Los toros dan y quitan

MATTEHEW PETER TASSIO (1973 - 1995)

Novel corredor de encierros originario de un suburbio de Chicago en el estado de Illinois en los Estados Unidos de Norteamérica  de 22 años, que falleció  el 13 de julio de 1995 en los festejos de los “Sanfermines” cogido por un toro de la dehesa de Torrestrella de don Álvaro Domecq Díez, de nombre “Castellano”, a la altura de la Plaza del Ayuntamiento. La cornada fatal tuvo lugar cuando el joven se levantaba de una caída previa empitonándole pavorosamente y cargando con él varios metros, vaciándose en cuestión de minutos y llegando en agonía a un hospital cercano donde le atendieron de inmediato, pero resultando infructuosos sus esfuerzos por salvarle.

Testigos presenciales refieren que el joven tropezó en la cuesta de Santo Domingo y su caída arrastró a otros corredores. Al contrario de lo que hicieron los mozos con más experiencia, el fallecido se incorporó y fue inmediatamente arrollado y corneado por "Castellano", un toro de pelo castaño de la ganadería de Torrestrella de 575 kilos de peso que encabezaba la manada. El herido fue trasladado de inmediato al citado centro hospitalario pero, en la misma mesa de operaciones, sufrió una parada cardiorrespiratoria que no pudo superar y le provocó la muerte. Según se hace constar en el parte médico, Matthew Peter presentaba cornada en el abdomen, rotura completa de la aorta, sección interna renal izquierda y lesión en el hígado. El jefe del servicio de urgencias del hospital de Navarra, Mariano Martínez Vergara, señaló que "en treinta años nunca había visto una cosa tan grave".  El joven se encontraba de vacaciones en Europa y el miércoles, es decir, un día antes de la cogida mortal en el encierro, había llegado con un compañero a la capital navarra, procedentes de Barcelona. El otro muchacho le esperaba en la estación de autobuses y, al advertir su tardanza y tener conocimiento de que un joven norteamericano había sido corneado en el encierro, se personó en el hospital, donde identificó el cadáver. Los restos del fallecido fueron trasladados al Instituto Anatómico Forense de Navarra. Hilarión Martínez, cónsul de Estados Unidos en Bilbao, notificó personalmente, por vía telefónica, el fallecimiento a los padres del joven. El consulado se encargó de los trámites para la repatriación de su cadáver.

El diario "El País" del viernes 14 de julio de 1995 informaba de la pluma de su editorialista Juan Mora que el norteamericano Matthew Peter Tassio, de 22 años, falleció ayer desangrado a los pocos minutos de ser corneado por un toro de la ganadería de Torrestrella en el séptimo encierro de San Fermín. Hacía 15 años que nadie moría en el encierro. El estadounidense, que fue empitonado en el abdomen con rotura de la aorta, hizo en un 13 de julio la víctima número 13, después de que también un día 13 un toro de Guardiola matara a dos mozos. El parte médico certificó la existencia de vida en el muchacho durante 49 minutos, desde que fue ingresado, pero realmente ya estaba muerto cuando llegó al hospital. Los datos personales se obtuvieron del pasaporte ensangrentado que permanecía en el bolsillo del muchacho. Matthew Peter Tassio comenzó a morir 41 segundos después de que, a las ocho de la mañana, se disparara el cohete que daba anuncio al comienzo del encierro de los toros de Torrestrella. El chico esperaba al final de la cuesta de Santo Domingo, cayó entre la multitud, los mozos comenzaron a saltar por encima de él; pudo incorporarse cuando, ante la inminencia del paso de la manada, se despejó el recorrido, pero volvió a tropezar con otro mozo que también trataba de levantarse. Quedaron los dos solos en medio del estrecho pasillo de corredores apelotonados a la entrada de la plaza del Ayuntamiento. Matthew, guardando el equilibrio- con dificultad-, buscó ganar la acera, ofreció su costado derecho al toro y éste le reventó. El toro asesino se llamaba "Castellano", un colorado de 575 kilos, que se adelantó a la manada y arrolló a Matthew. No le quiso coger, sino que se lo encontró en su camino. Giró la cabeza hacia la derecha, donde se levantaba el chico, y la punta de lanza de media tonelada de peso, lanzada a 28 kilómetros por hora, que es la velocidad que a la que los atletas corren los 800 metros a ritmo de récord mundial, penetró sin dificultad por una zona blanda y vital del cuerpo. "Castellano" notó el contacto y quiso apartar aquello que había enganchado. Sacudió la cabeza, enderezó el cuello y lanzó a Matthew 15 metros por delante. Cuando éste cayó, pasó a su lado, le miró, le puso el pitón a escasos centímetros de la cara y continuó la carrera. Matthew moría. Estaba semi- sentado, con las manos apoyadas atrás, intentó levantarse y cayó. La forma como se derrumbó y la terrible hemorragia que sufría vaticinaban el final. El temerario comportamiento de los miembros de la Cruz Roja, que saltaron al recorrido sin fijarse si venían más toros, y la manera tan vertiginosa como fue trasladado al hospital, no hicieron sino confirmar que se trataba de un percance sin precedentes en los últimos sanfermines. La cogida, de ayer es la segunda mortal que protagoniza un toro de Torrestrella en la historia de esta ganadería, que data de 1954, después de que matara a un banderillero en Bilbao. Matthew es el segundo extranjero que muere en un encierro de San Fermín y el primer norteamericano.

"Quizá mi cara fue la última que vio":

