Los toros dan y quitan

JOSÉ MANUEL CALVO BONICHÓN " MONTOLIU" (1954 - 1992)

Nació el 15 de agosto de 1954 en Valencia; debut con caballos en Algemesí, 21 de septiembre de 1986 (donde corta dos orejas) con novillos de Giménez Indarte, compartió cartel con Javier Buendía y Juan Diego. Debut en Las Ventas el 30 de julio de 1989 (festejo nocturno), novillos de Antonio San Román, compartió cartel con  Cruz Ordóñez y Rafael de Julia. Temporada 1987: 11 novilladas, 26 orejas; Temporada 1988: 12 novilladas, 12 orejas; Temporada 1989: 4 novilladas, 1 oreja. A partir de esta  fecha se emplea como banderillero de reconocidos matadores. El día 1 de mayo de 1992, en la Plaza de Toros de la Maestranza de Sevilla, un toro de los Señores  herederos de don Atanasio Fernández Iglesias de nombre “Cubatisto” de una cornada en el costado derecho le partió el corazón. Era el toro  marcado con el número 27, negro zaino de capa, que pesó 596 kilos quien le causo una: "Herida inciso contusa en la base y cara interna del tórax derecho. Rompe las arterias suprahepáticas, rompiendo también la base del pulmón derecho y el pericardio atravesando el ventrículo derecho del corazón y la aurícula izquierda, rompiendo el lóbulo superior del pulmón izquierdo llegando hasta la base izquierda del cuello. Ingresó en la enfermería prácticamente cadáver, sin reflejos, sin respiración. Inmediatamente se procedió a abrir el tórax, a realizar maniobras de resucitación sin que se pudiera lograr en ningún momento la resucitación del paciente". El tal toro de los Herederos de don Atanasio era un "tiarrón". Negro, altote, más bien basto que fino, con fiereza de enterado en el fulgor de su espabilada mirada. Monstruosa la exageración de su peso, pues le faltaron cuatro kilos para llegar a los seiscientos. ¡Toro anormal, ilógico, irracional y tremendamente astifino!

Se recreó —en banderillas— con exceso Montoliu e hizo la suerte por afán de hacer las cosas bien hechas, con demasía en la despaciosidad. Perdió una milésima de espacio en el momento del embroque y en ese instante, al desequilibrarse, le prendió el toro que ya conocía el olor de la sangre. El toro, con el pitón izquierdo, el que le clavó a Montoliu hasta abrirle el corazón en dos hojas como si fuera un libro, en frase del doctor Vila, que en realidad lo único que pudo hacer es certificar el hecho de que era el aún caliente cadáver de Montoliu lo que entró en la enfermería. Escenas patéticas en la enfermería. Sobran todas las palabras. Se notifica que el resto de la corrida se suspende —se arría la bandera y toque de duelo en el clarín— por la muerte de Montoliu.

VIDEOTECA DE TRAGEDIAS TAURINAS:
http://www.youtube.com/watch?v=c9vP8IZ3WrY&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=WO4WnD6m5w0&NR=1

RAMÓN SOTO VARGAS (1951 - 1992)

Foto de Ramón Soto Vargas (Semanario El Ruedo), de la Hemeroteca de don Rafael Gómez Lozano (Dientefino)

Novillero y rehiletero gitano de 41 años originario de Camas (Sevilla) murió en la Plaza de Toros de La Real Maestranza de Caballería de Sevilla al ser corneado por el tercer novillo del festejo celebrado el 13 de septiembre de 1992 (y que le correspondió su lidia y muerte al novillero Leocadio Domínguez). A la salida del tercer par de banderillas empitonó al banderillero Ramón Soto Vargas. Como consecuencia de la cogida, el infortunado torero dejó de existir unas horas después en la enfermería de la plaza. El toro de nombre “Avioncito”, No. 5, negro listón de capa de 458 Kg. de peso, era de la ganadería del Conde de la Maza. Tres horas después de la cogida, ocurrida hacia las 19.55, el cirujano jefe de la plaza, el doctor Ramón Vila, con el rostro desencajado, anunciaba la muerte del subalterno, debida a las heridas en el hemitórax, que le afectaron el corazón.

