Los toros dan y quitan

CHRISTIAN MONTCOUQUIOL "NIMEÑO II" (1954 - 1991)

Christian Montcouquiol “Nimeño II”, hermano del novillero Alain Montcouquiol “El Nimeño”, queda hasta hoy como la más grande figura del toreo que ha tenido Francia. Ayudado desde su niñez por su hermano Alain, Christian, el de Nimes quiere ser alguien en el toreo y trabaja mucho para eso. Tras su novillada del 17 de mayo de 1975 en Nîmes, obtiene la ayuda del gran apoderado Manolo Chopera y se abre puertas en España, triunfando en las plazas de importancia. Después de su alternativa “Nimeño II” torea con todas las figuras de su época, sumando 42 actuaciones para su primera temporada de matador y 38 en 1978. Hasta 1982 torea un buen número de corridas obteniendo importantes trofeos tanto en su país como en España y América, donde su cartel en México es importantísimo.  En 1982 se separa de Manolo Chopera y eso le afecta.  

Con la ayuda de su fiel hermano, “Nimeño II” sigue luchando y reencuentra la moral en las corridas toreados en México. Pero no consigue abrirse paso y triunfar como quiere tanto en Francia como en España. En 1989, ya apoderado por José Luis Segura, el torero por fin puede exprimirse en corridas y cosos de categoría. La baja de Víctor Méndez  en un mano a mano en Nimes el 14 de mayo de 1989 le deja matar a Christian un corridón de Guardiola y salir por la Puerta de los Cónsules con el mayoral, después de una corrida de antología.  

El 10 de septiembre de 1989 (era su corrida n° 428 desde la alternativa) hace el paseo en Arles con Víctor Méndez y Rafael Perea “El Boni” para estoquear toros de Eduardo Miura. Su segundo enemigo, "Pañolero", Toro de la divisa de D. Eduardo Miura  Fernández, Estaba marcado con el nº 26, era cárdeno de capa y playero de cuerna (con más de un metro de pitón a pitón) y pesó 549 kilos. Le propina una voltereta de la cual Christian cae sobre las cervicales. Herido de gravedad, lucha durante muchos días contra la muerte y muchos meses para rehabilitarse; pero después de tantos meses si salva la vida queda definitivamente inútil para la profesión. Toda la afición francesa sigue día a día la evolución de Christian porque quiere de manera impresionante a su torero. Pero él no soporta no poder ya enfundar el traje de luces. Cuando todos pensaban que el matador había reencontrado la moral para seguir viviendo con su familia, alejado de los ruedos, eso sí,  pero siempre presente en el mundillo, Christian decide quitarse la vida y se suicida el 25 de noviembre de 1991 en el garaje de su casa. Eso fue un verdadero terremoto en Francia donde Christian esta aun presente.

El maestro tiene su estatua cerca de la Plaza de Toros de Nimes, donde cada año se otorga el "Trofeo Nimeño II" a un joven triunfador de las novilladas sin picadores. La plaza de Eauze lleva el nombre de “Nimeño II” y en las plazas de Arles, Mont de Marsan, Beziers, así como en Aguascalientes (México) hay placas o azulejos recordando momentos de triunfos de la vida de esta gran figura del toreo. En octubre de 2000 la plaza del pueblo de Caveirac, donde vivía (a algunos kilómetros de Nimes), ha sido bautizada "Plaza Christian Nimeño".

 

Foto de Nimeño II cortesía del Sitio Taurino de Dale Pierce Who´s Who

LOS 3 MUERTOS EN LA CORRALEJA DE CHINÚ, COLOMBIA (XXXX - 1991)

Solo para efectos ilustrativos

Foto que ilustra las añosas Corralejas en la Ciudad de Montería (Capital del Departamento de Córdoba, en Colombia) Cortesía de © Carlos Crismatt Mouthon

MAYRA ARRIETA (BANDERILLERA)1964-1991

JOSÉ ANDRÉS DÍAZ  (MANTERO) 1969-1991

SILVIO BETRÁN COABAS  1949-1991

 

Refiere don Antonio (el Toño) Sánchez,  en una brillante  editorial publicada el  27 de noviembre de 1991 en “El Tiempo.com” (Noticias de Colombia), que acaecieron tres muertes y 27 heridos en el inicio de las “Corralejas” celebradas en Chinú, Córdoba, Colombia. La nota textual dice: << el luto, la sangre y las cogidas aparatosas volvieron a teñir la arena el redondel de las corralejas de Chinú (Córdoba), donde tres personas perdieron la vida y 27 más resultaron heridas en las fiestas de 1991. Un toro, conocido como el hijo del celebre “Viruta”, un bayo, de más de 600 kilos y con cornamenta impresionante, hizo cachichí (desastre): mató a una banderillera muy conocida en las plazas de Sucre y Córdoba, de nombre Mayra Arrieta de 27 años, e hirió a varios espontáneos. Los otros muertos fueron el mantero José Andrés Díaz, de 22 años, natural de Chimá, quien llevaba once años recorriendo las ferias de la Costa, y Silvio Beltrán Cuabas, de 42 años, natural de Chinú y sepulturero de la localidad. "

 

Un promedio de 20 participantes mueren cada año en varios festivales, conocidos como las corralejas, que se han realizado anualmente durante más de un siglo y medio en pueblos de las sabanas del norte colombiano.

