Los toros dan y quitan

MANUEL BÁEZ GÓMEZ FERNÁNDEZ "LITRI " (1904 - 1926)

Foto cortesía del Site Taurino de Dale Pierce Who´s Who

Manuel Báez Gómez Fernández “Litri” nació en Huelva el 2 de Agosto de 1904.  Después de haber toreado 29 novilladas, el 28 de Septiembre de 1924, en Sevilla, le dio la alternativa Manuel Jiménez “Chicuelo” y Pablo Lalanda de testigo con toros de Moreno Santamaría. El 16 de julio de 1925 en la importante y tradicional “Corrida de la Prensa” resulta ganador de la oreja de oro, enfrentándose a lidiadores de la categoría de Cayetano Ordóñez, “Niño de la Palma”, Nicanor Villalta y Luis Freg (fallecido ahogado), lo que habla de la fina laya de sus hechuras y de su potencial como matador de primer orden sino le hubiera sorprendido la muerte al año siguiente. El 11 de Febrero de 1926, toreó en Málaga, una majestuosa  corrida a la que asistieron los reyes don Alonso XIII y doña Victoria Eugenia; en el cartel lo acompañaban Marcial Lalanda y Zurito con toros de la dehesa del Marqués de Guadalest, y el segundo, llamado "Extremeño", berrendo en negro, desde su salida se vencía del lado derecho, “Litri” no calibró la trascendencia de tal condición, y al dar el primer pase de muleta fue cogido y corneado en el suelo y le infirió una tremenda herida  en el muslo derecho, que fue calificada de gravísima en la enfermería. Trasladado a una clínica, a los cuatro días del percance se le presentaron los síntomas de gangrena y hubo necesidad de amputarle la pierna, al igual que a Antonio Sánchez “Tato”, el día 17, sin que bastara este remedio heroico, ya que falleció en la mañana siguiente a resultas de este perjuicio. (Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega, de su obra “Víctimas del Toreo”).

 

Por su parte el erudito Juan José de Bonifaz Ybarra refiere de su trágica singladura taurina que << también figura del toreo e igualmente de paso fugaz por los ruedos fue el onubense Manuel Báez (Litri), de abolengo torero. La corrida de la Prensa de 1925, celebrada el 16 de julio, marca la cúspide de su breve paso por los ruedos, ya que en competencia con Luis Freg, Nicanor Villalta y Cayetano Ordóñez (Niño de la Palma) ganaría en pública votación el prestigioso trofeo de la Oreja de Oro. En tan memorable festejo triunfó también el diestro de Ronda, con quien inició seguidamente una añorada competencia bien deseada por la afición, la que no pudo consolidarse porque el drama ya se cernía sobre el temerario espada de Huelva. En efecto, en el inicio de la siguiente temporada se organiza una corrida regia a celebrar en Málaga el 11 de febrero de 1926. Al muletear “Litri” al toro “Extremeño”, de la vacada del marqués de Guadalest, fue corneado en la pierna derecha, gangrenándose la herida, por lo que hubo de serle amputado el miembro el posterior día 17, lo que no consiguió salvar al infortunado matador, que dejó de existir el siguiente día 18 de

Publica don Javier García-Baquero, el 11 de febrero de 2011, en su visitado Blog Taurino "Ambitotoros", una excelente nota editorial, titulada: "Hoy se cumplen 85 años de la cogida mortal de Manuel Báez "Litri" en Málaga. Así lo recuerda Aplausos". El 11 de febrero de 1926, Manuel Báez "Litri" sufrió una grave cogida en Málaga a cargo del toro "Extremeño", de la cual moriría siete días después a causa de la gangrena producida por la cornada. Fue nieto de Miguel Báez Quintero "El Mequi", hijo del torero del mismo nombre Miguel Báez Quintero "El Litri", hermanastro del matador Miguel Báez Espuny "El Litri" y tío de Miguel Báez Espínola "El Litri". Manuel Báez nació en Huelva el 3 de agosto de 1905 y desde muy joven sintió la llamada de los toros, debido sobre todo a la gran tradición taurina de la familia. Gozó de prestigio como novillero. Tomó la alternativa el 28 de septiembre de 1925 en Sevilla y confirmó ésta en Madrid el 9 de octubre de 1925. Una sana competencia con "El Niño de la Palma" (padre de Antonio Ordóñez), hizo presagiar una nueva gloriosa época del toreo. En 1926 la empresa de Málaga organizó una corrida para el día 11 de febrero con motivo de la estancia en dicha capital de los Reyes de España. Se lidiaron toros de Guadalest para Marcial Lalanda, Litri y Zurito. Según relata el Cossío, "el segundo toro (Extremeño de nombre), berrendo en negro, desde su salida se vencía del lado derecho. Litri, o no vio, o no calibró la trascendencia de tal condición, y al dar el primer pase de muleta fue cogido y volteado y corneado en el suelo. Sufrió una cornada en el muslo derecho, que fue calificada de gravísima en la enfermería. Trasladado a una clínica, a los cuatro días de la cogida se le presentaron síntomas de gangrena, y hubo necesidad de amputarle la pierna el día 17, sin que bastara este remedio heroico. Falleció en la mañana del 18".

