realizarse en San Felipe fue suspendido. Para evitar tragedias como ésta y proteger más a los jinetes y a sus caballos, se reformaron los reglamentos oficiales del coleo (Articulo 37) y se hizo obligatorio el uso de casco protector en los jinetes. En honor de este valeroso coleador se constituyó la "Manga Hiram Duran" en la ciudad de San Sebastián de los Reyes, al sur del Estado Aragua, en Venezuela.

Fuentes:
Jaime Tovar (Hechos y Anécdotas del Coleo)
http://www.toroscoleados.com/noticia.php?valor=86

RAFAEL GARCÍA MOLINA (XXXX - 1970)

Solo para efectos ilustrativos
Cartel de 2016 de la feria de toros de Santa Clara Coatitla, en el municipio de
Ecatepec, estado de México

15 de noviembre de 1970.- Un novillo procedente de la dehesa de Garabato hiere de muerte en el hígado al novillero Rafael García Molina. El escenario fue esta vez el nimbo del coso pueblero de Santa Clara, estado de México.

Fuente:
Tauro Efemérides (página 474)
Sergio Martín del Campo Rodríguez
https://issuu.com/fcth/docs/tauroefem_rides

AVELINO ESTÉVEZ CAMPILLO (XXXX - 1971)

Solo para efectos ilustrativos

Plaza de Toros de Castro Urdiales (Santander) España

Cortesía del Sitio Web: http://www.iesataulfoargenta.com

El mulillero de la plaza de toros de Castro Urdiales (Santander) Avelino Estévez Campillo resultó muerto al ser herido en dicho coso por un novillo, el 29 de junio de 1971. El fallecimiento sobrevino el inmediato 4 de julio en Bilbao. (Fuente: Don Juan José de Bonifaz Ybarra, de su obra, “Víctimas de la Fiesta”, Capitulo 7, Página 200)

 

JOSÉ MATA GARCÍA " PEPE MATA " (1940 - 1971)

Cortesía de la página web: http://www.historiadeltorero.com

Nació en Las Tricias (Las Palmas) en 1940. Toma la alternativa en 1965.  El 25 de julio de 1971 toreando en compañía de Francisco Ceballos y de Antonio Millán Díaz “Carnicerito de Úbeda”  en la Plaza de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real), al entrar a matar al  toro "Cascabel" de la dehesa de Luis Frías Piqueras, que abrió plaza, le infligió una seria cornada en el muslo derecho, ocasionándole rotura de los vasos femorales, donde la escasa atención recibida, como no fuera el hacerle un improvisado torniquete colocado sobre su taleguilla en salmón y oro, y el largo peregrinaje desde el momento de la cogida hasta su arribo al Sanatorio de Toreros de Madrid, marcaron el derrotero de su anticipado fallecimiento en las primeras horas de la noche del  27 de julio de 1971. Toda esta concatenación de acontecimientos desfavorables, empieza desde su misma inserción en la corrida, ya que en un principio no estaba contratado para actuar en el festejo, y que se dio en forma reparada al caerse del cartel Juan Asenjo, “Calero”, fortaleciéndose la sentencia y bruna casualidad, que firmar suplencia y mal fario, sean casi una especie de fatalidad asegurada. (Fuente: Crónica de d. Juan José Zaldívar Ortega, de su obra “Víctimas del Toreo”.)

Don Juan José de Bonifaz Ybarra, el erudito taurino, relata así su trágica jornada al decir que << Contaba con grandes simpatías el canario José Mata García en los distintos medios en que desarrolló sus actividades en la Villa y Corte. En el taurino fue en Madrid donde alcanzó sus mejores éxitos. No estaba contratado para inaugurar el 25 de julio de 1971 la plaza de toros de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real), pero al caerse del cartel Juan Asenjo (Calero) ocupa su puesto. Lo completan Francisco Ceballos y Antonio Millán (Carnicerito de Úbeda), con quienes habría de alternar en la lidia de ganado de Luis Frías Piqueras. Al entrar a matar a la res que abrió plaza, de nombre “Cascabel”, resultó herido en el muslo derecho, con rotura de los vasos femorales. El largo peregrinaje desde el momento de la cogida hasta la llegada del herido al madrileño Sanatorio de Toreros, con un torniquete colocado sobre su taleguilla salmón y oro, fue amplia y desfavorablemente comentada por doquier. La tardía intervención quirúrgica no pudo evitar el fallecimiento del diestro, ocurrido a primeras horas de la noche del posterior día 27 de julio de 1971. "

