Los toros dan y quitan

JESÚS MARTÓN SENOSIAÍN << JESÚS MARTÓN >> (1907 - 1951)

JESÚS MARTÓN SENOSIAÍN
Revista El Ruedo del 10 de mayo de 1951
Cortesía del historiador taurino Rafael Gómez Lozano

Modestísimo banderillero, nacido en Zaragoza, en la calle Arcedianos, el día 17 de octubre de 1907, falleció en 1951, a los 44 años de edad. El 23 de abril de 1951, en la Plaza de Toros de la villa de Tauste (Zaragoza), con motivo de las fiestas patronales, se celebró un festejo taurino; sencillamente algo así como una capea seria. Durante su celebración, una de las vaquillas, de un ganadero de la región, de nombre “La Cojita”, atropelló el banderillero zaragozano, proporcionándole un fuerte varetazo en el pecho, al que nadie, ni el mismo diestro, dieron importancia alguna. Terminada la capea regresó a su domicilio, en la capital, como si nada hubiera ocurrido. Pero al día siguiente se sintió repentinamente enfermo y falleció en su propia casa el día 24. Dedicado al toreo pasado los veinte años, sus aspiraciones se fueron esfumando en novilladas de segunda y tercera categoría en la región natal, pues tenía escasos méritos. En cierta ocasión perteneció a una agrupación cómico-musical, de las muchas que se formaron al calor de los éxitos de "El Empastre." En vista de que en la profesión de torero nada tenía que hacer, el la abandonó por propio acuerdo. Pero, volvió a ella, ya maduro. Su última novillada en la que vistió de luces fue en la Plaza de Toros de Alcañiz (Teruel) el día 8 de abril de 1951, actuando a las órdenes de un novillero de por allá, Manuel Omedes.
Fuente:
Revista El Ruedo del 10 de mayo de 1951.

El erudito Juan José de Bonifaz Ybarra lo relaciona en su compendio “Víctimas de la Fiesta” bajo el nombre de JESÚS MARTÍN, y refiere de él,  que fue un << banderillero de escasa categoría profesional, que recibió un fuerte palotazo cuando intervenía en un festival celebrado en Tauste (Zaragoza) el 23 de abril de 1951. El óbito no se hace esperar, pues se registra el día siguiente en la ciudad del Pilar, patria chica del infortunado diestro. "

No buen remedio me resulta a veces el seguir investigando, cuando en vez de esclarecer, exhumo dudas. El ilustre cronista "José Alameda", en su obra "Crónica de Sangre", enlista a este oscuro personaje de la fiesta como el banderillero JESÚS MARÍN, cogido mortalmente el 23 de abril de 1951 en la plaza de Tauste.


Solo para efectos ilustrativos
Villa de Tauste (Zaragoza)
Cortesía del Sitio Web: http://www.jorgetutor.com

MANUEL BAEZA MUÑOZ (XXXX - 1951)

Solo para efectos ilustrativos

Iglesia de San Pedro Advíncula de Villavieja de Yeltes

Cortesía de:  Mscs/ Wikimedia 

Novillero muerto en Valencia en un mes de mayo (Revista La Montera/ Editorial de don Rafael González Zubieta/ “Mayo un buen mes para morir en los ruedos”)

 

Por su parte el erudito Juan José Zaldívar Ortega en su obra-web “Víctimas del Toreo”,  refiere de su vida,  que <<Manuel Baeza Muñoz, novillero cuyo nombre no figura en el Cossío, que la tarde del 24 de abril de 1951, toreando en la Plaza de Toros de Villavieja de Yeltes (Salamanca) una vaca resabiada en un tentadero, de la ganadería de don Agustín García, recibió un fuerte golpe en el pecho, a consecuencia del cual falleció el mismo día. "

 

Abundando en los detalles, el ilustre historiador d. Juan José de Bonifaz Ybarra, refiere de su trágica singladura taurina, en su libro “Víctimas de la Fiesta”,  que << el novel novillero valenciano Manuel Baeza Muñoz recibe un fuerte golpe en el pecho, propinado por una vaquilla de la ganadería de Agustín García, cuando tomaba parte en un tentadero celebrado en el término municipal de Villavieja de Yeltes, en el campo salamantino, el 24 de abril de 1951.Se le traslada a Valencia para ser intervenido quirúrgicamente y ahí expira el siguiente 1 de mayo "

