Los toros dan y quitan

FRANCISCO CARO NUEVA "PÁJARO VERDE " (1869 - 1889)

Solo para efectos ilustrativos
Obra del pintor español
Eugenio Lucas Velázquez (1817-1870)

Picador natural de Tomares (Sevilla) nacido el 18 de marzo de 1869, y que falleció de una mortal cornada, a los 20 años de edad,  el 25 de enero de 1889. (Fuente: Don Juan José Zaldívar Ortega)

Refiere el erudito taurino, don Juan José de Bonifaz Ybarra,  de esta víctima de la fiesta, que << Francisco Caro Nueva (Pájaro Verde),  fue corneado en el corazón el 25 de enero de 1889 tentando reses en el Cortijo de la Rivera, en la provincia de Huelva, del hierro de Nicolás González. Algún autor sitúa la lamentable efeméride en la ganadería de Francisco Gómez Rull. "

Citan en el libro "Necrología Taurina", 2da edición, de don Tomás Orts Ramos, "El Niño de Dios" (1866-1939), publicado en 1889: Pájaro Verde.- En "El Toreo" de Madrid, del día 4 de febrero de 1889, se leía la siguiente noticia: "Accidente desgraciado".- Al practicarse la tienta de reses bravas de D. Nicolás González, en el cortijo de S. Nicolás, termino de Huelva, ocurrió el segundo día una terrible desgracia. Apenas se dio suelta al primer becerro, empezaron a torearlo "Litri" y Francisco Caro (Pájaro Verde). Los asistentes y el picador Trigo empezaron a gritarle a éste para que se retirara del corralón, pero él no obedeció. El bicho embistió al diestro en cuestión y le alcanzó, volteándole con el cuerno izquierdo de que era mogón (sin punta), y le recogió con tanta desgracia que le atravesó el corazón, falleciendo a los pocos momentos.
Este accidente vino a turbar la alegría de todos los concurrentes al acto.
http://bibliotecadigital.jcyl.es/i18n/consulta/registro.cmd?id=14529

MANUEL FUENTES RODRÍGUEZ "BOCANEGRA" (1837 - 1889)

Matador de toros nacido en Córdoba el 21 de marzo de 1837. “Bocanegra” empezó su carrera en una cuadrilla infantil y continuó como banderillero en la cuadrilla de “Pepete” para pasar después a la de Manuel Domínguez. Tomó la alternativa en el Puerto de Santa María el 31de agosto de 1862 actuando como padrino Manuel Domínguez “Desperdicios”,  y como testigo Jacinto Machío con toros de la dehesa del Marqués de Tamarón. Confirma su alternativa en Madrid el 5 de mayo de 1864 con “Cúchares” de padrino en esta ocasión. Según sus coetáneos, fue valiente con un gran sentido del honor, pero carece de los recursos para hacer frente a los toros, por lo que fue superado por sus colegas al sufrir numerosas cogidas y, al torear cada año menos corridas que la temporada anterior. Entre 1869 y 1870 la ceguera le impidió seguir toreando y  subió mucho de peso, por tanto, privado de toda la agilidad y casi ciego realiza su última corrida en Madrid el 16 de junio de 1869.

Después de tomar parte en la prestigiada corrida de beneficencia de Madrid celebrada el 16 de junio de 1889, asiste el día 20 siguiente,  a una modesta corrida de toros en Baeza (Jaén) durante la cual se percata de las enormes dificultades que tiene un inexperto torero con el cuarto toro de la ganadería de don Agustín Sánchez (el erudito Bonifaz la refiere como de d. Agustín Hernández), llamado “Hormigo u Hormigón” , que tomó 11 varas matando a 3 caballos, por lo que “Bocanegra” con el consentimiento de la autoridad saltó al ruedo para ayudarlo,  pero de improviso fue embestido y seguido por el toro y,  no pudiendo entrar en el burladero, debido a su obesidad, recibió una brutal cornada en el muslo derecho de 40 cms, muriendo en Baeza al día siguiente, esto es el 21 de junio de 1889.