Ángel Benítez, de 33 años, técnico de RNE en Pamplona y voluntario de la Cruz Roja desde 1985, gritó a sus compañeros: "¡Es muy grave, tenemos que parar la hemorragia como sea!". Dos horas más tarde no le importó reconocer que dijo lo de "muy grave" por no ser fatalista: "Primero fue ver cómo caía; después, aquella tremenda herida por la que salía sangre a borbotones y, para terminar, ese rostro que se quedaba sin vida por momentos. En mi interior sabía que se moría. Me siento abrumado, porque quizá mi cara fue la última que vio y no le pude ayudar". La obsesión del puesto de la Cruz Roja que atendió a Matthew era taponar la hemorragia, porque de lo contrario no llegaría con vida ni siquiera a la ambulancia. Ángel Benítez le tomó el pulso en la yugular. "Aún lo tenía", recuerda, "respiró dos veces, comenzó a tener convulsiones y dificultades respiratorias. Estaba claro que la cornada le había destrozado zonas internas y vitales del cuerpo. Su reanimación tenía que ser inmediata, porque tres minutos de parada respiratoria conlleva gravísimas lesiones irreparables y unos pocos minutos más, la muerte". En la ambulancia continuaron taponándole la herida para detener la hemorragia. "Estaba inconsciente, muy pálido, y cuando a base de compresas y presiones logramos que dejara de sangrar pensé que se salvaba, pero llegando al hospital tuvo una parada respiratoria. Le mantuvimos vivo aplicándole oxígeno", relata José María Rueda, de 22 años, empleado de una gasolinera y en la Cruz Roja desde 1988. En el hospital nada hubo que hacer. Félix Carmona, director de comunicaciones del Gobierno de Navarra, presenció el ingreso de Matthew. "Llegó con un 10% de sangre, debido a la terrible hemorragia interna que había sufrido. Pasó directamente al quirófano, porque ya estábamos advertidos de la gravedad del percance". Minutos después, los médicos certificaron su muerte. Ángel y José María conocieron la noticia en el centro de la Cruz Roja. Todos los compañeros que habían sido testigos directos de la agonía de Matthew apretaron los dientes para que no se les saltaran las lágrimas.
Fuente:
http://elpais.com/diario/1995/07/14/cultura/805672815_850215.html

LUIS PROCUNA MONTES (1923 - 1995)

Célebre torero natural del Estado del Distrito Federal, en Méjico, nacido el 23 de julio de 1923 y fallecido en accidente de aviación ocurrido en El Salvador el 9 de agosto de 1995. Debuta ante el público en la plaza de Puebla en 1938,  y ante el de Cd de Méjico,  el 21 de julio de 1941, tomando la alternativa en  noviembre de 1942 en Cd. Juárez Chihuahua, Méjico, apadrinado por Carlos Arruza. Confirma su alternativa en la Cd. de Méjico de manos del ilustre  Luis Castro “El Soldado”. Torea por vez primera en España en Barcelona el 6 de mayo de 1951, confirmando su alternativa  en la Plaza de Las Ventas de Madrid el 14 de junio del mismo año,  teniendo a Francisco Muñoz de padrino, que le cedió la muerte de "Guareño", de la dehesa de d. Joaquín Buendía. Ya en 1945 hacía andadura por varios países sudamericanos,  como Colombia, Perú y Venezuela. El 10 de marzo de 1974 se cortó la coleta el la Plaza de Toros Monumental de la Cd. de México,  alternando con el “Pequeño Gigante del Toreo”  Eloy Cavazos y Mariano Ramírez, en la que en 1946 había sido uno de los tres toreros que la inauguró, junto a “Manolete” y Luis Castro “El Soldado”. Falleció, junto a su esposa, en el accidente aéreo del Aviateca 901. Protagonizó la famosa película “Torero” rodada en 1956, dirigida por Carlos Velo y producida por Barbachano Ponce y que es considerada por muchos críticos como la mejor película filmada en materia taurina. En 1972 tuvo la alegría de concederle la alternativa a su hijo. El torero, de 72 años de edad, alcanzó gran popularidad en su país, especialmente en la década de los años cuarenta, tras su competencia con Manuel Rodríguez “Manolete”. Fue el inventor de la suerte del "Procunazo", también llamado “Sanjuanera”,  un muletazo que se ejecuta con la espada por fuera de la muleta -al contrario de lo normal- y en el que se da salida al toro por el lado contrario al que se cita.

En las efemérides taurinas del acreditado cronista Adiel Armando Bolio, que publica en la página en la Internet "Suerte Matador", consigna que el 23 de junio de 1923 en el corazón del centro de la ciudad de México nace el personalísimo matador de toros Luis Procuna Montes "El Berrendito de San Juan". Curiosamente Don Adiel consigna, que un 23 de junio, pero de 1946, ya la Parca le había dado un susto grande, cuando un toro de la ganadería de Armillita Hermanos lo hiere de gravedad en el muslo izquierdo en la plaza de Tijuana, Baja California.

Por su parte, Don Rafael Gómez Lozano "Dientefino", propietario del Blog Taurino "Toreros Mexicanos" da cuenta que el matador Luis Procuna Montes toma su alternativa en mano a mano celebrado el 5 de diciembre de 1943 en Ciudad Juárez, siendo su padrino Carlos Arruza, con toros de Corlomé, mismo doctorado que confirma en la ciudad de México el 26 de diciembre del 1943, siendo su padrino Luis Castro "El Soldado", atestiguando Luis Briones con toros de San Mateo. Posteriormente hacia el 14 de junio de 1945 la confirma en Madrid, siendo su padrino Paco Muñoz, atestiguando Manolo Dos Santos con toros de Felipe Bartolomé.

GINÉS CÉSPEDES SÁNCHEZ " GINÉS CARTAGENA " (1968 - 1995)

Cortesía del Sitio Web: http://www.elrejoneo.com

Ginés Cartagena, rejoneador natural de Benidorm (Alicante), donde nace el 19 de septiembre de 1968, su afición y habilidades se muestran a muy corta edad. A los 14 años actúa por primera vez en público, en la temporada de 1982, en Alfaz del Pi (Alicante). Debuta en Las Ventas de Madrid el 18 de mayo de 1987 acompañado de “Curro Bedoya”, y los hermanos Joao y Antonio Ribeiro Telles con ganado de Infante da Cámara. En la temporada de 1994 participa en 81 corridas con 188 orejas, siendo cabeza de escalafón.  22 de noviembre de 1995 el rejoneador Ginés Cartagena muere atropellado en la carretera.

