Los toros dan y quitan

JOSÉ RODARTE "PEPE RODARTE " (1857 - 1920)

Solo para efectos ilustrativos
“Banderillero”
Obra del pintor, dibujante y grabador mexicano Rafael Sánchez de Icaza

Banderillero mexicano oriundo de San Buenaventura Coahuila, nacido muy posiblemente hacia 1857 en la calle marcada con el No 117 de la Calle Puebla. Fueron sus padres don Luciano Rodarte y doña Felipa R. de Rodarte, familia de escasos recursos económicos.  Su padre don Luciano, que fuera famoso torero, formó parte de la célebre cuadrilla que hizo historia a mediados del siglo pasado a cargo del gran Torero Ponciano Díaz, organizó una cuadrilla con sus 3 hijos mayores: "Cuco" de banderillero, al poco tiempo murió victima del alcohol y enfermedades venéreas, le siguió "Pepe" como banderillero, don Ponciano instruyó y vigiló a los hijos de don Luciano: Rodolfo, empezaba a matar toros y hacia las suertes del Tancredo y el salto de Garrocha y Pedro de Hoyos "Chilpachilla" era el picador. Esta cuadrilla fue la deleitó a los público taurinos del Norte de Coahuila a principios del Siglo, la que se disolvió a la muerte de don Luciano en 1906. Más tarde Rodolfo su hermano se incorporó a la cuadrilla Infantil ("Niños toreros de Aguascalientes") que venía procedente del centro del país ingresando como Matador de toros. Muy pronto Rodolfo su hermano se empezó a destacar como una gran figura en los ruedos de la principales ciudades de la República alternado con los toreros más famosos de su tiempo como; Roberto Montes Fuentes, Cochecito de Bilbao, Rodolfo Gaona y otros muchos hasta recibir la primera alternativa en la ciudad de México de manos del matador Eligio Hernández "El Beño";  la cuadrilla, entre ellos “Pepe”  firmó mas tarde yendo a España toreando en las principales plazas de Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga y otras, alternando con los mejores toreros de Cartel Españoles como Belmonte, Mazantínni y otros muchos. Su popularidad y fama fue tanta, que en 1911 volvieron Rodolfo como espada, y José como banderillero de su cuadrilla  por segunda vez a España, siendo considerado “Pepe” como uno de los mejores banderilleros de su tiempo. Al desempeñar un contrato por 6 corridas repartidas en 3 en Barcelona y 3 en Madrid: ya para terminar la temporada Rodolfo tuvo la mala suerte de perder a su hermano "Pepe" muriendo en las astas de un toro. Su cadáver fue traído a México y sepultado en Aguascalientes en el mausoleo de la familia Rodarte en el Panteón del Carmen. Fuente: Crónica de don Horacio Domínguez Lara/ http://.sanbuena.com

En las efemérides taurinas del afamado historiador Adiel Armando Bolio, precisa que el 6 de agosto de 1915 fallece en Madrid España el banderillero mexicano José Rodarte.
Fuente:
http://suertematador.com/index.php?option=com_content&task=view&id=3304&Itemid=312

El eximio cronista Ángel Villatoro, en su afamada obra: "Antología Taurina Mexicana", refiere que << JOSÉ RODARTE, fue hermano del excelente matador de toros mexicano Rodolfo Rodarte, en cuya cuadrilla figuró como banderillero, no sin que intentara hacerse también matador, lo que probó en Zaragoza (España), en 1915, siendo un fracaso su salida en este orden. No era mal subalterno y con los palos era fácil por los dos lados. Sus andanzas en España dieron comienzo en 1911 hasta 1920, en que murió en el Hospital Provincial de Madrid. Sus restos fueron enviados a México, a expensas de Rodolfo Gaona y Luis Freg.

JOSÉ GÓMEZ ORTEGA " JOSELITO Ó GALLITO" (1895 - 1920)

Famosa fotografía que ilustra a Joselito muerto con su cuñado y también espada Ignacio Sánchez Mejías 

