Los toros dan y quitan

OCTAVIO HERNÁNDEZ (1949 - 1994)

Solo para efectos ilustrativos
Plaza de toros "El Toreo", de Cuatro Caminos
news.urban360.com.mx

El 13 de octubre de 2016, recibí una amable carta de mi amigo, el historiador taurino, don Rafael Gómez Lozano, quien mantiene en la Red el Blog "Toreros Mexicanos", y quien me hizo llegar un recorte de periódico ESTO del 4 de agosto de 1994, donde citan en el encabezado: Falleció el cornado en "El Toreo".- Fuimos informados que ayer dejó de existir el señor Octavio Hernández, de 45 años de edad, cornado el pasado sábado en las corraletas de la plaza de toros "El Toreo", de Cuatro Caminos (en los límites de la Ciudad de México (Distrito Federal) y el municipio de Naucalpan de Juárez, Estado de México), cuando se hacía la labor de enchiqueramiento para el festival taurino del PRI, que se realizó por la tarde. El finado deja a su esposa y dos hijos, de 14 y 18 años de edad, y el cuerpo fue trasladado a Almoloya de Juárez para ser sepultado.

Después de que fue herido, sufriendo tres cornadas, una de ellas calificada de mortal en el cuello, pues al parecer el pitón le llegó al cerebro, fue llevado a la clínica del Seguro Social de Lomas Verdes, sección de traumatología, donde no le querían admitir por no estar afiliado. Según versiones, esta persona era únicamente empleado de la plaza El Toreo, sin ningún conocimiento en el manejo de reses bravas. Ese día, llevaba en una mano un aparato de los llamados "walki-toki" cuando enchiqueraban el astado de José Julián Llaguno, que le correspondió a Eloy Cavazos, y dejó una de las puertas abiertas y él estaba adentro del corral. Descuido que le costó las cornadas y finalmente la muerte.

No lo podemos comprobar, pero empezaron a hacerse las especulaciones y aseguran que en principio hubo negligencia y falta de atención médica, pues además estaban contratados los servicios médicos del doctor Antonio Salcedo Cóppola. Se sabe que el percance fue antes del sorteo y aún no llegaban los médicos y se lo llevaron a la clínica los organizadores del festejo.

VÍCTOR MORA (XXXX - 1994)

Solo para efectos ilustrativos
Catedral de Aguascalientes, Aguascalientes, México.
Cortesía de Ernesto

El 15 de octubre de 2016, recibí una amable carta del historiador Rafael Gómez Lozano, quien mantiene en la Red, la enciclopedia taurina "Toreros Mexicanos" y quien me allega un recorte del diario "ESTO", del 27 de septiembre de 1994, donde citan bajo el encabezado de "Notitas" lo siguiente: El tío del novillero Jorge Mora, Víctor Mora, quien también fue novillero, dejó de existir ayer (ahogado). La camioneta que manejaba se atascó en un río y se lo llevó la corriente, cuando viajaba de Villa García a Aguascalientes. Ayer mismo lo sepultaron en el panteón Los Eternos de Aguascalientes.

RANDY LINQUIST (XXXX - 1994)

J.R. Linquist (Bullrider)
Montador de toros hijo del valeroso jinete Randy Linquist (Q.E.P.D.)
Cortesía de http://www.albertleatribune.com

El martes 17 de septiembre de 2013, publicó el medio noticioso norteamericano "Albert Lea-Tribune.com", de la pluma del Sr. Micah Bader, una interesante editorial de nombre "8 segundos de furia", donde J.R. Linquist, un novel montador de toros, le confiesa su valiente intención de seguir los pasos de su padre en los Rodeos.

La monta de toros es un deporte peligroso que J.R. Linquist, de 20 años de edad, conoce de primera mano. Infortunadamente en 1994, su padre, Randy Linquist, murió a causa de las heridas sufridas cuando lo aplastó un caballo después de montarlo a pelo en un rodeo en la locación de Albert Lea, en Minnesota.

Linquist padre, se rompió la mayoría de sus costillas cuando el caballo cayó sobre él, sufriendo aparte, un grave traumatismo craneoencefálico que le causó la muerte.

Que Dios lo tenga en su Gloria y que desde ahí ayude a su hijo para que nada malo le pase; por lo pronto yo le aconsejo que siempre use casco y chaleco antes de montar estas bestias, que con sus patas o cachos le pueden quitar la vida.