 

Refiere El Diario El Mundo del 23 de noviembre de 1995, que << el rejoneador Ginés Cartagena, de 27 años, murió en la madrugada del 22 de noviembre de 1995 en el hospital Doce de Octubre de Madrid tras ser atropellado por un camión en la carretera Nacional V (Madrid-Bajadoz), informaron fuentes de la (DGT). Ginés Cartagena, cuyo verdadero nombre era Ginés Céspedes Sánchez, casado y con dos hijos, ocupó este año el primer puesto en el escalafón de su especialidad de rejoneo, lo que también logró durante otros cuatro años desde 1989. El accidente se produjo a las 5.55 horas en el kilómetro 35 de la N-V, en dirección a Talavera de la Reina, cuando el rejoneador cruzaba la carretera y fue atropellado por un vehículo pesado, según los datos que fueron facilitados por la Dirección General de Tráfico. Tras el accidente, el rejoneador fue rápidamente trasladado al Hospital Doce de Octubre, donde falleció. Gines Cartagena nació en 1968 en Benidorm (Alicante) y ocupó el primer puesto en el ranking de rejoneadores durante los años 1989, 1990, 1991, 1994 y 1995. El 19 de marzo de 1987, cuando contaba con dieciocho años, Cartagena se presentó en la Plaza de las Ventas, actuando con Curro Bedoya y los hermanos portugueses Juan y Antonio Ribeiro Tellef. Entonces dio sendas vueltas al ruedo en su toro individual y en el que actuó en collera con Bedoya. "

JESÚS GARCÍA BRIÑAS (XXXX - 1995)

Antes de la Pica (1959)  Pablo Picasso

Jesús García Briñas, empleado de la Plaza de Toros de Ciudad Real,  fue cogido por el toro, de nombre “Aristócrático”, de don Ángel y don Juan Antonio Sanpedro, que le corneó mortalmente el 1 de junio de 1995. El desgraciado accidente ocurrió cuando dicho trabajador procedía a comprobar el funcionamiento de la báscula en la que habrían de pesarse los toros que tenían que  lidiarse al día siguiente. (Fuente: Don Juan José Zaldívar Ortega/Orígen y Evolución del Toreo/ Número 37/ 9 Ene 2007)

VICENTE ZAVALA PORTOLÉS (1936 - 1995)

Foto Cortesía del Diario ABC de Sevilla

El 20 de diciembre de 1995, las letras taurinas de España y del mundo sufren la irreparable pérdida de una de sus mejores plumas, la de don Vicente Zavala Portolés, insigne periodista del prestigioso diario español ABC, y quien fuera víctima de un accidente aéreo, al estrellarse cerca de Cali Colombia el avión en el que viajaba para informar, como todos los años, de la feria de aquella localidad sudamericana. Enemigo del afeitado de las crónicas taurinas y de cualquier tipo de corruptela, fue un profesional responsable y honesto, amén de gran compañero y amante de la fiesta de los toros.Un ejemplo en todo sentido para las futuras generaciones de profesionistas del ramo. Entre su obra escrita destaca, aparte de sus brillantes crónicas, su libro «Hablan los viejos colosos del toreo», y honran su memoria varios premios taurinos que resguardan su nombradía y sacrificio.

El 22 de diciembre de 1995, el afamado Diario Español "El País" publicó en su edición impresa que: el redactor jefe y crítico taurino de ABC, Vicente Zabala, era una de las personas dadas por muertas al cierre de esta edición tras el accidente del avión de American Airlines que se estrelló ayer en el Valle de Cauca (Colombia) con 159 pasajeros a bordo. Sólo hubo media docena de supervivientes. El hijo mayor del cronista fallecido, que también es periodista y trabaja en la cadena COPE, confirmó a EL PAÍS que su padre viajaba en el avión. Vicente Zabala se casó con Peñuca de la Serna -hija del que fue famoso matador de toros Victoriano de la Serna-, con la que tuvo tres hijos: Vicente, Víctor y Verónica. El periodista viajaba a Colombia procedente de Madrid -de donde partió el pasado miércoles- para transmitir las corridas de la feria de Cali, contratado por la cadena de radio colombiana "Armony Records", por quinto año consecutivo. Según fuentes próximas al periodista, hacía escala en Miami, donde figuraba en lista de espera y finalmente consiguió tomar el avión en el que se produjo la tragedia. Efe informa de que una joven colombiana, Angélica Londono, no llegó a tiempo para embarcar en ese fatídico vuelo 965, iniciado al filo de la madrugada del jueves, por lo que quizá fuera Vicente Zabala quien ocupó su plaza. Vicente Zabala Portolés, nacido en Madrid el 27 de enero de 1936, vivió algunos años de su infancia en Sevilla, donde se aficionó a los toros, y continuó satisfaciendo esta afición en Madrid, ya desde su adolescencia, como espectador de las corridas de toros en la plaza de Las Ventas y pronto en el seno de la peña taurina juvenil Los de Hoy, que él mismo creó. Por aquellos años conoció a los hermanos Bienvenida y al fundador de esta histórica dinastía torera, el Papa Negro, con quienes consolidó una amistad íntima. Juan y Ángel Luis Bienvenida eran, probablemente, sus mejores amigos; "igual que hermanos", nos manifestaba ayer este último, visiblemente conmovido. Todos los acontecimientos del toreo contemporáneo los había vivido Vicente Zabala desde su infancia y unidos a cuantos adquirió mediante la lectura de libros especializados y los testimonios directos de las viejas glorias de la fiesta, con la mayor parte de las cuales trabó amistad, le forjaron un conocimiento amplio y profundo del espectáculo taurino en todas sus vertientes. Periodista de vocación, se graduó muy joven por la Escuela de Periodismo, colaboró en diversas revistas y pronto ocupó importantes tribunas de la prensa diaria en calidad de crítico taurino, actividad que ha ejercido ininterrumpidamente hasta su fallecimiento, con autoridad, ponderado juicio y un indudable amor a la fiesta de los toros. Colaboró Zabala unos años en la agencia Logos y el diario ABC, fue corresponsal de El Noticiero Universal, de México; redactor jefe de Fiesta Española, y redactor de El Ruedo, todo ello durante la década de los 60. El año 1965 fue nombrado jefe de la sección taurina de El Alcázar, poco después creó la Revista de Toros en Televisión Española, desempeñó la crítica taurina en Nuevo Diario y el año 1972 ingresó en ABC -"el periódico de mis sueños y de mi vida", nos diría en más de una ocasión- sucediendo en esta importante tribuna al escritor y también irrepetible cronista Antonio Díaz-Cañabate. Dirigió, asimismo, la sección taurina de Blanco y Negro. A partir de entonces, Vicente Zabala alcanzó una popularidad pocas veces igualada por los informadores taurinos de toda época y sus opiniones tuvieron gran predicamento en los estamentos profesionales de la fiesta. Paralelamente a sus tareas en ABC, que desempeñó durante 23 años, desarrolló diferentes actividades periodísticas: fue jefe de prensa de la organización médica colegial; desde 1977 a 1982 colaboró en la agencia Efe, y en los últimos años era responsable de la información taurina de Antena 3 Televisión. Articulista, conferenciante, miembro de numerosos jurados calificadores de las principales ferias, es autor de varios libros sobre la fiesta de los toros; entre otros, La ley de la fiesta, La entraña del toreo, Hablan los viejos colosos del toreo, Restauremos la fiesta nacional, La corrida y Tiempo de esperanza. Entre los numerosos galardones que recibió por sus trabajos, destacan los premios Luca de Tena (1990), Antonio Díaz-Cañabate y Carlos de Larra.