 

Ramón Soto debutó sin picadores en 1971 y con caballos en Sevilla en 1973. Tras su paso por el escalafón de novilleros vistió el traje de plata a la órdenes de matadores como Antonio Chenel "Antoñete", Curro Romero, Rafael de Paula y el novillero Marcos Sánchez Mejías. No pasó de la media docena de funciones anuales ninguna temporada, salvo la de 1974 en que hizo el paseíllo en dieciséis ocasiones, anotándose triunfos sonados más de una tarde. Sirva de ejemplo la del 12 de mayo de 1974 en la Plaza de Toros de Sanlúcar la Mayor (Sevilla), donde cortó cuatro orejas y un rabo a un novillo de don Rufino Santamaría, alternando con Antonio Vargas y Manuel Ruiz (Manili), o la del 21 de mayo de 1974 en la Plaza de Toros de Aracena (Huelva) donde le concedieron tres orejas y un rabo de sus enemigos, del hierro del conde de la Maza, alternando con Luis Sánchez (Guerrita) y Jesús Franco (Cardeño). No fue menor el éxito alcanzado en su patria chica al alternar en un mano a mano con su paisano Antonio Chacón, el  2 de julio de 1974 y obtuvo tres orejas y un rabo del tercero de su lote.  Según el parte medico del día de su tragedia, la cornada que sufrió en la cara anterior del hemitórax izquierdo, penetra en cavidad pulmonar con rotura de hilio pulmonar y desgarro de vasos hiliares. Herida penetrante en pericardio con rotura del infundíbulo pulmonar y tronco de arteria pulmonar. Parada cardiorrespiratoria y shock hemorrágico. "Se procede a la Intervención", sigue diciendo el parte, "con transfusiones masivas por tres vías de sangre y plasma en 2,600 centímetros cúbicos, bicarbonatado y fisiológico. Se procede a la sutura de la brecha cardiaca y cateterización auricular lográndose sacarlo de la parada, debiéndose proceder a varias desfibrilaciones por fibrilación ventricular. A los 20 minutos de estabilización cardiaca, se procede al cierre de la herida dejando drenaje pleural. En ese momento entra de nuevo en fibrilaciones ventriculares repetitivas, sin que se puedan controlar, falleciendo el paciente". El doctor Ramón Vila señaló que en el momento de la cogida no se dio cuenta de la gravedad de la herida, aunque el torero llegó a la enfermería con la expresión de Montoliu, el banderillero trágicamente fallecido en este mismo coso el pasado 1 de mayo. Añadió que el paciente había sangrado muchísimo y que había resultado decisiva la falta de riego cerebral. "Este es un año gafe o es que estamos gafados", concluyó, "dos cornadas y las dos en el corazón". La cogida de Ramón fue una de las muchas que sufren los banderilleros. El novillo, con trapío de toro y 458 kilos de peso, manso como todos sus hermanos, fue muy reservón en el segundo tercio. Sin apuros, pero sin lucimiento, habían colocado banderillas Soto Vargas y Juan de Triana. Al cerrar el tercio, el primero de ellos fue arrollado tras clavar los garapullos y cayó al suelo junto a la barrera del tendido 7. El novillo hizo por él en un instante. El banderillero se levantó por su propio pie y fue su compañero Juan de Triana quien se percató de que tenía manchado de sangre el forro de la chaquetilla. Trasladado inmediatamente a la enfermería, nada hacía pensar en un fatal desenlace. La capilla ardiente quedó instalada en la sala de prensa del coso, y velaron su cadáver su esposa, familiares, compañeros y amigos; entre otros, los diestros Espartaco, José Antonio Campuzano y el rejoneador Álvaro Domecq. Los novillos del Conde de la Maza estuvieron bien presentados, con problemas para una terna inexperta y sin grandes recursos, la formaban Antonio Vázquez, que dio una vuelta al ruedo, Juan de Félix, ovacionado en uno de sus toros, y Leocadio Domínguez, que dio vuelta al ruedo en los dos. (Fuente: Diarios y Crónica de d. Juan José Zaldívar Ortega) 

"Avioncito" derriba a Soto Vargas y hace por el en el suelo, Instantes después se produciría la mortal cornada.
Semanario El Ruedo/ 22 de septiembre de 1992/ Época IV, No. 75

FERNANDO " EL CHAYOTE " (XXXX - 1992)

Solo para efectos ilustrativos

Panteón de Tequesquitlán, Jalisco

Cortesía del Sitio Web: http://tequesquitlan.com

Reconocido jinete de jaripeos rancheros que falleció un jueves 30 de enero de 1992 en la Plaza Providencia del poblado de Tequesquitlán, Municipio de García Barragán, Jalisco, México, a consecuencia de las lesiones que le causó un toro de nombre “el  Guacho”  del hierro de Arias,  recia crianza del Rancho La Copa, de Villa Purificación.