 

El libro: “Historia de las Corralejas”, de Juan Santana Vega, en referencia a algunos toros famosos que llenaron de sangre la historia de las añosas Corralejas Colombianas al dar muerte a más de 45 personas, relata que:

 

EL CHIVO MONO: Toro de raza criolla del ya fallecido ganadero Vinicio Cordero S. La mezquindad de su estampa no denunciaba la malicia que escondía en su ser, ya que parecía un buey, cuando pastaba en su dehesa, hiciera que muchas personas que nunca le vieron en corralejas se tomaran equivocados conceptos de su mal genio. Ha sido uno de los toros que más ha enlutado hogares en todos los pueblos del departamento donde hacía sus presentaciones y al nivel de la Costa. El Chivo Mono era de una cornamenta ligeramente defectuosa. Lo que lo ayudaba a ser más rápido para coger a sus víctimas y propinarles sus pitonazos. Fidel Madera da testimonios que éste toro tenía la particularidad de golpear la corraleja y abrirse un tanto para ver quien caía de los racimos humanos que se hacían en las vallas y así poder cobrar una víctima. Fue una tarde del 10 de Diciembre es unas fiestas patronales en Sahagún, mandó al hospital a más de cuatro personas, entre manteros y espontáneos. Fue una masacre horrenda. Esa tarde llamó la atención fue la manera o pericia con que el toro hundía el cuerno una vez que tenía a la víctima a merced suya.

La matanza más grande propinada por el Chivo Mono en los largos años de su carrera mortuoria en las plazas, la realizó en una fiesta en Planeta Rica. Esa tarde mató a siete personas entre ebrias y sobrias. Durante esa matanza, el toro le mantuvo dándole de cornadas en el aire sin dejar caer al suelo sus cuerpos, mientras que sus intestinos iban quedando regados por toda la plaza, por toda la arena.

Años después don Vinicio Cordero se lo regaló a don Jerónimo Berrocal, quien lo llevó por última vez, a una fiesta en Santa Lucía. Ya era un toro que se le notaba la fatiga en los ojos cansados que tenía. Esa vez se resistía a salir de los chiqueros porque prefería que la muerte la siguiera ejecutando otros de su especie y de las nuevas generaciones. Más tarde, don Jerónimo Berrocal, se lo obsequió a don Orlando García quien se lo llevó a su hacienda "Tequendama" donde vivió los últimos días de su vida. De aquel despiadado y maligno toro sólo quedan sus inmemorables presentaciones en las plazas del departamento. De él sólo queda su cabeza disecada, empotrada en las paredes del comedor de la casa de don Orlando García, en la ciudad de Cereté. Quien dio muerte al toro fue Melanio Murillo, quien fue en su vida novillero, rejoneador de cartel, hacedor de toreros grandes como Pepe Cáceres y Alfonso Vásquez (Vázquez II) y además taxidermista de reconocida trayectoria Nacional, y embalsamó su testuz, porque se había hecho viejo y había perdido la vista. Allí permanece como un adorno grotesco, mirando con sus ojos muertos y amenazando con su cuerno un tanto caído hacia delante y abierto un poco hacia fuera, a los dueños de casa y a los visitantes.

EL BARRAQUETE: Fue uno de los toros más famosos que se han jugado en las corralejas del departamento de Córdoba. Su fama está basada, más que todo, en su criminalidad y en la facilidad con que alcanzaba a las personas de arriba de los palcos de la corraleja. Una vez que hacía su entrada a la plaza empezaba a recorrerla en un trote muy particular, se dice que lo hacía como especie de rastreo para ver que personas se habían enganchado mal en la valla y poder cogerles. “El barraquete” era un toro criollo, de pelambre negra que sabía valerse muy bien de sus dos cuernos así como de sus cuatro patas ya que también hacía uso de ellas para matar. Era como tener cuatro cuernos más.