Otros doctos versados en su historia, relatan el trágico suceso de la siguiente manera: Manuel Fuentes murió a consecuencia del gravísimo percance sufrido el día 20 de junio de 1880 en la plaza de Baeza (Jaén), cuando en unión del novillero “Melo”, sobrino suyo, ayudaba en la lidia a una cuadrilla de inexpertos toreros malagueños. El burel causante de su infortunio atendía por “Hormigón, y provenía de la vacada de don Agustín Hernández. El era hijo del rehiletero Manuel Fuentes “Canuto”. Comenzó entrando en la cuadrilla infantil creada por Antonio Luque “Camará”. Quince años contaba cuando se presentó por vez primera año en Córdoba como banderillero a las órdenes del hijo de Luque y de José Sánchez (Poleo). Al siguiente de organizarse la cuadrilla, en 1853, ascendió “Boca, como le llamaron sus amigos, compañeros y admiradores, por abreviación del alias, y ocupó el puesto de espada en la cuadrilla. En 1854 se comprometió a lidiar toros de más edad que los erales y utreros. En 1855 y 56 trabajó a las órdenes de José Rodríguez “Pepete”, formando con “Caniquila pareja de banderilleros en la cuadrilla del desventurado espada.Bocanegrarecibió la alternativa en Corrida de Beneficencia celebrada el 31de agosto de 1862 en El Puerto de Santa María y por lesión del padrino, su maestro Manuel Domínguez, hubo de matar cuatro toros, completando el cartel Jacinto Machío, en calidad de sobresaliente, estoqueó los dos últimos tal y como estaba anunciado. Los ocho astados lidiados fueron de la ganadería de señor Marqués de Tamarón, abriendo plaza “Recobero, colorado y mogón del pitón izquierdo. En Madrid (donde ya se había presentado como media espada el 16 de junio de 1861) Francisco Arjona Herrera “Cúchares” le cedió la muerte de “Romito”, negro ejemplar del hierro portugués de don Rafael José de la Cunha, el 5 de mayo de 1864.  Su falta de recursos la suplía con creces a base de valor y tesón, por lo que fue muy castigado por las reses, al extremo de perder la vida en el ruedo.

El erudito taurino, don  Juan José de Bonifaz Ybarra,  resume su trágica singladura taurina al comentar en su celebrado libro “Víctimas de la Fiesta”, que << tras tomar parte en la prestigiosa corrida de beneficencia de Madrid, celebrada el 16 de junio de 1889, presencia el inmediato día 20 un modesto festejo en Baeza (Jaén) el ya veterano Manuel Fuentes Rodríguez (Bocanegra). Cunde el pánico entre los incipientes torerillos al aparecer en el ruedo “Hormigón”, novillo del hierro de Agustín Hernández, por lo que Bocanegra solicita y obtiene permiso de la presidencia para enfrentar al morlaco, quien le propina una cornada en el vientre, al tratar el diestro de entrar en un burladero, de tal consideración que el día siguiente, 21 de junio de 1889, dejó de existir. "