Matador de toros nacido en Gelves, Sevilla, España, el 8 de mayo de 1895, en la huerta de “El Algarrobo”, siendo hijo del torero Fernando Gómez, “Gallo” y hermano menor del también matador  de toros Rafael Gómez,“el Gallo”. Toma su alternativa el 28 de septiembre de 1912 en Sevilla. El toro “Bailador” de la ganadería de la viuda de Ortega (hijo del toro “Canastillo”),  de pelo negro, de escaso tamaño, presencia y trapío, quinto de la tarde, con 290 kilos de peso, el que  siega la vida del mítico “Joselito” en la plaza de toros de Talavera de La Reina (Toledo), la tarde del 16 de mayo de 1920. Refieren las crónicas de la época, que el fatídico bicho queda bronco y burriciego después de la suerte de varas, y se defiende tirando tarascadas. Trabajosos pases de tirón. El maestro, decide cambiarle los terrenos. Cuando se separa unos pasos hay una arrancada descompuesta. José espera tranquilo y mete seguro la muleta para darle salida, pero el toro no le ve, precisamente por su defecto visual, y larga una cornada a ciegas. El pitón penetra en el muslo del torero y cuando su cuerpo está en el aire le tira otra con el pitón contrario que penetra, como una puñalada en la cavidad abdominal. Joselito con palidez de muerte en la cara, no puede ni incorporarse del suelo. “Me ha echao las tripas fuera, Blanquet”, apenas puede pronunciar,  y se desmaya. Ya camino de la enfermería,  con los estertores de la muerte encima dice: “Mascarell, que venga Mascarell”. Joselito padece además del shock traumático, que el corazón le funciona con dificultad. Le atienden los doctores Luque, Ortega y Pajares. ¡Joselito se muere!,  le despojan del vestido de torear grana y oro. Colaboran dos médicos madrileños, Torroba y Pastor. Se suministra al moribundo suero, aceite alcanforado y cafeína, provocando una leve reacción. El herido pronuncia estas palabras: ¡Dejadme que me ahogo! Más inyecciones. La vida se le escapa por el boquete de nueve centímetros. Su cuñado Sánchez Mejías, con quien compartía el cartel ese día,  entra corriendo a la enfermería y contempla el rostro con tintes violáceos y le  toca el triste papel de cerrar los ojos de “Joselito. Las cuadrillas lloran. El sacerdote de la plaza Felipe Vázquez le suministra los santos oleos y “Joselito”  expira a las 7 y 8 minutos de la tarde. El comúnmente aceptado como “el mejor torero de todos los tiempos”, era pura intuición y vocación sin límites. Su técnica perfecta, sus dotes de lidiador, la variedad de su repertorio, el dominio de todas las suertes, le convirtieron en el paradigma del toreo clásico. Por su dominio del toro, en los “mano a mano” con Belmonte siempre le superaba con las reses duras y difíciles, así como en el trasteo de capa. Aquella rivalidad ha sido lo más grandioso en la historia del toreo: “La Edad de Oro del Toreo”, siendo conocido de todos, que aquellos aguerridos lidiadores,  rivales en los ruedos y amigos fuera de ellos, se complementaron en sus artes, aprendiendo el uno del otro con una grande inteligencia y dedicación, que evolucionó para bien de la fiesta, el toreo conocido hasta esos tiempos. Esta muerte conmocionó a toda España. Ha sido uno de los mejores y más completos toreros de todos los tiempos. (Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega, de su obra “Víctimas del Toreo”.)


José Gómez Ortega (Gallito)

Don Juan José de Bonifaz Ybarra, el célebre historiador, refiere de este “Califa del Toreo”, que << marchaba alegre José Gómez Ortega (Gallito) a torear aquella corrida en Talavera de la Reina (Toledo), cuya plaza había sido inaugurada hacía años por su padre, a cuyo recuerdo brindaría la muerte de su primer toro. Por otra parte, amén de complacer a los organizadores del festejo, amigos suyos, se apartaba, al menos en una fecha, de la plaza de Madrid, en la que toreó el día 15 y debería repetir el 17, ya que su afición cada vez le exigía más heroicidades. Por todo ello iba contento con su cuadrilla, en la mañana de aquel 16 de mayo de 1920, en el tren rumbo a Talavera, a una corrida de puro trámite en la que alternaría con su cuñado Ignacio Sánchez Mejías en la lidia de seis astados, de la vacada, no asociada, de la viuda de Ortega, de cuyo apellido Corrochano puede aclarar ciertas dudas. El festejo transcurrió sin pena ni gloria, tan solo se lucieron ambos espadas en el tercio de banderillas del cuarto astado, hasta la salida al ruedo del quinto, que haría tristemente popular para siempre su nombre de “Bailador”. Negro de capa, terciado de tamaño, burriciego de condición y certero en la cornada, hirió en el vientre a Joselito en un mínimo instante de distracción empleado en arreglar la muleta, produciéndole la muerte en forma prácticamente instantánea, lo que produjo estupor y congoja en todo el planeta de los toros. El “Rey de los Toreros” había caído, para siempre, una tarde de feria en un pueblo castellano. Todo Madrid lloró durante la estancia de su cadáver en el domicilio del maestro de la calle de Arrieta y toda Sevilla presenció su entierro en el Cementerio de San Fernando, donde ahora velan sus cenizas las figuras de Mariano Benlliure. "

"Blanquet" (al centro de la fotografía), el banderillero de confianza de "Joselito el Gallo" y después de Ignacio Sánchez Mejías, velando el cadáver de "Joselito". Refieren las crónicas de "Blanquet", que cada vez que le llegaba el olor a la cera de los cirios encendidos, ocurría una tragedia. Se dice que ello ocurrió poco antes de que los toros hirieran mortalmente a sus ya citados jefes de cuadrilla, y también poco antes de su propia muerte por infarto.

Tumba de “Joselito” en el Cementerio de San Fernando de Sevilla Majestuoso Mausoleo realizado por el insigne escultor Mariano Benlliure

VIDEOTECA DE TRAGEDIAS TAURINAS
http://www.youtube.com/watch?v=FvjM79CnQjk&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=wFZL6CFt-t4
http://cornadasparatodos.blogspot.mx/2010/05/joselito-el-gallo-90-anos-de-su-muerte.html
El paseíllo de la corrida del 16 de Mayo de 1920, en la que murió José Gómez (Gallito) http://www.reocities.com/TheTropics/1428/historia-plaza-toros.htm

En el Blog español en la Internet, "Notas de la Fiesta", refieren que el 28 de septiembre de 1912 toma la alternativa en Sevilla el diestro José Gómez Ortega "Gallito", después de actuar en tan solo 45 novilladas picadas. Contaba apenas con 17 años, 4 meses y 20 días. El padrino fue su hermano Rafael "el Gallo" y como testigo Antonio Posada. Los toros fueron de don José Moreno Santamaría. "Caballero" se llamó el toro del doctorado, No. 16. Vistió "Gallito" aquella tarde de gris perla y oro.

