MIGUEL PEROPADRE GARCÍA " CINCO VILLAS " (1946 - 1983)

Miguel Peropadre García, “Cinco Villas”

Cortesía del Sitio Web

http://donpepeydonjose.blogspot.com/2007/10/miguel-peropadre-cinco-villas.html

Miguel Peropadre García, “Cinco Villas” fue un torero español que nació el 6 de junio de 1946 en el número 15 de la calle Herrerías, en la localidad zaragozana de Ejea de los Caballeros. Tomó la alternativa como matador de toros el 11 de octubre de 1972 en la Plaza de Toros de Zaragoza, con “Paquirri” como maestro de ceremonia y Dámaso González de testigo; los toros, de Diego Puerta, cortando dos orejas a su segundo. Confirmó la alternativa en Las Ventas de Madrid el 7 de julio de 1974, siendo apadrinado por "El Marcelino" y de testigo Raúl Sánchez, con el toro: "Tinojillo" nº 10, negro zaino y con 565 kilos de peso. No tuvo suerte, el encierro fue duro y Miguel no estuvo acertado con los aceros, escuchó un aviso en su primero y dos en el que cerró el festejo. En 1972 toreó 2 corridas. En 1973 toreó 9. En 1974 toreó 14. En 1975 toreó 10. En 1976 toreó 4. En 1977 toreó 2. En 1978 toreó 4. En 1979 toreó 5 corridas. La tarde del 13 de octubre de 1982 fue la última vez que “Cinco Villas” actuó vestido de luces en la plaza de la Misericordia, los toros fueron de Luis Albarrán y compartió cartel con el portugués Víctor Méndez y el turolense, de Utrillas, Justo Benítez. Ese día su labor fue aplaudida en los dos toros que lidió. Fue un torero que tenía condiciones. Fallaba con la espada. Falleció en accidente de tráfico el 10 de agosto de 1983 en el cruce de la N II en Bujaraloz, después de torear en la ciudad zaragozana de Maella y haber cortado dos orejas. Su carrera taurina fue desigual y muy dura, estaba casado y deja 2 hijas en la orfandad, fue sepultado en Zaragoza. 

Fuentes:
Diario El País del 11 de agosto de 1983
http://es.wikipedia.org
http://donpepeydonjose.blogspot.com/2007/10/miguel-peropadre-cinco-villas.html

El 9 de agosto de 2013, la conocida editorialista Elena Pérez, publicó en su leído Blog en la Internet "Una del dos", del diario El Heraldo de España, una hermosa y muy completa biografía de Miguel Peropadre titulada: "30 años sin Cincovillas" donde apunta: Dicen de él que tenía una mano izquierda privilegiada. Para el toreo. Porque en la vida, al pan, pan. Las cosas siempre muy claras, sin medias tintas y sin doblez. Sincero y noble como pocos.


Tomada de la página de Facebook “Miguel Peropadre, Cincovillas”

No le conocí ni le vi torear. Me fio de quienes me lo han contado: Ángel y el amigo Leandro Torres (otro que de mano izquierda y de fingir sabe poco o nada), los dos fueron acérrimos partidarios que compartieron andanzas y horas de charla con él. Y los dos le recuerdan como buen torero, como persona cabal y sobre todo, como un tipo con un gran sentido del humor: “El toreo es grandeza, ¡dame un bocadillo de sardinas!, acostumbraba a ser su saludo en el bar "La Taurina". Por no citar su particular versión del "o llevarás luto por mí" que al parecer acuñó al salir de casa el día que debutó en una becerrada en la plaza de su pueblo (la misma que hoy lleva su nombre): "Madre, o salgo a hombros o me saca el coche de Vinué" (1).


Facebok

Pero sobre todo, recuerdo a Jesús González, "el Tano", "el Tanico" de Ejea a quién, cuando hablaba de Miguel, se le arrasaban los ojos de lágrimas y a José Mari Lázaro contando una vez y otra, siempre con tanta mesura como nostalgia, los años en que los tres soñaban con ser toreros. Al Tano se lo llevó la enfermedad y José Mari, una de las personas más cabales que he conocido en casi treinta años, acabó compartiendo idéntico final que Miguel en un desgraciado accidente de carretera.