Refieren en la página web “Historia del Torero”, que fue un << Torero canario nacido en Garafia, villa de la isla de la Palma, el 23 de julio de 1938; se presentó en Madrid como novillero el 5 de agosto de 1962, para matar con Facultades y Sandoval reses de Rodríguez de Arce, y sin que nada justificara su ascenso tomó la alternativa en Benidorm (Alicante), el 8 de agosto de 1965. Se la dio el Cordobés con toros de Pío Tabernero y actuando Manuel Herrero de segundo matador. Y el 12 de octubre del mismo año se la confirmó en Madrid Andrés Vázquez, en presencia de Trujillo, con toros de Moreno Yagüe. El 25 de julio de 1971, día de la inauguración de la plaza de toros de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real), al entrar a matar al primer toro de su lote, de nombre Cascabel, número 128, negro bragado, del ganado de don Luís Frías Piqueras, fue gravemente herido en el muslo derecho, falleciendo al siguiente día 27 en el Sanatorio de Toreros, en Madrid, a donde llegó después de aplicársele un torniquete en la enfermería de la plaza y de recurrir a un Sanatorio de Valdepeñas. Actuaron con él en aquella tarde Francisco Ceballos y Antonio Millán (Carnicerito de Úbeda), Había intervenido como matador de toros en su vida, en doce corridas en Madrid, nueve en Francia y tres en Canarias. Al cumplirse el primer aniversario de su muerte, se descubrió el busto de Pepe Mata, como cariñosamente le llamaban, en Villanueva de los Infantes. "

Foto que ilustra al diestro José Mata García en su lecho de muerte

Videoteca:
http://www.rtvc.es/noticias/jos%C3%A9-mata-el-torero-canario-84169.aspx

UN TORERO EJEMPLAR

Editorial del Matador de toros, pintor, fotógrafo y escritor Robert Ryan) Publicada en la revista 6TOROS6, en julio de 2001 Era un torero de una calidad que se intuía, un torero valiente, hecho de valores más sinceros, más enteros, que el meramente físico. Un torero cuyos golpes de corazón correspondían al íntimo latido del arte. Era un torero hecho de una soledad diferente, a cuya fantasía el toro llegó a través del mar que le embestía a oleadas, hiriéndole con la distancia que le separaba del continente de la tauromaquia, al cual llegó, un español cabal, cuyo lugar de destierro sería el mundo que bordea al toro, dentro del cual él no tenía pueblo ni región, sino el secreto del terreno propio que el torero ha de compartir con la bravura. Fue un torero que sacó fuerza de la lejanía en que nació, que hizo virtud del aislamiento que le acercaba al toro, de manera tan real que a lo que era sueño, ilusión, en él se vio convertido en torería. En esa serenidad de espíritu que delante del toro da valor al momento. En la vida torera de José Mata estaba la plaza de toros de Madrid: un ruedo ancho y profundo, una superficie de arena, fina como la playa canaria que le había enseñado a pisar con firmeza, dejando huella. En la memoria de la plaza de Madrid está la huella de José Mata. Y el eco de …¡Torero! ¡Torero! ¡Torero! … cantado a coro por aquella temida andanada del ocho que sacaba del burladero al espada canario, embelleciendo su última primavera con el sentido homenaje del Monumental puesto en pie. En los últimos diez meses de su vida, a partir de la tarde del 20 de septiembre de 1970, José Mata toreó seis corridas de toros en Madrid, en una de ellas actuando como único espada. Seis tardes adversas, extrañas, que debieron ser de derrota, salvadas por un aire torero invencible. Salvadas por una cualidad indefinible que hacía fértil la entrega: un corazón que traspasaba los límites del toro, poniéndose más allá, donde a la faena la salvaba tan sólo la clase del hombre capaz de pisar el terreno íntimo, en el cual se le arrancaba al mortal enemigo pases tan limpios como lágrimas. Pases forjados del llanto interior de un torero que había sufrido la ausencia del toro. En Madrid, en aquellas corridas, el toro era siempre enemigo, cuán lejos del ideal que existía dentro del torero canario, cuyo sentimiento requería el acompañamiento de una bravura real, tan auténtica, tan completa, como la suya. "Por las circunstancias, por los toros que me ha tocado lidiar, se me ha colocado el sello de valiente, anteponiéndolo al de artista. Y yo digo que no, que ante todo soy un torero que siente el arte."