Cortesía de http://www.museocruzherrera.com

De José, "el Rey de los Toreros", dice el también inconmensurable diestro Juan Belmonte: que tenía frente a los demás toreros mortales una actitud naturalmente altiva como la de un dios joven que lo puede todo. Frente a él yo tomaba simplemente, y si se quiere fatalmente, la apariencia de un humilde mortal que para triunfar ha de realizar un esfuerzo sobrehumano, patético, y era verdad, pura y llanamente verdad, un coro de hadas benéficas quisieron derramar sobre José todas las virtudes y casi ningún defecto, desde el primer momento todo le ha salido a pedir de boca, los ases los tiene en sus manos, cuando sale al ruedo, en él se dan todos los resortes, el poderío del guerra, la elegancia suprema de "Lagartijo", el valor sereno de "Frascuelo", el pellizquito de "Cuchares" cuando estaba inspirado, y la gran sabiduría de "Paquiro"; a los 20 años ya es el maestro más completo que se ha conocido. (Que halago más cumplido para Joselito, viniendo de figura tan admirada.)
Fuente:
http://www.museocruzherrera.com/turismo/museo.patrimonio_cultural/museos/la_linea/toreros_taurino/el_gallo.html

AGUSTÍN GARCÍA DÍAZ MALLA " MALLA O MALLITA " (1886 - 1920)

Foto cortesía del Site Taurino de Dale Pierce Who´s Who

Matador de toros nacido en el arrabal de Vallecas (Madrid) un 5 de mayo de 1897, dedicándose de infante y mozo a las tareas agrícolas;  toma  la alternativa el 27 de marzo de 1910 en la Plaza de Vista Alegre (Carabanchel) en Madrid de manos de “Lagartijillo Chico” quien le cedió el toro “Mirondo” de Aleas, resultando corneado de consideración por el segundo toro de su lote. Será hasta el 25 de mayo de 1911 cuando confirme su alternativa en Madrid de manos de Vicente Pastor, llevando por testigo a Rafael “El Gallo” con toros de Miura. Marcha a América en 1912 y es herido en las 3 ocasiones en las que actúa en Lima. De vuelta en España, es cornado de gravedad por un toro de Ángel Sánchez en la Plaza de Toros de Torrijos, Toledo,  por lo que se ve forzado a disminuir su número de actuaciones y después  medio forzado a regresar a Venezuela a hacer campaña en 1919 para retomar el sitio, hasta que  fue empitonado por el lado izquierdo en el estómago por un toro de la dehesa de Agustín Lescot el 4 de julio de 1920 en la Plaza de Toros de Lunel (Francia) cuando daba un pase de rodillas con la muleta.  Murió a pocos minutos después en la enfermería de la plaza.


Cortesía de don Rafael Gómez Lozano
http://torerosespanoles.blogspot.mx/search/label/Agust%C3%ADn%20Garc%C3%ADa%20Malla

Refiere del suceso el maestro Cossío: <<Agustín García estoqueó a su primer toro con una corta y escuchó una ovación. El quinto era negro zaino, tomó cuatro varas codiciosamente y  mató a dos caballos.  Llegó reservón al último tercio, brindó Malla y  citó de rodillas. No acudió el animal, el diestro se acercó a él arrodillado temerariamente, y de repente, derrotó el bicho sobre el espada, lo enganchó por el pecho y lo corneó bárbaramente en el corazón. Expiró un momento después en la enfermería, ya que la cornada situada en el pecho, de abajo hacia arriba, interesaba el corazón. El cadáver fue trasladado a Vallecas, donde recibió sepultura ". Esa tarde toreaba con José Gárate "Limeño", quien también moriría después muy joven, con veintisiete años, pero de angina de pecho.

El cronista Juan José Zaldívar Ortega nos relata de este lidiador que <<Agustín García Malla Díaz, matador de toros, nacido en Vallecas (Madrid), el  29 de agosto de 1886 y que falleció de una cornada en el corazón el 4 de julio de 1920, en la Plaza de Toros de Lunel (Francia). "

Por su parte, el erudito Juan José de Bonifaz Ybarra, refiere de su suerte que << Madrileño, del arrabal de Vallecas, fue Agustín García Díaz (Malla) un estoqueador brillante, en tiempos en que, todavía, la suerte suprema era admirada por la afición taurina. Muy castigado por los toros, hace el paseíllo junto a José Gárate (Limeño) en la plaza francesa de Lunel el 4 de julio de 1920, cuando aún no se han secado las lágrimas ofrendadas a “Gallito”. Al iniciar la faena de muleta con un pase de rodillas al último astado de su lote, el corrido en quinto lugar, de la ganadería de Agustín Lescot, fue empitonado por el estómago, dejando de existir al llegar a la enfermería de la plaza. Muy querido por sus paisanos, en el cementerio de Vallecas reposan sus restos. "