MARCOS LÓPEZ SANZ (XXXX - 1951)

Solo para efectos ilustrativos

Plaza de Toros de Linares (Jaén) España

Cortesía del Sitio Web: http://.e-linares.com

El día 15 de mayo de 1951 sería herido en los corrales de la plaza de toros de Linares (Jaén) el aficionado Marcos López Sanz, que poco más tarde moriría. (Fuente: Crónica de don Juan José de Bonifaz Ybarra de su obra “Víctimas de la Fiesta”, Capitulo 7, Página  198)

JUAN EVANGELISTA "EL BLANCO " (1891 - 1951)

Solo para efectos ilustrativos

“La Fiesta de los Toros”

Obra del eximio grabador mexicano José Guadalupe Posada Aguilar (1852-1913)

Refiere don André López Lorente (Nomenclature en hommage aux victimes du toreo édité par la Société Taurine "La Muleta" 2007) que fue un rehiletero que falleció en Miramas Francia por un toro de nombre “Azulejo” de la dehesa de Lucien Cartier en 1951. El erudito taurino, Juan José de Bonifaz Ybarra, refiere de esta víctima de la fiesta, que << en una plaza improvisada de la localidad francesa de Miramas, el 29 de julio de 1951, un novillo de la divisa gala de Sol propinó una grave cornada en una ingle al valenciano Juan Evangelista (el Blanco). El veterano torero, que contaba con sesenta años de edad, expiró el día 31 del citado mes de julio de 1951. "

EUGENIO SALA ANEIRO (XXXX - 1951)

Solo para efectos ilustrativos

Iglesia de Almorox

Cortesía de Amancio de Gregorio/Sitio Web: http://.panoramio.com

El espontáneo Eugenio Sala Aneiro sucumbió el 19 de agosto de 1951, como consecuencia de la cogida que sufrió en la villa toledana de Almorox. (Fuente: Crónica de don Juan José de Bonifaz Ybarra de su obra “Víctimas de la Fiesta”, Capitulo 7, Página  198)

PABLO MARTÍN HARO (XXXX - 1951)

Solo para efectos ilustrativos

Plaza de Toros de Nava de la Asunción (Segovia), España

Cortesía del Sito Web: http://.cope.es

 

El espontáneo, Pablo Martín Haro, encontró su trágico destino el 19 de septiembre de 1951, como resultado de las heridas recibidas el día anterior en Nava de la Asunción (Segovia). (Fuente: Crónica de don Juan José de Bonifaz Ybarra de su obra “Víctimas de la Fiesta”, Capitulo 7, Página  198)

GUILLERMO RODRÍGUEZ MARTÍNEZ "EL SARGENTO" (1915 - 1951)

Foto cortesía del Site Taurino de Dale Pierce Who´s Who

Guillermo Rodríguez Martínez, nació el 11 de Julio de 1915 en la ciudad de Huaral, departamento de Lima. Guillermo Rodríguez "El Sargento" falleció a consecuencia de infección tetánica, producto de un pisotón que le inflingiera en la fractura abierta de su mano derecha, su primer toro de la ganadería de Santa Rosa de d. Mario Álvarez, en la corrida celebrada el domingo 23 de Septiembre de 1951 en la Plaza de Toros de Cuzco Perú. El público llenó por completo el coso situado en la Av. del Sol atraído por el magnifico cartel de lidiadores y el prestigio de los toros de Álvarez. Según detallan las crónicas, la atención médica que se le prestó, dejó mucho que desear, se buscó afanosamente el suero antitetánico por toda la ciudad de Cuzco y no se encontró, remitiéndose luego desde Lima, pero el medicamento llegó demasiado tarde, muriendo el 2 de octubre de 1951. (Fuente: Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega de su obra “Víctimas del Toreo”)Por su parte el afamado cronista peruano,  Dikey Fernández Vásquez,  refiere de este lidiador que << Guillermo Rodriguez Martínez nació el 11 de julio de 1915 en la localidad norteña de Huaral, a 100 kilómetros de Lima, fue hijo de Doña Ofelia Martínez Manrique y del ingeniero español Virgilio Rodriguez. Guillermo Rodríguez "El Sargento" adoptó ese remoquete porque hizo el servicio militar en 1937. Toreó mucho por los ruedos del Perú, luego viajó a la Península Ibérica donde tomó la alternativa en la plaza Inca (Islas Baleáres), en España, el 27 de julio de 1947 siendo su padrino "Curro Caro" y teniendo de testigo a "Morenito de Valencia", ante toros de la ganadería de Marín. El 23 de septiembre de 1951 toreo en la Plaza del Cuzco (coso ubicado en la Av. El Sol, calle principal en la ciudad del Cuzco, plaza que ya no existe), aquella tarde alternó con el hispano Juan de Lucas y el nacional Paco Céspedes; ese día el primer toro de la tarde de la ganadería de Mario Álvarez le propinó una tremenda cogida que le provocó una fractura abierta de la mano derecha, además de otras lesiones en el dorso de la mano izquierda, contusiones múltiples en la pierna derecha y hematomas en el tórax, así manifestó el informe del doctor Humberto Cobarruvias de la Clínica Paredes, el torero huaralino falleció el 2 de octubre de 1951 en la ciudad del Cuzco, como consecuencia una infección tetánica. "De este valeroso diestro  refiere el Maestro Juan José de Bonifaz Ybarra, que << muy poco conocido en España, aunque aquí tomara la alternativa en la mallorquina plaza de Inca el 27 de julio de 1947, el limeño Guillermo Rodríguez Martín (el Sargento) resultó cogido al lancear de capa a un toro  de la vacada del Valle de Santa Rosa, el 24 de septiembre de 1951, en el coso peruano de Cuzco. Pisoteado por la res, se le entablilló en la enfermería de la plaza un dedo de la mano derecha, sin que la lesión preocupara a los facultativos. Sin embargo, se presentó una seria infección de carácter tetánico, que produjo el óbito del modesto espada el día 2 del siguiente mes de octubre de 1951. "