Cortesía de don Robert Ryan

En julio de 1971, José Mata necesitaba un toro cuya embestida correspondiera a la nobleza de su muleta. Y el toro esperado le salió. No en Madrid, sino en Villanueva de los Infantes, Ciudad Real, el día 25.Un toro llamado Cascabel, de Luis Frías Piqueras, a cuya embestida el torero se pudo abandonar, revelándose. No es que fuera un gran toro Cascabel, por más que llegó a parecerlo en los últimos compases de una gran faena. Una faena que no tuvo eco ni recompensa más allá de las orejas y el rabo llevados a la enfermería. Porque el trasteo fue de los que consagran a un torero. Y la tragedia taurina de José Mata la fatalidad de encontrar el toro de su vida en una tarde lejana. No fue su suerte que le saliera su toro siete días antes, en su última tarde madrileña. Aquel día Cascabel habría dado vida a José Mata, enviándole al Sanatorio de Toreros entre un dolor salvado por gloria. Para que allí sanara de su triunfo definitivo. Más, aquel toro le tocó en su día. Una fecha no inscrita en el calendario del espada, hacia la cual viajó por el azar de una sustitución a última hora. Cuando la ambulancia llegó a Madrid habían pasado horas desde la cornada. Y la cumbre de José Mata se había escapado junto con su sangre por el camino. Contaba ya ni la estocada a Cascabel. Tan sólo lo que se temía por su consecuencia. Y aquella pérdida secundaria importaba. Porque el derrame se llevó lo mejor de un historial, la dimensión real del torero canario. Las horas de José Mata en el Sanatorio de Toreros compusieron una muerte vivida por España entera, con una intensidad que ahora parecería irreal. Era como si se había olvidado ver morir a un torero. Un torero cuyo corazón no quiso parar, volviendo a latir para que hablara el hombre con la lucidez del resucitado. Enseñado a morir, que fue su última lección de torero ejemplar. Las mismas cualidades personales evidentes en su toreo hicieron que José Mata fuera un hombre profundamente querido, profundamente amado, profundamente llorado. Aún, donde niega cerrarse la herida de Cascabel. Porque la vida no se rehace, como aconsejó él al abandonarla. Pasa simplemente. A otros tiempos que llevan dentro el pasado. José Mata murió en el Sanatorio de Toreros el martes 27 de julio de 1971, a dos días y dos horas de haber estoqueado a Cascabel.


Cortesía de don Robert Ryan

JOSÉ MATA GARCÍA, HACE 40 AÑOS.