Cortesía de
http://lafiestaprohibida.blogspot.mx/p/gestos-toreros.html

El historiógrafo taurino Rafael González Zubieta (el Zubi) refiere que Agustín García Díaz "Malla", fue un matador de toros nacido en Vallecas (Madrid) el 28 de agosto de 1886, que murió con 34 años en Lunel (Francia), el 4 de julio de 1920, a consecuencia de una grave cornada que le propinó un toro de la ganadería francesa de Agustín Lescot, que le partió el corazón. Su primera profesión fue la de labrador en la hacienda de sus padres. Con 21 años decidió ser torero, mas por anhelos de fama y dinero que por vocación. Torea por vez primera en Vallecas el 17 de septiembre de 1907, alternando con su paisano Tomás Fernández "El Alfarerito" con novillos de la ganadería de don Ildefonso Gómez. Su actuación gustó mucho a pesar de sufrir un aparatoso percance ya que resultó herido en la boca de una cornada. Desde esa fecha su carrera fue ascendente, hasta que toma definitivamente su alternativa, un 27 de marzo de 1910, en Carabanchel, de manos de "Lagartijillo Chico", con ganado de los hermanos García Aleas. El 25 de mayo de 1911 le confirma en Madrid la alternativa "Machaquito", alternando con Vicente Pastor y Rafael Gómez "El Gallo", en la lidia y muerte de ocho toros de Miura. Su actuación fue más bien discreta. Toreó desde entonces en las más importantes plazas de España y América. Fue, en todo caso, un torero muy castigado por los toros, circunstancia que le impidió pasar de la mitad del escalafón taurino en su época. El 4 de julio de 1920 fue contratado para torear en Lunel (Francia), una corrida de la ganadería francesa de Agustín Lescot, alternando con José Gárate "Limeño". El ganado resultó manso de solemnidad, ya que todos los toros lidiados sólo admitían trastearlos en la "querencia". Agustín García "Malla" se enfrentó con valentía y voluntad al quinto toro de la tarde, negro zaino, que tomó 4 varas con codicia y mató 2 caballos, aún así, llegó al último tercio reservón y gazapeando. "Malla" comenzó su faena citando al toro de rodillas a media distancia, sin conseguir que el animal se arrancara. Dando muestras de sobrado valor, comienza a acercarse de rodillas paulatinamente al toro, quedándose temerariamente ante la cara del toro. Allí lo vuelve a citar jaleándolo con la muleta y la voz. El bicho reaccionó con un fuerte derrote de abajo a arriba, logrando enganchar al torero por el pecho, con una contundente cornada que dejó a Agustín García hecho un guiñapo, tirado en la arena. Le trasladan malherido y con urgencia a la enfermería de la plaza, donde muere pocos minutos después, ya que la cornada fue mortal de necesidad, de abajo a arriba le atravesó el corazón. Su cadáver fue trasladado desde Francia a Vallecas donde recibió sepultura. Allí reposan desde entonces sus restos. La principal cualidad de este torero madrileño fue la valentía. Fue torero lidiador, ya que carecía de finura y elegancia. Se cuenta de él que le costaba horrores cuadrar a los toros para ejecutar la suerte suprema, que luego realizaba con mucho acierto y contundencia. Su principal defecto fue la falta de técnica y conocimiento de los toros, aunque su fama de eficiente estoqueador, suerte muy apreciada en aquella época, le valió para figurar en numerosos carteles tanto en España como en América. Así lo estuvo haciendo hasta que este toro de Lescot se lo permitió ese 4 de julio de 1920, un año en el que aún resonaban los lamentos y las lagrimas por la muerte tres meses antes en Talavera del "Rey de los Toreros", Joselito "El Gallo".

MANUEL LIÑAN CONTRERAS (1884 - 1920)

Solo para efectos ilustrativos

“El de Pecho” (2004)

Obra del pintor español Leopoldo González Andrades

Un toro de Gamero Cívico dio tan formidable caída al picador Manuel Liñán Contreras en la corrida del 27 de junio de 1920 en la Monumental de Barcelona,  que la contusión torácica le produjo una hemorragia pulmonar de la que falleció el día 7 de julio. Otros prestigiados cronistas como don Juan José Zaldívar Ortega afirman que su óbito se produjo al día siguiente de su caída.

 

De este varilarguero refiere don Juan José de Bonifaz, el historiador,  que << residía en Barcelona el sevillano Manuel Liñan Contreras y en la plaza monumental de la capital catalana hallaría su fin al participar en un festejo celebrado el 27 de junio de 1920. Una caída fue la causante del suceso y el siguiente 7 de julio la fecha concreta de su fallecimiento. "

CARLOS FERNÁNDEZ "BARBI " (XXXX - 1920)

 

Solo para efectos ilustrativos

Cuadro del insigne pintor español Ignacio Zuloaga Zavaleta

(Eibar 1870  - Madrid 1945)

Banderillero español en novilladas, que actuando en una novillada pueblerina en  la Placita de Toros de Robledo Chavela, el 14 de agosto de 1920 resultó muerto. (Fuente: Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega/ Víctimas del Toreo)