Fuente
http://www.albertleatribune.com/2013/09/17/8-seconds-of-fury/

ANTONIO DURÁN (1958 - 1994)

Solo para efectos ilustrativos

Encierro de los años 70 en Navas del Madroño (Cáceres)

Cortesía del Sitio Web: http://www.pueblos-espana.org

Antonio Durán, corredor de encierros de 36 años, natural de la localidad de Navas del Madroño (Cáceres), murió en la madrugada del lunes 15 de agosto de 1994 en los festejos taurinos de esta localidad, al ser cogido por un novillo durante el transcurso de un encierro. La víctima, casado y con dos hijos, fue empitonada pasadas las cuatro de la madrugada en la calle principal de este pueblo, y a continuación fue trasladado a un centro hospitalario, donde falleció momentos después. (Fuente: Diario El Mundo, No 1742, del 17 de agosto de 1994

JOSÉ M.R.P. (1971 - 1994)

Solo para efectos ilustrativos

Foto del Diario La Opinión de Zamora, del 15 de agosto de 2009 en el mismo poblado de Argujillo (Zamora) del momento en que el astado empitona por el muslo al afcionado Jesús Santos de 57 años quien resultó herido.

El joven corredor de encierros de 23 años, José M.R.P.,  falleció el 16 de agosto de 1994, en la localidad de Argujillo (Zamora) tras ser embestido por un toro durante el último de los encierros celebrado en su pueblo con motivo de la festividad de la Asunción de la Virgen. El suceso ocurrió cuando el joven corría por una plaza de la localidad, junto con otros muchachos del pueblo, delante de los toros. En un momento de la carrera resbaló y tras caer al suelo, fue embestido por un toro que le provocó heridas de extrema gravedad.La fuerza de la embestida del astado aplastó al joven contra una valla de hierro. El muchacho, cuya familia es natural de Argujillo, fue trasladado al hospital del Insalud de Zamora, donde ingresó ya cadáver. (Fuente: Diario El Mundo, No 1742, del 17 de agosto de 1994)

ARIEL BARRETO SÁNCHEZ " EL PERRO DE APATLACO " (XXXX - 1994)

Instante en el que se desata la tragedia a la caída de  “el Bombero”

Cortesía del Sitio Web: http://www.youtube.com/watch?v=IdmQtDTsfvY&feature=related

 

Fue un afamado y valiente  jinete de jaripeos rancheros oriundo de San Pedro Apatlaco, Morelos, México,  que falleció a las siete de la tarde del 2 de diciembre de año 1994 en Santa Bárbara, Estado de Morelos, por los embates de un toro llamado “el Bombero”.  Tuvo la desgracia en su vertiginosa monta, que el pesado animal tropezara y se azotara de improviso y de forma por demás violenta contra el suelo, golpeándole en la  cabeza,  y que además, se zarandeara encima de su frágil humanidad la bestia, al tratar de incorporarse, causándole la muerte. 


Cortesía de
https://www.facebook.com/Jaripeo.RancheroOficial

BRENT CULLEN THURMAN (1969 - 1994)

Brent Cullen Thurman

Cortesía de Kay Thurman

Fue un afamado jinete norteamericano de rodeos nacido en Austin Texas, USA, el 3 de marzo de 1969 y que falleció a resultas de los daños recibidos por un toro en las finales nacionales de Rodeo en Las Vegas, el 17 de diciembre de 1994. Su carrera de jinete la inició a los 8 años en la Arena Cecil Hills  de Austin TX, participando después en Rodeos Juniors, High School Rodeos, y Rodeos abiertos para principiantes, convirtiéndose en montador profesional en 1989. Ya para 1993 calificó para las finales nacionales de rodeo, finalizando en el quinto lugar del escalafón, y también compitió tres veces en las finales del circuito tejano. El año de su fallecimiento, en 1994,  termino en el noveno lugar  del escalafón nacional de la PRCA. El competía en promedio en 125 Rodeos anuales de la PRCA, más otras 15 actuaciones en diversas plazas de EE.UU. y Canadá. Descansan sus restos mortales en el cementerio Austin Memorial Park, en Austin, Condado de Travis, en Texas, EE.UU.