 

T. R. SPRAGUE (XXXX - 1992)

Solo para efectos ilustrativos

2009 Shawnee Rodeo

Cortesía de

http://www.flickr.com/photos/smantrom/3958667712/

El editorialista Bryan Painter del prestigiado diario norteamericano “News OK/The Oklahoman”, refiere en un artículo publicado el 6 de julio de 2008, y titulado “Las tragedias impulsan el uso de cascos y vestimentas de seguridad para la monta de toros”,  que: << el Departamento Estatal de Salud informó de 75 lesiones traumáticas del cerebro y 6 de médula espinal en los eventos de rodeo celebrados en  Oklahoma desde 1992 hasta 2003. - Esto suma 81 lesionados en 12 años, para un promedio de casi 7 accidentes por año en un solo estado de la Unión Americana, lo que da una idea del grave peligro que representa la monta de toros.- En julio de 1992, el doctor Mark Brandenburg, quien ha sido un impulsor del uso de protecciones, estaba trabajando en la sala de emergencias del Centro Médico de Oklahoma, cuando un joven cowboy de Colorado llamado T. R. SPRAGUE  fue remitido por vía aérea para su atención medica desde el auditorio donde se celebraban las Finales Nacionales de Rodeo Escolar en Shawnee. El toro que T.R. Sprague había estado montando saltó realmente alto y se volvió atrás. El toro echó la cabeza en el aire y el impulso causó que el vaquero se inclinase hacia delante para encontrarse cara a cara con la bestia. Desgraciadamente Sprague no estaba usando casco protector (muy pocos, o ninguno de los cowboys los usaban en aquellos días), por lo que sufrió  una grave fractura de cráneo con hundimiento que le causó la muerte al día siguiente. >>

Fuente:

http://newsok.com/tragedies-push-use-of-bull-riding-safety-vests-helmets/article/3266361 Oklahoman

 

JUAN MIRANDA (XXXX - 1992)

Solo para efectos ilustrativos
Catedral de San Servasio en Valladolid Yucatán.
http://www.mexicoenfotos.com/?seccion=8&clave=MX12182418407161

El 15 de noviembre de 1992, en la carretera entre Valladolid y Mérida, Yucatán, México muere el banderillero Juan Miranda.
Fuente: El cronista (LRQ) de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia en México (ANCTL). http://www.campobravo.org/efemerides.php

OSCAR MARTÍN LOZANO (1969 - 1992)

Solo para efectos ilustrativos
Vista de Torrelaguna, Madrid, España
http://es.wikipedia.org/wiki/Torrelaguna#/media/File:Torrelaguna3.jpg

El afamado diario español "El País", del miércoles 14 de octubre de 1992, informó de la pluma de José Antonio Hernández, que el juez de Torrelaguna encargado de investigar la muerte de Oscar Martín Lozano, de 23 años de edad, al que un toro cogió en el primer encierro de las fiestas de Torrelaguna, Madrid, sin que hubiera nadie que le echara un capote, no ha emprendido todavía la investigación judicial del caso. Han pasado 37 días desde entonces, y el magistrado, Antonio Moreno de la Santa, sigue esperando a que le envíen la autopsia y el resto de diligencias practicadas en Madrid. Oscar ingresó cadáver en el Ramón y Cajal. Cuando reciba las diligencias, el juez de Torrelaguna (2,500 habitantes, al norte de la región) ofrecerá a los familiares de Oscar Martín la posibilidad de emprender acciones judiciales, según fuentes próximas a su juzgado. El trágico final de Óscar Martín puede ser constitutivo de un delito de imprudencia, temeraria o simple; todo depende del resultado de la autopsia.

Infracción administrativa:

El reglamento taurino exige la presencia en los encierros de al menos un doblador, experto en esquivar al animal. Tal misión se le encomendó a Leonardo Jesús Moreno. Pero éste, cuando se produjo la cogida, no estaba en el coso.

En función de la autopsia, el juez de Torrelaguna investigará cómo influyó la ausencia de doblador en la muerte de Óscar Martín. Era el 6 de septiembre de 1992 cuando éste tropezó en un desnivel de la plaza y el bragado "Seguidillo", de tres años, le enganchó por una pierna y lo volteó a su antojo. Oscar intentó incorporarse, pero el astado volvió a arremeter contra él, sin que hubiera nadie acreditado que le auxiliara. El corredor se incorporó de nuevo, pero el toro regresó para cornearle por tercera vez.

Ya no se levantó:

El magistrado Antonio Moreno se limitó a decir ayer: "Todavía no se ha podido hacer nada porque falta por llegar al juzgado el resultado de la autopsia y las otras diligencias que se practicaron en Madrid. Desgraciadamente, en Madrid (los juzgados) tienen mucho trabajo. Pero es normal que no hayan sido remitidas todavía esas diligencias". Fuentes del Instituto Anatómico Forense señalaron ayer que desconocían por qué no se había enviado todavía la autopsia al juzgado de Torrelaguna. Estos medios añadieron que este organismo, en cualquier caso, no interviene para nada en la transmisión de esas diligencias. Salvo que el fiscal decida actuar de oficio, la inexistencia de dobladores durante el encierro sólo cabe subsumirla como infracción administrativa. Y una eventual sanción competería a la Administración, según los citados medios judiciales.
Fuente:
http://elpais.com/diario/1992/10/14/madrid/719065459_850215.html