 

Por su parte el erudito Juan José de Bonifaz Ybarra,  refiere que << otro subalterno de a pie de modesta categoría artística, Carlos Fernández (Barbi), dejaría de existir, el 14 de agosto de 1920, como consecuencia de las heridas que sufrió en Robedo de Chavela, también en la provincia de Madrid. "

SEVERIANO DÍAZ DEL BUSTO "PRADERITO " (1887 - 1920)

Cortesía de don José Antonio Román Romero
http://gestauro.blogspot.mx/

Matador de toros nacido en Gijón hacia 1887. En una novillada nocturna verificada en Madrid el 30 de agosto de 1917 se le ve alternar a este diestro con Gabriel Hernández (Posadero) en la lidia de cuatro novillos de don Bernabé Cobaleda; era asturiano, y fuera de aquella salida al ruedo madrileño, no se le conocía más que en su tierra. Pues con sólo estos antecentes, tomó la alternativa en Gijón, de manos de Larita, el 22 de agosto de 1920, con Angelete de testigo y toros de Santiago Sánchez. Y pocos días después, el 1º de septiembre, discutiendo en una cervecería de dicha ciudad con el empresario organizador de tal corrida, mató éste de un tiro a Severiano. Aquel doctorado más se pareció a una comedia que a otra cosa; pero el epílogo no pudo ser más trágico.
(Fuente: Sitio Web: Historia del Torero/ http://.historiadeltorero.com)

El respetable cronista, don Juan Moreno Castro, en una editorial titulada "Toreros de Asturias" del 27 de febrero de 2010, refiere que " SEVERINO DÍAZ BUSTO, "Praderito" Nació en Gijón en 1887, tomando su alternativa en Gijón el 22 de agosto de 1920 por "Larita" y "Angelete". De carrera efímera, truncada trágicamente el 1º de septiembre de 1920, pero no de una cornada, sino de un tiro de revólver que le disparó un empresario taurino cuando discutían en la terraza del café Lion d'Or, cuando "Praderito" le fue a reclamar el 50% de lo beneficios estipulados. Al negárselos, éste se abalanzó sobre él, y el empresario le disparó en el pecho. No fue un torero fino, ni tampoco una figura, era valiente y decidido en todas las suertes, manejando la capa y la muleta con soltura. "
Fuente:
http://blancoyoro.blogspot.com/2010/02/toreros-de-asturias.html

Por su parte, el historiador taurino “Don Víctor”, del Blog taurino “A los Toros”, refiere de su infortunio, que << el 1 de septiembre de 1920, Severiano Díaz Busto “Praderito” se enzarzó en una discusión con el empresario que le contrató para tomar la alternativa en su tierra, Gijón. Cuando el recién alternativado le reclamaba acuerdos no respetados, en el café Maisón Doré de la citada localidad, el empresario zanjó el asunto con un certero disparo que acabó con la vida del torero. La corrida se celebró el 22 de agosto de ese año con toros de Santiago Sánchez, tuvo como padrino a Matías Lara “Larita” y de segundo espada actuó Ángel Fernández “Angelete”. >>
Fuente:
http://alostoros.blogsome.com/2010/09/

ISAAC OLIVO "MERI " (1892 - 1920)

Solo para efectos ilustrativos

“Llegando a la Plaza” (1990)

Obra del pintor madrileño Fidel Molina

Refiere el ilustrado cronista venezolano, don Nilson Guerra Zambrano, que Isaac Olivo “Meri” fue un matador de toros oriundo de Puerto Rico, de padre mexicano y de madre francesa,  nacido el 4 de abril de 1892, durante la dominación española de tal isla,  y lesionado de un palotazo en el pecho que le produjo intensas hemorragias internas actuando en el Nuevo Circo de Caracas Venezuela, la plaza más importante de ese país, en función nocturna celebrada el 24 de agosto de 1920, atendiéndolo en la enfermería de la plaza,  de donde fue llevado  a su residencia en la  Parroquia San Juan,  ubicada entre las esquinas San Juan y Angelitos, No. 122, donde murió el 5 de  septiembre  siguiente.

 

Por su parte el erudito Juan José de Bonifaz Ybarra comenta de su suerte, que << el espada venezolano Isaac Olivo (Meri), el 24 de agosto de 1920, en el Nuevo Circo de Caracas, recibió tan fuerte palotazo en el pecho, que de resultas del mismo falleció a los pocos días. Hijo de mexicano y francesa, nacido en Puerto Rico el 4 de abril de 1892, es decir, durante la dominación española de tal isla. "

JOSÉ GRAU (XXXX - 1920)

Solo para efectos ilustrativos

Vista de la Iglesia de la Villa de Altura (Castellón)

Cortesía de Villadealtura/ Sitoweb: http://.panoramio.com

En la capea celebrada el 30 de septiembre de 1920, en la villa castellonense de Altura, recibía mortal cornada el aficionado José Grau, propinada por una de las vaquillas lidiadas. (Fuente: Crónica del erudito taurino, Juan José de Bonifaz Ybarra, de su obra “Víctimas de la Fiesta”, Capítulo 7, Página 191)

ANDRÉS NAVARRO ALQUÉZAR "DECIDIDO " (XXXX - 1920)

