Los toros dan y quitan

JESÚS CAMARENA TORRES (XXXX - 1930)

Solo para efectos ilustrativos

Corrida de toros en la Plaza de La Condesa en México D.F.

Cortesía de: AGN, Colección Fotográfica de Propiedad Artística y Literaria, Charles B. Waite, Fiesta Brava. /Sitio Web: http://biblioweb.dgsca.unam.mx

 

Al desencajonar un encierro de la vacada de Xajay en la plaza de la capital mexicana, el 24 de julio de 1929, fue mortalmente herido el aficionado Jesús Camarena Torres, que dejaría de existir al día siguiente (Fuente: Crónica de don Juan José de Bonifaz Ybarra de su obra “Víctimas de la Fiesta”, Capítulo 7, Página 193).

El 13 de julio de 2012 recibí una amable carta del docto cronista taurino Rafael Gómez Lozano (Dientefino), propietario del blog en la Internet: "Toreros Mexicanos", donde me envía una cita del libro: "Historia de la Plaza El Toreo"- Época de Oro (1929-1946), de don Guillermo E. Padilla, páginas 29-30, donde apunta que: El jueves 24 de julio de 1930 fue corneado en los corrales de "El Toreo" el joven Jesús Camarena por el toro "Sembrador" de Xajay, que le produjo dos grandes heridas. El infortunado muchacho falleció al día siguiente. Jesús Quintero, García Barrera y "El Espontáneo" lidiaron un gran encierro de Xajay el domingo 27 de julio. Ahí venía "Sembrador", el toro homicida, que resultó de bandera. Los tres espadas hicieron mucho menos de lo que merecían los estupendos ejemplares queretanos. Respecto a la discrepancia en el año de la efeméride (el maestro Bonifaz cita el 29 y Padilla el 30), piensa don Rafael, que el año correcto es el de 1930, porque Jesús Quintero se presenta como novillero en El Toreo hasta septiembre de 1929.
Fuente:
http://torerosmexicanos.blogspot.mx/2010/05/jesus-quintero.html

PEDRO CARREÑO MARTÍNEZ (1908 - 1930)

De la hemeroteca de don Antonio Román Romero
http://gestauro.blogspot.mx

Refiere don Enrique Vila que el  21 de mayo de 1930 acaeció en la añosa ciudad de Écija una corrida de novillos con motivo de su tradicional feria. Fue en esa plaza donde un novillo de la ganadería de Miura infringió al espada Pedro Carreño, de Huelva, una cornada de pronóstico reservado que le determinó la muerte a los pocos días. Pedro Carreño, era un torero modesto que peleaba por la gloria con muy buen son. Había nacido en Huelva y en ella se hizo torero. Toreaba el día de su trágica cogida con Alberto Balderas y “Palmeño II”. La cogida no había tenido importancia al parecer; de tal manera, que una vez curado de primera intención en la enfermería de la plaza, fue trasladado a Sevilla. Los médicos que habían sido avisados pusieron a Carreño una vacuna antitetánica y el herido continuó viaje a Huelva. En el camino sufrió una gran hemorragia, y por efecto de ella murió en Huelva, el día 25 del mismo mes de mayo. No dejó Pedro Carreño ninguna huella en la torería de Onuba, no le dio tiempo ni a marcarla. Había debutado el año antes al de su muerte en la misma plaza de su ciudad natal. Había toreado en Sevilla con muy buen éxito, y ya tenía arreglada su presentación en Madrid para el mismo mes de mayo de su tragedia. Contaba Pedro Carreño al morir con veintitrés años de edad.

El historiador José Zaldívar Ortega, refiere que << Pedro Carreño Martínez, matador de novillos, nacido en Huelva el 25 de agosto de 1908, falleció el 22 de mayo de 1930, a los 22 años de edad. La fecha anterior, día 21 fue a torear a la Plaza de Toros de Écija (Sevilla). Era la segunda temporada que actuaba en dicha plaza y esta vez con novillos de los Hermanos Miura. Al lancear a su primero fue alcanzado y arrojado al suelo, donde quedó sin sentido. Recibió una cornada de 15 centímetros en el muslo izquierdo, gravísima. Trasladado a Huelva, falleció el 22 de mayo de 1930. Pedro Carreño fue un novillero valiente, que hizo concebir esperanzas, que frustró la desgracia. Comenzó a torear hacia 1926 y ya en 1927 tomó parte en funciones serias. En una novillada-concurso de matadores obtuvo el premio de una oreja de plata, el 4 de agosto de 1927, en su ciudad natal. Toreó esa temporada seis veces, en las plazas de Huelva, en Jerez, Cazalla y otras plazas andaluzas. En 1928 actuó en 12 festejos, en importantes plazas (Valencia, Granada, Jerez, Huelva, San Fernando, Algeciras…), haciendo una buena temporada. Los aficionados onubenses creen encontrarse ante un torero paisano que llegaría a ser figura. En 1929, mejoró su actuación tanto en número de novilladas toreadas, como en la calidad de su trabajo. "Por Andalucía tiene muy buen cartel", comentaba en el Anuario Taurino correspondiente Orts y Ramón. Toreó 15 festejos, de ellos cinco en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Se le presentaba, pues, muy bien la temporada de 1930. "

El erudito español, Juan José de Bonifaz Ybarra, cita en su obra “Víctimas de la Fiesta”, , que << un novillo de los hijos de Eduardo Miura fue el causante de la muerte de Pedro Carreño Martínez, ocurrida en su Huelva natal el 22 de mayo de 1930. La cornada, situada en el muslo derecho, la recibió el diestro al actuar, la tarde anterior, en la localidad sevillana de Écija, ante sus compañeros de cartel Alberto Balderas y José García (Palmeño II). "

Cuenta el historiador hispano, don Antonio Román Romero, en su Blog en Internet "De Hombres, Toros y Caballos", que la trágica leyenda de Mayo no podía faltar. También este año (1930) se vio la arena de los circos regada con la sangre generosa de los toreros, y el fantasma de la muerte hizo presa en uno de estos gladiadores, el valeroso Pedro Carreño, que, emborrachado de gloria, perdió la vida en la plaza de Ecija.

