Los toros dan y quitan

VICENTE AZNAR AYCART "ALMENDRO DE VALENCIA " (1888 - 1918)

Cortesía de
http://lafiestaprohibida.blogspot.mx/p/gestos-toreros.html

Novillero cogido por un novillo  el 7 de abril de 1918 y que fue muerto al día siguiente.

 

Al respecto de este infortunado lidiador, don Juan José Zaldívar Ortega nos refiere en su obra “Víctimas del Toreo”,  que fue un << matador de novillos, que nació en Valencia España el 27 de noviembre de 1888, y que falleció el 8 de abril de 1918, a los 30 años de edad, a consecuencia de una cornada sufrida el día antes. Trabajó en plazas de cierta importancia y por vez primera en el coso de Ciudad Real el  29 de junio de 1910, y le vio por primera vez el público madrileño, en la plaza de Tetuán de las Victorias el 19 de julio de1910. El 25 de julio de 1912 alternó en Segovia con León Bosqued Braojos (Leoncillo), y el cuarto novillo de la corrida, de la ganadería de don Miguel Gila, le alcanzó al torearlo de capa, dándole un porrazo de gravedad en la cabeza y una contusión en la pierna derecha, perdiéndose seguidamente su pista. Aunque Almendro de Valencia siguió toreando los años siguientes, no logró afianzar su nombre hasta el 7 de abril de 1918 en que fue a torear una novillada de don Félix Gómez a Puertollano (Ciudad Real), como banderillero en la cuadrilla de Gavira. Uno de los novillos le alcanzó, hiriéndole de tal gravedad que falleció la noche del siguiente día 8 de abril de 1918, tras espantosa agonía.

 

El ilustre historiador español, don Juan José de Bonifaz Ybarra,  lo compendia en su obra “Víctimas de la Fiesta”,  como MANUEL AZNAR AYCART (ALMENDRO DE VALENCIA), refiriendo que << había ya cambiado muleta y estoque por capote de brega y banderillas cuando viaja a Puertollano (Ciudad Real) para tomar parte en una novillada que se celebra el 7 de abril de 1918. Allí es corneado por un cornúpeta de la ganadería de Félix Gómez, que le produce tan serias heridas que el fallecimiento se registra al siguiente día. "

NICOLÁS JIMÉNEZ ARJONA "REMELLAO " (1875 - 1918)

Nicolás Jiménez López
Cortesía de
"Jinetes de Jaripeo y Jaripeyeras de Corazón"

Banderillero de novillos, nacido en Algeciras (Cádiz) el 23 de agosto de 1875, falleció en 1918, a los 43 años de edad. El 7 de abril de 1918, toreando en la Plaza de Toros de la Línea de la Concepción (Cádiz), sufrió una cornada mortal. Según don José María de Cossío "…fue de regulares facultades para la lidia", trabajó en diversas cuadrillas, casi siempre en plazas de Andalucía, principalmente en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. El 17 de octubre de 1909 fue cogido por un novillo de don Felipe Salas, que le ocasionó una herida de tres centímetros de profundidad en el muslo derecho, que interesó la arteria ilíaca. (Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega/ de su obra “Víctimas del Toreo”).

Don Juan José de Bonifaz Ybarra, el erudito taurino,  refiere en su obra “Víctimas de la Fiesta”, que << el 7 de abril de 1918 se produjo la cogida de Nicolás Jiménez Arjona (Remellao), ésta en el coso de La Línea de la Concepción (Cádiz). Un astado de la divisa de Gallardo le infiere tan importantes lesiones que la muerte se presentó el día 17 del propio mes de abril de 1918. "

Como cultura general, “La Línea de la Concepción” es un municipio español perteneciente a la comarca del Campo de Gibraltar, situado en la provincia de Cádiz, en la comunidad autónoma de Andalucía. En el año 2008 contaba con 64,240 habitantes. Se asienta sobre el istmo arenoso que une el Peñón de Gibraltar con la costa, en el flanco este de la Bahía de Algeciras, entre Sierra Carbonera y el Peñón de Gibraltar.


