Los toros dan y quitan

JACQUES BRUNET ANDRÉ " JAQUITO " (1948 - 1982)

Jacques Brunet André “Jaquito”
Cortesía de D. José Antonio Román Romero

Matador de toros nacido en la ciudad francesa de Nimes el 26 de marzo de 1948. Tomó la alternativa en Tarragona, el 15 de agosto de 1976, con reses de don Javier Molina y con Gabriel de la Casa y Agustín Parra (Parrita) de padrino y testigo, respectivamente. El 14 de mayo de 1978, en la plaza de su ciudad natal, un toro de Torrestrella le atravesó una pierna al lancearle, siendo tan grave herida seguramente la causa de que decidiera retirarse. Así, el 22 de octubre siguiente, alternando con Nimeño y Simón Casas, lidió su última corrida en su Nimes natal. Victima de un accidente de automóvil falleció en Bellegarde (Francia) el 13 de abril de 1982.
Fuente:
http://www.historiadeltorero.com

Don Víctor el cronista madrileño propietario del Blog taurino "A los Toros" refiere que el 13 de abril de 1982 fallece en accidente de carretera el diestro francés Jacques Brunet André "Jaquito", cuando regresaba de la feria de Arlés su automóvil giró hacia la izquierda y entró en colisión con un camión, resultó muerto a consecuencia del golpe, el siniestro ocurrió en el municipio de Bellagarde, en el sudeste de Francia. Nació en Nimes el 26 de marzo de 1948. Tomó la alternativa en Tarragona el 15 de agosto de 1976, Gabriel de la Casa le cedió el toro "Campanito", de Javier Molina, y Agustín Parra "Parrita" actuó de segundo matador. En 1978 fue herido de gravedad en Nimes y decidió abandonar el escalafón en que militaba. Su última corrida como matador de toros tuvo lugar el 22 de octubre de ese año en su ciudad natal, junto a Nimeño II y Simón Casas. Se hizo banderillero y se especializó como puntillero.


Jacques Brunet André “Jaquito”
Cortesía de D. José Antonio Román Romero

Refiere el historiógrafo taurino José Antonio Román Romero en su Blog Taurino en la Red: De Hombres, Toros y Caballos, que, Jacques Brunet André “Jaquito” nació en Nimes el 26 de marzo de 1948. Tomó la alternativa en Tarragona el 15 de agosto de 1976, Gabriel de la Casa le cedió el toro "Campanito", de Javier Molina, y Agustín Parra "Parrita" actuó de segundo matador. Como dato anecdótico cabe destacar que el torero francés Jacques André Brunet “Jaquito” se presentó en Cuenca el día 24 de agosto de 1975, a la hora del sorteo, con la intención de tomar la alternativa, ya que tenía un contrato con el empresario Sanz Casanova, pues además era baja del cartel por cogida José María Manzanares. Le acompañaban su apoderado con un contrato en su poder y la cuadrilla. Al final, tras largas discusiones, entre su apoderado y el empresario, el torero de Nimes se tuvo que conformar con ver la corrida y tomar la alternativa en otra plaza (al año siguiente, en Tarragona, con Gabriel de la Casa como padrino), tras un acuerdo económico. En 1978 fue herido de gravedad en Nimes y decidió abandonar el escalafón en que militaba. Su última corrida como matador de toros tuvo lugar el 22 de octubre de ese año en su ciudad natal, junto a Nimeño II y Simón Casas. Se hizo banderillero y se especializó como puntillero. El 13 de abril de 1982 fallece en accidente de carretera, cuando regresaba de la feria de Arlés su automóvil giró hacia la izquierda y entró en colisión con un camión, resultó muerto a consecuencia del golpe, el siniestro ocurrió en el municipio de Bellagarde, en el sudeste de Francia.