La trágica leyenda de Mayo fue esta vez acompañada de la no menos trágica de Miura, pues esta vacada pertenecía el toro homicida. El hecho ocurrió en la plaza de Ecija Actuaban con el desventurado Pedro Carreño, los diestros Balderas y Palmeño II. En el primer toro, al realizar un quite, fue Carreño empitonado por la pierna derecha, recibiendo una grave cornada en el muslo seccionándole el musculo Sartorio, con grandes destrozos y abundante hemorragia. Curado de primera intención en la enfermería; fue trasladado a Huelva, su ciudad natal, y hospitalizado en el Sanatorio Macdonalt, donde ingresó en estado preagónico. A consecuencia de la enorme hemorragia se encontraba postradísimo. Se le hizo la transfusión de sangre, dada por su hermano y el mozo de estoques; pero todos los esfuerzos resultaron vanos, El desventurado torero dejó de existir a las cuatro y veinte de la madrugada. El cadáver fue trasladado a su domicilio. Ante el desfilaron numerosos amigos y aficionados. La desgracia produjo enorme impresión; pues el modesto novillero gozaba de generales simpatías. De la provincia se recibieron numerosos telegramas dando el pésame Velaron el cadáver sus familiares y varios toreros, entre ellos Palmeño y Balderas. Al día siguiente se efectúo el entierro, que fue una gran manifestación de duelo. El féretro, de caoba, fue llevado a hombros por varios amigos. Se recibieron muchas coronas. Pedro Carreño nació en 4 de Marzo de 1908 contando veintidós años. Era un torero muy valiente, que practicaba la suerte de matar con gran facilidad y estilo. En 1928 obtuvo grandes éxitos, consiguiendo, entre otros galardones, una oreja de plata, y otra de oro, adjudicadas como premio en novilladas concurso. La corrida en que encontró la muerte era la segunda que toreaba en la temporada. El pueblo de Huelva, tan desgraciado en sus toreros, llora en estos momentos la muerte de Pedro Carreño, el sucesor de Litri, también muerto trágicamente unos años antes.
Fuente:
http://gestauro.blogspot.mx/2014/03/pedro-carreno-martinez.html

JOSÉ HERRERO TORO (XXXX - 1930)

Solo para efectos ilustrativos

Muralla de Alzira (Valencia)

Cortesía del Sitio Web: http://.valenciaterraimar.org

Otro espontáneo, José Herrero Toro, sevillano, encontró trágico fin al tratar de lancear a un toro de la divisa  de Escobar, en el coso de Alcira (Valencia), el 25 de mayo de 1930. (Fuente: Crónica de don Juan José de Bonifaz Ybarra, de su obra “Víctimas de la Fiesta”, Capítulo 7, Página 193)

PEDRO MONTES MORA (1905 - 1930)

Pedro Montes Mora.
Imagen tomada del blog Gestauro

Pedro Montes Mora, matador de novillos, nacido el 10 de mayo de 1905, en la población toledana de Portillo, falleció en 1930, cuando contaba 31 años de edad. Esa temporada había participado en 12 corridas hasta la tarde del día 25 de julio, fecha de su mortal cogida en la Plaza de Toros de Escalona. Un toro de don Ricardo Sáez, de nombre “Español”, le infringió una gravísima cornada al rematar un quite. La herida, mortal de necesidad, tenía más de veinte centímetros de profundidad y estaba situada en la región inguino abdominal derecha, penetrando en el vientre, tras seccionar la arteria femoral y otros vasos importantes. Falleció a los pocos momentos de ingresar en la enfermería. Pedro Montes, al igual que su hermano, el matador Mariano, muerto en la Plaza de Toros madrileña de Carabanchel Bajo, tenía que sucumbir en el ruedo. Valiente hasta no poder más, era éste su único recurso para hacerse aplaudir. "Si al valor uniera un poco más de arte ya estaría colocado", decían los cronistas de él. La temporada de 1929 fue la mejor de su carrera; se mostró valiente y con grandes deseos de complacer, toreando 36 festejos con picadores, cifra no rebasada por ningún novillero del escalafón aquel año. En la Plaza de Toros madrileña de Tetuán de las Victorias sufrió una grave cogida que le impidió la participación ya contratada en varias otras novilladas. Alentado por los triunfos de su hermano Mariano, se dedicó desde muy joven a torear. En cierta ocasión se celebraba en el pueblo de Gerindote una novillada, los responsables de estoquear los bichos se asustaron ante el tamaño exagerado de los bureles, y entonces Pedro, con una temeridad que fue característica esencial en su vida taurina, estando sentado en un tendido, bajó al redondel y despachó la corrida. Desde entonces tomó parte en muchas novilladas pueblerinas; los buenos éxitos que obtuvo en ellas hicieron eco en Madrid, cuya Empresa le contrató para el 19 de marzo de 1926. Montes estuvo aquella tarde valiente y escuchó palmas en abundancia, tanto por este motivo como por el efecto sentimental que producía que fuese hermano del valiente diestro que había muerto poco tiempo atrás. Esa temporada de 1926 fue triunfal para él, habiendo actuado en 17 novilladas. La de 1927, aunque siempre se manifestó muy valiente, incluso hasta la temeridad, desmereció un tanto su labor. Trabajó en la Plaza de Toros de Madrid el 13 de marzo de 1927 y en las Plazas de Barcelona y Santander, hasta un total de 20 novilladas. En 1928 bajó el número de festejos toreados. (Fuente: Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega)

 

Refiere el erudito, don Juan José de Bonifaz Ybarra, de esta víctima de la fiesta, que <<Durante la temporada de 1929 había inaugurado el toledano, de Portillo, Pedro Montes Mora la plaza de toros de Escalona, en su provincia natal. Vuelve a tal coso el 25 de julio de 1930 en mala hora, ya que el astado corrido en segundo lugar, “Español” de nombre, de la vacada de Ricardo Sáez, le empitonó por la ingle derecha, seccionándole la femoral, siendo inútiles los esfuerzos que llevaron a cabo los médicos  de la enfermería, donde emitió su último suspiro a los pocos minutos de ingresado. Pese a la trágica muerte de su hermano Mariano, espada de alternativa, la nota destacada de Pedro fue siempre su valor, tantas veces contrastado. "

PEDRO ROIG (XXXX - 1930)

Plaza de Toros de Valencia

Cortesía de Juan Antonio/Sitio Web: http://perso.wanadoo.es

“Chafarote”, toro de la ganadería del marqués de Guadalest, corneó repetidamente en un corral de la plaza de toros de Valencia, el 30 de julio de 1930, al carpintero y portero de arrastre del coso Pedro Roig. El deceso se produjo en la madrugada del posterior 4 de agosto en un hospital Valenciano. (Fuente: Crónica de don Juan José de Bonifaz Ybarra, de su obra “Víctimas de la Fiesta”, Capítulo 7, Página 193)

Me comenta don Rafael Gómez Lozano, el acreditado historiador taurino mexicano, que en la revista "El Clarín" (Almanaque para 1931), Página 19, "Curiosidades de la Temporada"/ Fallecimientos de 1930, anotan que: El día 30 de julio, en Valencia, al hacerse el enchiqueramiento, un toro de Graciliano coge al carpintero de la plaza Pedro Roig Vivó infiriéndole seis heridas, de las cuales fallece el día 4 de agosto en el hospital.