Este toro cometió una serie de actos criminales durante el período que se mantuvo yendo a las corralejas, de los cuales se desprende la razón para tomarle como el toro más asesino y despiadado que ha pisado las plazas del departamento. El acto más cruel que cometió el Barraquete en su carrera de muerte, lo hizo en una plaza de Cereté. Esa tarde mató a un muchacho imprudente que quiso alcanzar uno de los billetes que los ganaderos les tiran a sus toros para que éstos tengan mayor oportunidad de cogerles o de matar. El muchacho tenía una edad entre los 16 y 17 años, el cual casi nadie lo conocía. El muchacho recibió una horripilante cornada en la parte baja de sus costillas falsas, que le produjo la muerte instantánea. La cornada le destrozó el hígado y los intestinos. Una vez que el toro le mató, su cadáver fue llevado al anfiteatro del hospital local a esperar que lo reclamaran, pasaron tres días y nadie lo reclamó. Al cuarto día cuando se le iba a dar sepultura, apareció su padre, un señor de apellido Cuello quien resultó ser una persona adinerada y que andaba en busca de su hijo pródigo.

El propietario del toro, Miguel Soto, dueño de la hacienda "Cuba Libre", se lo dejó como herencia a su hijo Rafael Soto quien a su vez se lo obsequió o vendió a don Alejandro Saibis Sossa para que le sacara cría. Así ocurrió, el rico ganadero logró que le diera seis toretes con las mismas características físicas del padre; color, tamaño, y unas cornamentas por el mismo estilo, pero no tenían la bravura ni la malignidad del viejo reproductor.

EL 016: Toro de color negro con un alto porcentaje de la raza miura, nacido y criado en la Hacienda El tomate, propiedad del ganadero cereteano, Laguando Barguil Rubio. Este toro pudo haberse hecho célebre por su bravura como lo son los astados nacidos en estas propiedades; pero lastimosamente fue famoso porque dio muerte a don Eugenio Sánchez Artega, hijo muy querido de Lorica; ciudad que lloró con lágrimas de dolor y con sentimiento de cariño su inesperada desaparición. La muerte de Sánchez Artega ocurrió cuando se desempeñaba como gerente de la Lotería de Córdoba, y todos los días, en las horas de la tarde, un a vez finalizaba sus labores en Montería, se desplazaba a la ciudad de Lorica donde tenía su hogar. Por aquellos días se realizaban fiestas de toros en la localidad de Cotorra. Una de esas tardes de corralejas un toro negro que resultó ser "El 016", escapó del escenario de la corrida y siguió los rumbos de su dehesa sin que fuera perseguido por las personas encargadas de resolver estas situaciones; se olvidaron o quisieron ignorar el gran peligro que este animal representaba en aquellos caminos. Cerca de la localidad de Carrillo, el toro encalambró, allí en plena vía permaneció hasta las horas de la noche. En ese lugar le encontró el infortunado funcionario quien al verlo se bajó de su auto y quiso poner unas ramas para advertir a los demás conductores de su presencia en la vía, pero con tan mala suerte que el toro se puso de pie y le propinó un pitonazo en el estómago y le destrozó el hígado lo que le ocasionó una grave hemorragia y con ella la muerte. El chofer al ver el hecho quiso ayudarle pero casi corre con la misma suerte, entonces tuvo que esperar que el toro se alejara un poco, el chofer pudo rescatar al herido y conducirlo al hospital de su ciudad. En vano fueron los esfuerzos que se hicieron para salvarle la vida.

EL TAPA E’TUSA: Toro de pelo negro retinto y adornado con una lista blanca que le recorría el lomo desde la cruz hasta el rabo. De raza criolla pura. Criado en la ganadería Quibdó de propiedad del ya fallecido don Rafael Páez. Esta hacienda está ubicada en la región de la Madera, corregimiento de San Pelayo. Era un toro que se destacaba por su valentía en las plazas y por su mansedumbre en su dehesa.

Una vez en el municipio de San Antero, mató a siete personas entre manteros y espontáneos. Otra tarde que se llevó a la población de tres palmas, mató a tres personas, y cierto día que se le sacó a El Carito, le arrebató la vida a cuatro más, sin incluir el número de heridos. De sus otras presentaciones, en las plazas de provincia, no se puede dar una lista completa de las muertes que llevó a cabo, pero es muy posible que haya ocasionado el entierro de muchas personas más.

Este toro logró acabar con muchas vidas, pero también tuvo un final muy curioso, ya que al parecer, un pariente de alguna de las víctimas tuvo el deseo de venganza por la afrenta de la desdicha, y decide un plan macabro, pensó matarle de un balazo. Dicho lo iba a cumplir cuando se le diera la oportunidad y esa oportunidad se le cumplió en la hacienda "Las Manuelitas" también de propiedad del señor Rafael Páez, el astado recibió la descarga mortal en plena cabeza, la que le ocasionó, además de espantosos y lastimosos bramidos, una desesperada carrera que lo llevó a los rodeos de la hacienda "Quibdó", donde murió con las luces del día.