El docto cronista Rafael González Zubieta, consigna en su Blog Taurino en la Internet "Larga Cordobesa" que: Manuel Fuentes Rodríguez "Bocanegra", fue un matador de toros que nació en la ciudad de Córdoba el 21 de marzo de 1837, y murió en Baeza (Jaén) el 21 de junio de 1889, a causa de la cornada que le dio un novillo, a la edad de 52 años. Era hijo del banderillero Manuel Fuentes "Canuto". Empezó en esto de torear desde muy joven, como banderillero con "Pepete" junto a "Caniqui" y con el diestro Manuel Domínguez que influyó mucho en su forma de entender e interpretar el toreo. Domínguez fue quien a la postre le dio la alternativa un 31 de agosto de 1862 en el Puerto de Santa María (Cádiz), donde ese día mató cuatro toros al lesionarse Domínguez. El 5 de mayo de 1864 le confirmó la alternativa en Madrid Curro "Cúchares". En esos años emuló en los carteles con el mismo "Lagartijo", que se convirtió en una amarga sombra que oscureció y empequeñeció al valiente "Bocanegra". Ambos tuvieron varias desavenencias a lo largo de sus vidas aunque fueron buenos amigos. Desde 1869 dejó de estar en forma debido a una enfermedad venérea que le afectó a la vista y le apartó cuatro temporadas de los ruedos. Ahí empezó su declive. Comenzó a estar muy obeso y perdió facultades viniendo a menos. Su vida comenzó a ser difícil y azarosa. El 16 de junio de 1889 toreó por última vez en Madrid sustituyendo a "Frascuelo". El último toro que mató se llamaba "Chaparro" de la ganadería de don Agustín Solís. Desde entonces su situación económica fue de mal a peor, llegando a estar en el umbral de la pobreza. Cuatro días después, el 20 de junio de 1889 Manuel Fuentes acudió como espectador a una novillada que se celebraba en Baeza (Jaén) para muchachos principiantes. Salió en cuarto lugar el novillo "Hormigón", un colorao, grande y de mucha cuerna, de la ganadería de Agustín Hernández. El pánico se apoderó de la cuadrilla ante tan descomunal novillo que derribó de mala manera a los picadores. Los novilleros no se atrevían a hacer el quite a los pobres picadores y, "Bocanegra" que estaba sentado en los tendidos, solicita y obtiene permiso de la presidencia para enfrentarse al morlaco. Manuel Fuentes bajó al ruedo con su sobrino Rafael Ramos "El Melo". "Bocanegra" se acercó al novillo y le hizo el quite. El toro le persiguió y como en muchas ocasiones hizo hilo con el torero que no pudo llegar a tiempo al burladero. "Hormigón" lo enganchó por el muslo derecho, cayendo segundos mas tarde desprendido de los cuernos malherido en medio de la plaza. En la enfermería se le apreciaron fuertes varetazos y una cornada de 40 centímetros de extensión por 8 de profundidad que le llegaba hasta la cadera. A las pocas horas le sobrevino una peritonitis a consecuencia de los grandes destrozos intestinales que el novillo le causó. Al día siguiente, el 21 de junio de 1889 murió el desgraciado matador de toros cordobés. Manuel Fuentes "Bocanegra" fue un torero serio, seguro y reposado, nada dado a las filigranas ni florituras de cara a los tendidos. Decían las crónicas de esa época que los toros lo cosieron a cornadas a causa de su falta de agilidad. En todo caso, este torero cordobés siempre fue poco afortunado pues estuvo toreando hasta el último día de su vida y resulta que murió a los 52 años pobre de solemnidad.


Manuel Fuentes "Bocanegra"
Cortesía de don Pedro del Cerro (Vazqueño)
http://dominguillos.blogspot.mx

CARLOS REINADO LÓPEZ "CALICHE " (1860 - 1889)

Solo para efectos ilustrativos Palacio Real de la Granja de San Ildefonso edificado en el reinado de Felipe V hacia 1721 Cortesía del Sitio Web: http://www.fuenterrebollo.com

Banderillero nacido en Madrid en1860, del sólo tenemos la referencia biográfica y profesional de la trágica muerte que sufrió la tarde del 15 de agosto de 1889, en la Plaza de Toros de La Granja, en la que un toro le infringió graves lesiones, a consecuencia de las cuales falleció, cuando contaba 29 años de edad. En el Cossío tan sólo aparece un diestro con dicho apodo y se lo adjudica al novillero Manuel Hermoso. (Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega) Por su parte el erudito taurino, don Juan José de Bonifaz Ybarra, en su obra "Víctimas de la Fiesta", refiere que "muy escasa categoría logró alcanzar el zamorano Carlos Reinado López (Caliche), quien dejó de existir el 16 de agosto de 1889, víctima de las heridas recibidas el día anterior en La Granja de San Ildefonso (Segovia). "

FLORENCIO GONZÁLEZ "PERITA" (XXXX - 1889)

Solo para efectos ilustrativos

Pintura del célebre pintor español  Pedro Escacena Barea

Novillero logroñes que capitaneó una destacada cuadrilla en torno a 1885, que junto con Domingo Rubio y con picadores y banderilleros propios, torearon en distintas plazas españolas. "Perita" destacaba en el uso del capote y la muleta, y Domingo Rubio se manejaba muy bien con el estoque. La tarde del 8 de septiembre de 1889 toreaban en la Plaza de Fuenterrabía con toros de la ganadería riojana de Cipriano Sáenz, cuando uno de los novillos de nombre “Cordobés” enganchó a Perita, hiriéndole con una gravísima cornada que le ocasionó la muerte al día siguiente.

 

La crónica del maestro, Juan José de Bonifaz Ybarra, difiere de lo anteriormente escrito, al comentar que << un espada principiante, Florencio González (Perita), que no superó la etapa de los festejos taurinos de muy modesta condición, sería cogido de gravedad el 15 de agosto de 1889 en la ciudad de Fuenterrabía (Guipúzcoa), dejando de existir el día siguiente, 16 de agosto de 1889. "  Cabe citar que el cronista Juan José Zaldívar Ortega,  coincide con el erudito Bonifaz en la fecha de la cogida.