MARIANO MARTÍN AGUILAR " CARRILES " (1930 - 1982)

Foto de la alternativa de Mariano "Carriles"
Recibe de "Nacional" los trastos de torero
Cortesía de don Rafael Gómez Lozano
http://torerosmexicanos.blogspot.mx/

El subalterno, que intentó ser matador, Mariano Martín Aguilar (Carriles), que pertenecía a la cuadrilla de Dámaso González, sufrió un infarto al miocardio, muriendo en el acto, cuando actuaba en Valencia el 29 de julio de 1982. (Fuente: Don Juan José de Bonifaz Ybarra, de su obra “Víctimas de la Fiesta”)

 

Por su parte, la aclamada página web española: “Portal Taurino”, exhibe la siguiente nota biográfica: Mariano Martín Aguilar (Carriles) nace en Marchena (Sevilla) el 9 de junio de 1930, vistiendo por vez primera de luces en la plaza de Utrera el 9 de septiembre de 1948 y haciendo su presentación en Sevilla el 25 de octubre de 1950 en novillada de noveles; debuta en la Plaza de Toros de Las Ventas (Madrid), el 29 de julio de 1951, con ganado de Juan Belmonte, compartiendo cartel con Francisco Honrubia y Enrique Vera. Toma su alternativa como matador en la Real Maestranza de Sevilla, el 21 de abril de 1957,  llevando de Padrino a  “Nacional” y de testigo a  Joselito Huerta, con el toro de nombre "Arreado", de la ganadería de Tassara. Confirma en Madrid el 8 de setiembre de 1957, de manos del matador sevillano Mario Carrión, siendo testigo Fermín Murillo con  reses de la dehesa de Escudero Calvo. Resultó herido por el segundo de su lote, con grave cornada en el muslo izquierdo. Tras inciertos pasos como matador, pasa a las filas de los de plata durante  las temporadas de 1960 a la de 1982,  convirtiéndose en un buen banderillero y peón de brega, figurando en las formaciones de Luis Parra y Dámaso González. En la temporada de 1982, el 29 de julio, actuando en la cuadrilla de Dámaso González en la plaza de Valencia, sufre infarto de miorcadio y fallece en el acto.


En su confirmación, en septiembre de 1957, resultó herido por el segundo de su lote, con grave cornada en el muslo izquierdo.
Foto del Semanario Gráfico de los Toros "El Ruedo", No. 692, del 26 de septiembre de 1957
De la hemeroteca de don Rafael Gómez Lozano

HERIBERTO GARCÍA ESPEJEL (1907 - 1982)

Fotografía cortesía del Blog La Aldea de Tauro del cronista  don Xavier González Fisher

Matador de toros natural de Singuilucan Edo de Hidalgo en Méjico, que nació el 10 de marzo 1907 y quien logró sobresalir principalmente como muletero y estoqueador,  en una época en la que la fiesta mexicana fue dominada por el poderío y la sabiduría de “Armillita”. La personalidad de Heriberto se afinca en el gusto de la afición en las temporadas novilleriles del Toreo capitalino en los años 27 y 28 del pasado siglo, después de que el hidalguense renunciara a una alternativa que obtuviera en Aguascalientes el 2 de febrero de 1927, de manos de Joselito Flores, lidiando toros de Garabato. El 28 de octubre de 1928, en el coso de la Condesa en México DF, Juan Espinosa, “Armillita” le otorga una nueva alternativa en presencia de Pepe Ortiz, al cederle el toro “Cartero” de la tlaxcalteca vacada de Zotoluca, en cartel que también integró el padre del rejoneo español, Antonio Cañero. Una nueva alternativa en Barcelona, el 31 de marzo de 1929, esta vez de manos deValencia II”, misma que se confirma en Madrid el 30 de mayo de ese año, fungiendo como padrino “Fortuna” y como testigo Luis Fuentes Bejarano, siendo el toro “Viñadero” de la dehesa de Miura. Tras de una regular campaña española, el 8 de diciembre de 1929, en El Toreo de Méjico DF, Heriberto García escribirá la primera página inmortal de su historia, al llevarse en la espuerta el rabo del toro “Vigía” de la ganadería de La Laguna, en una corrida mano a mano con Joaquín Rodríguez, “Cagancho”, faena que culminó con una estocada recibiendo, misma que sería una de las rúbricas personalísimas de su quehacer en los ruedos. Tras de una regular campaña española, el 8 de diciembre de 1929, en El Toreo del DF, Heriberto García escribirá la primera página inmortal de su historia, al llevarse en la espuerta el rabo del toro “Vigía” de La Laguna, en una corrida mano a mano con Joaquín Rodríguez, “Cagancho”, faena que culminó con una estocada recibiendo, misma que sería una de las rúbricas personalísimas de su quehacer en los ruedos. Sin recuperarse totalmente de esa herida, la carrera de Heriberto comenzó a sufrir altibajos, así como le cortaba el rabo al colorado “Lamparillo” de Miura en El Toreo del DF el 1 de febrero de 1931, el 29 de enero de 1933, un toro de Piedras Negras le infirió una cornada en la axila derecha, que penetró el tórax, también en la Capital mexicana. Su presencia en los ruedos se fue volviendo intermitente y a partir de 1949 se dedicó mejor a formar toreros. Dos de los más destacados fueron el “León de Tetela de Ocampo”, Joselito Huerta y Humberto Flores, quien le acompañaba en el accidente de automóvil que le costó la vida el 29 de agosto de 1982. (Fuente: Blog “La Aldea de Tauro”,  del afamado cronista taurino, don Xavier González Fisher.)