EL PLUMA EN EL AIRE: Fue un toro de la ganadería "Cielo Azul", propiedad de don Nando Otero; criollo, de cuernos bien formados y con una pelambre del color de la melcocha. Su nombre se debe a la facilidad con que levantaba a sus víctimas al aire aprovechando su cornamenta bien formada. El hecho más destacado de este toro lo realizó una tarde de febrero en la corraleja de Cereté. Donde logró coger a un hombre imprudente y lo levantó a lo alto, le esperó con los pitones levantados, sin dejarle caer al suelo. El hecho se repitió por tres veces seguidas. Al parecer la víctima pudo haberle causado su muerte la caída de cabeza que tuvo ya que las cornadas no hubiesen sido suficientes para acabar con su vida.

EL POLLERA AZUL: Toro de la ganadería de don Nando Otero. Poseía un hermoso color negro azabache, adornado con pequeñas manchas blancas. De raza criolla como "El pluma en el Aire". Tenía una cornamenta perfecta y temible, con la que logró dar muerte a una veintena de hombres y desfondar a muchos caballos.

EL CAMARRENGA: Este toro criollo, hosco y bragado; tomó su nombre de la ganadería donde era oriundo hacienda "Camarrenga". De propiedad del ya fallecido, doctor Eugenio Giraldo R. Este toro integra la cuarteta de toros más asesinos que se han presentado en las corralejas del departamento. Estos toros son: "El Chivo Mono", "El Barraquete", "El Tapa E’Tusa" y "El Camarrenga".

Han existido muchos otros toros famosos, pero que es casi imposible relacionarlos en detalles. Sin embargo, los que más relucen son: "El Lechuza", negro azabache, de raza criolla y de propiedad de don Clímaco Espinosa. "El Viruta", de propiedad de Nando Otero. "Nacho Vive", de la hacienda El caucho, propiedad de Vitaliano Cárdenas. Toro de color azorrado. Una tarde de un Diciembre, en la corraleja de Sahagún, hirió de gravedad a Catalino Pérez; el popular "loco Catalino". Tenía este astado una particularidad especial, no permitía el acercamiento de personas extrañas. Su amo lo llevó a muchas plazas entre ellas las de Sincelejo, Sampués, Colomboy, etc.

Por su parte refiere el historiador Diego Andrés Rosselli Cock, MD que don Arturo Cumplido (fallecido en agosto de 2009, e hijo del legendario ganadero Hermógenes Cumplido) criador de toros criollos y de media casta en Santa Teresa, cerca de Tolú, era el dueño del famoso toro BALAY, el más solicitado en las corralejas por haber dado muerte a más de 40 personas, El animal murió en San Pelayo, envenenado por un rehiletero que vengó con una banderilla emponzoñada la muerte de su hermano (días antes muerto por Balay en una corraleja en Corozal, Sucre). Este famoso toro, al que incluso le compusieron un “porro”, por asesino, era bayo, bajito, y sencillo, pero con unos cuernos de fortaleza. Se paseó por todas las plazas, desde Turbaco, pasando por Sincé, su plaza sincelejana, hasta la cereteana y jamás perdió batalla.

 

El Diario Eltiempo.com del 13 de noviembre de 2009, en una editorial de nombre: Corralejas: Muerte en la arena, refiere que <<José Madera Maderita , toda una leyenda del capote, la muleta y las banderillas, recuerda la tristemente célebre historia de los toros Tapa e Tuza, El Chivo Mono, El Barraquete y La Escoba. Los cuatro sumaron 53 muertos, así: 27, 16, 6 y 4, respectivamente. Al Tapa e Tuza lo mataron en la finca de Rafael Páez cuando destruía una cosecha de maíz. Otros toros con renombre fueron El Llorón, de Santos Cogollo y El Barcino de Marco España.Ultimamente han hecho historia El Masamorro, El Perro, El Policía, El Aviléz, Sarampión, Perrazo y el Siete Cajas, el más temible de todos. De antaño, Chivo Mono, con más de 30 muertos en sus cuernos; El Barraquete, El Murciélago, El Cocao, El Arrancatete, Jabonero y Fidel Castro. Fuente: http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-59521

 


25 MUERTOS EN "LA MACARENA" DE MEDELLÍN, COLOMBIA (XXXX - 1991)

Plaza de Toros de Medellín, Colombia

Cortesía de http://imagecache.artistrising.com

El 16 de febrero de 1991 un atentado terrorista en las cercanías de la  Plaza de Toros “La Macarena” de Medellín arrojó un saldo de 25 víctimas mortales. La Policía señaló a los diarios, en ese entonces, como posibles culpables, al cartel de Medellín de Pablo Escobar Gaviria, o a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El trágico suceso acaeció al explotar un coche  bomba en cercanías de la Plaza de Toros. Unos 35 vehículos y diez casetas quedaron totalmente destruidos. El carro bomba explotó en la Autopista Sur, bajo el puente de la Avenida San Juan, sobre el Río Medellín, a unos cincuenta metros de la Plaza de Toros. La explosión se registró a las 6:18 de la tarde, minutos después de terminar la octava corrida de la “Feria Taurina de Medellín”. Muchas personas aún no habían acabado de evacuar los alrededores de la plaza, y otras departían en las casetas instaladas en los alrededores. En una amplia área quedaron esparcidos los cadáveres, los heridos,  y los restos de los vehículos destruidos. Según la policía, el explosivo fue dejado debajo del vehículo en el que los agentes del F-2 se disponían a movilizarse, el Mazda WD 6415, adscrito a la institución. Se informó que el artefacto fue accionado a control remoto. (Fuente: Diario El Tiempo) 