MIGUEL ALMENDRO (1859 - 1889)

Miguel Almendro De la hemeroteca del cronista taurino Rafael Gómez Lozano (Dientefino) Propiedad de la Revista 6 TOROS6

Rehiletero nacido en Carmona (Sevilla) el 4 de diciembre de 1859. En 1899 comenzó a dar muestras de extravío mental y a consecuencia de ello, quizá, se disparó un tiro de revólver en la sien derecha, que le privó de la vida. (Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega)

Me cuenta el historiógrafo taurino, Rafael Gómez Lozano (Dientefino), que en la Revista (6TOROS6), ejemplar No. 399, del 4 de diciembre de 2001, citan textualmente que el banderillero Miguel Almendro, figuró entre otras, en las cuadrillas de Fernando "el Gallo", "Guerrita" y "el Algabeño" . En 1889 se suicidó dándose un tiro de revolver en la sien.


Miguel Almendro
Cortesía de don José Antonio Román Romero
http://gestauro.blogspot.mx/

Por su parte, el historiógrafo taurino José Antonio Román Romero, en su visitado Blog en Internet "De Hombres Toros y Caballos", abunda en detalles de este trágico personaje de la fiesta al citar que Miguel Almendro nació el 4 de Diciembre de 1859 en un cortijo próximo a Carmona. Apenas adolescente, sus padres, que servían a los marqueses de las Torres, le pusieron en un establecimiento de veterinaria para que aprendiera y tuviese una manera decorosa de ganarse la subsistencia. Con frecuencia faltaba al trabajo para acudir al matadero, donde hizo su aprendizaje de torero. De allí pasó a Sevilla, alentado por varios amigos. En tanto no se abría camino, fue albañil. Con Juan León (el Mestizo) fue de banderillero a Castaño del Robledo, donde, por quedar fuera de combate Juan León, se encargó Miguel de estoquear y terminar la corrida. Unas veces como banderillero y otras actuando de matador de novillos, estuvo hasta ingresar en la cuadrilla de Fernando Gómez con plaza fija en 1881. Al tomar Rafael Guerra la alternativa pasó de banderillero a formar en su cuadrilla, y en ella permaneció hasta 1896, en que ingresó en la de José García (Algabeño). Tanto al lado del Gallo como al de Guerrita, ha ejercido muchas veces como sobresaliente y medio espada. Actuó como matador de novillos, no sólo en la Plaza de Madrid, sino en otras de importancia.

Toreando en Antequera a las órdenes del Gallo sufrió una cogida, resultando con una grave herida en una pierna. Otra cogida de menos importancia sufrió toreando en Sevilla, apenas restablecido de la primera. En 1899 puso fin a sus días con un disparo de revólver que se descargó en su sien derecha, se supone que el suicida padecía ataques de enajenación. Se le despidió porque se dirigía a los toros como hablándoles e intentaba luchar con ellos a brazo partido. Desde que se retiró puso en su pueblo una casa de préstamos.

MANUEL BASTÓN (1850 - 1889)

Solo para efectos ilustrativos

“El Salto de Moñudo”

Cromo de Daniel Perea de 1886,  publicado en el Semanario “La Lidia Antigua”

Picador de toros, nacido en Sevilla, el año 1850. Toreando en Málaga, en 1876 sufrió una herida en la cabeza, y comenzaron a nublarse sus facultades mentales, ingresando en 1889 en el Hospital de dementes, de Sevilla, donde murió. (Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega)

 

El erudito taurino, don Juan José de Bonifaz Ybarra, refiere de esta víctima de los toros, que << la causa remota del óbito de MANUEL BAGSTON JURADO, que figuró en los carteles con el nombre de MANUEL BASTÓN, fueron las lesiones que se produjo en la plaza de Málaga al sufrir una caída. Perturbadas sus facultades mentales, hubo de ser ingresado en el hospital de dementes de Sevilla, donde murió en 1889. " 

FRANCISCO GARCÍA "SALADITO " (1858 - 1889)

Solo para efectos ilustrativos

Plaza de Toros de Alicante, España, al poco tiempo de construirse.