MARIANO MONTES MORA "MATAOCHO " (1894 - 1926)

Foto cortesía del Site Taurino de Dale Pierce Who´s Who

Nació en Portillo (Toledo) el 22 de Abril de 1894.  Recibió la alternativa el 25 de septiembre de 1921  en Córdoba.  El 13 de junio de 1926 en Madrid en la Plaza de Vista Alegre (Carabanchel Bajo, Madrid) toreando de capa al quinto de la tarde, un toro de nombre  "Gallego", negro zaino, largo y abierto de pitones, de la ganadería cordobesa  de  don Florentino Sotomayor (Bonifaz le refiere como Florencio). Estaba marcado con el numero 99. Pesó en canal 330 kilos. Procedía de una cruza de vacas del Duque de Veragua con toros de Miura, que el señor Sotomayor ensayó en su ganadería. Montes dio dos lances con la capa; al recogerlo en el tercero, el toro se le fue encima, empitonándolo por la entrepierna y arrojándolo al suelo. El diestro intentó incorporarse, y entonces metió el animal nuevamente la cabeza, lo enganchó y lanzó por el aire, dándole una vuelta a la campana. Recogido inmediatamente por sus auxiliares, Montes fue conducido a la enfermería manando sangre. Allí le apreciaron una terrible herida en el triángulo de Scarpa izquierdo, con sección completa del paquete femoral, y otra en la región costal izquierda, al nivel del noveno espacio intercostal, penetrante de vientre y tórax, con salida del epiplón y herida de pulmón, con grande hemorragia. Las heridas fueron mortales de necesidad, y el infortunado lidiador dejó de existir en la enfermería a los veinte minutos de ingresar en ella. Ese día compartía cartel con el rejoneador Alfonso Reyes, el que lidiaría las 2 primeras reses, y las 4 restantes fueron para él y para Antonio Sánchez. Refiere el maestro Juan José de Bonifaz, que Mariano Montes tuvo un hermano llamado Pedro que fue novillero y también víctima de la Fiesta, y que a Mariano en Madrid le llamaban cariñosamente “Mataocho” << en recuerdo de aquella tarde del Día de la Paloma de 1920 en que, por cogida de sus compañeros de cartel, Faustino Vigiola (Torquito II), Ramón Fernández Zumel (Habanero) y Emilio Mayor (Mayorito), hubo de dar muerte a siete novillos de Palha y uno de Pérez de la Concha, lo que llevó a cabo con valerosa majeza."

 

Al respecto de este lidiador, el maestro Juan José Zaldívar Ortega refiere que << Mariano Montes Mora, fue un matador de toros, nacido en Portillo (Toledo) el 22 de mayo de 1894, falleció el día 13 de junio de 1926, cuando contaba 32 años de edad. La tarde del citado día, toreando en la  madrileña Plaza de Toros de Vista-Alegre, el toro llamado Gallego, de don Florentino Sotomayor, que se le vino encima, empitonándolo por la entrepierna y arrojándolo al suelo. Tenía una terrible herida en el triángulo de Scarpa izquierdo, con sección completa del paquete femoral, y otra en la región costal izquierda, al nivel del noveno espacio intercostal, penetrante de vientre y tórax, con salida de los intestinos y herida en pulmón, con grande hemorragia."

 

El erudito taurino, don Juan José de Bonifaz Ybarra, en su obra “Víctimas de la Fiesta”, relata así su desventura. << hermano de toreros, entre los que se encontraba el novillero Pedro, víctima también del toreo, no llegó a alcanzar cotas importantes en su profesión, Mariano Montes Mora, toledano de Portillo. En Madrid se le llamaba cariñosamente “Mataocho” en recuerdo de aquella tarde del día de la Paloma de 1920 en que, por cogida de sus compañeros de cartel, Faustino Vigiola (Torquito II), Ramón Fernández Zumel (Habanero) y Emilio Mayor (Mayorito), hubo de dar muerte a siete novillos de Palha y uno de Pérez de la Concha, lo que llevó a cabo con valerosa majeza. Para el 13 de junio de 1926 se anunció en la plaza de Vista Alegre, de Carabanchel (Madrid), un espectáculo taurino con reses de Florencio Sotomayor, las dos primeras para ser rejoneadas por Alfonso Reyes y las cuatro restantes para ser muertas a estoque por Mariano y Antonio Sánchez. Al veroniquear al quinto toro, “Gallego” de nombre, es herido tanto en el triángulo de Scarpa izquierdo como en el costado del mismo lado, penetrante en vientre y tórax, heridas de las que moriría en pocos minutos de su ingreso en la enfermería del coso. "

JOSÉ GENIS (XXXX - 1926)

Solo para efectos ilustrativos

Iglesia en Játiva (Valencia). Capital de la Comarca de la Costera.