Murió la mañana del 29 de agosto de 1982, en un lamentable accidente de automóvil, en la mexiquense localidad de Ixtlahuaca, cerca de la ganadería de Pastejé. Iba acompañado de un grupo de alumnos para realizar una faena de tienta de vaquillas.
Fuente:
http://torerosmexicanos.blogspot.mx/search/label/Heriberto%20Garc%C3%ADa

MARÍA ELENA DE RAMOS (XXXX - 1982)

Solo para efectos ilustrativos
Tarde de la alternativa de Leopoldo Ramos “el Ahijado del Matadero”.
En la foto “Manolete”, el ganadero Eduardo N. Iturbide y “el Ave de las Tempestades”.
http://laaldeadetauro.blogspot.com/2009_01_01_archive.html

El matador de toros mexicano Leopoldo Ramos “El Ahijado del Matadero” falleció en Irapuato Guanajuato (México) el 27 de abril de 1982 Contaba con 69 años de edad. Leopoldo Ramos, padecía un mal incurable. Impresionada por su muerte, su esposa María Elena se suicidó horas después. Aún se recuerda la participación de este valiente diestro en la memorable tarde en la que Manuel Rodríguez “Manolete”, le organizó un improvisado mano a mano con el que fuera llamado “Ave de las Tempestades”, el mexicano Lorenzo Garza, la tarde del 11 de diciembre de 1946.
Fuente:
http://www.elpais.com/articulo/agenda/MEXICO/Leopoldo/Ramos/matador/toros/mexicano/elpepigen/19820504elpepiage_3/Tes

Leopoldo Ramos, conocido como “el Ahijado del Matadero”, nació el 9 de marzo de 1912 en Tezontepec, estado de Hidalgo. El 14 de febrero de 1932 viste por primera vez de luces en la plaza de Tacuba, en el Distrito Federal, y alterna con Higinio González “Macareno” y “Tato II” en la lidia de novillos de la hacienda de La Encarnación.  Pasados cuatro años, toma una primera alternativa como matador de toros en la fronteriza ciudad de Nuevo Laredo Tamaulipas el  4 de julio de 1936, para  tomar luego, tras tres años de espera, una segunda alternativa en Ciudad Juárez Chihuahua,  el 7 de mayo de 1939, llevando como padrino a José González "Carnicerito de México" con toros de Heriberto Rodríguez. El 8 de noviembre de 1942 toma una tercera alternativa en la Ciudad de Chihuahua siendo su padrino David Liceaga en un mano a mano con toros de Heriberto Rodríguez. Hacia el 26 de Noviembre de 1944 toma una cuarta alternativa en Ciudad Juárez Chihuahua, siendo su padrino de lujo Carlos Arruza con reses de Corlomé, para después confirmarla en el antiguo coso del Toreo de la Condesa en la Cd. De México el 11 de diciembre de 1946, llevando de padrino a Lorenzo Garza “el Ave de las Tempestades” y de testigo de lujo a  Manuel Rodríguez "Manolete", siendo “Monaguillo” de la dehesa de Pastejé, el toro de la confirmación de su  doctorado.
Fuentes:
http://torerosmexicanos.blogspot.com/2010/04/leopoldo-ramos-el-ahijado-del-matadero.html
http://www.laplazareal.net/index.php?section=blog&cmd=tordetails&id=315