Cortesía del Sitio Web:http://.alicantetotal.com

Novillero Alicantino del que refiere el maestro don Juan José de Bonifaz en su obra “Víctimas de la Fiesta”, <<que en fecha inconcreta de la década de los noventa del siglo XIX falleció el diestro Francisco García “Saladito”, al recibir un fuerte golpe en la Plaza de Alicante. "

 

Al respecto de este lidiador, el historiador taurino, don Juan José Zaldívar Ortega, es más preciso al afirmar en su obra “Víctimas del Toreo de 2009 ”,  que << Francisco García (Saladito), matador de novillos alicantino, nacido hacia el año 1858, falleció en 1889, a los 31 años de edad, que en plazas de su región toreó con buena aceptación por los años 1878 y siguientes, sobresaliendo  especialmente con el estoque. Actuando en la de Alicante le cogió un novillo, dándole tan fuerte golpe que el infeliz diestro murió a consecuencia de él. " 

ADALBERTO REYES "SALERI MEXICANO" (1871 - 1889)

Solo para efectos ilustrativos
Vista de la Plaza Independencia de Pachuca, Hidalgo, México, entre 1885-1889
SMU Central University Libraries - Pachuca, Plaza y Socalo

El 10 de diciembre de 2016, recibí una amable carta del historiador taurino y amigo, Rafael Gómez Lozano, donde me allega información sobre la tragedia ocurrida al banderillero Adalberto Reyes, Saleri Mexicano, nacido en 1871 y fallecido en 1892.

Al respecto informa el diario "El Universal" del viernes 10 de junio de 1892, sobre la muerte de un torero.- En Pachuca fue herido el banderillero Adalberto Reyes, llamado Saleri mexicano, y a consecuencia de esta desgracia acaba de fallecer en esta capital. El origen de la herida fue el siguiente: Se mataba el tercer toro de la corrida por el espada Antonio Villegas; habiendo recibido el bicho media estocada, se fue sobre el infortunado banderillero y al llegar éste al burladero se desprendió la espada al tirarle el hachazo, yendo a caerle sobre la pierna derecha y produciéndole una herida tan profunda que llegó a tocar el hueso. Como la empresa de la plaza no tenía médico para hacer la primera curación, Reyes fue medicinado después de muchas dificultades, hasta las dos de la mañana, cuando la hemorragia agotaba las fuerzas del enfermo y ya se presentaba el cáncer en toda su fuerza. Traído que fue a México, los médicos no aseguraban su alivio y se disponían a hacer la amputación de la pierna, sobreviniendo la muerte cuatro horas antes de que llegaran los facultativos a practicar la operación.

Por su parte, el periódico "El Tiempo" del sábado 11 de junio de 1982, cita. Lamentable accidente.- Se nos dice que el último domingo (5), en la corrida de toros que se verificó en Pachuca, uno de estos animales, en una embestida, despidió el estoque que tenía clavado, yendo el arma a herir en una pierna al joven Adalberto Reyes, conocido con el sobrenombre de "el Saleri mexicano", quien murió el miércoles (8) en la mañana en ésta capital. Dios envíe el consuelo a su atribulada familia y conceda al difunto el descanso eterno.

Cita don Rafael Gómez Lozano en su Blog taurino en Internet "Toreros Mexicanos", que, Adalberto Reyes, "Saleri Mexicano".- Fue un lidiador mexicano que nació en 1871. Aficionado desde niño a los toros, no cejó hasta que pudo llevar a la práctica su afición. En 24 de Junio de 1889, toreó en la plaza del Coliseo de México con una cuadrilla de aficionados mandada por Montes de Oca, en cuya fiesta llamó desde luego la atención de los espectadores, dando un magnífico salto con la garrocha, poniendo banderillas y quebrando de rodillas, suerte que había visto ejecutar al Gallo. Fue el héroe de la corrida. En vista del resultado se decidió á seguir la profesión y entró en la cuadrilla de Leopoldo Camaleño, con quien recorrió las principales plazas del estado de Veracruz. Murió antes de 1896 y su muerte fue muy sentida por los buenos aficionados, pues Adalberto Reyes era ya uno de los mejores diestros del país, y de los que tenían más justa nombradía.

Fuente:
Leopoldo Vázquez, América Taurina, 1898.
http://bibliotecadigital.jcyl.es/bdtau/es/catalogo_imagenes/grupo.cmd?path=10078549