Cortesía del Sitio Web: http://fotos.euroresidentes.com

El corralero de la plaza de toros de Játiva (Valencia) José Genis fue ferozmente corneado por un novillo de la divisa de la viuda de Soler, el 22 de agosto de 1926, durante las tareas matinales de enchiquerar la corrida celebrada en tal fecha. (Crónica de don Juan José Bonifaz Ybarra, de su obra “Víctimas de la Fiesta”, Capítulo 7, Página 192)

En la revista "El Clarín" (Almanaque 1927), página 38, citan: En Játiva, un novillo mató al encargado de los corrales.- El día 22 de agosto del pasado año (se refieren a 1926), al efectuarse el enchiqueramiento de los novillos de la Viuda de Soler, uno de ellos alcanzó al encargado de los corrales José Genis, causándole dos grandes cornadas, una de ellas mortal de necesidad, penetró en el abdomen dejando fuera el paquete intestinal y atravesando el hígado. El infeliz murió instantáneamente. Esta corrida la torearon Rafael Moreno, Vicente Barrera y Rafael Mira "Minuto", que era la primera corrida de novillos que toreaba. El novillo causante de la desgracia, se lidió en cuarto lugar y fue bueno.

ÁNGEL RODRÍGUEZ LEÓN "CHAVEA " (1886 - 1926)

Solo para efectos ilustrativos

“La Malagueta”  (2007)

Óleo sobre lienzo del pintor colombiano Fernando Rodríguez Rojas

 

Banderillero, nacido en Sevilla en 1886, que fue cogido por un toro de la dehesa de Pérez de la Concha, actuando el 8 de septiembre de 1926 en la Plaza de Toros de Bélmez (Málaga)  a las órdenes de “Palmeño”, infringiéndole una tremenda cornada en la parte superior del muslo izquierdo, con tres trayectorias, una de las cuales le interesaba el recto. Trasladado para su atención a Sevilla, falleció a los 40 años de edad, el 12 de septiembre de 1926, después de haber sido operado. Fue un forzado del toreo, en el que puso todo su valor y su voluntad. Empezó a torear a los dieciocho años, haciendo concebir grandes esperanzas. En la Plaza de Toros de Madrid se presentó, después de muy toreado por plazas modestas, el 30 de agosto de 1914, y en esta corrida, el tercer toro, de la ganadería de don Eduardo I Miura, le infirió una cornada en el muslo izquierdo. El 25 de octubre de 1914, y también en la Plaza de Toros madrileña, sufrió otro percance. Se retiró del toreo, pero forzado por la necesidad volvió otra vez a las faenas de la lidia. (Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega de su obra “Víctimas del Toreo.)

 

El historiador Juan José de Bonifaz Ybarra refiere que << en el hospital Central, de Sevilla, dejaría de existir Ángel Rodríguez León (Chavea), que había sido herido de gravedad en el muslo izquierdo el 8 de septiembre de 1926 en la población cordobesa de Bélmez. El novillo agresor pertenecía a la ganadería de Pérez de la Concha y el óbito se registro el día 12 del propio mes. El apodo no correspondía a la edad del torero, que sumaba ya cuarenta y dos años. " Con lo que se deduce de la cuenta del erudito Bonifaz, que el torero debió nacer hacia 1884.

ENRIQUE ORTEGA "EL CUCO " (XXXX - 1926)

Cortesía del historiógrafo taurino Antonio Román Romero
http://gestauro.blogspot.mx/2013/09/enrique-ortega-fernandez-el-cuco.html

Enrique Ortega (el Cuco), banderillero en la cuadrilla de su primo y hermano político “Joselito”, se degolló con una navaja barbera el 21 de octubre de 1926, en Sevilla, en casa de una hermana suya que vivía en la calle Feria. (Fuente: Diario ABC de Sevilla del 22 de noviembre de 1977 en una editorial “Los Toreros y el suicidio”)

Tuvo una hija gloriosa de nombre Gabriela Ortega Gómez (1915-1995), gran declamadora de la poesía flamenca de España y desterrada durante el Franquismo. Sus demás hijos también fueron admirados lidiadores, Rafael Ortega, Gallito y  José Ortega, Gallito Chico, que tras sufrir una gravísima cogida, decidió seguir de banderillero. Fue cuñado del torero que inmortalizara Federico García Lorca en su lamento, Ignacio Sánchez-Mejías, casado con Dolores Gómez, hermana de su esposa Gabriela Gómez.