 

Refieren testigos presenciales de la desgracia, que el toro empezo a dar giros y más giros, sacando de balance al jinete, que fue a dar debajo del toro para ser aplastado por la pata trasera derecha de la bestia en la mitad inferior de su cabeza, tronandosela materialmente por el enorme peso de la bestia. Menos de una semana más tarde fallecía este valeroso jinete.

Fuentes:
Rodeo Roundup/Kendra Santos;
http://www.fortunecity.com/olympia/wolfpac/51/id17.htm

JIMMY VAN (1961 - 1994)

Solo para efectos ilustrativos

Cortesía del sitio web: http://farm4.static.flickr.com/3508/3465835714_c9e802188d.jpg

2009 Red Bluff Round-Up 1469 - Sean Case

Jimmy Van  fue un valeroso montador de toros norteamericano que falleció el 16 de abril  de 1994, a los 33 años de edad en un Rodeo celebrado en la ciudad de Red Bluff, California  en los EE.UU.

 

http://www.pe.com/localnews/corona/stories/PE_News_Local_C_crodeo17.13921c0e.html

MIKE MASON (1961 - 1994)

Un vaquero monta un toro  en el “Folsom Pro Rodeo”

(Foto cortesía de Tom Paniagua)

Mike Mason fue un valeroso montador de toros norteamericano que falleció el  2 de julio de 1994, a los 33 años de edad en  un Rodeo celebrado en Folsom City, California, en los EE.UU.

 

http://www.pe.com/localnews/corona/stories/PE_News_Local_C_crodeo17.13921c0e.html

ANTONIO SUÁREZ ÁLVAREZ (1930 - 1994)

Solo para efectos ilustrativos
Un toro irrumpe el callejón
Revista Taurina La Lidia
Ángel Lizcano

Refiere el erudito taurino Rafael Gómez Lozano (Dientefino), que Antonio Suárez Álvarez  fue un mozo de espadas madrileño al servicio del torero Pedrito de Portugal, que la noche del 27 de diciembre de 1994, con 64 años de edad y 50 en la profesión de los toros, falleció en la plaza de toros de Cali Colombia a causa de las heridas que le causó un toro de la dehesa de “Achury Viejo” de nombre “Marinero” de 438 kilos  de peso, con pinta de asesino, bizco del pitón derecho, cortico, mirón y certero, que saltó al callejón atacando al mozo de espadas, partiéndole la femoral y el tórax,  ocasionándole la muerte. La Asociación Colombiana de Mozos de Espadas apoyó al diestro de Portugal, para realizar los trámites necesarios para que el cadáver de Antonio regresara a su país natal.

Antonio Suárez Álvarez era un madrileño, de 64 años, más bien silencioso, bueno y muy profesional. Se había casado en dos oportunidades y deja tres hijos, uno de ellos es Juan, el conocido Juan Yusá, camarógrafo oficial de la plaza de Las Ventas de Madrid. Un mozo de espadas calificado como uno de los más consagradas, leales y eficientes. Al estilo de los de antes, por lo discreto, porque conocía como nadie su oficio, a los toreros, a los apoderados; porque entendía cabalmente ese complicado mundo de los toros. Pisó todas las plazas del mundo. Pues fue mozo de espadas de toreros que han hecho historia, como Manuel Benítez El Cordobés, con quien había impuesto una marca al vestirlo durante 62 tardes consecutivas; de Palomo Linares: de César Rincón, de Fernando Lozano y desde hacía dos años de Pedrito de Portugal, además de ser muy cercano colaborador de la casa Lozano, que administra actualmente la plaza de Las Ventas. El cuerpo de este nuevo mártir de la fiesta brava será traslado a España, donde lo esperan sus familiares. La mala suerte de Pedrito Este año que termina (1994) le ha traído desgracias a Pedrito de Portugal. Su padre tuvo un terrible accidente automovilístico y murió calcinado. El 14 de marzo se fracturó él su mano derecha y tuvo que dejar de torear por dos meses. Después, en San Sebastián de los Reyes un toro le propinó un puntazo que lo incapacitó otros 20 días. Y ahora, su mozo de espadas es muerto por un toro en Cali. No obstante el torero, de tan solo 19 años, se sobrepone. Ayer, vestido de blanco, con una cinta negra, conmovió a la afición que colmó la plaza cuando brindó su primera faena hacia el Cielo, o sea a Antonio Suárez. Y realizó una memorable faena, con arte y valor, en la que a pesar de pinchar tres veces cortó una oreja.