D. Vicente Zavala con el legendario diestro Juan Belmonte en 1960
http://www.abc.es/informacion/archivo_taurino/index_toros03.asp

JORDAN LAROCHE (1991 - 1995)

Solo para efectos ilustrativos
Parque recreativo municipal de Georgia, Vermont, USA

En julio 18 de 1995, el famoso medio informativo "The Boston Globe" (Boston, MA, USA) publicó una nota de la agencia (AP) proveniente de un pueblo llamado Georgia en el estado de Vermont, donde refieren con tristeza, que un niño, al parecer de 4 años de edad, fue pisoteado hasta la muerte la semana pasada por vacas o toros en una granja arrendada por su familia. La policía estatal de Vermont dijo ayer que Jordan Laroche, hijo de Rosario y Shannon Laroche, murió como consecuencia de lesiones sufridas en el incidente.
Fuente:
http://www.highbeam.com/doc/1P2-8336702.html

JOSÉ LUÍS GARCÍA COLLADO (1959 - 1995)

Solo para efectos ilustrativos
Imagen de Nuestra Señora de Butarque, Patrona de Leganés, Madrid, España
http://es.wikipedia.org/wiki/Legan%C3%A9s

El 17 de agosto de 1995, José Luis García Collado, de 36 años, murió tras ser embestido por un novillo que le arrinconó contra las vallas mientras contemplaba el encierro de Leganés, Comunidad de Madrid.
Fuente:
http://elpais.com/diario/1995/09/11/madrid/810818673_850215.html

Al día siguiente (día 18), la aplicada editorialista del diario "El País" Ana Roldán, informaba en un amplio reportaje que: Un novillo cornea hasta la muerte a un espectador del encierro de Leganés, destacando que el suelo y las vallas de los 100 primeros metros del recorrido fueron untados de aceite. El Ayuntamiento y las peñas mantienen el festejo de hoy "en homenaje al fallecido".- Los encierros de Leganés (178,000 habitantes) se cobraron ayer una vida, la primera desde hace 13 años. José Luis García Collado, de 36 años, casado y sin hijos, falleció por la mañana en el hospital Severo Ochoa de la ciudad a consecuencia de las heridas que le causó uno de los novillos en el segundo encierro de las fiestas. El astado embistió varias veces al hombre, atrapado contra unas vallas. En menos de un minuto le corneó tres veces y le propinó un fortísimo golpe en la cabeza. Antes de que se diera la salida a los astados, se descubrieron manchas de aceite en los 100 primeros metros del recorrido, que se cubrieron con serrín. Sin embargo, el lugar donde ocurrió la tragedia estaba perfectamente limpio.

Eran las 8.35 cuando el toro volteaba hasta la muerte a José Luis García Collado en el tramo final del recorrido, en la calle del Butarque, justo enfrente de la puerta de la Universidad Carlos III. El toro se ensañó con él, le derribó, y, acorralado contra las vallas, le embistió cinco veces sin que nadie pudiera hacer nada por evitarlo. "Jugó al frontón con él", señalaba uno de los espectadores, testigo presencial de la cogida. En el encierro, en el que no se cometió ninguna irregularidad, según un portavoz de la Dirección General de Protección Ciudadana de la Comunidad de Madrid, se contaba, consecuentemente, con un director de lidia y al menos 10 dobladores (voluntarios que deben velar por la seguridad de los corredores intentando quitarles el novillo de encima y evitar que los animales se escapen). Ningún doblador pudo ayudarle. El fallecido no había ido al encierro a correr las reses. Tanto el amigo que le acompañaba esa mañana como los testigos que se encontraban en la zona manifestaron que José Luis estaba allí como espectador encaramado a una de las talanqueras (vallas protectoras) y que se cayó dentro al resbalarse. En ese momento, el astado, que se dirigía hacia el acceso de la plaza de toros, viró en redondo y se cebó con él. Quienes vieron el suceso comentaron la "absoluta" falta de reflejos del accidentado, según explicó después el alcalde socialista de Leganés, José Luis Pérez Ráez: "Pudo haberse subido".

Tras la noticia del fallecimiento, el alcalde manifestaba que García Collado no se encontraba en condiciones de correr un encierro. En el velatorio del hospital Severo Ochoa, su familia manifestó que no era aficionado a los toros. No se explicaban cómo había acudido esa mañana a las inmediaciones de la plaza. Las incógnitas las contestaba el amigo que le acompañaba en el trágico momento: "Se terció, por eso fuimos (al encierro)". "Otros se arriesgan a correr y nunca, les pasa nada", se lamentaba la hermana del fallecido, ya que era la primera vez que José Luis acudía al encierro. Collado había sido drogodependiente, y fue detenido nueve veces por supuestos delitos contra la salud pública y robo con fuerza, según fuentes policiales.

A las tres de la tarde de ayer, las peñas y el alcalde de Leganés, José Luis Pérez Ráez, decidieron continuar con los festejos. El acuerdo alcanzado fue que hoy volverán a soltarse los toros, "incluso por respeto y homenaje al difunto", señaló uno de los representantes de las peñas. El mismo hombre añadió que no habían existido problemas de seguridad y que se trataba sólo de un "desgraciado accidente". La misma fuente concluyó: "El estaba a favor de los encierros y, por tanto, no le hubiera gustado la suspensión". La familia del fallecido había dicho lo contrario.

Ayer tarde, los concejales de la oposición pusieron el grito en el cielo ante el anuncio del mantenimiento del encierro de hoy que será el último. Los 10 concejales del Partido Popular y los cinco de Izquierda Unida pidieron la suspensión del festejo debido a que, tras lo ocurrido ayer y anteayer, los encierros en Leganés no ofrecen garantías de seguridad. El miércoles, una niña de 13 años sufrió heridas por asta de toro y fue la lesionada más grave de entre las 11 víctimas de los astados. Otros dos menores de edad figuraban entre los heridos. Los servicios médicos tuvieron que atender a otras 18 personas que sufrieron golpes. La Asociación Nacional de Defensa de los Animales (ANDA) pidió que se "extremen las medidas de seguridad para personas y animales en los encierros populares" como medida previa a la total supresión, de estos festejos en un plazo de dos o tres años, informa. Europa Press.