JESÚS VÁZQUEZ " CARNICERITO " (XXXX - 1951)

Solo para efectos ilustrativos

Parroquia de San Sebastián, León, Guanajuato, México

Cortesía del Sitio Web: http://www.comerciamex.com.mx/litografias.php

Antigua parroquia franciscana dedicada al patrono de la ciudad, ubicada entre la plaza principal y la plaza de los Fundadores, plaza que ocupa el sitio del cementerio anexo al convento de los frailes que dejaron la ciudad en 1767. La torre es del siglo XVIII de un barroco sobrio, y en ella llama la atención la gran dimensión de la bella cruz que remata la linternilla de la cúpula.

Refieren en la página de Internet “Campo Bravo” – México,  de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia,  en la sección de “Efemérides”, de los historiadores, don Luis Ruiz Quiroz y don Gabriel Medina, que << el 22 de abril de 1951, el novillero Jesús Vázquez "Carnicerito" sufre severos golpes en una novillada celebrada en la ciudad de León, Guanajuato, México, de los que moriría el 1 de mayo de 1951.

SARA GUADARRAMA (XXXX - 1951)

Solo para efectos ilustrativos
“Sin Título”
Aguafuerte y aguatinta del eximio ilustrador español
Lorenzo Goñi

Comenta el historiógrafo taurino Rafael Gómez Lozano (Dientefino) haber leído textualmente en el libro “Silverio o la sensualidad en el toreo” de don Guillermo H. Cantú, que << desde hacía varios años estaba con la familia Pérez  Domínguez, Sarita Guadarrama, aquella chica tierna que se quedó esperando en vano el regreso de su novio “Carmelo Pérez”. Ella era inquilina de una de las casas en la calle de Doctor Jiménez (Colonia de los Doctores), donde vivía con su único hermano, pero a la muerte de éste, quien se suicidó, fue acogida por la familia del “Compadre” (Silverio Pérez). La mañana del 9 de diciembre de 1951 (fecha en que se celebraba la quinta corrida de la temporada en México y donde el texcocano volvería a sentir una vez más la ronda de la muerte), Silverio le preguntó a Sarita: “Chaparra, ¿qué vas a hacer?” “Voy a ir a los toros a verte”, fue su contestación y la última vez que cruzaron palabra. Ni la agonía atroz de su amado, ni los percances sufridos por “Silver” habían mermado el gusto de aquella mujer por las corridas de toros. Y se fue a la plaza, sola. Con su segundo toro “el Faraón” se inspiró en grande al bordar un quitazo por chicuelitas como solo él era capaz de hacerlo. Sarita aplaudió frenética el arte de su “cuñado”. Luego Silverio empezó a hilvanar derechazos espléndidos, pases de trinchera inmensos e inverosímiles ¡naturales! La plaza era un manicomio. Sarita coreo aquellos oles interminables y emocionados, recordó a su entrañable Armando (“Carmelo Pérez”), disfrutó de la plasticidad silveriana en la gran faena izquierdista, retuvo el último muletazo, intentó pronunciar un ole y se desplomó fulminada por un infarto. Ya no tendría la esforzada enfermera que preocuparse por sus pacientes; ya no necesitaría la guapa morena recordar a su heroico Carmelo. La muerte, al fin, los había unido…gracias al sentimiento privilegiado de Silverio. >>