JOSÉ ANTONIO MORA " EL CHATO " (1926 - 1991)

Cortesía de don Rafael Gómez Lozano
http://torerosmexicanos.blogspot.mx/search/label/Jos%C3%A9%20Antonio%20Mora%20%22El%20Chato%22

El matador de toros mexicano José Antonio “El Chato” Mora, muere el 12 de noviembre de 1991 en la Ciudad de México luego de ser atropellado por un automóvil.

(Fuente: Efemérides taurinas del 12 de noviembre/ http://suertematador.com)

Citan en el diario ABC de Madrid del  23 de agosto de 1946, que alterna en una novillada dominical en la Plaza de Toros de Madrid con “el Belmonteño” y el fino torero Gabriel Pericás con toros de don Eugenio Marín, y donde refieren, como antecedente, que el torero mexicano arrancó grandes ovaciones el día de su presentación por su valor sereno y tranquilo, lo cual es muestra de su calidad, porque este diario, por veraz,  nunca ha sido afecto a obsequiar halagos inmerecidos.

 

Asimismo encontré en la página web, “Suerte Matador.com” (Editorial del 25 de octubre de 2009 de Alejandro Escárcega) que  torea el 25 de diciembre del año de 1952 en Puruándiro, Michoacán, México: 6 toros de Rodrigo Tapia  para el maestro potosino Fermin Rivera, el diestro Luis Procuna "El Berrendito de San Juan", y José Antonio  Mora "El Chato".

Don Rafael Gómez Lozano, el historiador taurino contemporáneo que mantiene en la Red el Blog enciclopédico "Toreros Mexicanos" cita de este malogrado personaje de la fiesta:

JOSE ANTONIO MORA GARCIA.- Matador de toros. Nació en Morelia, Michoacán, México, el 29 de agosto de 1926. Se presentó en la Plaza de toros México el 16 de septiembre de 1947, con el novillo "Bordador" de la ganadería de Santo Domingo. Alternó ese día con Jorge "El Ranchero" Aguilar y Edgar Puente.

Toma su primera alternativa el 6 de febrero de 1949, en Morelia, Michoacán, en la plaza de toros "El Rancho del Charro", siendo apadrinado por el legendario matador Lorenzo Garza y de testigo Manuel Capetillo, siendo el toro de su doctorado "Manguito" de Santa Marta.

Su segunda alternativa la consigue el 28 de mayo de 1950 en Trujillo, Perú, siendo apadrinado, en mano a mano, por el diestro Jesús Córdoba, con toros de La Viña.


Recibiendo los trastos de matador del inmenso torero Lorenzo Garza
"El Ave de las Tempestades"

RONNIE ROSSEN (1936 - 1991)

Ronnie Rossen

Cortesía del Sitio Web:

http://www.billingsgazette.com/sports/article_ec816464-28ed-5c40-9765-2906431f8aaa.html

Fue un extraordinario montador de toros norteamericano nacido en Ogallala, Nebraska, en 1937, el segundo de cinco hermanos. Todos sus dientes delanteros fueron eliminados antes de que terminara la escuela secundaria. Se unió a RCA en 1956 y en su primera Final Nacional se le fracturó la mandíbula cuando un toro le pegó en la cara, pero con gran coraje y decisión ganó dinero la última noche de rodeo con su mandíbula cosida con alambre. Tenía una fuerza tremenda y la habilidad de ignorar por completo el dolor.  Calificó ocho veces para las finales nacionales de rodeo, siendo Campeón Nacional en 1964 y 1965 y  Campeón del Mundo en 1961 y 1966. Perdió la vida el 16 de agosto de 1991 montando un toro en una competencia profesional para mayores celebrada en  Rodeo Viejo en Rocky Ford, Colorado, cuando fue pateado por un toro en el pecho. Tenía cincuenta y cinco años de edad al fallecer. Al ser golpeado sufrió tremendas hemorragias en zonas cercanas al corazón que no pudo superar, falleciendo a escasas 2 horas del accidente. Una muestra de su gran corazón y nobleza se vio  cuando después de jubilado abrió unas escuelas de monta, y al fallecer uno de sus estudiantes en un accidente, cerró la escuela y vendió sus bienes para entregar el dinero a la familia del joven vaquero.