HIPÓLITO SALAS (XXXX - 1930)

Solo para efectos ilustrativos

Iglesia de San Juan Bautista en Chiva, Valencia, España

Cortesía de Myrda/Sitio Web: http://.panoramio.com 

En un hospital valenciano moriría, el 18 de agosto de 1930, Hipólito Salas, como consecuencia de las heridas que recibió el día anterior al tirarse como espontáneo en un festejo celebrado en Chiva (Valencia). (Fuente: Crónica de don Juan José de Bonifaz Ybarra, de su obra “Víctimas de la Fiesta”, Capítulo 7, Página 193)

MANUEL GARCÍA (1912 - 1930)

Solo para efectos ilustrativos
“Manoletina”
Obra del pintor español Mario Pastor Cristóbal 

Manuel García, matador de novillos, nacido en 1912, en Santa Cruz de Retamares (Toledo) y falleció de una cornada en el vientre el 19 de agosto de 1930, a los 18 años de edad. Aquel día se celebró en Quismondo (Toledo), una novillada, en la que  participó Manuel García. Éste, que se había lucido mucho en su primero, fue cogido por su segundo, que le infirió la citada cornada. Quisieron trasladarle a una clínica de Madrid, pero falleció en el camino. Su historia se reduce a una fecha: la de su muerte. (Fuente: Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega).

Don Juan José de Bonifaz, el ilustre cronista, refiere que << también Toledano, en este caso de Santa Cruz de Retamar, el joven Manuel García es contratado para actuar el 16 de agosto de 1930 en Quismondo, en la citada provincia. Allí es corneado en el vientre y, enviado rápidamente a Madrid, llega ya cadáver a la capital de España "

En la revista "El Clarín" (Almanaque para 1931) Página 19, "Curiosidades de la Temporada de 1930"/Fallecimientos.- El día 17 de agosto, en Quísmondo (Toledo), el novillero Manuel García, "Relampaguito II ", sufre una herida en el vientre; curado en la enfermería se le traslada Madrid, falleciendo en el camino.

ISIDORO TODÓ DE LA PAZ "ALCALAREÑO II" (1895 - 1930)

Cortesía de
http://gestauro.blogspot.mx/

Novillero que fue cornado y muerto por un novillo de nombre “Cartelero” el 23 de agosto de 1930. (Fuente: Accidentes oculares en la Tauromaquia de 1801-1941 de los Doctores Puertas y Celis, y donde aparece con el mote de Alcarreño)

Matador de novillos, nacido en Alcalá de Henares el 27 de diciembre de 1895, falleció en 1930, cuando contaba 35 años de edad. La tarde del 22 de agosto de 1930, en la Plaza de Toros de Madrid, el toro, de nombre “Cartelero”, negro y recortado de esqueleto, de don Juan Bautista Conradi, le enganchó al entrar a matar, volteándole varias veces, causándole tan graves heridas, que falleció a los cuarenta y cinco minutos de entrar en la enfermería de la plaza. El pequeño diestro de Alcalá de Henares hubiese aportado muy poco a la lidia de los toros -es lo que presupone Cossío-; es decir, nuevas enseñanzas y modos originales, pues se limitaba a cumplir con voluntad lo que simplemente había visto hacer a otros colegas; como, por ejemplo, sus maneras al banderillear al quiebro con las cortas, cosa que ya hacía otro alcalareño. Torero como éste fueron y siguen siendo muchos, pero con su voluntad se ven pocos. (Fuente: Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega)

Al respecto de este novillero, el ilustre cronista, don Juan José de Bonifaz Ybarra,  pareciera traer  equivocado el año de su fallecimiento, ya que en su obra “Víctimas de la Fiesta”, consigna que << “Cartelero”  novillo de Juan Bautista Conrado, causó la muerte al madrileño – de Alcalá de Henares - , Isidoro Todó de la Paz (Alcalareño II) en la plaza de Madrid el 23 de agosto de 1931. El veterano y pequeño espada fue empitonado al entrar a matar y el fallecimiento se produjo tres cuartos de hora después de ingresar a la enfermería del coso. "

En agosto 23 de 1930, el toro "Cartelero", negro, de don Juan Bautista Conradi, cogió al entrarle a matar al novillero Isidoro Todó de la Paz "Alcalareño" en la Plaza de Toros de Madrid, falleció a los cuarenta y cinco minutos de haber entrado en la enfermería. Nacido en Alcalá de Henares el 27 de diciembre de 1895 se presentó como novillero en Madrid el 30 de marzo de 1919 estoqueando reses de Victorio Torres en compañía de Esteban Salazar y Díez Durruti. Su férrea voluntad le hacía quedar correctamente cuando toreaba pero sin nada de importancia que destacar, aunque era vulgar supo mantenerse con una regularidad digna de elogio.
Fuente:
Efemérides Taurinas de "Don Víctor"/ Blog Taurino "A los Toros"


Momento de ser cogido por su segundo novillo el diestro Isidoro Todo, «Alcalareño II», en la corrida celebrada en la plaza de Madrid.
http://gestauro.blogspot.mx/

En abundamiento sobre su tragedia, el mismo "don Víctor" refiere que, ese día en la plaza de toros de Madrid estaban anunciados Alfonso Gómez "Finito de Valladolid", Alcalareño II y Miguel Casielles. Los novillos pertenecían a la ganadería de don Juan Conradi, de Sevilla, grandes, bien puestos de pitones y que resultaron suaves en general. Al salir el quinto, "Cartelero", se arrojaron al ruedo tres espontáneos que tras los inevitables muletazos dejaron a la res avisada e incierta. Alcalareño II fue trompicado a las primeras de cambio y a pesar de ello realizó una faena valiente, aunque de aliño. Entró a matar sin que el animal estuviese cuadrado y clavó medio estoque sin que pusiese salir del embroque ya que el novillo lo había prendido por el pecho con el pitón derecho, esto ocurría a las siete menos diez de la tarde. Trasladado a la enfermería el doctor Segovia después de inspeccionar la herida la mandó taponar y administró unas inyecciones al torero, indicó a los presentes que nada se podía hacer al infortunado diestro. Junto al moribundo se encontraba su hermano Ramón.El parte facultativo decía: "El diestro Isidoro Todó "Alcalareño II" sufre una herida en la cara anterior del tórax, a nivel de la extremidad torácica, que interesa el pulmón, con probable lesión de los vasos de iliopulmonar, a consecuencia de la cual falleció a los cuarenta y cinco minutos de su ingreso. Sufre también otra herida en la cara posterior del muslo derecho". Doctor Segovia.