Solo para efectos ilustrativos

Campanario de la Basílica de Saint-Sernin en Toulouse

Cortesía del Sitio Web: http://farm3.static.flickr.com

Una discutible víctima del toreo, Andrés Navarro Alquézar (Decidido) – que actuó en la corrida en que tomó la alternativa Manuel Mejías Rapela (Bienvenida, el Papa Negro), y donde mató un caballo de un puyazo, por lo que fue detenido-, el 29 de octubre de 1905, en Toulouse, fue corneado en una pierna gravemente, percance por el que quedó inútil para el toreo y posiblemente a consecuencia del cual falleció en 1920. " Fuente: Crónica del historiador, don Juan José de Bonifaz Ybarra de su obra "Víctimas de la Fiesta"

Vale la pena mencionar, que el estudio posterior de la vida de este oscuro personaje de la fiesta, será materia de interés para los nuevos doctos taurinos, por las divergencias que tenemos hasta hoy, donde por ejemplo, don "José Alameda", el ilustre cronista, refiere de él en su obra Crónica de Sangre (Pág. 57), que : " en octubre 29 de 1910, fallece un picador de toros de mote "Decidido" , en la plaza de Toulouse, a resulta de las heridas causadas por un toro homicida de la ganadería de Carreros"

JAIME RODRÍGUEZ "ZAMACONA" (XXXX - 1920)

Solo para efectos ilustrativos
“Encierro” (2006)
Obra del pintor Español Jerónimo Probanza Arce

Novillero mexicano muerto en 1920 (Fuente: Fatalidades Taurinas/ http://mundo-taurino.org)

Refiere el erudito taurino, don Juan José de Bonifaz Ybarra,  en su obra “Víctimas de la Fiesta”,  que << Jaime Rodríguez (Zamacona) resultó cogido y muerto el 12 de diciembre de 1920 en Zumpango de la Laguna, en el Estado de México. " Y lo enlista como Novillero.

Estimo que hay algo nebuloso en la muerte de este novillero que hay que estudiar más a fondo, porque curiosamente, don Juan José Zaldívar Ortega, en su obra “Víctimas del Toreo” (Apartado de Novilleros), me desconcierta del todo, al hablar del novillero Manuel Vázquez (el Chato), de quien relata << Manuel Vázquez (El Chato), matador de novillos infortunado, natural de México, que el 12 de diciembre de 1920, alternando con Dionisio Marín (Jardinero) y Jaime Rodríguez (Zamacona), en la Plaza de Zumpango de la Laguna (Estado de México), fue cogido y muerto por uno de los novillos; sin embargo el afamado historiador Juan José de Bonifaz Ybarra,  en su libro “Víctimas de la Fiesta” cita que la muerte de Manuel Vázquez, “el Chato” ( a quien cataloga como banderillero)  acaeció en Zumpango de la Laguna el 12 de diciembre pero de 1921,esto es un año después.

Luego, para seguir creciendo mis dudas, el mismo cronista, don Juan José Zaldívar Ortega, en su obra "Víctimas del Toreo", vuelve a incluir a Manuel Vázquez (el Chato) pero ahora en el Apartado de "Banderilleros", donde se contradice, al referir ahora que "Manuel Vázquez (Chapín, o Chato), banderillero de toros o de novillos, que falleció cuando actuaba como tal, la tarde del 12 de diciembre de 1921, (coincidiendo ahora sí con la fecha que refiere Bonifaz para Manuel Vázquez ) en la Plaza de Toros mexicana de Zumpango, en la que un novillo le produjo un amargo rosario de lesiones, a consecuencia de las cuales dejó de existir. Su nombre aparece por primera y única vez en carteles de la Plaza de Toros mexicana de Tehuacan, toreando entre los años 1910 a 1921, aproximadamente, sin que sepamos si era español o mexicano. " Me pareciera demasiado infortunio, amén de lóbrega coincidencia, que en la misma plaza de Zumpango de la Laguna, Estado de México (y que seguramente era una plaza chica en aquellos años), hubieren fallecido Jaime Rodríguez (Zamacona) el 12 de diciembre de 1920, y Manuel Vázquez (el Chato) el 12 de diciembre de 1921, como si el día de la Virgen Guadalupana fuere de mal fario para los toreros. Para seguir con la galimatías, o con los errores concatenados de la historia, la página de Fatalidades Taurinas (http://mundo-taurino.org/deaths.html) refiere que ambos novilleros fallecieron en 1920, luego de ser verdad, implicaría que el 12 de diciembre de 1920, fallecieron estos 2 novilleros en la misma corrida de Zumpango de la Laguna, lo cual sería más raro todavía, ya que ese día alternaron juntos, según la versión de el Dr. Zaldívar Ortega (Apartado Novilleros) , "el Chato", "Jardinero" y "Zamacona" . Estando así el cielo de negro, y sin saber a ciencia cierta, ni quien, ni cuantos, los fallecidos; espero que un día soleado, me aclare las dudas algún aficionado, o algún cronista de la propia población de Zumpango de La Laguna, Estado de México, que haya asistido a esa, o a esas, corridas de toros, para volver a rescribir la historia, con la tinta impertérrita de la verdad.