Fuentes:

Joe Kusec/The Gazette Staff

Gail Hughbanks Woerner

http://www.rodeoattitude.com/dir_hd/gail/ch_10_05.htm

FRANCOIS ANDRÉ (1921 - 1991)

Solo para efectos ilustrativos

Anfiteatro Romano de Arles, Francia ( fue construido hacia los años 80-90)

http://www.ladonia.net/new_herald/wp-content/uploads/2006/10/arles%20over.jpg

 

Refiere el erudito taurino Rafael Gómez Lozano (Dientefino) que un sábado 1 de Junio de 1991, el reconocido ganadero francés FranÇois André, de 70 años, muere en su finca, próxima a Arles, a consecuencia de un accidente mientras tomaba un baño en la piscina.

 

El 1 de octubre de 1962 fue creado el  Sindicato de Ganaderos Franceses, agrupando únicamente a los criadores de toros de raza española. La sede era el Café de la Bourse  en Nimes Francia  y don François André su secretario. El 27 de febrero de 1968, este sindicato cambia de apellido y se le nombra  Asociación des Eleveurs de Taureaux de Race Espagnole, cambiando su sede en la Chambre d’Agriculture de Arles y constituyendo una nueva junta donde don François André fue su Vice-Presidente, repitiendo en su puesto en la nueva junta de esta Asociación formada el 26 de mayo de 1990. Hoy  la  Asociación des Eleveurs Français de Taureaux Brave está reconocida como asociación poseedora del libro genealógico de la raza brava, enseguida al aviso favorable emitido el 10 de enero de 1996 por el Comité Bovino de la Comisión Nacional de Amelioracion Genetica del Ministerio francés de Agricultura, Pesca  y Alimentación. La Asociación cuenta actualmente con 38 miembros quienes hierran sus productos con una F de Francia. 

Fuente:

http://portaltaurino.com/ganaderias/asociaciones/asociacion_francesa.htm

HIJO DE CIPRIANO PIRIS BORRALLO (1978 - 1991)

Refiere el erudito taurino Rafael Gómez Lozano (Dientefino) que un miércoles 5 de junio de 1991, un hijo de trece años de don Cipriano Piris Borallo, uno de los hermanos propietarios de la ganadería Herederos de Bernardino Piris Carvallo”, se cayó del caballo en el campo, y tras veinte días en coma, falleció en esta fecha.

 

La ganadería de Badajoz, España, “Herederos de Bernardino Píriz Carvallo”, con divisa celeste, roja y oro, de cuya procedencia sabemos que fue formada en 1941 por Juan Sánchez Rodríguez. En 1950 y por fallecimiento de éste se divide la ganadería y pasa a sus hijos. El lote de Sinfo Sánchez Martín es llamado "Los Hoyos Verdes" y en 1951 comprado por Bernardino Píriz, que en ese año compra vacas y sementales a Rafael Peralta. En 1968 adquiere un semental de Juan Pedro Domecq, eliminando lo anterior en 1969, formando con vacas y sementales de Alberto Cunchal Patricio, procedentes de Pinto Barreiros y Tamarón, encaste que se mantiene.

Fuente:

http://portaltaurino.com/ganaderias/b_piriz.htm

ERNESTO AGUADO GALIPIENZO (XXXX - 1991)

Solo para efectos ilustrativos

Plaza de toros la “Chata de Griseras” en Tudela

http://www.fiestasdetudela.com/taurino/

El 25 de julio de 1991 hubo un encierro muy aciago en la plaza de toros la “Chata de Griseras” en Tudela, España. Después de lanzar los cohetes indicando que los astados ya habían salido, un toro se volvió hacia los corrales. Alcanzó al lanzador de los cohetes, Jesús Lasheras "Ancianillo" y a Marián Díaz, a quienes dio varias cornadas. No fue fácil introducir al animal en el camión y el ganadero tuvo que emplear dos dardos anestésicos para doblegar al astado. Ese mismo día, en los corrales de la plaza, otro toro alcanzó por el pecho al pastor murchantino Ernesto Aguado Galipienzo estando presente su hijo, también pastor, que nada pudo hacer. Murió en el acto.

Fuente:

http://www.diariodenavarra.es/20080729/fiestas/las-cogidas-importantes-siglo-xx.html?not=2008072901405717&idnot=2008072901405717&dia=20080729&seccion=fiestas&seccion2=fiestas&chnl=50

El segundo Anuario Taurino Internacional que amablemente me envía el erudito taurino don Rafael Gómez Lozano (Dientefino) consigna que el 25 de julio de 1991 fallece por asta de toro, el mayoral Ernesto Aguado Galipienzo en la Plaza de Tudela por un astado de la ganadería de Lahuerta.