El malogrado diestro «Alcalareño II», rodeado de sus familiares y cuadrilla, momentos después de fallecer en la enfermería de la plaza, a consecuencia de la gravísima herida que le infirió en el pecho el segundo de los novillos que toreó
http://gestauro.blogspot.mx/

Era natural de Alcalá de Henares en donde nació el 27 de diciembre de 1895, tenía el oficio de panadero. En esta temporada había toreado una novillada en Navas de San Antonio, dos en Villaba, otra en Ciudad Real, otra en las Navas del Marqués y esta del domingo en la que encontró la muerte.

FRANCISCO PINAR (XXXX - 1930)

Solo para efectos ilustrativos

Iglesia de San Pedro en Benifayó (Siglo XVIII) (Valencia) España

Cortesía de GFDL/ Sitio Web: http://upload.wikimedia.org 

El 31 de agosto de 1930, un espontáneo, Francisco Pinar, recibiría mortal cornada en Benifayó (Valencia), falleciendo al día siguiente en Valencia. (Fuente: Crónica de don Juan José de Bonifaz Ybarra, de su obra “Víctimas de la Fiesta”, Capítulo 7, Página 195)

MANUEL DÍAZ "RUZAFA" (1908 - 1930)

Cortesía de don José Antonio Román Romero
http://gestauro.blogspot.mx/2014/03/manuel-diaz-ruzafa.html

Novillero que fue cogido y muerto por un novillo el 1 de septiembre de 1930. Al respecto de su vida, el erudito d. Juan José Zaldívar Ortega refiere que fue un << novillero nacido en Vélez-Blanco (Almería), el 21 de marzo de 1908. El 1 de septiembre de 1930, toreando en Illesca (Toledo), fue cogido por el primer toro, de Blázquez, sufriendo una  gravísima cornada en la ingle. Trasladado a Madrid, ingresó en el Sanatorio de los Toreros, y falleció en las primeras horas de la noche del mismo día, cuando contaba 22 años de edad. Muy poco se sabe de sus inicios, pero sí que ya toreaba en 1927. En la plaza madrileña de Carabanchel Bajo se presentó el 3 de abril de 1927 en unión de “Palmeño” y Sacristán Fuentes, rematando novillos de Sotomayor, que fueron bravos y de poder. Estuvo muy valiente y salió a hombros de la plaza. Tuvo una buena temporada, toreando 15 festejos. Sin embargo, no logró progresar los años siguientes, y hasta podemos decir que incluso retrocedió en su valor y arte. En 1929 toreó tan sólo diez festejos. "


Cortesía de don José Antonio Román Romero
http://gestauro.blogspot.mx/2014/03/manuel-diaz-ruzafa.html

Por su parte el historiador,  Juan José de Bonifaz Ybarra, refiere que << El almeriense, de Vélez-Blanco, Manuel Díaz (Ruzafa) hallaría el término de su existencia a primeras horas de la noche del 1 de septiembre de 1930, en el madrileño Sanatorio de Toreros, como consecuencia de una seria cornada que le propinó una res de la vacada de Blázquez esa misma tarde en Illescas (Toledo). 

Don José Antonio Román Romero, el cronista coetáneo, abundando en los detalles de la tragedia, cita en su Blog en Internet: "De Hombres, Toros y Caballos", que en Illescas se celebró el 01 de Septiembre de 1930 una corrida de toros. Las reses pertenecían a la ganadería de Blázquez y eran matadores Luis Muñoz, Manuel Díaz Ruzafa y Carretero. En el primer toro, grande y cornalón, al hacer un quite Manuel Díaz Ruzafa fue cogido, sufriendo una gran cornada en la ingle. Conducido a la enfermería, los médicos del pueblo se limitaron a taponar la herida y ordenar su inmediato traslado a Madrid. Así se hizo, ingresando en un sanatorio, y fue avisado el doctor Segovia, quien sólo pudo certificar la defunción del torero. Del hecho se dio cuenta al Juzgado de Guardia, que ordenó el traslado al Depósito Judicial, en donde se le practicó la autopsia. Poco se sabe de sus inicios, pero sí que ya toreaba en 1927. En la plaza madrileña de Carabanchel Bajo se presentó el 3 de abril de 1927 en unión de “Palmeño” y Sacristán Fuentes, rematando novillos de Sotomayor, que fueron bravos y de poder. Estuvo muy valiente y salió a hombros de la plaza. Tuvo una buena temporada, toreando 15 festejos. Sin embargo, no logró progresar los años siguientes, y hasta podemos decir que incluso retrocedió en su valor y arte. En 1929 toreó tan sólo diez festejos.

FRANCISCO LOSADA "FARRUCO" (XXXX - 1930)

Solo para efectos ilustrativos

“Picadores”

Obra del pintor español Mario Pastor Cristóbal 

Novillero que fue cogido por un novillo el  17  de agosto de 1930 y fue muerto el 10 de septiembre de 1930.

 

El diario ABC relata así la suerte del infortunado novillero: << Sevilla, madrugada del 11 de septiembre de 1930.  En la clínica Santa Isabel ha fallecido el novillero Francisco Losada “Farruco”, herido gravemente en la última novillada nocturna celebrada en esta capital. La estancia del desgraciado novillero en el sanatorio donde ha fallecido, ha sido costeada por la  Asociación de Ganaderos. El diestro era natural de Córdoba."