Desde luego que a las nuevas generaciones poco les dice el nombre de Leopoldo Ramos, al mismo que anunciaban con el sobrenombre de “El Ahijado del Matadero”, obviamente que el alias proviene por la razón de que lo protegían en uno de esos viejos rastros de la ciudad de México, su lugar nativo, el Distrito Federal. Bien y bastante le traté afortunadamente. Alto, moreno, de ronca voz, siempre con el pecho por delante, de lejos y de cerca se notaba era un torero, torero con percha, con personalidad, dueño de ese raro don de caer bien desde antes de tratarlo, valiente a carta cabal y amigo noble y leal como pocos. A don Leopoldo le tocó quedar en medio de los años que por finales de la década de los treintas del siglo pasado, no existía convenio taurino entre México y España y, junto a un puñado de toreros aztecas, hubo de refugiarse en Portugal para poder buscar contratos, ejercer su profesión y ganar el diario sustento, los compañeros que le acompañaban en ese político-taurino exilio eran, Gregorio García, Luís Castro, “El Soldado”, Fermín Rivera y meses posteriores se les unió Carlos Arruza, de quien me decía llegaba, más que todo, para olvidar problemas personales suscitados en la capital mexicana, sin embargo fue quien tuvo la suerte de participar en la primer corrida en Madrid una vez arreglado el mencionado convenio taurino, precisamente la tarde que al segundo par de banderillas de nuestro paisano, el publico se unió solicitando las orejas “para el mexicano”. Todos los viejos conocemos en que Portugal el máximo ídolo de la afición lusitana era el primero de los mencionados, simple y sencillamente era el rey de los toreros. Había cigarrillos, corbatas, vinos, lociones, camisas y varios artículos más que usaban a Gregorio García como muestra de calidad en sus productos... y de admiración al torero potosino de los habitantes de ese culto pueblo. Don Leopoldo no quedaba a la zaga, era popular y requerido por las empresas, se le contrató en las mejores plazas y ferias y en el momento oportuno sumo importantes tardes por la geografía del Oso y de Madroño, España. El tiempo pasa rápidamente y el 11 de diciembre de 1946 la recién inaugurada plaza México lo acoge para que se le confirme la alternativa al lado de dos monstruos de la tauromaquia de todos los tiempos, don Lorenzo Garza Arrambide y Manuel Rodríguez Sánchez, “Manolete”, precisamente la tarde en que el pintor valenciano Carlos Ruano Llopis inmortalizó al cordobés instrumentado un natural, donde se nota la toledana en el piso, en la arena, óleo famoso y con historia ya que se cuenta que Garza había dicho que el español instrumentaba ese muletazo ayudándose con la punta de la espada, la replica callada del ibérico fue tirarla y así dar varias tandas con la izquierda ante el asombro de los parroquianos que ni enterados estaban del porqué de las cosas. Al “Ahijado” se vio requete bien, pero al lado de esos toreros ellos acapararon la atención de la concurrencia. Cuando don Leopoldo decidió olvidarse de la profesión ante la escasez de buenos contratos, surgió el ofrecimiento de su mejor amigo, don Carlos Arruza, para que ingresara a las filas de los subalternos y pertenecer de planta en su cuadrilla, ofrecimiento denegado con toda amabilidad y cortesía, argumentando era matado de toros  y matador de toros moriría. Un hijo, del mismo nombre, “El Pollo”, ingeniero agrónomo egresado de la escuela Hermanos Escobar de Ciudad Juárez, heredero de las bondades morales de su señor padre, le recomendó se fuese a vivir a Pastor Ortiz, Michoacán, entre Abasolo y Penjamo, zona muy agrícola, y ahí instalara un negocio de insecticidas ya que su primogénito residía en el cercano Irapuato siendo representante de varias firmas de esos productos agroquímicos. Aceptó y se sitúo en el centro del poblado. Fue precisamente en ese lugar donde mas lo trate, donde pasábamos horas enteras platicando de toros, un verdadero intercambio, él me contaba lo de antaño y su servidor lo de actualidad puesto que a la pequeña población no llegaban periódicos, siempre ante la presencia de su joven esposa, la señora María Elena, excelente cocinera que jamás nos desamparaba con botanas, con exóticos platillos regionales y que por lo general eran productos de una cercana laguna. Todo desde luego que acompañado con brindis de una especie de bebida entre tequila y mezcal, unas botellas que en su interior tienen un trozo de caña de azúcar y del cual no recuerdo su nombre. Él sentado esperando y atendiendo la clientela, la misma a la que le recomendaba el mosquicida que yo vendía en toda esa zona tan cercana a La Piedad, Michoacán, que me quedaba a un paso. Poco a poco notaba su salud minaba, su corpulencia iba en decaimiento y una tarde me lo confesó, le habían detectado cáncer en la próstata. Fuerte de carácter, con sentido del humor y aceptando la enfermedad, jamás volvimos a tocar el tema, al contrario, las platicas se hacían mas largas, al grado de que cambie mi cuartel de partida laboral del hotel de La Piedad a uno frente a su negocio en la población de su hábitat. Pocas semanas hubieron de pasar para que la maligna enfermedad lo consumiera y la noche que entrego su alma al Creador fue trasladado a conocida funeraria de la ciudad de Irapuato por su queridísimo “Pollo”. Era de madrugada, se le colocó a don Leopoldo en el ataúd, la señora María Elena no hablaba para nada, si acaso se le preguntaba algo solo afirmaba o negaba con leve movimiento de su cabeza, se le veía deshecha, se sentó en la elegante sala en solitario, el ingeniero y esposa terminados los tramites se retiraron a casa, la noche había sido larga y pesada, un buen baño de agua templada lo deseaban para retornar al recinto donde se velaría al torero, algo de alimento le llevarían a la desconsolada joven mujer, su segunda por cierto, pero quien verdaderamente manda es el destino y al llegar “El Pollo” a su residencia, fue recibido con una nueva desagradable noticia, su velador le avisaba regresara de inmediato de donde llegaba, a escasos 10 minutos de la funeraria, la señora no había soportado la muerte de su esposo, al verse sola y sin testigos que lo evitaran, decidió acompañar en su ultimo viaje a “El Ahijado”, en uno de los baños de las instalaciones se quito la vida. Una tragedia, ni quien lo dude, pero esto habla de la calidad humana de don Leopoldo, de lo que se hacia quererse y de que, como siempre le he dicho, era un tipazo fuera de serie, un guerrero de los ruedos, un excelente amigo y un cariñoso padre.
Fuente:
Don Pedro Julio Jiménez Villaseñor