La Opinión (Portada del 26 de julio 2011, Editorial de José Méndez Santamaría) Tribuna Abierta Al llegar estas fechas queremos recordar al buen amigo y malogrado diestro palmero, Pepe Mata con algunos datos de su vida torera.- Fue el segundo y último matador de toros canario que consigue la alternativa. Nace en Las Tricias, Villa de Garafía, en la bonita isla de San Miguel de La Palma, un 23 de julio de 1937. Al regreso de su estancia en Venezuela, donde se le despierta la afición por la fiesta y da sus primeros pases ante becerros y novillotes, hace su presentación con traje de luces en Arévalo (Ávila) el 8 de junio de 1959. El 24 de julio de 1960 se presenta con picadores en la plaza de Orduña. Un 5 de agosto de 1962, lidia por primera vez seis novillos-toros de Ángel Rodríguez de Arce en la madrileña plaza de las Ventas, lo que no cabe duda fue una gran hazaña. Tres años más tarde, el 8 de agosto, toma la alternativa y es Manuel Benítez El Cordobés quien le cede los trastos para torear un astado de Pío Tabernero de Vilvis, en presencia de Manolo Herrera. José Mata corta una oreja a cada uno de sus toros. En ese mismo año el 19 de septiembre en Ceret (Francia) corta dos orejas a su primero y una al que cerró plaza de Salvador Guardiola, lo que le valió la "Oreja de Oro", teniendo como compañeros de terna a Joaquín Bernadó y Palmeño. Confirma la alternativa en Las Ventas, Madrid, el día de la Hispanidad, en ese mismo año 1965, actuando de padrino Andrés Vázquez. Testigo: Enrique Trujillo. Se lidian esa tarde un toro de Sotillo Gutiérrez y cinco de Moreno Yagüe. Doce días después en Nimes (Francia) sufre una cornada en el muslo izquierdo de pronóstico reservado, alternando con Orteguita y José Luis Barreiros. Dos toros de Prieto Barreiro y cuatro de Juan Salas. El 31 de julio del 66, le anotamos un gran triunfo en Beaucaire (Francia) cortándole a un toro del Conde de Cabral, dos orejas y el rabo. Completaron el cartel, Manolo Blázquez y Emilio Oliva. El 29 de septiembre del año siguiente, anecdóticamente, confirma dos alternativas en la misma tarde y en la plaza de las Ventas, Madrid, al americano John Fulton y a Luis Navarro. El 4 de octubre de 1970 se encierra en Madrid con seis toros del Conde de la Maza. Lo que consideramos una hazaña para nuestro paisano. El 2 de mayo del 71 en la Plaza de toros de Las Palmas de Gran Canaria, torea por primera vez como matador de toros en Canarias. Al día siguiente hace su presentación ante sus paisanos de provincia en la plaza de Santa Cruz de Tenerife. Cartel: seis toros de Hermanos Lacave, para los diestros José Mata, que corta una oreja a su primero y dos orejas y el rabo a su segundo y Ruiz Miguel dos orejas y rabo en el primero y oreja en el segundo. Total, tarde redonda. Por la noche, la "Peña Taurina de Tenerife", en un restaurante del Norte de la isla de Tenerife, le ofrece un homenaje, al que acuden miembros de la Peña y amigos del diestro canario, representantes de medios informativos y otros simpatizantes. El 25 de julio de este mismo año, festividad de Santiago Apóstol se inaugura la plaza de toros de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real). José Mata esa tarde sustituye a Juan Calero y está muy contento. El papel se había agotado. Paco Ceballos y Carnicerito completan la terna. Los toros de Luis Frías Piqueras. El lidiado en primer lugar, Cascabel, hiere mortalmente a José Mata, al que paradójicamente le corta las dos orejas y el rabo, cuyo triunfo nunca puede llegar a saborear. El 29 de julio, y como homenaje póstumo da la última vuelta al ruedo a la madrileña plaza de Las Ventas, escenario de grandes triunfos, a hombros de sus más íntimos, familiares, cuadrilla, etc. en ese olor a multitud de los grandes toreros. La famosa revista El Ruedo en el extraordinario editado a la semana siguiente, el 3 de agosto de ese mismo año 1971, con profundidad de documentos, fotografías, etc., entre otras cosas, dijo: "Matador de toros intactos, duros, poderosos, sabios con el saber del animal que reunió madurando instintos cinco y seis hierbas". El 20 de marzo de 1972, se funda en Tenerife la Peña Femenina José Mata, que según dice El Cossío en el Tomo 7, página 1068: Actividades: Conferencias, películas de aficionados, etc., al alimón con la Peña Taurina de Tenerife. Presidenta: doña Arminda Corona Afonso. Secretaria: doña Esperanza García Oliva. Ya sin actividad ninguna. Estaba prácticamente formada por las esposas de los socios de la Peña Taurina de Tenerife, aficionadas y amigas. Te seguimos recordando, Pepe Mata. El 3 de agosto de 1971 la revista "El Ruedo", de Madrid, publicó un extraordinario dedicado a la vida y muerte de José Mata. En la portada de la revista junto a su retrato aparece el siguiente texto: Al fin, la temporada de 1971 parecía ser la propicia para la definitiva consagración de José Mata como torero. Por esas cosas poco explicables del planeta taurino, el desaparecido artista se venía abriendo paso con enormes dificultades, cuando sus méritos, su pundonor profesional, su valentía y su arte le hacían acreedor de un mejor trato por parte de las empresas. Ahora ya, sin embargo, nada importa. José Mata ha muerto... José Mata ha muerto. Torero de una trayectoria ejemplar al que una tarde de julio la muerte le llegó…Ha muerto un buen torero -no son palabras de elogio y homenaje cuando ya nada tiene remedio, sino una realidad exacta y debidamente contrastada- y un gran caballero. Descanse en paz el ejemplar torero José Mata.