Por su parte, el historiógrafo taurino contemporáneo, don Antonio Román Romero, cita en su acreditado Blog en Internet: "De Hombres, Toros y Caballos", que Enrique Ortega Fernández, "Cuco", por nombre artístico y banderillero de gran elegancia, destacado en las cuadrillas de sus primos hermanos Rafael y José, "Los Gallos" y casado con Gabriela hermana de ellos. Nacido en el rincón gaditano, fue padre a su vez de otros dos toreros: Rafael Ortega "Gallito" y José Ortega "Gallito Chico", matador el primero que brillo en el toreo a la verónica y firmó varias fachas cumbre y, el segundo, notable novillero al que una grave cornada cortó las alas y vistió de plata. Enrique Ortega fue autor de una obra teatral, un sainete de atmósfera andaluza en la línea de los Quintero titulado "El triunfo de Manoliyo", que se estrenó en Madrid, en el ya desaparecido Teatro Martín, el 30 de enero de 1918 y que, a falta de otras informaciones, podemos considerar nuestra confirmación de alternativa literaria. "Cuco" era eslabón de una insigne prosapia, sobresaliente no solo en el arte de la lidia, sino también en el flamenco, con nombres legendarios como "El Planeta" y "El Fillo" y que legó a la posteridad un coloso de las dimensiones de Manolo Caracol; añádase que su hijo Rafael, sin poder ser considerado tanto como escritor propiamente dicho, compuso dos libros de recuerdos de su vida taurina, "Galleando", y "Mi paso por el toreo", que todo buen aficionado a los toros degustara con placer. Enrique Ortega "El Cuco", puso fin a su vida, se degolló con una navaja barbera el 21 de octubre de 1926.
Fuente:
http://gestauro.blogspot.mx/2013/09/enrique-ortega-fernandez-el-cuco.html

ANTONIO BENÍTEZ EGEA (1893 - 1926)

Solo para efectos ilustrativos

Plaza de Murcia España

Banderillero, nacido en Murcia España,  el 28 de diciembre de 1893, y que falleció en el año de 1926, a los 33 años de edad a consecuencia de una cornada que le infirió un toro en una plaza cercana a Madrid. Formó en la cuadrilla del novillero Castrejón.  (Fuente: Juan José Zaldívar Ortega)

 

El erudito taurino, don  Juan José de Bonifaz Ybarra, refiere al igual, confusamente,  que << en fecha imprecisa del año 1925 moriría el murciano Antonio Benítez Egea como consecuencia de las heridas que le produjo un novillo en un modesto festejo celebrado en una plaza de un pueblo de las cercanías de Madrid. Todo es nebuloso en relación con tan lamentable suceso. "

PASCUAL GONZÁLEZ SAUZ << ALMANSEÑO >> (1871 - 1926)

Album de Toreros "La Fiesta Nacional"

Matador de toros, nacido en Almansa (Albacete) el 22 de abril de 1871, falleció el día 8 de febrero de 1926, a los 55 años de edad, como postreras consecuencias de una grave cornada y de la enfermedad que contrajo cuando toreaba en América. Anduvo en un principio por las capeas en las regiones de Murcia y de La Mancha, trasladándose después a la provincia de Sevilla, por cuyos cerrados y tentaderos se entrometió capote en mano. En 1898 empezó a trabajar de banderillero en cuadrillas de matadores y de novilleros. El 11 de septiembre de 1898 se presentó en la Plaza de Toros de Orihuela (Alicante) como matador de novillos, desde entonces alternó las banderillas con el estoque en cuantas ocasiones se le presentaban. Estoqueó bastante por los ruedos levantinos, y el 24 de junio de  1903 hizo su presentación en la Plaza de Toros de Madrid, alternando con Potoco y Corchaíto en la muerte de novillos de Pacheco y Moreno Santamaría. No produjo buena impresión su labor, y volvió a su campaña por provincias. Actuó en los circos más importantes de España, México, Perú y Venezuela con los más famosos novilleros. El 19 de diciembre de 1909 recibió la alternativa en la Plaza de Toros de Puebla de los Ángeles (México) de manos de Antonio Boto Recatero (Regaterín). En 1910, sin que sepamos el día, volvió a tomar la alternativa en Villarrobledo (Albacete), de manos de Tomás Alarcón (Mazzantinito), que le cedió el primer toro, de nombre Mulato, colorado, de don José del Amo, de Villamanrique de la Condesa (Sevilla). En los ruedos españoles despertaba poco interés y volvió a los países americanos, cuyas Plazas de Toros recorrió nuevamente, pero con menos fortuna que otras veces. Había perdido facultades, como consecuencia de la grave cogida que sufrió en Ondara (Alicante) y de la enfermedad adquirida en América y resolvió abandonar la profesión, regresando a su pueblo, donde tenía una expendería de carne, al frente de la cual le sorprendió la muerte.

