Los toros dan y quitan

JOSÉ HERNÁNDEZ Y CASTRO "PARRAÍTO " (XXXX - 1885)

Solo para efectos ilustrativos

Añosa foto de hace dos siglos, propiedad de la “Peña Taurina Tercio de Varas”

Picador accidentado y muerto el 28 de febrero de 1885 (Fuente: Accidentes Oculares en la Tauromaquia I de 1801 a 1941de los Doctores Puertas y Celis.

 

Refiere el erudito taurino, don  Juan José de Bonifaz Ybarra que << en la villa sevillana de El Castillo de las Guardas hallaría el fin de su existencia José Hernández Moyano (Parraito) – Según don José María de Cossío, José Hernández y Castro - , el 28 de febrero de 1885, como secuela de las heridas recibidas el día anterior . Era hijo del espada de alternativa Joaquín (Parrao) y actuó a las órdenes del famoso Manuel García (el Espartero), con quien intervino en el inicio, como novillero, de este desventurado “Parraíto”. "

VICENTE VILLA BERGES (XXXX - 1885)

 

Solo para efectos ilustrativos

Plaza de Toros de Zaragoza (1746)

Cortesía de Franjar Mullen del Sitio Web: http://i46.photobucket.com

Vicente Villa Berges, vaquero de la plaza de toros de Zaragoza, fue corneado, el 4 de abril de 1885, por un cornúpeta del hierro de Ripamilán, produciéndose el óbito al siguiente día. (Crónica de don Juan José de Bonifaz Ybarra, de su libro “Víctimas de la Fiesta”) 

 

MARIANO TORNERO SERISOLA (1851 - 1885)

Secuencias de la cogida de Mariano Tornero Serisola.

Foto cortesía del Sitio Taurino de Dale Pierce Who´s Who

Banderillero de toros, nacido en Madrid el 11de junio de 1851, quien comenzó a trabajar como tal en 1870, actuó el 29 de abril de 1880, en la cuadrilla de Salvador Sánchez Povedano “Frascuelo”, sustituyendo al banderillero Pablo Herráiz, en la Plaza de Jerez de la Frontera, siendo Tornero enganchado al salir de clavar un par a un toro, llamado “Abejarruco, de la dehesa de  don Rafael Laffite y Castro, siendo volteado y corneado en el suelo, resultando con una herida penetrante en la parte media anterior del muslo derecho, cerca de la ingle, siendo trasladado a Madrid en estado grave, aunque no tardó en reponerse y volver a la profesión. En otra crónica se dice que “Abejarruco”, era de la ganadería española de don Rafael José Barbero, y fue jugado en Cádiz ese día. Toreando con “Lagartija”, el 3 de agosto de 1885, en la plaza de San Roque (Cádiz), cuando Tornero preparaba al toro, de nombre “Capirote, negro, de la ganadería de Anastasio Martín, para que lo banderilleara José Galindo, resbaló al pisar la lengüeta de un cencerro y cayó al suelo; se le arrancó “Capirote, lo recogió con los cuernos y lo empitonó por el costado derecho. Tras las primeras curas en la enfermería de la plaza fue embarcado en el vapor inglés “James Haynes”  para conducirlo a Cádiz, muriendo a bordo, en la bahía de Algeciras a poco de partir, el día 4 de agosto de 1885, a los 34 años de edad, siendo sepultado en el cementerio de dicha ciudad. (Crónica del historiador don Juan José Zaldívar Ortega)

 

El erudito taurino, Juan José de Bonifaz Ybarra, refiere de este lidiador en su libro “Víctimas de la Fiesta”, que << el óbito del madrileño Mariano Tornero Serisola registra la nota anómala de acontecer a bordo de un buque inglés. Cornado por el toro “Capirote”, de Anastasio Martín, el 3 de agosto de 1885, en la localidad gaditana de San Roque, fue trasladado en vapor a Cádiz, falleciendo en el trayecto el día 4 de agosto de 1885. "

DESCONOCIDA MUERTA EN VITORIA (XXXX - 1885)

Solo para efectos ilustrativos

“Capuchino”, el colorado ojo de perdiz de “Jandilla” que dio muerte

al valeroso corredor de encierros Daniel Jimeno Romero el 10 de julio de 2009

http://carlosbarazal.com/?tag=capuchino

Refiere el erudito taurino, Rafael Gómez Lozano (Dientefino), haber leído en el ejemplar No 370 de la revista (6TOROS6), de fecha 31 de julio de 2001, que durante una corrida de toros celebrada en Vitoria, el 2 de agosto de 1885, salió en segundo lugar el toro (Arbolario) de la ganadería de López Navarro, colorado ojo de perdiz. Saltó la barrera, subió al tendido de sombra,  arrollando y volteando a cuantas personas halló a su paso, resultando una mujer muerta. Al bajar, encontró la puerta abierta y salió a la calle, donde fue muerto a balazos por la Guardia Civil.