Funerales de Nicolás Jiménez López también conocido como "El Nico de Tuxpan, Nayarit"
Cortesía de
"Jinetes de Jaripeo y Jaripeyeras de Corazón"

ANTONIO MORALES "GADITANO " (XXXX - 1918)

Solo para efectos ilustrativos

“Corrida en el cielo” (2006)

Obra del pintor español Juan Pablo García Raja

Novillero de capeas que fue cogido y muerto por un novillo el 12 de mayo de 1918.

 

Al respecto de Antonio Morales “Gaditano”, el erudito Juan José Zaldívar Ortega ha investigado que se trata de un << torerillo novillero-espontáneo, sin duda nacido en Cádiz, que no ha dejado en la historia de la tauromaquia más fecha memorable que la de su desgraciada muerte en el papel de espontáneo. Acaeció el día 12 de mayo 1918, en la Plaza madrileña de Carabanchel. Lidiaban una novillada los diestros “Ale”, “Angelete” y “Pastoret”, cuando al salir el sexto novillo, de García de la Lama, se lanzó al ruedo “el Gaditano” provisto de una harpillera. Al lancearle, sirviéndole de capa, fue cogido y corneado horriblemente. Sufrió una herida grave en el muslo izquierdo y otra mortal en la espalda penetrante en la cavidad torácica, falleciendo en el Hospital. En el retrato que publicó algún periódico aparecía vestido de torero, por lo que puede deducirse que ya antes había toreado alguna vez. "

 

El erudito taurino, Juan José de Bonifaz Ybarra, refiere de esta víctima de la fiesta, que << otro espontáneo – “Capitalistas” se les llamó con escarnio en numerosas ocasiones-, Antonio Morales (Gaditano), moría al ser cogido por un novillo de García de la Lama en la madrileña plaza de Carabanchel, el 12 de mayo de 1918. "

JOSÉ ALFONSO "VALENCIA " (1884 - 1918)

Solo para efectos ilustrativos

“José Gómez Ortega”  (Joselito) y

 donde se aprecian sus banderilleros “Cantimplas”  y “Blanquet”

Cuadro del famoso pintor Carlos Ruano Llopis

 

Refiere el dedicado investigador venezolano, don Nilson Guerra Zambrano, que en el libro "El toreo en Venezuela",  de don Víctor José López  "el Vito", Editorial Aequitas C.A., Caracas, diciembre de  2007 se cita lo siguiente respecto de este personaje: <<José  Alfonso "Valencia",  subalterno español,  murió el 4 de junio de 1918 por herida del toro "Rumboso" de la dehesa de don Juan Malpica, en la Plaza Circo Teatro de Valencia, Estado Carabobo, en Venezuela. Estaba en la cuadrilla del torero venezolano José Bermúdez "Chicuelo de Caracas". La fatal  cornada llegó cuando “Valencia” clavó un par contrario, infiriéndole una herida profunda y de mucha hemorragia en  la región inguinal. Tras las primeras curas el torero levantino, nativo de Valencia España,  fue trasladado al Hospital de San José de Tarbes, en la capital  de  Carabobo. Su entierro en el Cementerio Nuevo  de Valencia Venezuela fue una sentida manifestación de dolor. "

 

Por su parte,  el erudito español, don Juan José Zaldívar Ortega refiere que << José Alfonso (Valencia), banderillero natural de Valencia, nacido el 4 de junio de 1884, falleció el 17 de junio de 1918. Después de torear sin fortuna por los ruedos españoles, marchó a América en la cuadrilla de “Chiquito de Begoña”, y se quedó a residir en Venezuela, donde toreaba en casi todas las corridas que se celebraban en aquella República. El 4 de junio de 1918, en una novillada nocturna en la plaza de Valencia (Venezuela), y al banderillear el segundo novillo, de don Vicente A. Rosales, le infirió una enorme cornada en el vientre, a consecuencia de la cual falleció el citado día. "

 

Don Juan José de Bonifaz Ybarra, el erudito taurino, refiere en su obra “Víctimas de la Fiesta”, que << un valenciano español, José Alfonso (Valencia), habría de morir curiosamente en la venezolana Valencia, el 17 de junio de 1918, como consecuencia de la cornada en el vientre que le propinó un novillo de la divisa de Vicente Rosales el día 4 del mencionado mes. Hacía años que residía en Venezuela, donde había llegado con la cuadrilla de Rufino San Vicente (Chiquito de Begoña).