Fuente:

Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega

http://www.fiestabrava.es/pdfs/SANP-3.pdf

 

Sobre esta víctima de la fiesta, don Juan Moreno Castro, el erudito taurino español,  refiere, que << "ALMANSEÑO" (Pascual González Saus): Nació en Almansa (Albacete) el 22-4-1871. Tomó la alternativa en Puebla (México) el 19-12-1909; tomó otra alternativa en Villarrobledo (Albacete) el 3-9-1910 y la última en Hellín el 24-9-1911. Falleció en Almansa el 8-2-1926. >>

Fuente:

http://blancoyoro.blogspot.com/2010/01/toreros-de-albacete.html

 


Los hermanos Pascual y José González Saúz
Cortesía de
Juan José Zaldivar Ortega
Víctimas del Toreo (Tomo I-página 105)


Solo para efectos ilustrativos
Almansa (Albacete), España
http://www.entrepueblos.com/municipio-almansa/

El lunes 16 de septiembre de 2013, recibí una amable carta del historiador coetáneo José Javier Banovio García, desde Almansa, España, donde refiere: En primer lugar felicitarle por su magnífico trabajo de la página web "Los toros dan y quitan", que aunque no soy un gran aficionado a los toros sí lo soy a la historia y desde ese punto de vista valoro la importancia de su trabajo. Me gustaría comentarle sobre la figura del torero Pascual González "Almanseño", pues éste no es el torero muerto a consecuencia de la infección por una cogida en América sino su hijo Juan González Martínez "Almanseño II".

No hace mucho tiempo hice un pequeño resumen de algunas publicaciones de la prensa de la época sobre la vida de Pascual González Sauz y su hijo Juan González Martínez. En su web pude comprobar que se confunde al padre con el hijo y las fechas tampoco son las correctas. Si está interesado le puedo enviar dicho resumen y la documentación y así poder rectificar, si lo estima conveniente, lo referente a la tragedia de Pascual González Sauz "Almanseño". Reciba un cordial saludo. Al respecto le invité cordialmente a que nos comentara sobre sus investigaciones y esto es lo que me contesta:

Muchas gracias por su pronta respuesta y su interés don Leopoldo.

Realmente me había dado cuenta de que siempre nombra fielmente la fuente de la noticia pero al leer, que esto es un compendio de aportaciones de historiadores le tengo que confesar que me produce un cierto retraimiento pues yo no soy historiador, solamente soy una persona con cierta curiosidad al que le gusta la historia y especialmente la más cercana, la de su ciudad.

He pensado que como hablamos de dos figuras diferentes le voy a enviar dos correos porque me va a resultar más sencillo de explicar y separar los archivos que le adjunto de cada uno de los personajes. En primer lugar le envío algunas notas que tomé sobre Pascual González "Almanseño" las cuales compartí con un pequeño grupo en la red social facebook:

Pascual González Saus, "Almanseño" nació en Almansa el 24 de abril de 1877. Empezó a torear en 1897 y su primera actuación en Madrid fue el 24 de junio de 1903. El 23 de Abril de 1905 al hacer un cambio de rodillas, en Ondara (Alicante) recibió una grave cornada en la mano derecha. Toreó con gran éxito, en Venezuela y Méjico donde se doctoró. En Linares (Jaén) volvió a ser cogido el año 1908, y tomó otras dos alternativas ambas en 1911 y en la provincia de Albacete: el 3 de septiembre en Villarrobledo, de la mano de Joaquín Capa (Capita), y el 24 en Hellín del granadino José Moreno (Lagartijillo chico). Era apañadito, de nombradía y estilo. Se retiró en 1913 y puso un modesto negocio en su ciudad natal. Gozaba de simpatías y amistades. Murió en Almansa el 24 de febrero de 1936. Fiesta Nacional publicó en 1.905 el Álbum de toreros con 49 fototipias coloreadas de un tamaño de 18 x 26 cms. En la serie II, número 4, aparece la figura de Pascual González "Almanseño".

El semanario taurino La Fiesta brava (Barcelona). 6-3-1936, n º 446 hace una semblanza de Pascual González "El Almanseño, padre". Como podrá leer, en ella da la fecha de nacimiento, 1877, dice que se retiró en 1913 y que murió en 1936. También hace referencia a la muerte de su hijo, que trataré en el siguiente correo. También le remito una hoja manuscrita en la que se lee su historial de novillero, publicada por el historiador almanseño Luis Albertos Martínez en el boletín municipal de Almansa "El pasaje" Núm. 33 en 1990, donde la fecha de nacimiento coincide con la de La fiesta brava.


A pesar de no saber el motivo del fallecimiento de Pascual González, "Almanseño" no he encontrado nada que me indique que murió como consecuencia o relación al mundo taurino.

En esta segunda parte voy a tratar la figura, que yo considero, murió a consecuencia de una tragedia taurina. Juan González Martínez, "Almanseño II". Aquí le expongo el pequeño resumen que hice de las diferentes publicaciones que leí, acerca del malogrado torero.