Fuente: ANTONIO ENCONTRÓ UN CALLEJÓN SIN SALIDA/ Autor: NULLVALUE/ eltiempo.com/ 31 de diciembre de 1994.

 

Su punto de encuentro con la muerte fue este jueves, tras tablas de una plaza, donde trabajaba, pasando casi inadvertido. Allí estaba con su boina, una guayabera y un capote bajo el brazo. Contento, expectante, alerta a los movimientos del matador, inocente de que la muerte, vestida de negro, astifina, la había echado el ojo. Como cosa rara, ya había saltado otro toro. Y eso no ocurre tan a menudo. Dos en una misma corrida, es cosa más rara. Pero Marinero, desparramó la vista hacia el callejón, se fue raudo, y voló la barrera. Todos saltaron, menos Antonio, quien no halló otra opción que colocarle ese grueso capote doblado en el testuz. Pero el toro iba por él y lo estrujó con toda su furia contra las tablas para rematarlo en el piso y dejarlo prácticamente muerto ahí mismo. No se conformó con partirle la femoral, la vena que buscan todos los toros asesinos, sino que le partió el tórax. Todos los esfuerzos de los médicos, en esta plaza con una enfermería con todas las dotaciones requeridas, con diez médicos de turno, fueron vanos. Victoriano Valencia estuvo hasta casi las tres de la madrugada a su lado en la Clínica de los Remedios. Pero a la muerte no se le puede dar la espalda. Y apenas se retiró a descansar a su hotel, Antonio expiró. El cirujano llamó a Rogelio Caballero, a Victoriano hijo y a dos o tres personas más que se hallaban allí para decirles que si querían verlo quizá por última vez. Y de ahí en adelante la cadena con la mala nueva. Y el doloroso compromiso de avisar a la viuda y a sus hijos en Sevilla. Fue un momento tremendo, porque ella, al escuchar la voz de Victoriano se puso feliz. Y parece que estaba de cumpleaños ayer. O por lo menos había motivo de regocijo, pues cuando supo que era él le dijo emotiva: ya sé, me llamas para felicitarme. Ha muerto Antonio. Dejó todo en este mundo. Ahí, silente reposaba, casi intocable ayer, el maletincito que le regaló en 1968 Alfonso Fernández “El Pegajoso”, hoy en una silla de ruedas, y a quien Antonio había dicho que iría a visitarlo tan pronto llegara a Bogotá, para darle uno dolaritos. Se lo llevó en sus cuernos “Marinero”, sin darle tiempo a retirarse a disfrutar de su pensión, pues esta era su última temporada, ya que había hablado para ello con Rafael Corbelle, presidente de la Asociación de matadores en España. Ahora se ha retirado para siempre.

Fuente: Extracto del artículo “ERA LA ÚLTIMA TEMPORADA DE ANTONIO”/ Autor: LUIS NOÉ OCHOA/ eltiempo.com/ 31 de diciembre de 1994

Cortesía Diario ESTO (México)
De la hemeroteca de don Rafael Gómez Lozano (Dientefino)

RANDY MARTIN (1959 - 1994)

 Solo para efectos ilustrativos
http://www.pbbanow.com/Finals%202.htm

El  acreditado medio de comunicación norteamericano: News OK- “The Oklahoman”, del 3 de enero de 1994, informó con tristeza,  que el jinete de rodeos Randy Martin,  había fallecido a resultas de un accidente de monta de toros el 31 de diciembre de 1993 en la ciudad de Shawnee, estado de Oklahoma, en USA.

Randy había nacido el 11 de febrero de 1959 en la ciudad de Arkansas  en el estado de Kansas. Ahí creció y se graduó en el “Arkansas City High School” en el año de 1977,  escuela donde participó en sus equipos de lucha libre y carreras.