 

El historiador Juan José Zaldívar Ortega refiere de este lidiador, que << Francisco Losada “Farruco”, matador de novillos cordobés. No sobrepasó la más modesta categoría. El 17 de agosto de 1930 toreaba en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, en una novillada nocturna, ganado de don Anastasio Martín. Al dar un pase de muleta fue empitonado, y en el suelo el novillo le corneó de nuevo. La cornada, en la pierna izquierda con rotura de la femoral, fue calificada de gravísima. Traslado a una clínica, falleció el 10 de septiembre de 1930 "

 

El erudito taurino, don Juan José de Bonifaz, relata de esta víctima de la fiesta, que" El 17 de agosto de 1930, sería gravemente herido en el muslo izquierdo, en un modesto festejo nocturno celebrado en Sevilla, el cordobés Francisco Losada (Farruco). El novillo homicida llevaba el hierro de José Anastasio Martín y el fallecimiento tuvo lugar el 10 de septiembre del mencionado año de 1930, en la clínica de Santa Isabel de la capital de la Giralda. "

El afamado cronista don "José Alameda", refiere en su obra "Crónica de Sangre", que " un novillero conocido como "Farruco", recibió mortal cogida el 17 de agosto de 1930, en la plaza de Sevilla, por un toro homicida de la ganadería de Salas. "

TEÓFILO HIDALGO CARO (1902 - 1930)

Solo para efectos ilustrativos

Obra del Pintor Toledano Julián Sánchez

Novillero que fue cogido y muerto el 14 de septiembre de 1930. Refiere el historiador d. Juan José Zaldívar Ortega que << Teófilo Hidalgo Caro, fue un matador de novillos, nacido en Fuensalida (Toledo) el 28 de febrero de 1902. Recibió educación e  instrucción esmeradas, pero desde muy joven se dedicó a ser torero. A los quince años toreó su primera novillada en la Plaza de Toros de Torrijos. En la temporada de 1930 había logrado algunos éxitos toreando, y se disponía actuar en la Plaza de Toros madrileña de Carabanchel Bajo. El 14 de septiembre de 1930 fue a torear a Bustarviejo (Madrid), sustituyendo a Rafael Rubio (Rodalito), reses de Torres, de Colmenar Viejo. En pleno plan de capea, toreaba a su primer enemigo, que estaba muy avisado. El novillo se le coló al perfilarse para entrar a matar, lo lanzó contra la rueda de un carro y allí le corneó horriblemente. Al local destinado para enfermería llegó muerto, cuando contaba 28 años de edad. "

 

El prominente historiador, Juan José de Bonifaz Ybarra, refiere de esta víctima de la fiesta, lo siguiente << mortal cogida recibió el 14 de septiembre de 1930 en Bustarviejo (Madrid)  el toledano, de Fuensalida, Teófilo Hidalgo Caro. El suceso se produjo al practicar la suerte suprema con un cornúpeta de la divisa de Vicente Torres y el óbito del prometedor espada tan solo se demoró unos minutos. Teófilo, tras repetidos triunfos en festejos pueblerinos, estaba muy ilusionado con la prometida presentación en la plaza de Vista Alegre, en el suburbio madrileño. " 

JOSÉ FLORES DE ALBA << JOSELITO FLORES >> (1891 - 1930)

“Joselito Flores”

Cortesía del Sitio Web

http://torerosmexicanos.blogspot.com/2010_03_01_archive.html

Matador de toros, nacido el 21 de julio de 1891 en San Juan de los Lagos, Estado de Jalisco. Destacó bien pronto como novillero por los Estados de la República Mexicana, y ello le llevó a la capital, donde refrendó esos triunfos, realizando una muy lucida campaña. Embarcó para España, y actuó con éxito por casi todas las provincias, alternando con lo más brillante de la novillería de entonces. En la plaza de Carabanchel (Madrid) actuó once tardes consecutivas, todas saliendo en hombros, lo que hizo subir su cartel a primera fila. En los carteles se anunciaba como “Joselito Flores” , y el momento de doctorarse le llegó el 3 de junio de 1923 en la plaza de Barcelona, siendo su padrino el Califa de León, Rodolfo Gaona, y testigo de la ceremonia Joaquín Sanz “Punteret”. Por dificultades con los mandones de la Fiesta ya no toreó más este año Rodolfo Gaona en la madre Patria, siendo ésa, por lo tanto, la última vez que vistió el traje de luces en la Península y, consiguientemente, la última alternativa que concedió. Por una delicada solidaridad con su padrino, acaso malentendida, una vez doctorado “Joselito Flores”, en pleno triunfo renunció a seguir toreando en España, regresándose a México, donde llegó a cotizarse bastante bien su nombre en los carteles los primeros años de su vuelta al país. Luego vino el descenso, acaso demasiado rápido, a consecuencia del duro castigo que le dieron los toros. A resultas de una de tantas cogidas que sufrió, contrajo una enfermedad pulmonar que le llevó al sepulcro el 1 de mayo de 1930, en Lagos de Moreno, Estado de Jalisco, en México.

Fuente:

Crónica del historiador Ángel Villatoro/ Antología Taurina Mexicana/ 1964

 

Con objeto de afinar la crónica del maestro Villatoro, me permití incluir una crónica del historiador hispano-zacatecano, Juan José Zaldívar Ortega, quien precisa en la Gacetilla Taurina No 70 del 19 de marzo de 2007, que << Rodolfo Gaona y  Joselito Flores, alternaron en la Monumental Plaza de Toros de Barcelona la tarde del (03-06-1923), en cuya corrida Gaona doctoró a Joselito Flores –torero natural de Jalisco (México)-, siendo testigo de la ceremonia Juan Cecilio (Punteret), con toros de la viuda de Soler. Luis Freg, que salió esa tarde de sobresaliente, mató al toro, pero el quinto de la tarde le dio una gran cornada en el recto -Cossío dice que fueron dos cornadas graves, junto al ano, de 10 cms de profundidad una y de ocho la otra-, quedándose el ruedo sin matadores. Juan Cecilio «Punteret» que estaba de espectador, bajó al redondel y, tras obtener el permiso de la autoridad, con gran pundonor liquidó al quinto y al sexto, por lo que fue ovacionado, así como a todos los toros que se lidiaron en esa corrida, que mataron un total de siete caballos (A.L.) >> Lo cual es correcto, ya que Joaquín Sanz “Punteret” no pudo haber sido su  testigo por haber fallecido en Montevideo Uruguay el 26 de febrero de 1888.

Fuente:

http://www.laplazareal.net/gacetilla70.htm

SEVERINO MTZ (CHOPERA) Y EL MAYORAL DE ALIPIO PÉREZ (XXXX - 1930)

Solo para efectos ilustrativos
“Campos de Jabalquinto”
Cortesía de JAFERFIX

Reseña el historiógrafo taurino, Rafael Gómez Lozano (Dientefino), haber leído  textualmente en el ejemplar No 373, de la Revista “6Toros6”,  del 21 de agosto de 2001, que con fecha 20 de agosto de 1930, cuando eran conducidos en un camión los toros que habían que jugarse en la plaza de Almería, al pasar por un puente colgante en la localidad de Jabalquinto (Jaén), se hundió dicho puente, falleciendo el empresario Severino Martínez (Chopera) y el mayoral de la ganadería de Alipio Pérez.