JUAN MONTERO NAVARRO (1928 - 1971)

Foto cortesía del Site Taurino Who´s Who de Dale Pierce

Refiere el cronista Dale Pierce en su admirable página de Internet “Who´s Who”,  que << Juan Montero fue un torero modesto, capaz y de gran valor cuando las circunstancias resultaban de su acomodo, no falleciendo en los cuernos de los toros, sino en un trágico accidente automovilístico en España" y cuya muerte acaeció hacia el 10 de agosto de 1971 según informes de Wikipedia y del  sitio web: efemérides 20

Abundando sobre el torero, la genial página de Internet “Historia del Torero”, refiere que Juan Montero Navarro nació en Albacete el 10 de septiembre de 1931 (el año correcto es 1928, como aparece en su tumba) e hizo los cursos novilleriles formando pareja con su paisano Pedro Martínez “Pedrés”. Juntos se presentaron en Madrid el 8 de junio de 1952,  pero Juan no salió premiado. ¡Son tantos los números que quedan en el bombo! Tomó la alternativa Montero en Valencia el 18 de marzo de 1953, concedida por Julio Aparicio Martínez y en presencia del referido Pedrés, el toro de la cesión se llamo "Barrabas" marcado con el numero 147 de pelo negro,  de la dehesa de Urquijo, y la confirmó en Madrid, de manos de Rafael Ortega, el 6 de junio de 1954, con Dámaso Gómez de testigo y toros de la ganadería de  doña Eusebia Galache. Si en el primer año de matador de toros alcanzó 25 corridas, en su continuo descenso ha llegado a despachar de una a cinco por temporada. No caben líneas apologéticas en diestro de tan humilde condición.

A inquina de los cáusticos informes anteriores, e investigando sobre su muerte, me topé con esta otra narrativa, más amable,  del pintor albacetense, Godofredo Jiménez, quien le conoció en persona  y que resulta diametralmente opuesta: << Recuerda en primer lugar el pintor albacetense el ambiente taurino de la post guerra en Albacete calificada como "caldo de cultivo de donde salieron Montero y Pedrés, haciéndolo con tal fuerza que Albacete se rompió en dos, constituyendo un acontecimiento de gran magnitud. Con estos dos toreros empezó la historia taurina moderna de Albacete".  Más adelante comentó en su discurso: "Hay que reconocer con orgullo que Albacete tiene un gran eco por sus toreros, es la ciudad de España con más matadores de toros comparando su población. Es imprescindible ya la existencia de un Museo taurino donde se recoja esta parte tan importante de nuestra historia". Luego recordó los inicios de Juan Montero: "A partir del 21 de agosto de 1949, día del debut triunfal de Juan, surgió un torero y un mito de origen popular, que se dilata en el tiempo y sobrevive a la persona. Por eso Juan no ha muerto, está en nuestro recuerdo, está en su casa con su familia, está en sus pertenencias y en su espacio, todo exacto, todo intacto. Este casi milagro lo logran sus hermanos, sobre todo la dedicación de sus hermanas". "Juan hacía un toreo fundamental, hondo, resultante del sentimiento y del cerebro. K-Hito lo recordó definiéndolo como catedrático del toreo. Por eso fue maestro de maestros. Juan vivía en torero, su toreo no sólo se asentaba en la estética, sino en el dominio y en el riesgo; todo ello en su justo equilibrio, que es donde radica la Tauromaquia moderna. Juan no fue tocado por la suerte. No tuvimos suerte por haber perdido a un hombre bueno, a un amigo, a un hombre vital, generoso, entrañable, popular", dijo Godofredo Giménez. Recordó más adelante los orígenes del torero albacetense y el entorno en el que se desarrolló sus primeros años de vida en el callejón de la calle Cervantes, para destacar que "el corral de Montero se convirtió en una Escuela Taurina", así como el corral de Huete en la calle León. Hay que recordar que en el homenaje que se tributó a Juan Montero con motivo de cumplirse el cincuenta aniversario de su alternativa se volvió a revivir el fervor popular por este diestro. "