Randy se había mudado diez años atrás a la ciudad de Oklahoma, donde trabajaba por cuenta propia como ebanista. Le sobreviven su esposa y dos hijas. Los servicios funerarios se llevaron a efecto el  martes, 04 de enero de 1994 en la Capilla Funeraria “Bill Merritt”, 6201 NW 39 Expressway, en la ciudad de Betania, Oklahoma, donde fue cremado.
Fuente:
http://www.newsok.com/article/2452793

RAFAEL ATIENZA RUIZ (1936 - 1994)

El mundo del toreo despidió a Rafael Atienza.
Los restos mortales del picador Rafael Atienza Ruiz, fallecido en accidente de tráfico el día 29 de mayo
de 1994 en la autopista de La Coruña, son trasladados a hombros por sus compañeros de profesión por las
calles de Villalba. En la fotografía se puede ver, entre otros, a los matadores Vicente Ruiz “El Soro” y
José Ortega Cano. Miles de personas formaron parte del cortejo, para dar así su último adiós a Rafael.
http://www.elfarodelguadarrama.com/

Refieren en el portal taurino en Internet de "Mediaveronica.com" que un 29 de mayo de 1994 el picador Rafael Atienza muere en accidente de tráfico cuando se dirigía a Cáceres para intervenir en un festejo a las órdenes de Javier Vázquez.

El diario "El País" del 30 de mayo de 1994 informó de la pluma de Emilio Martínez, que el picador Rafael Atienza muere en un accidente de tráfico en la N-VI.- Rafael Atienza de 58 años, miembro de la cuadrilla del torero Javier Vázquez falleció ayer a las seis de la mañana cuando su vehículo, un Audi, chocó de frente contra otro coche que circulaba en sentido contrario a la altura del kilómetro 35 de la carretera de la Coruña, en las proximidades de Parquelagos. En el accidente también falleció Nicolás Morán Marcelo, conductor del otro vehículo, que se equivocó de acceso al entrar en la autovía de la Coruña, según informó la Dirección General de Tráfico. Según la versión de la guardia civil, Rafael Atienza iba correctamente por el carril de la derecha, en dirección a Madrid, cuando se encontró con el coche que circulaba frente a él. "No se trata de un kamikaze, sino que el coche que se coló en sentido prohibido en la autovía tuvo que sufrir un despiste", comentó un portavoz de la Dirección General de Tráfico.

Atienza, vecino de Villalba, se había citado en Madrid con su cuadrilla para participar en una corrida en Caceres. El fallecido nació en Dos Hermanas (Sevilla) el 5 de abril de 1936. Durante su carrera había toreado con grandes figuras de todas las épocas, como Curro Romero, Julio Aparicio, José Luis Segura, Curro Vázquez, Luis Miguel Dominguín, Dámaso Gómez, Manzanares, El Soro y Ortega Cano.

El portal taurino en Internet "Mundotoro.com" publicó el 19 de junio de 2001 un excelente reportaje de Estrella Álvarez, titulado: "Los Atienza, una dinastía única en la historia", que por su importancia se transcribe a continuación.- Los Atienza componen la dinastía de picadores más larga y con el árbol genealógico más frondoso de la historia del toreo. Hasta 16 miembros de esta familia han ejercido profesionalmente con la vara. Y, curiosamente, fue el último, Julio Atienza Berrocal quien rompió con la tradición de sus antepasados, pues tras una corta carrera como novillero, pasó a las filas de los subalternos de a pie en 1992, cuando su amigo Alberto Elvira le animó para actuar juntos. Julio Atienza, fallecido en la madrugada de hoy, explicaba en su día su decisión. "Cuando decidí dejar la muleta mi padre me propuso hablar con Salcedo para iniciarme con los caballos, pero estaba más familiarizado con las banderillas que con el palo de picar, ya que nunca había montado y hubiese supuesto empezar de cero. Mi padre nunca antes había querido que me dedicase al toro e intentó apartarme, por eso empezó a atraerme tarde", comentaba en 1995. Hasta su padre, el también fallecido en accidente de tráfico (en 1994) Rafael Atienza Ruiz, uno de los del castoreño más notable de los últimos años, todos los Atienza descienden de Pepe Atienza García, que fue mayoral en Jerez, y que posteriormente se trasladó a Salamanca, a la ganadería de Graciliano Pérez Tabernero. Partiendo del doble matrimonio de Pepe Atienza García surgen los Atienza Caro y los Atienza Ruiz. Miguel Atienza Caro (1902) es considerado el fundador de la dinastía y fue uno de los picadores más sobresalientes de su época, que destacó por su valentía con el toro y con el público, imponía su criterio en la plaza por encima de la opinión popular. Si había que salirse al los medios para provocar la acometida de un animal manso hacía oídos sordos a las reprimendas del respetable. Así inventó la carioca. Hombre de gran personalidad, era disputado entre las más prestigiosas cuadrillas. Actuó a las órdenes de Domingo Ortega, Manolete, Julio Aparicio, Rafael Ortega, José María Martorell y César Girón, retirándose en 1957. Su hijo Miguel Atienza Burgos (1930), también tuvo una carrera muy intensa y destacó sobre todo en compañía de Manuel Benítez, El Cordobés. Los hermanos de Miguel -padre-, el fundador, también fueron buenos picadores: Juan (1904), Ramón (1912) y Florencio Atienza Caro (1913), todos ellos nacidos en Trebujena (Cádiz). El último, Francisco Atienza Caro, fue mayoral y padre de los actuales Atienza a caballo. En algún pasaje del Cossío se habla de José Atienza Caro (1907) como un hermano más de los anteriores, que nació en Torrejón (Madrid). Francisco Atienza Caro, el único que continuó en el campo, en la profesión de tan prolífico progenitor, es padre de José Luis Atienza García (1933), que toreó a caballo a las órdenes de Domingo Ortega, Antonio Bienvenida, Pedrés y Gregorio Sánchez; además, Francisco Atienza García -fue mucho con Manuel Cano, El Pireo y con Vicente Barrera-, Miguel y Manuel Atienza García, picadores que han figurado en cuadrillas de espadas de las últimas décadas. Pero volvamos al primero de los Atienza reseñado, Pepe Atienza García, ya que de su segundo matrimonio son Antonio Atienza Ruiz, que acompañó en 1975 a Curro Vázquez, y Rafael Atienza Ruiz -padre del actual Julio Atienza-, natural de Dos Hermanas (Sevilla), quien ha sido el que más ha toreado fuera de nuestro país. Perteneció a las cuadrillas de diestros destacados como Curro Romero, Julio Aparicio -con él actuó en Líbano (Beirut)-, José Luis Segura, Curro Vázquez, Luis Miguel Dominguín -junto al cual picó en Belgrado-, Manzanares, y durante doce temporadas fue con Ortega Cano. Cuando falleció en el verano de 1994 a causa de un accidente en carretera, había comenzado el año con El Soro, hasta que éste resultó lesionado en Benidorm.