En la revista "El Clarín" (Almanaque para1931) Página 19, "Curiosidades de la Temporada de 1930"/Fallecimientos.- En el mes de Agosto, en Menjibár (Jaén), al pasar por un puente colgante del Guadalquivir, el camión que conducía seis toros de don Alipio Pérez, se hunde, destrozándose las jaulas, mueren del accidente el contratista de caballos don Severino Martínez "Chopera", dueño del camión, el mayoral de la ganadería Ángel Pérez, y el chofer que conducía el vehículo.

IGNACIO BASTIDA FLORES (XXXX - 1930)

General Ignacio Bastida Flores

Mártir de la revolución mexicana

Ejemplar militar mexicano nacido en Yautepec, Morelos, México; fue hijo de Jesús Bastida. En 1911 comulgando con las ideas de libertad, igualdad y justicia, se incorpora al Ejército Libertador del Sur, comandado por don  Emiliano Zapata Salazar, bajo las órdenes de Amador Salazar. A finales de ese año, por sus logros militares y valentía, ya operaba con su propio ejército, formado con hombres de su región. Más tarde formó parte de las fuerzas de la división del General Everardo González continuando en su lucha, hasta que, en 1920, durante el gobierno de Adolfo de la Huerta, ingresa al Ejército Nacional. Más tarde, hacia 1924,  pide su baja, y se dedica a labores agrícolas siendo muy exitoso. Por su peso político y ascendencia con la gente de la región, muere asesinado mientras salía de un jaripeo. Le dispararon por la espalda en Yautepec, el 5 de mayo de 1930. En su memoria, el pueblo que fue Santa Catarina Tlayca lleva su nombre.

 

Fuentes:

http://tareasytrabajosdehistoriademexico.blogspot.com/2010_09_01_archive.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Ignacio_Bastida_Flores

CÁNDIDO TIEBAS AMEZQUETA "OBISPO" (1899 - 1930)

Cortesía de:
http://www.enciclopedianavarra.com/navarra/tiebas-amezqueta-candido/17377

En las efemérides del portal taurino en la Red "Media Verónica", comentan que un 9 de marzo de 1930, en una corrida celebrada en Valencia muere, víctima de una angina de pecho, el subalterno Cándido Tiebas "Obispo". En ese mismo festejo resultaron heridos de gravedad los diestros Saturio Torón y Ruiz Loredo.

En las efemérides de la página en Internet "Toro Arte Michoacán" refieren que un 9 de marzo de 1930, durante la lidia del tercer novillo en un festejo celebrado en la plaza de toros de Valencia, se hallaba en el callejón el banderillero aragonés Cándido Tiebas “Obispo”, sintiéndose repentinamente indispuesto y falleciendo seguidamente, víctima de una angina de pecho. Cándido Tiebas actuaba a las órdenes del novillero Saturio Torón.

En la Gran Enciclopedia Navarra en la Red, compilan la biografía de este personaje de la fiesta: TIEBAS AMÉZQUETA, Cándido.- Novillero navarro nacido en Tafalla el 14 de abril 1899, fue motejado "El Obispo". Participó en capeas en pueblos de Navarra y Aragón, demostrando aptitudes al sortear a vaquillas y habilidad al recortar reses resabiadas. Se dio a conocer en su villa natal, en un festival del año 1920 actuando de matador y, también en Tafalla, se vistió por vez primera de luces en la festividad de San Pedro de 1922, con novillos navarros de Zalduendo. Tiebas toreó esporádicamente y en 1924 debutó en Zaragoza y en Pamplona. El año 1925 debe considerarse como el de su asentamiento como novillero, al participar en unas veintidós funciones con cierto éxito, en su estilo predominaba el valor sobre el arte y la tosquedad frente al estilismo. Ese año actuó en plazas de máxima nombradía y ante públicos doctos que le aplaudieron; se presentó en Madrid, con resultado aceptable el 19 de julio, el 25 del mismo mes toreó con éxito en Pamplona y triunfó en la feria del Pilar en Zaragoza. En 1926 siguió con actuaciones plausibles. A partir de estas fechas "El Obispo" inició el descenso en el escalafón novilleril por falta de salud. No obstante cosechó aplausos durante las siguientes temporadas taurinas e interesó a las empresas, si bien sus padecimientos a causa de una grave enfermedad con frecuencia le hicieron anular fechas comprometidas. El 8 de septiembre de 1928 decidió cortarse la coleta en Zaragoza, dejando como resumen estela de diestro valiente y pundonoroso. Su amigo Torón, en racha de triunfos novilleriles, le convenció para convertirse en su peón de confianza. Así volvió a los ruedos, para apoyar a su jefe de cuadrilla. Murió el 9 de marzo 1930, en la plaza de toros de Valencia, diagnosticándosele angina de pecho mortal.

En la revista "La Fiesta Brava" (Semanario Taurino), Año V, No. 174, Barcelona, 14 de marzo de 1930, refieren en una editorial de nombre Fallecimiento de Cándido Tiebas.- Durante la novillada celebrada el pasado domingo en Valencia, falleció a causa de una angina de pecho el banderillero y peón de confianza de Saturio Torón, Cándido Tiebas. El desventurado diestro en el momento de acaecer el mortal accidente, hallábase entre barreras fumando un pitillo y descansando de la brega del segundo toro. Rápidamente fue trasladado a la enfermería, en donde el doctor Serra nada pudo hacer por haber entrado en ella ya cadáver. El entierro, que fue costeado por Torón, se verificó el lunes, asistiendo a él el hermano del finado que reside en Barcelona, y casi todos los toreros que se encontraban en Valencia. Cándido Tiebas contaba 29 años de edad y había nacido en Tafalla. Aficionado al toreo desde muy joven, fue rodando por tierras de Navarra y de Aragón, toreando lo que podía y como podía, llegando a hacerse novillero muy estimable que tuvo su época hará unos ocho años. Torero pundonoroso, salía siempre a los ruedos dispuesto a darlo todo, pero la fortuna no quiso acompañarle y toda la voluntad y todo el valor que derrochaba constantemente Tiebas se estrellaron ante los designios de su mala suerte. Sin valedores que le ayudasen en su carrera, Cándido Tiebas luchó denodadamente por abrirse camino, logrando debutar en Madrid con buen éxito pero con negativo resultado. En Barcelona toreó algunas novilladas causando su trabajo excelente impresión entre los aficionados, pero las empresas le trataron desconsideradamente, negándole lo que a otros con menos merecimientos les daban. Desilusionado y amargado por este desvió renunció a sus ambiciones de matador, resignándose a ser un subalterno de los espadas, en cuya modalidad empezaba Tiebas a destacar brillantemente su personalidad de excelente banderillero y peón de brega eficacísimo. Saturio Torón que sentía por su banderillero, paisano y amigo un gran afecto, le había incorporado a su cuadrilla. Personalmente, Cándido Tiebas era un hombre modesto que se hacía apreciar de cuantos le trataban. Descanse en paz el desventurado torero.