FERNANDO RAMÍREZ << EL GATO >> (1953 - 1991)

Foto cortesía de don Rafael Gómez Lozano (Dientefino)

http://torerosmexicanos.blogspot.com/2010/04/fernando-ramirez-el-gato.html

 

Espada mexicano que encontró la muerte en accidente carretero, alternativado como matador el 18 de diciembre de 1977 en la Ciudad de Riobamba (La Sultana de los Andes),  en la hermana  República de Ecuador.

Intentando ahondar sobre la tragedia, le pedí socorro al excelente historiador, don Rafael Gómez Lozano, “Dientefino”,  quien amablemente me envió una foto y una nota del Diario el ESTO, de México D.F., del 27 de noviembre de 1991, donde refieren en las notas taurinas del cronista Francisco Lazo, que << La parca continuó su paso implacable y se llevó al matador de toros en retiro Fernando Ramírez “El Gato”, quien viajaba en un auto compacto en Ocampo, Guanajuato, rumbo a San Miguel Allende para desembarcar los astados que iban a lidiarse en el festival de ayer. Estaba trabajando con el matador Manolo Espinosa “Armilla”, quien se hará cargo de los gastos del sepelio. Fernando de 38 años de edad, nacido en esta capital, se hizo matador de toros en Ambato, Ecuador. Fue llevado a Aguascalientes, donde vivía con su esposa Concepción, y será sepultado hoy, en el panteón de esa ciudad. Descansa en paz. >>

Fuente:

Don Rafael Gómez Lozano (Dientefino)

LA MUERTE DE LAS NIETAS DE DON ÁLVARO DOMECQ Y DÍEZ (XXXX - 1991)

Solo para efectos ilustrativos
D. Álvaro Domecq Díez  lee la noticia de la muerte de Manolete. Había estado con él hasta el momento de su muerte, pues le unía una gran amistad.
Cortesía de: http://portaltaurino.com/rejoneadores/alvaro_domeq_diez.htm

 

El 22 de marzo de 1991 fallecen en accidente de carretera cuatro nietas del ex rejoneador, empresario, escritor, político y afamado ganadero de reses bravas don Álvaro Domecq y Díez. El desgraciado accidente de las hijas de don Luis Fernando de Domecq e Ibarra y de doña Fabiola Domecq y Romero, se produjo, cuando se dirigían desde Jerez de la Frontera (Cádiz) a la finca “Los Alburejos” propiedad del ganadero. Las victimas se llamaban María José Domecq y Domecq, de 21 años, que conducía el vehiculo,  y sus hermanas Valvanera, de 15 años, Esperanza de 13 y Patricia de 11. También murió en el accidente de las hermanas Domecq Domecq, su profesora Manoli Puerto Galindo de 29 años.
Fuente: http://detoros.mforos.com/829521/8302961-efemeridfes-taurinas-2-tal-dia-como-hoy/?pag=22

Las cuatro jóvenes, acompañadas de su señorita de compañía, Manuela Puerto Galindo, de veintinueve años, se dirigían en un Opel Kadett familiar a la finca “Los Alburejos” propiedad de su abuelo Álvaro, donde el diestro “Paco Ojeda” iba a torear unas vaquillas. En el kilómetro 13 de la carretera comarcal 440 (Jerez-Los Barrios) a la altura de la venta “El Mata”, en el término municipal de Medina Sidonia,  cuando en una peligrosa curva, el coche ocupado por las nietas  de don Álvaro Domecq chocó contra la parte trasera de un Renault 21, que se frenó inesperadamente, cuando, al parecer, intentaban adelantarle. Esto provocó que el turismo ocupado por las jóvenes se desplazase hacia la parte izquierda de la calzada y chocase frontalmente  con un camión. Los conductores de los otros dos vehículos involucrados en el accidente resultaron ilesos. Como consecuencia de la violenta colisión, el Opel Kadett quedó completamente destrozado, y sus cinco ocupantes quedaron aprisionados en el mismo, por lo que fue necesaria la presencia de los Bomberos. Al lugar del accidente se desplazaron don Álvaro Domecq Díez y don Álvaro Domecq Romero, que llegaron cuando los cuerpos de sus nietas y sobrinas estaban aún en el interior del vehículo. Una de las jóvenes fue sacada del turismo aún con vida, si bien murió cuando era trasladada al Hospital de la Seguridad Social de Jerez. A este centro sanitario fueron también llevados los cuerpos de las otras cuatro víctimas que, después de haberles sido realizada la autopsia, fueron trasladados al domicilio de don Álvaro Domecq Díez, donde durante toda la noche quedó instalada la capilla ardiente. El sábado 23 de marzo más de dos mil personas acudieron a la parroquia de Fátima en Jerez para acompañar a la familia Domecq. Después de celebrarse el funeral, oficiado por el Obispo de Jerez, Rafael Bellido Caro, los cuatro féretros fueron trasladados al Cementerio de La Merced.
Fuente:
http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1991/03/24/061.html