Por último, queda mencionar a los hijos de Juan Atienza Caro, picadores también, que asientan su residencia en Pozuelo de Alarcón (Madrid): son Juan Atienza Vega (1931) y Fernando Atienza Vega (1943). Durante los 60 estuvo en activo Juan Atienza Losas, otro miembro de tan dilatada dinastía que se afinca en Pozuelo. De 1946 es Manuel Atienza del Campo, hijo de Ramón Atienza Caro, que vive en Collado Villalba (Madrid). Como queda comprobado, la lista de picadores que han paseado por los ruedos el apellido Atienza es larguísima, por ello se podría hablar de un caso único en la historia. Hoy, la familia ha perdido a un miembro destacado que prefirió la plata.

PEDRO COVARRUBIAS (XXXX - 1994)

Solo para efectos ilustrativos
Plaza de Toros Nuevo Progreso de
Guadalajara, Jalisco, México
http://www.sabiosdeltoreo.com/Salidas_asp/Noticias/includes/B

Refiere el cronista Rafael Gómez Lozano (Dientefino), propietario del visitado Blog Taurino "Toreros Mexicanos", que el mexicano Diario ESTO, del martes 15 de noviembre de 1994 (página 48), publicó : El pasado domingo (13) en el callejón de la plaza Nuevo Progreso de Guadalajara, sufrió un infarto el monosabio Pedro Covarrubias, durante la corrida. Se lo llevaron a la enfermería y ahí dejó de existir. Ayer (14) fue sepultado en el panteón civil de Guadalajara.

MANUEL ANTONIO URRA ARANGUREN (1950 - 1994)

Solo para efectos ilustrativos
Residencia Sanitaria, Nuestra Señora de Aránzazu en Guipúzcoa
www.guregipuzkoa.net