JOSÉ SOLER "SOLERITO" (XXXX - 1930)

Solo para efectos ilustrativos “Torero”
Ignacio Zuloaga Zabaleta (España 1870 – 1945)

Refieren en el portal de Internet del Club Cocherito de Bilbao, que un 9 de marzo de 1930 moría el novillero José Soler “Solerito” como consecuencia de una grave cogida sufrida días antes en un tentadero.
Fuente:
http://www.clubcocherito.com/corporativa/opinion.aspx?4Nd22lWVP56vqza43nm22Sq8hyPbZKr62346789b

En la revista "La Fiesta Brava" (Semanario Taurino), Año V, No. 174, Barcelona, 14 de marzo de 1930, refieren: La pasada semana falleció en Madrid, el antiguo picador de toros Francisco Vega "Aceitero". El mismo día y también en la corte, dejó de existir el modesto banderillero valenciano José Soler "Solerito".

FRANCISCO VEGA "ACEITERO" (XXXX - 1930)

Solo para efectos ilustrativos
Picador
Antonio Navarrete

Refieren en el portal de Internet del Club Cocherito de Bilbao, que un 9 de marzo de 1930 falleció el conocido picador Francisco Vega “Aceitero”, por cornada sufrida en la víspera.
Fuente:
http://www.clubcocherito.com/corporativa/opinion.aspx?4Nd22lWVP56vqza43nm22Sq8hyPbZKr62346789b

En la revista "La Fiesta Brava" (Semanario Taurino), Año V, No. 174, Barcelona, 14 de marzo de 1930, refieren: La pasada semana falleció en Madrid, el antiguo picador de toros Francisco Vega "Aceitero". El mismo día y también en la corte, dejó de existir el modesto banderillero valenciano José Soler "Solerito".

JORGE DÍAZ (1847 - 1930)

Solo para efectos ilustrativos
Vista de Peralta, Navarra, España
http://www.atalayadeperalta.com/

Me comenta don Rafael Gómez Lozano, un acreditado historiador taurino mexicano, que en la revista "El Clarín" (Almanaque para 1931), Página 19, "Curiosidades de la Temporada"/ Fallecimientos de 1930, anotan que, "el 2 de noviembre de 1930, en un accidente de campo en el término de Peralta (Navarra) fallece el ganadero don Jorge Díaz".

Dicho fallecimiento también lo reseña el Semanario Taurino "La Fiesta Brava" (Barcelona), Número 209, 14 de noviembre de 1930, Página 7, donde citan: El ganadero Jorge Díaz ha muerto.- En Peralta, víctima de un sensible accidente, murió el sábado pasado el en un tiempo famosísimo ganadero de reses bravas don Jorge Díaz, que tenía ahora ochenta y tres años de edad. Salió, a dar un paseo por el campo y al llegar al lugar denominado "Atalaya", y debido a la ceguera casi absoluta que padecía, dio un paso en falso y se despeñó por un precipicio de cuarenta metros, de altura, quedando muerto en el acto. El camarada "CH " se ocupa del finado y le dedica una brillante crónica en su tribuna del "Diario de Navarra". Del excelente cronista son los siguientes párrafos: "Junto con el nombre de don Jorge Díaz, va ligado el fin profesional de figura tan destacada como "Guerrita". De don Jorge Díaz fue el último toro que mató "Guerrita" en la plaza de toros de Zaragoza hace 31 años. Con don Jorge Díaz se firmaron los últimos contratos en los que una corrida de seis toros, costaba 12.000 reales -¡lo que cuesta hoy un toro!- y una manta de Tarrasa que había que entregar al conocedor que los conducía por cañadas y veredas durante muchos días de caminata, desde Soto Gil, de Funes, hasta la plaza en que habían de ser lidiados. Con don Jorge Díaz desaparece la época romántica en que el ganadero era Un señor, cuando las corridas de toros eran fiestas de majeza y valentía y no habían caído sobre ellas en figuras de toreros, ganaderos y empresarios las mil "pegas" que la han mixtificado llenándola de lacras de propagandas encubiertas y mercantilismos claros. Un convencimiento honrado de ganadero escrupuloso le llevó a don Jorge Díaz a deshacerse de su ganadería; lo mismo hubiera sido lo contrario, porque al ver después, lo que veía don Jorge Díaz en sus andanzas por las plazas de España, le habría impulsado a hacer lo mismo por no aguantar las imposiciones de los toreros. ¡Era un carácter! Con Frascuelo y Lagartijo, con Guerrita y Mazzantini, hasta con Bombita y Machaquito transigía... Después de esos, "Joselito -decía- es el "único torero que se puede tratar". Los demás, de entonces acá, no le interesaban absolutamente nada. Toreros que se avergonzaban de la profesión en que se encumbraron con gloria, y dinero, desposeyéndose de cuanto les caracterizaba, suprimiéndose hasta la coleta, los despreciaba con toda la energía de sus entusiasmos sectarios por los toros. Pero aun con todo, medio ciego como estaba en estos últimos tiempos, aún iba a ver las corridas y aún repetía la vieja cantinela con que comentaba una tarde aburrida de toros: " ¡aún estamos por ver lo peor!" Así repetía una y mil veces convencido de que los toros es de lo que ni aburre ni envejece, por malos que sean los toreros y por antigua que sea la fiesta".

SEBASTIÁN ANTONIO MORETA (XXXX - 1930)

Solo para efectos ilustrativos
Edificio del Ayuntamiento de La Alberca, Salamanca, España.
www.ayuntamiento.org

Me comenta don Rafael Gómez Lozano, un acreditado historiador taurino mexicano, que en la revista "El Clarín" (Almanaque para 1931), Página 36/ "Los muertos por cogida" (se refieren a los de la temporada de 1930) que el 10 de Enero fallece en La Alberca (Salamanca) el vecino Sebastián Antonio Moreta, a causa de las heridas que le causó el toro que se escapó de la plaza.