Los padres de las fallecidas, que tienen otros siete hijos, son Fabiola Domecq Romero y Luis Fernando Domecq Ibarra. Este sufrió hace algunos años un accidente de tráfico en el que perdió una pierna. Las cuatro hermanas fallecidas eran sobrinas del ex rejoneador y director artístico de la Real Escuela del Arte Ecuestre, Álvaro Domecq Romero.
Fuente:
http://www.elpais.com/articulo/espana/DOMECQ_DIEZ/_ALVARO/2000/personas/asisten/Jerez/funeral/nietas/Domecq/elpepiesp/19910324elpepinac_1/Tes

La vida de don Álvaro Domecq y Díez (1917-2005), huérfano de madre a los 4 y de padre a los 20 años de edad,  estuvo marcada por la gloria y la tragedia. Enterró a catorce de los diecinueve hijos que tuvo con doña María Josefa Romero Sánchez (a cuenta de accidentes, problemas del factor Rh y disentería),  y a cuatro de sus nietas, que fallecieron en un trágico accidente de tráfico. Otros de los momentos más duros para el ilustre rejoneador, fueron sin duda la muerte de su amigo, el torero Manuel Rodríguez Sánchez “Manolete”; en 1966 por la muerte del rehiletero Antonio Rizo Pastor, que fue cogido por el toro “Bolero”, (número 176, berrendo en cárdeno, de hermosa lámina de don Álvaro Domecq, en Bilbao) y otra más que se agrega, a este rosario insufrible de tragedias, y que hablan de su admirable fortaleza, cuando seis de los doce caballos toreros de sus nietos fueron brutalmente abrasados en el camión cuando regresaban de torear de la madrileña feria de Las Ventas.
Fuentes:
http://www.trofeocaballo.com/noticia/1184/Otros-reportajes/muere-alvaro-domecq-diez.html
http://www.elmundo.es/suplementos/magazine/2005/327/1135964567.html
http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81lvaro_Domecq_D%C3%ADez

JOSÉ HORTA (HIJO) (XXXX - 1991)

El 17 de septiembre de 2012, recibí una amable carta de mi amigo y cronista taurino, Rafael Gómez Lozano, sin duda uno de los coadjutores más prolíficos de este humilde compendio necrológico de tragedias taurinas, donde me cuenta generosamente de sus investigaciones, que un momento de profundo pesar para el Grupo de Forcados Amadores de Montijo, fue el que vivieron en el mes de mayo de 1991, cuando al regreso de un torneo en la línea de Pegões, el valeroso forcado José Horta fue víctima de un brutal accidente vehicular que le segó la vida. José Horta, un esforzado forcado natural de Montijo que venía despuntando por sus cualidades, era hijo de una popular leyenda entre los forcados portugueses, llamado José Luís Horta-"Maxinó", quien alineó durante años en el Grupo de Forcados Amadores de Montijo. Dios le tenga entre los justos.

ANTONIO GOUVEIA (1966 - 1991)

Cortesía de
Grupo de Forcados Amadores de Montijo

El 17 de septiembre de 2012, recibí una amable carta de mi amigo y cronista taurino, Rafael Gómez Lozano (Dientefino), propietario de la enciclopedia virtual en la Internet "Toreros Mexicanos", donde me comparte de sus indagatorias, que el forcado portugués Antonio Gouveia nació en Alcácer do Sal el 4 de Agosto de 1966, era hijo del mayoral de la Ganadería de Branco Núncio. Goveia comenzó a pegar toros a los 19 años de edad en el Grupo de Forcados Luistanos comandados por Francisco Costa. Más delante paso a alinear con los Forcados Amadores de Montijo, cuyo líder era José Luís Figueiredo. En gira por las Azores con los Amadores de Montijo, Gouveia pegó el 3 de agosto de 1991 en Praia da Vitória un toro de la Ganadaria de don Paulo Caetano. Al día siguiente, 4 de agosto de 1991, justo cuando cumplía 25 años de edad, participaron en una corrida realizada en Angra do Heroísmo (Ilha Terceira). António Gouveia intentó pegar un toro de la ganadería de don Gaspar Baldaya (con fierro de Rego Botelho), con peso de 500 Kgs., que ya había sido lidiado por el caballero rejoneador local João Carlos Pamplona. Cogido de gravedad, fue enviado para el Hospital de San Miguel, adonde iría a fallecer víctima de traumatismo craniano, fractura de columna y diversas lesiones internas que habían resultado de la brutal cogida. António Gouveia era casado y dejó en la orfandad un hijo de apenas 20 meses. La consternación estaba patente en el rostro de los innumerables amigos que lo acompañaron hasta su última morada en su tierra natal de Alcácer do Sal.
Fuente:
http://gfamontijo.jimdo.com/forcados-na-escrita/em-mem%C3%B3ria-de/