El parte médico facilitado por el hospital Severo Ochoa, donde fue trasladado y después falleció García Collado, señaló que el herido presentaba tres cornadas de asta de toro, una en la región inguinal y dos en el glúteo, así como importantes golpes, especialmente un grave traumatismo craneoencefálico. Aunque las causas exactas de la muerte la fijará la autopsia, que estaba previsto practicar ayer por la noche, en principio los médicos estiman que fue el golpe en la región delantera y lateral izquierda de la cabeza el que le ocasionó la muerte. Los pinchazos sufridos en la pierna izquierda no eran de extrema gravedad, si bien una de las cornadas presentaba una trayectoria de 50 centímetros.

En la enfermería móvil, donde llegó García Collado ya en coma, sangrando por nariz y boca y con la pierna desgarrada, se prepararon para lo peor. No pudieron intervenir quirúrgicamente sus heridas y necesitaron 20 minutos para estabilizar sus constantes vitales antes de trasladarle al hospital Severo Ochoa, donde falleció a las diez y media de la mañana. En el hospital de campaña tuvieron dificultades para poder encontrar una vía en las venas del herido, debido a su adicción a las drogas, y tuvieron que abrirle una en el cuello. Fue el único herido por asta de toro en el encierro de ayer, aunque otras 12 personas tuvieron que ser atendidas de golpes y contusiones. Los heridos del primer encierro -celebrado el miércoles- evolucionan todos favorablemente, incluida la pequeña María Tamayo, de 13 años.

Por su parte, el alcalde de Leganés manifestó, recordando los recientes sanfermines, donde también hubo una víctima mortal, que la participación en los encierros es voluntaria y que lo que hay que insistir es que los corredores estén en condiciones de participar. "Lo que es lamentable es que al fallecido no se le haya pillado antes de la cogida para haberle sacado del recorrido".

En el encierro no sólo murió José Luis García Collado. También se registró un intento de sabotaje del festejo. El primer tramo, en la calle Juan Muñoz, amaneció con grandes manchas de aceite usado de automóvil. El aceite se hallaba también en las talanqueras. Aunque la policía no ha identificado a los responsables de la acción, el alcalde de Leganés sospecha que pudiera tratarse de grupos contrarios a los encierros. "Es gravísimo y reprobable que haya personas que, para defender a los animales, pongan en peligro la vida de las personas", manifestó el alcalde. El encierro fue seguido ayer por 30,000 personas. Las reses, tres vacas y dos novillos, estuvieron en la calle una hora y 55 minutos.

RAÚL CAÑETE MORA (1977 - 1995)

Parroquia de la Asunción de Nuestra Señora.
Parla, Madrid, España
http://www.misas.org/p/parroquia-de-la-asuncion-de-nuestra-senora-parla

El 11 de septiembre de 1995, don Julián Morales, corresponsal en Parla del afamado diario "El País", informó con tristeza que: "Un joven de 18 años muere tras ser corneado en el encierro de Parla".- La muerte buscó ayer (10) a Raúl Cañete Mora un joven de 18 años, vecino de Parla (18,000 habitantes), y le encontró en la plaza de toros de esta localidad sureña de la región, donde aguardaba a los tres astados y dos vaquillas que salieron en el primer encierro de las fiestas patronales. Eran las 8.35 horas. Uno de los tres morlacos le enfiló y le metió un pitón por la pelvis, en la región perineal, entre el ano y los testículos. El joven ya ingresó en la enfermería con parada respiratoria. Miembros de Protección Civil le practicaron masaje cardiaco durante 25 minutos, hasta que lograron estabilizar sus constantes vitales y pudieron trasladarle al hospital universitario de Getafe. Allí fue intervenido durante más de cuatro horas. Por la tarde recayó definitivamente. Sobre las 20.00 horas murió, como consecuencia de un shock refractario que padeció tras ser intervenido por segunda vez de una hemorragia inter-abdominal. Había perdido mucha sangre. Ésta es la segunda muerte en un encierro que se produce este verano en la Comunidad de Madrid. El 17 de agosto, José Luis García Collado, de 36 años, murió tras ser embestido por un novillo que le arrinconó contra las vallas mientras contemplaba el encierro de Leganés.

Cinco minutos antes de esta mortal cogida se produjo otra grave cornada en el mismo encierro. Un toro embistió a José Miguel Fúñez, de 25 años, y le perforó el tórax. La cercanía en el tiempo de las dos cogidas provocó cierta tensión en la enfermería de la plaza, que sólo disponía de una sala para operar. Anoche Fúñez permanecía en la UCI del hospital de Getafe, donde evolucionaba favorablemente. La Policía Local cifró en unas 12.000 las personas congregadas en el encierro de ayer. Las peñas taurinas elevaron este cálculo a 30.000. Fuentes municipales aseguraron que se había cumplido la normativa en cuanto a la duración del festejo -desde las 8.00 hasta las 9.30-. Precisaron que tampoco hubo masificación y que la participación había sido inferior a otros años. El nuevo director de Asuntos Taurinos de la Comunidad, Julio Pacheco, manifestó, en una entrevista concedida a EL PAÍS, que pretende regular los encierros para que duren como mucho dos o tres minutos.-
0tros corredores dicen que el joven se resbaló cuando el toro le encaró
El doctor Antonio Crespo, que atendió a Cañete en la enfermería de la plaza, concluyó al acabar su primer examen que la herida había sido "mortal de necesidad". El médico calificó el suceso como el mismo desastre de todos los años. Los mozos beben demasiado y los toros son cada vez más grandes".
El joven fallecido ayer, vecino de la calle de Leganés de Parla, había acudido al encierro acompañado de cuatro amigos que, como él, corrieron las reses. Según el relato de sus compañeros, el toro le alcanzó en el centro de la plaza: "Se le echó encima muy rápido y le metió el cuerno abajo", explicaba uno de ellos. Según testigos presenciales, Raúl Cañete "se resbaló al darse cuenta de que el toro iba a por él. Al final, le cogió y le levantó medio metro del suelo".
Cañete cursaba estudios secundarios en Parla, donde vivía con sus padres y dos hermanos. En la vecindad era considerado como "un buen chaval, sociable y con muchos amigos". "Era un chico de 18 años domo mi hijo o como otro cualquiera del barrio, que fue al encierro y que tuvo la mala suerte de que esta vez le tocó a él", comentó el padre de uno de sus amigos.
El otro herido muy grave del encierro de ayer en Parla, José Miguel Fuñez, de 25 anos, continuaba anoche ingresado en la unidad de cuidados intensivos. Fuñez presenta una herida penetrante por asta de toro en el tórax que le ha fracturado cuatro costillas y le ha afectado el pulmón derecho y la zona abdominal. Fue intervenido durante cuatro horas. Pese a la gravedad de las heridas, su respiración era anoche estable. Fuñez Chacón, vecino de Madrid, resultó cogido a las 8.30 por un toro, cinco minutos antes que Cañete. Otras 25 personas fueron atendidas en la enfermería habilitada en los aledaños de la plaza de toros por contusiones, mareos e intoxicaciones etílicas. Algunos vecinos criticaron el gran tamaño de los astados. Fuentes municipales señalaron que estos fueron elegidos por las peñas taurinas de la localidad.