Continuando con la investigación de este oscuro novillero, quien me viene a dar luz sobre su suerte y a enderezar la sinrazón de muchos cronistas de considerarlo una víctima de la fiesta, es el ilustre cronista Ángel Villatoro, quien en su afamada "Antología Taurina Mexicana" dice: << JAIME RODRÍGUEZ (ZAMACONA).- Matador de novillos sin más relieve en su modesta carrera que actuar la tarde del 12 de diciembre de 1920 en la plaza de Zumpango de la Laguna, Estado de México, en compañía de Dionisio Marín (Jardinero) y Manuel Vázquez (Chato), resultando este último cogido y muerto por una res >> Luego lo cierto es que (ZAMACONA) no falleció esa tarde, sino que sucedió después, seguramente de muerte natural, y por tanto no debiera aparecer como víctima del toreo ni de la Fiesta, y por ende, ni en esta necrología de tragedias taurinas, empero para aclaración de los doctos, lo dejaré como tal para clarificar este error que viene arrastrando el tiempo.

RUBIO LARGO (XXXX - 1920)

Solo para efectos ilustrativos

Asilo Colonia Víctor Larco Herrera, Lima, Perú

Cortesía del Sitio Web http://blog.pucp.edu.pe

Fue un picador peruano que trabajó como tal a principios del siglo XX, y que a consecuencia de los golpes recibidos en la cabeza, perdió la razón  y estuvo internado hasta su fallecimiento  en el Hospital Larco Herrera (Manicomio de esa época) en Lima Perú. (Fuente: Crónica de don Dikey Fernández Vásquez)

 

El nombre del más conocido hospital para enfermos mentales de Lima se debe al empresario agrícola, político y filántropo trujillano Víctor Larco Herrera (Trujillo 1870-Santiago de Chile 1934). Larco tuvo a su cargo la dirección de la hacienda Chiquitoy, en el valle de Chicama. Cuando fue alcalde de Trujillo (1913), obsequió a su ciudad el edificio que ocupa hasta hoy la Municipalidad. Se incorporó a la Sociedad de Beneficencia de Lima y se encargó de la inspección de hospitales para enfermos mentales. De esta manera, dio su pleno apoyo al médico psiquiatra Hermilio Valdizán para desaparecer los métodos inhumanos a los que eran sometidos los pacientes en su tratamiento. En pocos años, donó más de un millón y medio de soles para la construcción de un nuevo hospital psiquiátrico, que hoy lleva su nombre. Fue inaugurado el 1 de enero de 1918 con el nombre “Asilo Colonia de la Magdalena”; desde 1930, se le llamó “Víctor Larco Herrera” en honor a su benefactor.

El nuevo hospital recibió a los pacientes del antiguo Hospicio de la Misericordia (conocido como el “Manicomio del Cercado”) que albergaba, desde 1859, a los enfermos mentales, luego de que fueran trasladados de los antiguos servicios custódiales (“loquerías”) que existieron desde antes como anexos de los hospitales de San Andrés (varones) y Santa Ana (mujeres). Su primer director fue el doctor Hermilio Valdizán. Le sucedieron en el cargo Baltasar Caravedo, Juan Francisco Valega y Honorio Delgado. El hospital dependió de la Beneficencia hasta 1966, cuando pasó a ser administrado por el Ministerio de Salud. Es importante mencionar que este hospital tuvo el prestigio de ser el primer centro psiquiátrico en América Latina en aplicar los más modernos tratamientos de la época. En nuestro país, fue el único hospital de su especialidad hasta 1961, año en que se inauguró el hospital “Hermilio Valdizán”.

GOODSELL CODAIRE (XXXX - 1920)

Solo para efectos ilustrativos
Winsted, Connecticut, USA
https://sterling.securesites.com/woven.html

El autorizado periódico “The New York Times”, publicó el martes 27 de julio de 1920 una nota que decía: Toro mata a un agricultor: Goodsell Codaire encuentra la muerte en su parcela cerca de Winsted, Connecticut USA.- Un agricultor residente en Cherry Brook Station, fue muerto por un furioso toro en su granja el domingo 25 de julio. Goodsell Codaire encontró la muerte en un pastizal a media milla de su casa. No hubo testigos de la fatalidad. El Sr. Codaire salió de su casa a eso de las 11 de la mañana para ir a traer a un toro de su propiedad que andaba pastando, pero no regresó en varias horas, por lo que su hijo organizó una partida de búsqueda. Ellos encontraron su maltrecho cuerpo sin vida al pie de un promontorio de rocas. Es de pensarse, que el agricultor fue embestido por el toro y lanzado por los aires cayendo en las piedras, lo que le causó la muerte.
Fuente:
http://query.nytimes.com/mem/archive-free/pdf?res=F00D12FA355413738DDDAE0A94DF405B808EF1D3

JUAN JOSÉ DURÁN DÍAZ "PIPA" (1873 - 1920)

Juan José Durán Díaz "Pipa"
Los Toros. Tratado técnico e histórico
José María de Cossío

El 2 de marzo de 1894 se presenta en Madrid el novillero gaditano Juan José Durán Díaz "Pipa", nieto de "Lavi".- El muchacho (sin mucha gloria, pero sin ninguna pena) cumplió como bueno. Uno de los muchos aprobados, cuyo nombre se pierde luego. Perteneció a la cuadrilla de "Faico" y "Minuto", y luego toreó a las órdenes de éste hasta que se hizo novillero. Toreo en La Habana y México.- G.
Fuente:
ABC de Madrid del 2 de marzo de 1945

Es de asombrarse, como en España, todavía hacia el 2 de marzo de 1945, algunos importantes medios de comunicación, desconocían la oscura tragedia ocurrida a Juan José Durán Díaz "Pipa" en 1920.