Armando Pérez Gutiérrez, o “Carmelo Pérez” para la fiesta, había fallecido el 18 de octubre de 1931, a los 22 años de edad en un hotel madrileño recuperándose de una cirugía; luego esto quiere decir, que Sarita perduró 20 años después de la muerte de “Carmelo”, por lo que, es de suponerse, que debió contar con menos de 42 años al momento de su muerte.

 

Don Fernando Vinyes, en su obra “México diez veces llanto”, escribe en la página 103, que: Sara Guadarrama  no se separaba del lado de Carmelo en su triple condición de novia, vecina y enfermera, aunque ejerciera profesionalmente en una clínica oftalmológica. Después de la muerte de Carmelo no dejó de ir a los toros. El destino, tantas veces irónico, le reservaba una pirueta trágica final. Falleció de un síncope cardiaco, en el tendido de la plaza “México”, el día 9 de diciembre de 1981, mientras que el que debía haber sido su cuñado, Silverio, pasaba de muleta al cuarto toro de la tarde. Trasladada a la enfermería, solo pudieron certificar su muerte.

JUAN NAVIA RODRÍGUEZ (XXXX - 1951)

Plaza de toros de Almendralejo (1843)

El 13 de noviembre de 2014, recibí un correo electrónico del historiador taurino mexicano, D. Rafael Gómez Lozano , propietario del Blog taurino en la Red: "Toreros Mexicanos", donde me allega amablemente la digitalización del Semanario Gráfico de los Toros "El Ruedo", número 393, del 3 de enero de 1952, y donde en su página 25, sección: "Por los ruedos del Mundo", informan que el empresario taurino, don Juan Navia Rodríguez falleció a consecuencia de un accidente.- El pasado lunes día 31 de diciembre de 1951, falleció en Madrid, a consecuencia de un accidente de circulación, el empresario don Juan Navia Rodríguez. Descanse en paz.

El señor Navia habla almorzado con su socio en asuntos taurinos don Luis Álvarez López; se separó de él y con un amigo se dispuso a realizar unas diligencian, con el fin de trasladarse seguidamente a Almendralejo, lugar de su nacimiento y residencia. Cuando el señor Navia y su acompañante hablan cruzado casi totalmente la calzada de la calle de Alcalá, en lugar próximo a la Puerta de Alcalá, frente al número 69 de la citada calle, fueron arrollados por un triciclo de reparto, que derribó a los dos. E1 señor Navia cayó de espaldas, y al dar con la cabeza en el encintado se fracturó la base del cráneo.

Fue trasladado a un sanatorio, y a las ocho de la noche dejó de existir. El lunes día 1 de enero de 1952 se procedió al traslado de los restos mortales del señor Navia a Almendralejo. Don Juan Navia Rodríguez era persona conocidísima en Extremadura. Poseía una fábrica de harinas y otros negocios industriales y explotaba once cinematógrafos, y con don Luis Álvarez López era empresario de las Plazas de toros de Badajoz, Cáceres, Mérida, Almendralejo y otras de las provincias extremeñas.

El afamado diario ABC de Madrid, del 5 de enero de 1952, página 33, edición de la mañana cita: El empresario de Cáceres y Badajoz, muerto por atropello.- El empresario de las plazas de toros de Badajoz, Cáceres y Mérida, D. Juan Navia, que se hallaba pasando unos días en Madrid, fue atropellado en la plaza de la Independencia por un triciclo montado por Manuel Ráez Gallego. El señor Navia cayó violentamente al suelo, dando con la cabeza en el bordillo de la acera. Se produjo lesiones que fueron calificadas de graves. Más tarde se comprobó que había sufrido fractura de la base del cráneo, a consecuencia de cuya lesión falleció. El cadáver del señor Navia ha sido conducido a Almendralejo (en la provincia de Badajoz, España).