Otro, en Navalcarnero:

Cecilio Naranjo, vecino de Fuenlabrada, resultó herido en el encierro celebrado la pasada madrugada en Navalcarnero (12.000 habitantes). La víctima fue alcanzada en la parte delantera del cuello por un astado que le ocasionó una herida de dos centímetros de profundidad, según informa Susana Moreno. Tras recibir asistencia de urgencia en la enfermería portátil, el joven fue trasladado al hospital de Móstoles, donde permanecía anoche con pronóstico grave.

Posteriormente, el día 16 de septiembre de 1995, "El País" informó que: "El toro del encierro mortal de Parla superaba la edad permitida por el reglamento", por lo que la familia del fallecido iniciaría acciones legales.- El toro que corneó hasta la muerte a Raúl Cañete en el primer encierro de Parla tenía ocho años y, por tanto, superaba la edad establecida por el reglamento para salir a un espectáculo taurino, según afirmó Julio Pacheco, director de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid. Durante el encierro se observó cómo el pesado morlaco tenía marcado un siete sobre el lomo de su parte derecha. Esa señal indica que nació en 1987. Para los responsables regionales, la infracción es grave, porque el reglamento especifica que los toros con más de seis años no pueden correr en festejos como encierros. En el capítulo dedicado a los encierros en el Reglamento Taurino de 1992 se exige un certificado del Libro Genealógico de la Raza Bovina de Lidia relativo a las reses que han de ser lidiadas. En el mismo texto se añade: "El día antes de la celebración del festejo, las reses deberán ser reconocidas por los veterinarios de servicio para determinar su estado sanitario y que cumplan los requisitos señalados en el reglamento para este tipo de festejos". Según el departamento de Asuntos Taurinos, en la ley se prohíbe que un toro añejo de más de siete años pueda salir a un encierro. El empresario de Parla, José Félix González, no respondió ayer a las llamadas de EL PAÍS. Tampoco la Concejalía de Cultura de Parla, organizadora de los festejos, se pronunció sobre esta supuesta irregularidad. Varios ganaderos consultados ayer confirmaron que no pueden correrse toros que superen los siete años. "Una res con esa edad es tres veces más peligrosa que un toro utrero, de tres años", explicó el ganadero Domingo Ortega. "Para estos espectáculos es un peligro sacar toros de siete u ocho años", agregó. Los padres de Raúl Cañete Mora, de 18 años, fallecido en el encierro celebrado el pasado domingo en Parla, han decidido poner el caso en manos de un abogado para delimitar y esclarecer las posibles responsabilidades legales del caso. El abogado designado por la familia, Hermenegildo Pérez, se reunió ayer con el alcalde de Parla, el socialista José Manuel Ibáñez, para escuchar la versión municipal del trágico suceso. Pérez ha resaltado "el talante colaborador del regidor", aunque también señaló que ningún responsable municipal se había puesto en contacto con la familia desde la muerte de Raúl. El letrado se entrevistará el próximo lunes con funcionarios de la Comunidad para conocer la versión del Gobierno regional en cuanto a permisos se refiere. El abogado Hermenegildo Pérez ha manifestado: "Las noticias aparecidas en EL PAÍS relativas al director de lidia, así como el relato de la cogida que éste hace en el periódico, hacen preciso contar también con su testimonio antes de emprender acciones legales antes de poner una denuncia".

Fuentes:
http://elpais.com/diario/1995/09/11/madrid/810818673_850215.html
http://elpais.com/diario/1995/09/16/madrid/811250675_850215.html

LUIS MOLERO SÁNCHEZ (1933 - 1995)

D. Teresa Molero Sánchez recoge su premio. / Henar Sastre
http://www.elnortedecastilla.es/20120223/local/valladolid/premio-pasion-lidia-201202232150.html

Refieren en el portal en Internet del sitio taurino "mediaveronica.com", que un 30 de noviembre de 1995, fallece en un accidente de tráfico el ganadero Luis Molero Sánchez, propietario del hierro "Molero Hermanos". Don Luis era hermano de Tere y José Molero Sánchez, que en su juventud vistió el traje de luces en algunas novilladas falleciendo poco tiempo después, en mayo de 1997, víctima de una larga enfermedad.

"El Periódico" de Catalunya, del domingo 3 de diciembre de 1995, informó que el ganadero Luis Molero había muerto en un accidente vehicular.- El ganadero vallisoletano Luis Molero Sánchez, de 62 años, representante de la divisa que lidia a nombre de Molero Hermanos, falleció el jueves por la noche a causa de un accidente de tráfico registrado en la provincia de Salamanca, cuando el vehículo que conducía se salió de la carretera. El cadáver fue trasladado a Valladolid, donde ayer tuvo lugar el funeral en la Iglesia de San Nicolás de Bari.

La ganadería Molero Hermanos, con divisa verde y plata, señal punta de espada y una parrilla con forma de rombo como hierro, se creó en 1908 y adquirió antigüedad en 1920. En el año 1941 pasa a lidiarse a nombre de la señora Viuda de Molero hasta 1952, fecha en la que se hacen cargo sus nietos, Pepe, Luis y Teresa.