Juan González Martínez "Almanseño II" nació en Almansa en 1898 y fue hijo del torero Pascual González Saus "Almanseño". Debutó en la plaza vieja de la Barceloneta el 14 de abril de 1918 con tan buen éxito que toreó siete novilladas seguidas. En Madrid hizo su presentación el 16 de junio de aquel mismo año, en el que llegó a sumar 30 corridas, 12 de ellas en Barcelona. En Barcelona logró tener "Almanseño II" muchos admiradores. Fue éste uno de sus públicos más adictos pues aquí dio el torero sus mejores tardes. Lidiador completo y de finísimo estilo, Juan González "Almanseño II", tuvo su época de novillero puntero y fue un artista notable pero su falta de decisión le impidió ocupar un puesto entre las grandes figuras del toreo. Hizo varios viajes a América y en los últimos años trabajaba junto a Rafael "el Gallo" a quien sirvió de mucho, siendo para éste una verdadera providencia, sufriendo con Rafael sinsabores y alegrías. Toreando en América con "el Gallo" en 1934, sufrió una cogida, de la que resultó con varias costillas fracturadas, motivando una lesión en la pleura que fue la que determinó su muerte, precipitada por la defección de Rafael, que abandonó a su amigo leal apenas pisó España. La prensa de la época se hacía eco de su enfermedad, del abandono de "el Gallo" y del dinero que le debía a "Almanseño II". Antes de empezar una corrida en Córdoba se presentan del Juzgado y retiran 10.000 pesetas de la retribución de "el Gallo" como deuda a su antiguo apoderado "Almanseño II", y el 9 de julio de 1934 "La voz" de Madrid publica: "El Gallo y Almanseño" Este gana el pleito y recibe 25.000 pesetas del "divino calvo". Dinero que Almanseño II le había prestado durante su gira por América. "Almanseño" fue un hombre bueno, afable, muy inteligente y simpático en su trato. Murió en Almansa a los 36 años, el 27 de julio de 1934. La revista taurina "La Lidia" el día 8 de Julio de 1918 le dedicaba su portada y el pie de foto dice así: Juan González, "Almanseño II", que está obteniendo grandes éxitos en cuantas fiestas actúa.

Le adjunto los diferentes periódicos, en los cuales me basé para escribir esto, todos ellos descargados de la hemeroteca de la Biblioteca Nacional de España. http://hemerotecadigital.bne.es/index.vm?o=&w=almanse%C3%B1o&f=text&t=%2Bcreation&l=600&l=700&s=0&lang=es

Por todo esto he llegado a la conclusión de que Juan González Martínez, "Almanseño II" fue la verdadera víctima de una tragedia taurina.

Asimismo le comento que Pascual González Saus tuvo otro hijo Llamado Quiliano González Martínez (Almanseño III) quien debutó como novillero en una función mixta en la plaza de Alicante, y que falleció el 29 de septiembre de 1928, pero a consecuencia (según dos periódicos) de un golpe que se dio jugando al futbol en un partido amistoso. Entre otros, el diario "El Clarín" publicaba la noticia en un pequeño artículo el cual concluía con la siguiente frase "No puede salir bien nada que se hace con los pies". Otra fuente refiere que su muerte se debió a una infección tífica.

Espero que todo haya sido de su interés y me tiene a su disposición. Atentamente, José Javier Banovio García.

ENRIQUE BERENGUER "BLANQUET (1881 - 1926)

Cortesía de
http://miguelitonews-miguelitonews.blogspot.com/2010/05/entre-todas-las-alcunas-taurinas.html

Enrique Berenguer, conocido por el apodo de “Blanquet”, fue banderillero de tres inmortales maestros: En Talavera de la Reina, aquel 16 de mayo de 1920, a la hora de hacer el paseíllo “Blanquet” estaba visiblemente nervioso, por lo que le comento a su compañero de cuadrilla Enrique “El Almendro”, primo hermano de José Gómez Ortega “el Gallo” (el Rey de los Toreros), que percibía un fuerte olor a cera,  y a medida de avanzaba la lidia aquel olor se hacia mas fuerte. Al llegar al quinto toro, “Bailaor” mataba a José. Dos  años después en mayo de 1922, “Blanquet” formaba parte de la cuadrilla  de Manuel Granero Valls, que toreaba en Madrid. Camino de la plaza el diestro ordenó parar el coche de caballos y entró en una tienda de un fotógrafo para hacerse una fotografía vestido de luces. “Blanquet”, le comento a su compañero de cuadrilla “el Mella”, que olía mucho a cera, que estaba asustado, es mas, le comento al matador. "Te acabas de hacer la última foto de tu vida ",  siendo duramente recriminado por el mal fario del comentario. Aquella tarde Manuel Granero recibía una de las más terroríficas cornadas de la historia de la tauromaquia española a manos del toro “Poca Pena” del duque de Veragua y moría brutalmente en el ruedo. Desde ese momento “Blanquet” horrorizado, por ese extraño don que desconocía su procedencia y para no sufrir mas ni hacer sufrir a sus compañeros, abandonó el mundo  de los toros dedicando se otras actividades. Así llegamos al 15 de Agosto de 1926, en una corrida de toros en la Maestranza en la festividad de la Virgen de los Reyes, donde Ignacio Sánchez Mejia torea incluyendo en su cuadrilla a “Blanquet”, al que logra convencer para que vuelva a los ruedos, que a pesar de sus extraños poderes, tenía un gran prestigio como hombre de plata. “Blanquet”, se pone muy alterado pues dice volver a oler cera, es mas se llega a producirse un pequeño altercado en el callejón al tratar el banderillero  de impedir , para protegerlo, que salga al ruedo el matador de toros , mientras lo sujetaba y repetía visiblemente alterado  : "Tu serás  el próximo" . La corrida finaliza con normalidad y sus compañero de cuadrilla  se burlan de sus malos augurios, al subirse en el tren en dirección a su próximo compromiso taurino,  “Blanquet” cae muerto, lo que hace detener el tren y llevarlo urgentemente a un hospital en Sevilla donde ingreso cadáver. Había profetizado su propia muerte y la de Ignacio Sánchez Mejía  en el ruedo seis años después. Enrique Berenguer, “Blanquet”, si saberlo,  poseía lo que se llama la clariesencia u osmogénesis y que es la percepción extrasensorial de olores sin justificación alguna, con un origen desconocido que son preludio de alguna otra manifestación,  como en estos casos, la  muerte.