Don Rafael Gómez Lozano (Dientefino), cronista propietario de la enciclopedia virtual en la Internet "Toreros Mexicanos", conocedor de la tragedia ocurrida fuera de los ruedos a este valeroso torero gaditano, me escribe amablemente el 22 de junio de 2012 para enviarme dos hojas del libro "Acontecimientos taurinos mexicanos" (páginas 299 y 300) del Lic. Luis Ruiz Quiróz, donde éste eximio cronista taurino cita textualmente en un encabezado: 24 de octubre de 1894, Juan José Durán "Pipa" toma la alternativa en México, para luego, en abundamiento, agregar la siguiente necrología.- Muy movida fue la trayectoria taurina de Juan José Durán "Pipa" quien nació en Cádiz el 6 de agosto de 1873 dentro de una familia taurina, ya que era nieto de Manuel Díaz "Lavi" y hermano del banderillero Antonio Durán y del picador Gaspar Durán. Fue primero banderillero en la cuadrilla de Enrique Vargas Minuto y después tomó muleta y espada para venir a México en 1890 pasando primero por Cuba. En este país toreó novilladas por los estados y tras lo cual regresó a España para debutar en Madrid el 2 de febrero de 1894. Ese mismo año regresó a México donde toreó el 21 de octubre en la inauguración de la plaza de Tacubaya, alternando con el gaditano Antonio Ortega "El Marinero" y Francisco Jiménez "Rebujina" con ganado de Atenco. "Tuvo éxito rotundo en todas las suertes que practicó. Bullidor incansable, se prodigó en desplantes que llegaron a la temeridad, constituyendo lo que entonces nombrábase toreo alegre…Al final de la corrida, en la lidia del sexto toro, sufrió un puntazo, en la mano derecha al intentar quitar una divisa". Casi de inmediato, Ponciano Díaz lo contrató para tomar la alternativa en la Plaza de Bucareli de manos de Joaquín Navarro "Quinito" con toros de Santín. Toreó tres corridas más y regresó a España con el ánimo de tomar la alternativa allá, sin lograrlo. Un año después regresó a México alternando con matadores de categoría como Diego Prieto "Cuatrodedos", José Centeno, y José Navarro "Quinito". Toreó por las principales plazas de la provincia y en la capital. En 1897 regresó a España tomándose un descanso en Cádiz, para después visitar Caracas y regresar a España antes de volver a Veracruz en octubre de 1899. Toreó en la recién inaugurada plaza México en el verano de 1900 y después en provincia y en San Luis Potosí recibió una grave cornada de un toro de Guanamé. Actuó en la plaza Chapultepec de la capital antes de regresar a España; luego fue a Caracas y regresó nuevamente a España, a cortarse la coleta y ya retirado regresó a México donde se dedicó al negocio de carnicerías antes de irse finalmente a Tampico (Tamaulipas). Su fin fue narrado por Roque Solares "Tacubac" (un ilustre médico y cronista potosino cuyo verdadero nombre de pila era Carlos Cuesta Baquero) en "La Lidia" del 12 de mayo de 1944 de la siguiente manera: El 24 de septiembre de 1920 "Pipa" salió de Tampico, en compañía de varios amigos, para asistir a una comida que celebrábase en una hacienda cercana, propiedad de uno de los comensales. Ya al final del banquete, el dueño de la finca fue aprehendido por conspirar contra el gobierno. "Pipa" asustado, supuso que aprehenderían a todos los invitados, declarándoles cómplices y salió de la casa, huyendo para esconderse en un bosque que la rodeaba. Transcurrieron varios días y fue notada la desaparición de "Pipa", que no regresó a su habitación en el puerto de Tampico. Dieron aviso a las autoridades y se iniciaron las pesquisas, con resultados negativos; no fue encontrado "Pipa" ni vivo ni muerto. Transcurrieron algunos meses y entonces unos cazadores hallaron en el citado bosque un cadáver, mejor dicho un esqueleto, pues la carne había sido alimento de los buitres. Por los restos de la ropa y una cartera, en la que había documentos y retratos, se identificó que el cadáver era el de "Pipa", que tanto se había buscado. Así fue el trágico fin de aquel torero que tanto alboroto promovió cuando la corrida inaugural de la plaza de Tacubaya, torero que después fue avanzando artísticamente y que después llegó a cuajar siendo muy aceptable. Valiente con serenidad consciente, basto en el estilo pero sabiendo defenderse de toda clase de toros, conocía la índole de los bureles y los toreaba según sus condiciones. Estaba bien colocado en el redondel y manejaba eficazmente el capote y la muleta. Banderilleaba bien y estoqueaba con seguridad.


Solo para efectos ilustrativos
Tampico, Tamaulipas, México
Antigua Calle Estado hoy E.Carranza e Isauro Alfaro en 1920 aprox