En febrero de 2012, D. Teresa Molero Sánchez, titular de la ganadería Molero Hermanos, recibió el trofeo con el que el Colegio Oficial de Veterinarios de Valladolid rindió homenaje a la trayectoria de este hierro de Castilla y León que más reses ha lidiado en la plaza de toros del paseo de Zorrilla y que apostó en su día por un encaste que le hacía único como es el Santa Coloma-Saltillo. El merecido reconocimiento se les entregó a los tres hermanos (dos fallecidos) por su ilusión por el toro bravo, su vocación por la ganadería y su fervorosa afición por la fiesta de los toros.

FRANCISCO DE LA RIVA GOMEZ (1941 - 1995)

Esquela en el diario ABC de Madrid
5 de noviembre de 1995

Refieren en el portal en Internet del sitio taurino "Mediaveronica. com", sección efemérides, que un 19 de agosto de 1995, fallece en Madrid, España, de accidente motociclista, el buen banderillero FRANCISCO DE LA RIVA GOMEZ, “CURRO DE LA RIVA”. Había nacido en Madrid el 18 de diciembre del año 1941. Contaba con 53 años de edad.

El afamado diario "El País", del 20 de agosto de 1995, publicó que el famoso banderillero Francisco Rivas, conocido como "Curro de la Riva", murió ayer por las lesiones sufridas hace doce días en un accidente de motocicleta en una céntrica calle madrileña, informa Efe. Contaba 54 años y pensaba retirarse al terminar esta temporada.

ISIDRO DÍAZ (1916 - 1995)

Solo para efectos ilustrativos
Convento en Loeches, Comunidad de Madrid, España
Cortesía de http://es.wikipedia.org/wiki/Loeches#/media/File:Loeches_-_Comunidad_de_Madrid.jpg

El periódico "El País", del 5 de septiembre de 1997, publicó una editorial de nombre "El primer muerto desde 1995", de la pluma de sus corresponsales en Madrid, Susana Moreno Pachón y Luis Fernando Durán, donde cuentan, entre otras desgracias, y en forma por demás escueta, que en septiembre de 1995, un toro mató a un anciano en Loeches (Comunidad de Madrid), Isidro Díaz, de 79 años de edad. El astado saltó al callejón de la plaza y arrolló violentamente a Isidro.
Fuente:
http://elpais.com/diario/1997/09/05/madrid/873458675_850215.html

GONZALO HERGUEDAS (1921 - 1995)

Solo para efectos ilustrativos
Vista de la localidad de Sepúlveda, Segovia, España
www.spain.info

Consigna el diario español "El País" del lunes 28 de agosto de 1995, en una nota informativa de la agencia EFE: "Muere un anciano al ser cogido por un toro cuando corría los encierros de Sepúlveda".- Un hombre de 74 años, Gonzalo Herguedas, falleció ayer en Sepúlveda (Segovia, España) al ser corneado mientras corría el encierro de las fiestas de la Virgen de la Peña. El toro le embistió por detrás y le golpeó contra las vallas metálicas que delimitan el recorrido. Por petición de la familia los festejos no se suspenderán.
Fuente:
http://elpais.com/diario/1995/08/28/espana/809560812_850215.html

Por su parte el diario "Herald Scotland", del martes 29 de agosto de 1995, publicó una pequeña nota avisando que un toro había dado muerte a un hombre.- Gonzalo Herguedas, de 74 años, fue muerto cuando un toro lo embistió arrojándolo contra un vallado de hierro, durante una fiesta de toros en las calles de Sepúlveda, un pequeño pueblo en el centro de España. El fue la tercera persona muerta en encierros de toros este verano.
Fuente:
http://www.heraldscotland.com/sport/spl/aberdeen/bull-kills-man-1.664345

GABINO GALINDO (XXXX - 1995)

Refiere el escritor Héctor Budar en su libro "Final Sin Gloria", página 178, dentro de la biografía del ilustre matador mexicano Luis Procuna, que, "el 9 de agosto de 1995, salió del aeropuerto Benito Juárez de la ciudad de México, el Boeing 737-200 de la aerolínea Aviateca con el matrimonio Procuna-Chamorro a bordo. En este mismo avión viajaban los integrantes del Mariachi Oro con un grupo de artistas mexicanos y su representante el ex-novillero ecuatoriano Gabino Galindo, todos hacia el mismo destino, un infortunado destino que los llevó a la muerte al chocar la nave en que viajaban con las faldas del volcán Chichontepec, próximo a la capital de la República de El Salvador en Centroamérica". Este desafortunado accidente sucedió entre las 20 y las 21 horas, las víctimas de esta desgracia en que perecieron el matador de toros Luis Procuna Montes y su Señora esposa, fueron 65 personas incluyendo la tripulación (58 pasajeros y 7 tripulantes).
El Boeing 737-200 (piloteado por Axel Byron Miranda y de copiloto Víctor Sandoval), inició su trayecto regular en Miami (EEUU) y el destino final era San José de Costa Rica, con escalas en México, Guatemala, San Salvador y Nicaragua. Los equipos de rescate, ayudados por helicópteros, policías y miembros de la Cruz Roja, consiguieron localizar el avión tras una ardua búsqueda de más de ocho horas, dificultada por el mal tiempo, y el barro que cubría las inaccesibles pendientes del volcán. El aparato fue localizado en "La Fincona", del cantón San Emigdio, en la jurisdicción de Guadalupe, San Vicente, al norte del Chinchontepec, a unos 60 kilómetros de la capital de El Salvador. El área fue acordonada mientras se procedía a las tareas de rescate de los cadáveres. Fuentes del aeropuerto salvadoreño estiman que el avión se estrelló cuando empezaba a descender para tomar tierra y después de realizar una brusca maniobra, pero indican que será necesario esperar a los datos de la caja negra para saber con seguridad los motivos de la catástrofe. Reina todavía gran confusión sobre la nacionalidad de las víctimas. En la última lista facilitada anoche por Avioteca figuran, además de los cinco españoles, 16 mexicanos -entre ellos el ex-torero y actor Luis Procuna y su esposa Consuelo Chamorro-, cinco guatemaltecos- Una de ellas la Señora María Hermelinda Hernández de Cedillo-, cinco nicaragüenses, cinco norteamericanos, seis noruegos -una de ellas la Señorita Dordi Eika-, cuatro costarricenses- Juan Carlos Vargas Núñez, Rolando Antonio Rivera Sánchez, Edward Harbottle Quirós y Jesús Francisco Torres Redondo-, dos daneses -uno de ellos el embajador en Nicaragua Palle Marker y el consejero de la misión diplomática europea, Neil Peter Kragh-, y dos brasileños -también el embajador en Nicaragua Genaro Antonio Mucciolo, acompañado por su esposa-.Tanto el fallecido piloto del aparato accidentado, Axel Byron Miranda, de 40 años, como el capitán, óscar Castro, encargado de dirigir la investigación, son licenciados de la escuela del Ministerio del Aire de Madrid. Las religiosas -Maria Luisa Martínez de Lejarza, Begofia Bernaola, Natividad Sanza y Rosario Martínez Manso- abordaron el avión en Guatemala. Otras dos compañeras suyas que debían realizar el mismo trayecto se salvaron porque, una, Mercedes Mauleón, regresó unos días antes debido a que tenía clases en la Universidad de Managua, donde ejerce como catedrática de Historia. La otra, la mexicana Beatriz Becerra, porque optó por quedarse unos días más en la capital de su país. Según el presidente de Aviateca, Federico Melville, el avión siniestrado estaba alquilado por la aerolínea guatemalteca a la GIT Leasing Corporation de Estados Unidos y había ingresado en la flotilla de Aviateca en enero de 1994. La compañía se hará cargo de la repatriación de los cadáveres.
Fuente:
http://elpais.com/diario/1995/08/11/internacional/808092011_850215.html
* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de agosto de 1995