Fuente:

Crónica de Don Julio Domínguez Arjona

http://www.galeon.com/juliodominguez/2009b/joselito.html

 

El "Blanquet" famoso, no de una manera relativa, sino de un modo absoluto, fue Enrique Berenguer Soler, considerado como el banderillero-peón de confianza más poderoso y eficaz de todos los tiempos. Nació en Valencia al año 1881. Como tantos otros, intentó ser matador, para lo cual montaba el estoque con la siniestra mano, porque era zurdo. Actuó posteriormente como banderillero en diversas cuadrillas hasta llegar finalmente a la de Joselito “el Gallo", de quien fue peón de confianza, de toda confianza, que es mucho decir tratándose de un maestro tan sabio. "Blanquet" sirvió sucesivamente a Joselito, a Granero, y a Ignacio Sánchez Mejías, todos los cuales murieron trágicamente por asta de toro. El falleció de repente en 1926. En cuanto a su mote, lo cierto es que, cuando empezó a torear, formando parte de una Cuadrilla de Niños Valencianos, representada por don Ventura Espí, éste le impuso el nombre de "Blanquito", como eco del entonces renombrado banderillero Manuel Blanco; pero, al cabo de pocos años, los carteles ya consignaban el remoquete en la forma diminutiva valenciana, tan reciamente incorporada ahora a la historia taurina.

Fuente:
http://miguelitonews-miguelitonews.blogspot.com/2010/05/entre-todas-las-alcunas-taurinas.html

Videoteca:
http://www.youtube.com/watch?v=E1HN_dVRx3A

 

PASCUAL FERRO (1897 - 1926)

Pascual Ferro
http://torerosmexicanos.blogspot.mx/2012/05/pascual-ferro.html

Refieren en las efemérides taurinas de la página de Internet, Campo Bravo-México de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia (ANCTL), que el 7 de febrero de 1926 fallece asesinado en México el banderillero Pascual Ferro.  Apenas 14 años antes, el 2 de febrero de 1912,  había vestido por primera vez de luces en San Juan de los Lagos,  en la cuadrilla del novillero Francisco Aranda. (LRQ)

Hacia el 16 de agosto de 1925, en la plaza de Toros “El Toreo”, participa en una Novillada Extraordinaria, por el debut de la Ganadería de XAJAY, de divisa verde y roja, propiedad de los señores Edmundo y Jorge Guerrero, vecinos de San Juan del Río, Querétaro. Los integrantes de las cuadrillas, subalternos que deben ser recordados por su profesionalismo fueron: PICADORES: Adolfo Aguirre, "Conejo Grande", Juan Aguirre, "Conejo Chico", Arturo Fontana, Felipe Mota, Luis Martínez y Guadalupe Rodríguez. ESPADAS: Porfirio Magaña y José Ortiz. BANDERILLEROS: Agustín Muñoz, Pascual Ferro, Zenaido Espinoza, José López, Antonio Conde y Francisco Gómez. Como complemento se obsequió al público un par de toretes de Xajay, que lidió Fermín Espinosa "Armillita Chico".
Fuente: David Lomelí
http://www.oem.com.mx/e loccidental/notas/n964896.htm


Pascual Ferro
Cortesía del historiador Rafael Gómez Lozano

El 10 de mayo de 2012, recibí con el gusto de siempre, una carta desde Tijuana la bella, de mi amigo el cronista taurino don Rafael Gómez Lozano (Dientefino), propietario del Blog amigable en la Internet "Toreros Mexicanos" (Enciclopedia ilustrativa que recién estrena, para su ensanchamiento, la adición de picadores y rehileteros), y como es usual en las escasas personas de su encomiable estirpe, por lo generosas, me envía la fotografía y necrología de este egregio banderillero mexicano llamado Pascual Ferro y donde citan que fue un Banderillero de toros, nacido en León, Guanajuato, el 17 de mayo de 1897. Debutó en la plaza de toros "El Toreo" en 1916. El 19 de junio de 1921 hizo su presentación en España toreando en Carabanchel, actuando en la cuadrilla del novillero José Ramírez "Gaonita", y por su excelente desempeño salió en hombros. Perteneció a las cuadrillas de los matadores de toros Juan Silveti y Rodolfo Gaona. Falleció asesinado el 7 de febrero de 1926.