El sitio taurino en Internet "Cultoro" publica el 6 de enero de 2016, las efemérides del 6 de enero, dentro de las cuales cita: 1930 - Tragedia en La Alberca (Salamanca): Se celebró en la plaza mayor de la localidad de La Alberca (Salamanca) una corrida de toros. El que se jugaba en segundo lugar, dando un gran salto, franqueando las vallas, subió por las escaleras del edificio del ayuntamiento. El toro penetró en el salón de sesiones, donde se había refugiado el espectador Sebastián Antonio Moreta, lo alcanzó y le dio una cornada gravísima, a causa de lo cual falleció el siguiente día 11.
Fuente:
http://www.cultoro.com/cultorizate/ayer/2016/1/6/cumple-siglo-nacimiento-torero-poeta-actor-mario-cabre-14778.html

PABLO CORTÉS (1918 - 1930)

Solo para efectos ilustrativos
Iglesia de San Pedro en el Centro Histórico de Cuajimalpa en México.
Foto cortesía de don Alejandro Linares García.

Me comenta don Rafael Gómez Lozano, el acreditado historiador taurino mexicano, que en la revista "El Clarín" (Almanaque para 1931), Página 36/ "Los muertos por cogida" (se refieren a los de la temporada de 1930) citan que, el 2 de Marzo, en Guajinialpa, Méjico, (debe ser seguramente Cuajimalpa de Morelos, Distrito Federal, México) un niño de 12 años, llamado Pablo Cortés, se tira al ruedo torear un becerro, que le ocasionó una herida en el sexto espacio intercostal izquierdo, de la que fallece casi instantáneamente.

FRANCISCO CAMPS MOLLÁ (XXXX - 1930)

Solo para efectos ilustrativos
Església de Santa Maria la Major d'Oliva, la Safor, Valencià.
Cortesía de Joanbanjo

Me señala don Rafael Gómez Lozano, el acreditado historiador taurino mexicano, que en la revista "El Clarín" (Almanaque para 1931), Página 36/ "Los muertos por cogida" (se refieren a los de la temporada de 1930) citan que, el 30 de Abril, en Oliva (Valencia), el vecino Francisco Camps Mollá le ocasiona una "vaquilla" una herida de 15 centímetros, penetrante en el cuero cabelludo hasta la masa cigomática, luxación en las vértebras cervicales quinta y sexta y otra en el muslo derecho de 12 centímetros de extensión, falleciendo de dichas heridas en su casa al día siguiente.

PEDRO VALENTÍN (XXXX - 1930)

Solo para efectos ilustrativos
Toro echado
Obra del renombrado artista Francisco Benjamín López Toledo

Me comenta don Rafael Gómez Lozano, el acreditado historiador taurino mexicano, que en la revista "El Clarín" (Almanaque para 1931), Página 36/ "Los muertos por cogida" (se refieren a los de la temporada de 1930) citan que, el 4 de Mayo, en Monrier (Francia), el aficionado Pedro Valentín sufre una herida que le perfora el pulmón, de la que fallece en el hospital de Arlés.

HILARIO SALAS MÁRQUEZ (XXXX - 1930)

Solo para efectos ilustrativos
Chiva, Valencia.
Cortesía de Joaquim/Panoramio.com

Me ilustra don Rafael Gómez Lozano, el acreditado historiador taurino mexicano, que en la revista "El Clarín" (Almanaque para 1931), Página 36/ "Los muertos por cogida" (se refieren a los de la temporada de 1930) citan que, el día 17 de agosto en Chiva, una "vaquilla" coge al espontáneo Hilario Salas Márquez, hiriéndole en el muslo derecho, con dos trayectorias. Trasladado al Hospital de Valencia; fallece al día siguiente.

FRANCISCO GINER FERRER (XXXX - 1930)

Solo para efectos ilustrativos
Iglesia de San Pedro en Benifaió, Valencia, España.
Cortesía de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias

Me instruye don Rafael Gómez Lozano, el acreditado historiador taurino mexicano, que en la revista "El Clarín" (Almanaque para 1931), Página 36/ "Los muertos por cogida" (se refieren a los de la temporada de 1930) citan que, el día 31 de Agosto, en Benifayó, Valencia, una "vaquilla" coge al vecino de Bolbaitre, Francisco Giner Ferrer, produciéndole una herida penetrante en el vientre de la que fallece en el Hospital de Valencia el día 2 de Septiembre.

JUAN GENOVAR (XXXX - 1930)

Solo para efectos ilustrativos Vista de Tortosa, Tarragona, España Cortesía de Manuel Zaera

Me señala don Rafael Gómez Lozano, el acreditado historiador taurino mexicano, que en la revista "El Clarín" (Almanaque para 1931), Página 36/ "Los muertos por cogida" (se refieren a los de la temporada de 1930) citan que, el día 8 de septiembre de 1930, en la municipalidad de Tortosa (Tarragona, España), al dar una estocada el espada Manolo Martínez, salta el estoque y se le clava al espectador Juan Genovar, hiriéndole en el tercer espacio intercostal, interesando la crosta, falleciendo en el acto.

RAMÓN ALEPUZ MONFORT (XXXX - 1930)

Solo para efectos ilustrativos
Vista de Vilafamés (Castellón), Plana Alta, Comunidad Valenciana, España.
Cortesía de Espencat

Me indica don Rafael Gómez Lozano, el acreditado historiador taurino mexicano, que en la revista "El Clarín" (Almanaque para 1931), Página 36/ "Los muertos por cogida" (se refieren a los de la temporada de 1930) citan que, el día 9 de septiembre de 1930, en Villafamés (Castellón), en una becerrada benéfica se arroja al ruedo Ramón Alepuz Monfort, siendo alcanzado por un novillo, que le ocasiona una herida en el vientre, de la que fallece al ingresar en el hospital de Castellón.

PATRICIO CAMPS (XXXX - 1930)

Solo para efectos ilustrativos
Bétera, Valencia, España.
Foto cortesía de www.senyals.es

Me cuenta don Rafael Gómez Lozano, el acreditado historiador taurino mexicano, que en la revista "El Clarín" (Almanaque para 1931), Página 36/ "Los muertos por cogida" (se refieren a los de la temporada de 1930) citan que, el día 19 de octubre, en Bétera (Valencia), el vecino Patricio Camps es herido por una "vaquilla", de cuyas resultas fallece en el hospital de Valencia al día siguiente.

ADRIÁN MARTÍ (XXXX - 1930)

Solo para efectos ilustrativos
Vista del Palacio Real de Olite, Castillo de los Reyes de Navarra.
Cortesía de don César Viteri Ramírez

Señala don Rafael Gómez Lozano, el acreditado historiador taurino mexicano, que en la revista "El Clarín" (Almanaque para 1931), Página 36/ "Los muertos por cogida" (se refieren a los de la temporada de 1930) citan que, el día 4 de Noviembre, en Navarra, al pastor Adrián Martí, al quitarle una banderilla a un marrajo, es cogido, infiriéndole tan graves heridas de las que fallece al día siguiente.