El diario "Prensa Libre", de Guatemala, del jueves 10 de agosto de 1965 informó, que, "Cinco helicópteros de la Fuerza Aérea Salvadoreña, brigadas especiales de la Cruz Roja y Policía Nacional Civil y los cuerpos de bomberos voluntarios y municipales de El Salvador y Guatemala participaron en la labor de rescate de los cadáveres de las 65 personas que murieron en el accidente de la línea aérea Aviateca. Los cuerpos de las víctimas estaban diseminados en un radio de 60 metros, casi en la cúspide del Volcán Chinchotepec, el cual está ubicado en la finca El Carmen, San Vicente, a unos 70 kilómetros de la capital salvadoreña. La localización de los cuerpos fue una tarea compleja porque la nave quedo? totalmente fragmentada, y los pocos pedazos del fuselaje que eran visibles estaban por todos lados, en un radio de casi mil metros. Algunos de los cadáveres quedaron prácticamente sembrados en las ramas de los arboles, en donde también eran visibles fragmentos de la ropa de los pasajeros. El área en donde se estrello? el reactor de es una plantación de cebolla que esta? a pocos metros del cráter del volcán Chinchontepec. Para llegar a ese lugar los miembros de las entidades de socorro enfrentaron diversos problemas, no solo por lo dificultoso del inclinado camino, sino también por lo resbaloso y por lo accidentado del área." La Dirección General de Transporte Aéreo determinó que la causa probable del accidente fue la falta de conciencia de la situación de la tripulación de vuelo en relación con la obstrucción de 7,159 pies, la decisión de la tripulación de vuelo de descender por debajo de la MSA, La ambigüedad de la información sobre la posición entre la tripulación de vuelo y el controlador de tránsito aéreo, que dio lugar a que el controlador emitiera una asignación de altitud que no proporcionaba el despeje del terreno. Contribuyendo al accidente fue el fracaso del primer oficial para dirigir su preocupación de las posiciones informadas al capitán de una manera más directa y asertiva y el fracaso del controlador para reconocer la posición informada de la aeronave con respecto a las obstrucciones y dar instrucciones y advertencias adecuadas. Un ineficaz programa de manejo de recursos de la tripulación en Aviateca también contribuyó al accidente. 1. La desorientación espacial de los pilotos 2. La mala comunicación entre piloto/controlador de torre 3. El Salvador no tenía en ese entonces radar para ver quién viene y quien va. 4. El avión no estaba equipado con TCAS (Traffic Collision Avoidance System) ni con con GPWS (Ground Proximity Warning System Terrain Aviodance).
Fuente:
https://en.wikipedia.org/wiki/Aviateca_Flight_901

La empresa guatemalteca de aviación, Aviateca, dio conocer el juves por la noche una lista oficial, aunque parcial, de pasajeros que viajaban en el vuelo de su Boing 737-200, que se estrelló el miércoles en El Salvador. La lista incluye sólo a 51 de los 58 pasajeros, consigna exclusivamente un apellido de ellos, no da cuenta de la nacionalidad de las personas e indica exclusivamente la ciudad en que abordaron el avión. Cabe aclarar que el vuelo 901, que procedía de Miami, Estados Unidos, es también una conexión con México en Guatemala hacia San Salvador, Managua y San José.

Lista proporcionada por los voceros de la empresa (AFP):

Apellidos Ciudad donde abordó
Aadlano E.Miami
Bañuelos I. México
Bernaola B. México
Blásquez R. Guatemala
Bolaños C.Guatemala
Bustamante R. -
Chamorro de Procuna C.México
Davis D. Guatemala
De Franco F. Guatemala
Del Carmen J. Guatemala
Eika Miami
Espinosa A. Guatemala
Fadon Miami
Finstad J.Miami
Flores A. Guatemala
Galindo G.México
García E. México
Hernández de Zedillo M. Guatemala
Juárez E. Guatemala
Kragh P. Guatemala
Lacayo E. Guatemala
Márquer P.Guatemala
Martínez M.R. México
Martínez M. México
Méndez G. Guatemala
Meneses R.México
Miranda C.México
Miranda M.México
Mucciolo G. Guatemala
Mucciolo M. Guatemala
Nybraaten G. Miami
Palacios R. Miami
Procuna L.México
Quiroz Narbottle E. Guatemala
Raasca A. Guatemala
Raasca M. Guatemala
Raasca S. Guatemala
Ramírez H.México
Ramos M. México
Rivera R. Guatemala
Rodríguez C. Guatemala
Rosell J. Guatemala
Sacasa D. México
Sáenz N. México
Serpasarguel G.Miami
Solórzano C. México
Tórres J. Guatemala
Valiente S. Guatemala
Vallecillos R. Guatemala
Vargas J. Guatemala
Berdin D. México
Triuplantes
Miranda A.Guatemala
Sandoval B. Guatemala
Estrada M.Guatemala
De Palacios Guatemala
De HerreraGuatemala
Gatica M. Guatemala
Monzón S. Guatemala