 

 

ENRIQUE FUENTES (XXXX - 1918)

Antonio, hermano de Enrique Fuentes, fue un gran banderillero. En la imagen, preparándose para un quiebro. (*)

Banderillero de modestas aptitudes, cuyo nombre no figura en el Cossío, ya que no se trata del hermano del matador Antonio Fuentes y Zurita, del que sólo tenemos la  referencia de su trágica muerte el 19 de septiembre de 1918 en la placita de toros de Navalcarnero. (Crónica y fotografía (*) cortesía  de don Juan José Zaldívar Ortega- “Víctimas del Toreo”- Edición 2009 en la Web)

 

El historiador, Juan José de Bonifaz Ybarra, refiere de esta víctima de la fiesta, que << en su patria chica, la población madrileña de Navalcarnero, halló la muerte el joven Enrique Fuentes pocos minutos después de haber sido cogido y corneado por un morlaco lidiado el 19 de septiembre de 1918 en un festejo económico. " 

MANUEL GORDALES (XXXX - 1918)

Plaza de toros dentro del Castillo de los Templarios de Fregenal de la Sierra

Lidiador que fue  cogido y muerto por un toro de nombre “Fundidor” el 21 de septiembre de 1918 en la plaza de Fregenal de la Sierra. 

DEL BLANCETT (XXXX - 1918)

Solo para efectos ilustrativos

Foto de Bertha Blancett (1883-1979), esposa de Del Blancett

Cortesía del Sitio Web:

http://www.australianwesternhorseshowcase.com.au/Features/stories/usa-hall-of-fame-women.htm

Heroico campeón mundial de “Bulldogger”, fue esposo de la amazona Bertha Kaepernik Blancett, la afamada vaquera campeona del mundo que trabajo en muchos shows de rodeo norteamericanos y de otros países. El matrimonio de admirados vaqueros estuvo radicando en California, donde incursionaron en el doblaje de jinetes en películas de cine con la compañía “Bison Pictures”, entablando amistad con los actores Tom Mix y Hoot Gibson. Del Blancett falleció abruptamente en 1918, cuando habiéndose unido al cuerpo de caballería canadiense, fue víctima de un francotirador alemán durante la primera guerra mundial. En ese momento formaba parte de la Unidad de Caballería de Lord Strathmore en Francia.

 

Fuente:

Joel H. Bernstein/ Wild Ride: The History and Lore of Rodeo

ROMÁRICO GONZÁLEZ GONZÁLEZ (XXXX - 1918)

Don Luis Ruiz Quiroz el afamado historiógrafo taurino que publica sus efemérides en la página en la Internet "Campo Bravo-México" de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia (ANCTL) refiere que el 30 de septiembre de 1918 muere en México el ganadero Romárico González a consecuencia de una cornada en un ojo recibida el día 12 anterior, en su ganadería.