"...todas las ovaciones de la tarde fueron para él -Gaonita- y para su cuadrilla que es también una cosa muy seria. La pareja de banderilleros formada por Crescencio Torres y Pascual Ferro, ambos mejicanos, a juzgar por el color bronceado de sus rostros y por lo maravillosamente que clavan los rehiletes, escuchó una imponente y justa ovación por la forma y rapidez de colocar cuatro pares de banderillas al sexto toro de la tarde. Ambos rehileteros son asimismo dos peones formidables, de esos que rara vez torean a dos manos, y que siempre están bien colocados y saben ser sobrios con el capote".
Fuentes:
Crónica de P.T., en el diario ABC de Madrid del 20 de junio de 1921.
Foto de la revista "La Lidia" del 8 de marzo de 1926, propiedad de la Biblioteca Nacional de España.

MUERE AFICIONADO EN PUNGARABATO GRO. MÉXICO (XXXX - 1926)

Catedral de Fray Juan Bautista Moya en Cd. Altamirano, Pungarabato, Guerrero, México
Cortesía de Mitrush (2005)

El 21 de octubre de 2011 recibí una carta del cronista Rafael Gómez Lozano (Dientefino) donde comenta haber leído en la revista "6TOROS6" No. 334 del 21 de noviembre del año 2000, donde apuntan que el 25 de noviembre de 1926, en la plaza de Pungarabato (un municipio mexicano al noroeste del estado de Guerrero), un novillo de procedencia desconocida, cogió muy grave al novillero Pedro de la Rosa, dio una tremenda cornada al banderillero Cuevas y mató de una cornada en el corazón a un valeroso aficionado que salió en auxilio de los toreros. (QEPD).

Pungarabato (que significa Cerro de Plumaje en purépecha) es un municipio guerrerense en la región de tierra caliente, cuya cabecera es Ciudad Altamirano y en donde otras localidades importantes son: Tanganhuato, Las Querendas, Sinahua y Santa Barbara

JOSÉ GARCÍA Y GARCÍA "VARETAS" (XXXX - 1926)

Solo para efectos ilustrativos
Encierro de campo en finca salamantina.
Fotografía de Venancio Gombau (1861-1929).
De la hemeroteca de Juan Tomás Muñoz Garzón

El 14 de marzo de 2014, recibí un amable correo electrónico del investigador y periodista español, don Juan Tomás Muñoz Garzón, quien me dice:
Quiero darle conocimiento de otra tragedia taurina acaecida en Ciudad Rodrigo el 15 de mayo de 1926, cuando en una plaza de carros montada en el entorno del ex convento de Santo Domingo, para celebrar los agricultores y ganaderos mirobrigenses la festividad de San Isidro Labrador, fue corneado el joven José García García, alias "Varetas", quien, pese a los cuidados médicos y las operaciones realizadas, falleció poco después en el Hospital de la Pasión rodeado de familiares y amigos.

Le doy cuenta de la información que fue publicada por el desaparecido semanario local 'El Eco del Águeda' del 20 de mayo de 1926: “En este mismo número hacemos referencia a los desgraciados sucesos que acaecieron durante las capeas con que los labradores de Ciudad Rodrigo celebran el día de San Isidro. Ampliemos detalles.-En la tarde del día 15, durante la corrida que siguiendo una antigua costumbre se celebra en la plaza de Santo Domingo, del arrabal de San Francisco, fue alcanzado por uno de los toros que se lidiaban José García y García (Varetas), de las Huertas de Santa Cruz. La herida, en los primeros momentos, adquirió proporciones alarmantes. Después de una cura de urgencia practicada por el doctor Briega, fue trasladado al hospital, donde después de recibir los auxilios espirituales que le prestaron don Romualdo Sánchez Iglesias y el magistral de la Catedral don José Manuel Sánchez, y de practicarle una nueva y laboriosa operación quirúrgica los doctores Yepes y Mirat, auxiliados por los practicantes señores Vegas y Galán, falleció rodeado de su familia y amigos. El entierro del desgraciado joven constituyó una imponente manifestación de duelo, pues se congregó el pueblo entero a rendir el último tributo al fallecido. Descanse en paz. En el Arrabal del Puente también durante la capea sufrió la fractura de un brazo la joven Valentina Giménez, cuyo estado actual es de franca mejoría. Lamentamos en el alma las desgracias y acompañamos en su dolor a la familia del desgraciado joven”. No tengo material vinculado a este suceso para ilustrar la información. No obstante, le adjunto una foto genérica de un encierro de campo, realizada por Gombau, en una finca salmantina por si viniera al caso o pudiera utilizarla para alguna otra información. Un afectuoso saludo. Juan T. Muñoz.