Nota: La real villa de Torrelaguna es un municipio de España perteneciente a la Comunidad de Madrid. Tiene una población de 4,828 habitantes (INE 2014) y una superficie de 43,40 km². Su densidad poblacional es de 113,55 hab./km².
Fuente:
http://es.wikipedia.org/wiki/Torrelaguna)

Este mismo diario español "El País", del sábado 19 de septiembre de 1992, había informado previamente de la pluma de Ana Alfageme, que Leonardo Jesús Moreno López, el banderillero que figuraba como director de lidia en los festejos taurinos de Torrelaguna, ha dicho a este periódico que no sabía que ocupase tal cargo y que, obviamente, no estaba allí. Durante las fiestas del pueblo (de 2,500 habitantes) murió Oscar Martín, un joven de 22 años, corneado varias veces y en sucesivas embestidas por un novillo, sin que nadie le auxiliara. El trabajo del director de lidia y sus ayudantes -entre ellos el propio concejal de Fiestas- consiste, según el Reglamento Taurino, en auxiliar a los mozos que corren el encierro. La identidad de Moreno López, un novillero que pasó a ser banderillero, aparece en la documentación del permiso que el Ayuntamiento de Torrelaguna, de mayoría socialista, pidió para las fiestas que se celebraron en el pueblo la semana del 6 al 13 de septiembre. Según fuentes de la Jefatura Superior de Policía, entre la documentación que fue presentada por el Ayuntamiento a la Policía de Espectáculos, figura el número de su carné de identidad, y un contrato firmado con su nombre. Moreno López conversó con este periódico el pasado jueves y manifestó que desconocía ser el director de lidia de las fiestas taurinas de Torrelaguna. "He sido jefe de lidia de Colmenarejo", afirmó, "pero no en Torrelaguna". Este periódico intentó ayer localizar sin éxito -y después de dejar, telefónicamente, varios mensajes- a la alcaldesa de Torrelaguna, María Paz Miguel Morena y al concejal de Fiestas, José María Ruiz Reina, quien, según un compañero de consistorio, Juan Sanz Corral, fue el responsable de los aspectos taurinos de los festejos. Ambos ediles -y otros concejales- se negaron desde el principio a facilitar información sobre el encierro en el que murió Óscar Martín, el domingo 6 de septiembre. El muchacho, un mensajero nacido en el pueblo, resbaló a la entrada de la plaza y fue corneado una y otra vez por "Seguidillo", un novillo nacido en 1989. Nadie le auxilió y el chico murió de camino a Madrid. Sanz Corral, edil del Partido Popular, supervisó los aspectos sanitarios de las fiestas taurinas y afirmaba ayer que, durante las fiestas, el cirujano de la plaza estuvo en todos los festejos, "o alguien de su equipo"; los veterinarios examinaron a los animales y éstos cumplían la normativa. "Pero de los aspectos taurinos, se hizo cargo Ruiz Reina", comentaba. El juez de Torrelaguna dijo ayer que esperaba aclarar las causas de la muerte cuando recibiese la autopsia.
Fuente:
http://elpais.com/diario/1992/09/19/madrid/716901854_850215.html

El toro "Seguidillo", un cárdeno bragado nacido en febrero de 1989, pinchó a Óscar Martín Lozano en una pierna después de que el joven resbalase a la entrada de la plaza portátil de Torrelaguna. El chico cayó al suelo, pero intentó levantarse y seguir. La secuencia, captada por un aficionado en vídeo, fue emitida por Telemadrid.En la primera imagen de la secuencia (arriba, a la izquierda), el cámara aún no había reparado en que Seguidillo, de la ganadería Sanz Colmenarejo, de Colmenar Viejo, tenía enganchado a Óscar (rubio, con pantalones claros) por una pierna. El animal se lo llevó hacia las vallas (arriba a la derecha) le dio la vuelta y luego le abandonó (centro, izquierda). El joven se movió y otros mozos intentaron acercarse para recogerle, pero Seguidillo volvió a por él (centro, derecha) y todos emprendieron la huida. El aficionado captó también la imagen del astado con el chico boca abajo, colgado de un muslo (izquierda abajo). Por fin (imagen de la derecha, abajo) los mozos consiguieron arrastrarle hacia un burladero. El joven fue atendido en la enfermería y trasladado después al hospital Ramón y Cajal, pero ya ingresó cadáver. Tenía una cornada en la parte derecha del pecho, en la ingle y un traumatismo craneoencefálico, según el parte médico.
Fuente:
http://elpais.com/diario/1992/09/08/madrid/715951464_850215.html