Fuente: http://servicios.laverdad.es/fiestas/feria03alb/suscr/nec78.htm

En las efemérides del Foro Taurino Manchego refieren que el día 10 de agosto del año 1971 muere en el término municipal de El Jardín (Albacete) el diestro JUAN MONTERO NAVARRO, en accidente de tráfico ocurrido el día 8 al chocar frontalmente el automóvil que conducía con un camión en la carretera nacional de Valencia a Córdoba. Tenía al morir 39 años de edad. Venia de participar en un festival taurino en la ciudad de Alcaraz. (Albacete)


Tumba del torero de alternativa Juan Montero Navarro
Galería de Mcornit
Cementerio Municipal de Albacete

CÉSAR ANTONIO GIRÓN DÍAZ (1933 - 1971)

“César Girón” en la Plaza de Toros de Vinarós

Foto cortesía de las colecciones de Sebastiá Redó y Alfred Gómez

De acuerdo con muchos ha sido uno de los más grandes toreros venezolanos de todos los tiempos. Nació en  Caracas Venezuela (en el sector  Roca Tarpeya, una colina desde donde se observa  Caracas centro  y  una parte  de la zona  de El Valle), el 13 de junio de 1933, fueron sus padres Carlos Girón y Esperanza Díaz. En Maracay le tocó vivir una vida de precariedades junto a sus 12 hermanos, de los cuales 4 más llegaron a ser matadores de toros: Rafael, Francisco, Efraín y Freddy, otro hermano José Luis (Pepe Luis)  fue novillero  de  buenas actuaciones, sin llegar  a coronar  en la alternativa. Debido a la pobreza de su familia, de niño tuvo que ayudar a su madre en una venta callejera de comestibles y su padre en diversas actividades. Uno de los oficios más curiosos que le tocó realizar fue el de guía en el cementerio y limpiador de tumbas. Siendo muy joven rescató a su familia de un incendio que se produjo en el rancho en el que vivían en la calle Sánchez Carrero de Maracay. A partir de esta experiencia le llamaron "Mano Quemá", debido a las quemaduras que sufrió en sus manos, las cuales le quedaron marcadas por heridas profundas por mucho tiempo. El deseo de ser torero nació el día en que presenció en la maestranza de Maracay, al famoso matador "Manolete". Su carrera taurina la inició en 1945, al lanzarse al ruedo de la plaza de toros de Maracay durante la actuación de la cuadrilla infantil mexicana “Los Chicos de Querétaro”. Su primer gran triunfo como torero se produjo el 1 de octubre de 1950, al tener una actuación memorable en una novillada criolla celebrada en el Nuevo Circo de Caracas, al matar 6 ejemplares por un percance sufrido por su alternante Moreno Sánchez. Sánchez era la estrella del espectáculo, por ser el alumno preferido de Pedro Pineda y César Girón iba contra él porque se había ganado la inclusión por sus triunfos previos en Valencia y Maracay. En definitiva, a partir de esta memorable tarde, Girón se convirtió en un héroe, siendo paseado por las calles de Caracas y llevado hasta las redacciones de los diarios más importantes de la época; en lo que sería sólo el inicio del camino para numerosos éxitos en las principales plazas taurinas del mundo. En 1951, viajó a España donde consiguió la consagración como matador. El 29 de septiembre de 1952, recibió la alternativa de manos de Carlos Arruza “El Ciclón Mexicano” en la Monumental de Barcelona. Posteriormente, alcanzó el primer lugar en el escalafón de corridas realizadas en las temporadas de 1954 y 1956. Aunque se retiró en Caracas en 1966, al poco tiempo anunció su regreso al mundo taurino como matador y empresario de corridas. Su última tarde triunfal se produjo en la Plaza Monumental de Valencia (Edo. Carabobo) en 1971, donde le tocó alternar con los toreros Antonio Bienvenida y Luis Miguel Dominguín. El 19 de octubre de 1971, se produjo su muerte en un accidente automovilístico en la autopista Caracas-Maracay. César Girón ha sido considerado como uno de los más importantes toreros del siglo XX. Como expresión de tal afirmación, tenemos que un pase taurino, creado por él, lleva en su honor el nombre de "girondina". (Fuentes: Don Nilson Guerra Zambrano, historiador taurino de Venezuela y página web: Venezuelatuya.com)