http://omenlosmedios.blogspot.com/2010/07/de-toros-y-toreros-desde-aguascalientes.html


Leopoldo Ramos López
"El Ahijado del Matadero" (1912-1982)
http://torerosmexicanos.blogspot.mx/search/label/Leopoldo%20Ramos%20%28El%20Ahijado%20del%20Matadero%29

JESÚS GÓMEZ HERRERO (PANADERITO) (1942 - 1982)

Solo para efectos ilustrativos
Foto añosa de los encierros de Cuéllar, Segovia, España
Cortesía de http://www.cuellar.es/

El reconocido diario español "El País", del domingo 5 de septiembre de 1982, informó con tristeza que había muerto un corredor en los encierros de Cuéllar.- Jesús Gómez Herrero, de cuarenta años, que fue volteado por un toro en los encierros de Cuéllar (Segovia), falleció el pasado jueves (2), veinticuatro horas después de la cogida, en la clínica madrileña de Puerta de Hierro, a donde le trasladaron, como consecuencia de la fractura de cráneo que sufrió en la caída. El entierro tuvo lugar en Cuéllar el viernes (3), y asistió al mismo una multitud. Los encierros, que están considerados como los más antiguos de España, quedaron suspendidos en señal de duelo. Jesús Gómez, apodado "Panaderito", era muy popular en las fiestas por su condición de buen corredor. Deja mujer y cuatro hijos. Es el primer año que ocurre una cogida mortal en los encierros de Cuéllar. Por otra parte, el novillero Manuel Alba "Albita" sufrió una cornada grave durante el festejo celebrado ayer en la plaza de El Puerto de Santa María. La herida es de doce centímetros e interesa el músculo recto internó. Los novillos eran de José Luis Osborne.
Fuentes:
http://elpais.com/diario/1982/09/05/cultura/400024811_850215.html
http://joseluismunozgomez.blogspot.mx/2013/07/esta-vez-va-de-toros.html
http://www.cuellar.es/historia-de-los-encierros-de-cuellar/