El acreditado diario español "El País", del viernes 8 de julio de 1994, publicó de la pluma de su corresponsal en San Sebastián, Aurora Intxausti, una nota informativa que refiere la existencia de un muerto y un herido grave en el primer encierro de Pasajes. Los novillos del festejo no llevaban los cuernos embolados.- Una persona muerta, otra herida grave y ocho más leves fue el resultado del primer encierro de novillos que se celebró ayer en la localidad de Pasajes Antxo (Guipúzcoa). Manuel Antonio Urra Aranguren, de 44 años, vecino de esa localidad, falleció en la Residencia, Nuestra Señora de Aránzazu a consecuencia de las heridas sufridas al ser embestido por un novillo durante el encierro que se celebra en ese municipio en las fiestas de San Fermín. Antonio Urra participaba en el tradicional encierro que con motivo de las fiestas de San Fermín se celebra en Pasajes, cuando uno de los novillos le alcanzó y le levantó por los aires. Fue al caer cuando Urra se golpeó con la cabeza contra el suelo lo que le produjo fractura de la bóveda craneal y traumatismo craneal. El herido fue trasladado a un centro sanitario, en una ambulancia de la DYA (Detente y Ayuda) de Guipúzcoa, donde falleció a los pocos minutos de ser ingresado por traumatismo craneoencefálico y muerte cerebral. El suceso se produjo poco después de las siete horas y cinco minutos. Testigos de la cogida de "Manolito", como era conocido popularmente en Pasajes, indicaron que varios corredores intentaron acercar el animal rezagado al grupo cuando sucedió el percance, en la calle Blas de Lezo, en la mitad del circuito que corren los astados, por las calles céntricas de la localidad guipuzcoana. A pesar de que sus compañeros le advirtieron que no se pegase a la pared de la calle, Manuel Urra no pudo evitar escorarse hacia el lugar donde el novillo le cogió y le levantó por los aires. Tras este primer incidente, otro novillo alcanzó a otro de los corredores ocasionándole heridas de gravedad. Juan Carlos Ezeiza Ezeiza, de 50 años, vecino de Pasajes, se encontraba corriendo el encierro cuando uno de los astados le embistió y le metió el pitón en una de las nalgas, produciéndole un desgarro. El servicio sanitario que establece la DYA en Pasajes durante la celebración de los encierros atendió a lo largo del recorrido del mismo y después en la plaza de toros a ocho personas que presentaban golpes y contusiones en diferentes partes del cuerpo. Los novillos que participan en el encierro de Pasajes pesan menos de 400 kilos y no llevan embolados en las astas. Hace un año, Imanol Carrera, otro vecino de esa localidad, falleció durante uno de los encierros cuando se disponía a salir de su casa. Su muerte se produjo por rotura de una arteria.
Fuente:
http://elpais.com/diario/1994/07/08/cultura/773618414_850215.html

MARCIAL DE VILLA GUERRERO (XXXX - 1994)

Trágicos instantes en que El Misionero masacraba a Marcial de Villa Guerrero
Crónicas de Muerte de Albarrán Hermanos

Valeroso montador de toros mexicano que falleció a resultas de los daños recibidos en un jaripeo ranchero realizado en Acatlán de Osorio Puebla, en 1994. Marcial fue víctima de los embates de un recio toro de reparo de nombre "Misionero", que para mala fortuna del jinete, fue auxiliado impensadamente por una mala actuación de los capoteros y lazadores que participaron en su socorro. En una agitada y larga monta donde el jinete muestra su destreza y calidad, se observa que Marcial desmonta deliberadamente, después que éste se golpeara la frente contra la testuz del bicho; mismo percance que lo hace desmontar apresurado, e intentar guarecerse debajo del vallado que conformaba el coso para librarse de los embates del toro; pero a falta de un buen capotero que distrajera la codicia de su agresor, la bestia lo engancha con sus cuernos y volteado de cabeza lo regresa al ruedo, solo para cocerlo a patadas. Luego al fin parecía que los lazadores lo salvaban de más tormentos, pero el jinete, para su desgracia, se enreda en uno de los muchos cabezales que le lanzaron los caporales al toro, y que hacen que se atoren con las espuelas del jinete, amarrándolo al toro, falló garrafal que aprovecha el enfurecido "Misionero" para rematarlo. El resto de la triste historia es recurrente en estos jaripeos, pues el jinete no portaba ni casco ni chaleco protector, por lo que siendo el toro de muchos kilos, no soportó el terrible castigo y murió a las pocas horas, reventado.
Nota:
Villa Guerrero es un pueblo y municipalidad que se repite para los estados de México y Jalisco, por lo que no me es posible, hasta ahora, saber de qué estado era originario; aunque por la cercanía al lugar de su defunción, quizá se trate de un montador de toros oriundo del estado de México.
Fuente:
Crónicas de Muerte de Albarrán Hermanos
https://www.youtube.com/watch?v=eM7DR4XJH4o