En sus orígenes la hacienda de San Mateo Huiscolotepec servía de paso a los viajeros que cruzaban del puerto de Veracruz a la ciudad de México y viceversa. En 1835 fue adquirida a los padres Betlehemitas por don Miguel de Miranda y éste se la arrendó a don Mariano González Fernández, hasta que la compró en 1856. Desde entonces es propiedad de la familia González. Un hijo de don Mariano, don José María González Muñoz fundó ahí, en 1874, la ganadería de Piedras Negras, con vacas criollas que pastaban en el Rancho de Zacatepec, una fracción de la hacienda, y sementales de bravo que adquirieron de San Cristóbal la Trampa él y su primo José María González Pavón, quien fundó Tepeyahualco. Al principio le ayudaron sus hermanos, don Manuel y don Carlos González Muñoz, quien después formaría, con su parte de Piedras Negras, en 1907, Coaxamaluca, en una fracción de la hacienda. Con ellos empezó a tentar a campo abierto los primeros productos pero logró resultados poco alentadores. Se presentó en la ciudad de México, en la Plaza San Rafael, el 30 de octubre de 1887 con dos toros de Arriba Hermanos y tres de Piedras Negras para Diego Prieto Cuatro Dedos y Carlos Borrego Zocato. Ese año, en la temporada de la Plaza Colón de la misma ciudad, se realizó una corrida benéfica y quedó un sobrero de Pablo Benjumea, que fue el primer semental español en padrear en Piedras Negras y ligó muy bien. Después agregaron uno de Miura en 1895 y 9 de Murube, 3 en 1896 y 6 en 1905. Don José María dejó a sus sobrinos, don Lubín y don ROMÁRICO GONZÁLEZ GONZÁLEZ, al frente de Piedras Negras. En 1905 pasó a manos de don Lubín, quien agregó 10 vacas y 2 sementales del Marqués de Saltillo en 1908 y administró la ganadería hasta su muerte, el 2 de agosto de 1928. Entonces, por convenio especial con los otros herederos, fue su sobrino, don Wiliulfo González, el que se encargó de ella. Por su parte, don ROMÁRICO GONZÁLEZ GONZÁLEZ había formado la dehesa de "La Laguna" (divisa tabaco y oro) en 1908, con vacas de Tepeyahualco y un semental de Eduardo Ibarra. Piedras Negras fue la primera ganadería mexicana que se presentó en España. Lo hizo en San Sebastián en 1929. Don Wiliulfo falleció (trágicamente al caerse de un caballo) el 21 de agosto de 1941 y su hijo mayor, don Romárico González González vio por ella hasta 1952, cuando don Raúl González se puso al frente. Al morir don Raúl, heredó la ganadería a su hijo don Marco Antonio quien con profundo respeto y amor por sus antepasados sostiene muy en alto los colores de esta divisa madre de la ganadería brava mexicana. Rafael Ortega en Guadalajara indultó a un toro cárdeno marcado con el número 43 en el año 2000.
Fuentes:
http://taurino.tlaxcala.gob.mx/index.php/informacion-taurina/ganaderias-tlaxcaltecas/piedras-negras
http://haciendalalaguna.com.mx/

LA MUERTE DEL HEROICO ESPONTÁNEO SALVADOR URRUTIA EN ( - 1918)

http://www.repitehuandacareo.com/

Refieren en la pagina de Internet: "Huandacareo.org" que tal vez al caminar por las calles y recorrer los rincones de Huandacareo, Michoacán, México, acuda a la memoria un acontecimiento de valentía que quedó registrado en las páginas de la historia, precisamente la batalla que libraron ochenta y dos moradores del poblado contra mil quinientos hombres comandados por el bandolero José Inés Chávez García. Al negarle apoyo los habitantes de Huandacareo, el forajido José Inés Chávez García cumplió su promesa de atacar el poblado el 8 de enero de 1918. Aquella tarde, Salvador Urrutia, egresado del Colegio Militar de México y quien alguna vez combatió al lado de Francisco Villa, se unió a Nicolás Núñez, jefe de la tenencia y de la defensa civil, contando con la participación de pobres y ricos de Huandacareo Michoacán. Organizaron la resistencia, apoyados por más de ochenta hombres divididos en cinco retenes, mientras ancianos, mujeres y niños se refugiaron en el templo, temerosos y suplicando la intervención divina al Señor del Amparo, el mismo que centurias antes había logrado que la tierra devorara los ídolos de piedra de sus antepasados. La defensa fue heroica. Repelieron a José Inés Chávez García y a sus secuaces. Y la vida, por cierto, es curiosa, porque el valiente Salvador Urrutia, quien tantas veces peleó al lado de Doroteo Arango, más conocido como Francisco Villa, y que fue uno de los principales defensores de Huandacareo, murió el 5 de octubre de 1918 debido a la cornada que sufrió en Morelia al participar como torero espontáneo.

Sirva de homenaje el evocar, que la heroica defensa de Huandacareo Michoacán comandada por Urrutia, es el detonante para la posterior aniquilación total de J. Inés Chávez García, bandolero, apodado "El Atila Michoacano", que con sus huestes, robaron mataron y ultrajaron a pobladores de una gran extensión del territorio michoacano, ya que en el último y desesperado intento de su inmoderada expansión, atacó la población de Uriangato, Guanajuato, mismos que solicitaron el apoyo del experimentado Urrutia, quien con pocos hombres, y usando táctica de ramas colgadas a los caballos, para que con la polvareda, simularan una gran cantidad de hombres, dieron drástica derrota al ya de por si derrotado y diezmado bandolero, que murió al poco tiempo después.
Fuente:
http://www.repitehuandacareo.com/