Jesús González "el Tano", José Mari Lázaro y Miguel Peropadre. Tomada del libro "Miguel Peropadre Cincovillas, Vida, ilusión y muerte de un torero"

Nacido en Ejea de los Caballeros el 6 de junio de 1946, Miguel Peropadre Gracia, "Cinco Villas", vistió su primer traje de luces en Zaragoza el 6 de abril de 1965 y tres años más tarde, en un festival organizado por la Casa de Aragón madrileña, pisa Las Ventas por primera vez causando gratísima impresión. Tomó la alternativa en Zaragoza el 11 de octubre de 1972 de manos de Paquirri con Dámaso González como testigo y toros de Diego Puerta y se la confirmó el 7 de julio de 1974 ante toros de Charco Blanco, Marcelino Librero, "el Marcelino" dando fe Raúl Sánchez. La plaza madrileña de Carabanchel fue escenario de numerosas tardes de éxito del ejeano.


17 de octubre de 1977. Palomo, Ostos y Cincovillas en el cartel. Tarde de la gravísima cogida de Palomo Linares. De testigo un jovencísimo Ángel Solís.
Facebook

No fue fácil su carrera dentro ni fuera del ruedo. La gente del toro, en particular la prensa local, no fue excesivamente generosa con Cinco Villas pero jamás las adversidades ni las tremendas injusticias que con él se cometieron consiguieron hacerlo doblegar. Miguel miraba siempre adelante y sus únicos objetivos, su verdad en el ruedo y el bienestar de su mujer y sus dos hijas. Así, cuando los contratos escaseaban, no dudaba en poner a funcionar la furgoneta y echarse a trabajar en lo que fuera. “La Magefesa” tenía que seguir pitando en invierno (2). En ello anduvo hasta aquel desgraciado amanecer del 10 de agosto de 1983 cuando en Bujaraloz, de vuelta de torear un festival en Maella, la carretera segó su vida con tan sólo treinta y siete años, en vísperas de lo que hubiera sido su reaparición en Madrid.

Dos ovaciones escuchó Miguel en la corrida que lidió en la Misericordia el 13 de octubre de 1982 junto a Víctor Mendes y el turolense Justo Benítez. Serían las últimas previas a la póstuma vuelta al ruedo a hombros que sus amigos y aficionados de Zaragoza quienes le rindieron un sincero y espontáneo homenaje en la mañana del 11 de agosto de 1983.

(1) La funeraria de Ejea de los Caballeros era conocida como la de “la viuda de Vinué”.

(2) En los años 70 quien salía en la tele acostumbraba a ser por algo serio (igualito que ahora). Cinco Villas, a raíz de sus éxitos Madrid, fue invitado al programa de la estrella televisiva de la época, José María Íñigo. Miguel, con su providencial sentido del humor y su sinceridad no dudó en dejar bien claro que su intención era “triunfar y ganar dinero. Que hay que llenar la Magefesa todos los días y que no deje de pitar…”

Fuente:
http://blogs.heraldo.es/una-del-dos/

MARCELINO GONZÁLEZ (1910 - 1983)

Solo para efectos ilustrativos
Iglesia de Alpajes o de la Virgen de las Angustias en Aranjuez, Madrid, España
http://es.wikipedia.org/wiki/Iglesia_de_Alpaj%C3%A9s#/media/File:Aranjuez_IglesiaAlpajes1.jpg

El acreditado diario español "El País", del miércoles 31 de agosto de 1983, publicó que La viuda de Marcelino González, vecino de Aranjuez, de 73 años de edad, muerto el domingo en dicha localidad madrileña en el transcurso del primer encierro de los que se celebran con motivo de las fiestas locales, recibirá una indemnización de 500,000 pesetas, que proviene de la póliza de seguro suscrita por el Ayuntamiento en previsión de casos como el ocurrido, según informó el alcalde de Aranjuez, Eduardo García, quien añadió que el Consistorio proporcionará toda la ayuda necesaria a la viuda de Marcelino. El alcalde afirmó que se suscribirá una nueva póliza por una cuantía mayor para el caso de que sucedan nuevas desgracias personales, y anunció que no se suspenderán los encierros previstos para los días 2, 3, y 5, pero que antes de que se inicie el primero se guardará un minuto de silencio. La muerte de Marcelino González se produjo el pasado domingo (28), pasadas las 9 de la mañana, cuando salieron de los corrales cuatro novillos de la ganadería Ortega, de Aranjuez. Uno de los novillos se quedó rezagado respecto a sus compañeros. Marcelino González vivía frente a los corrales y a esa hora cruzó tranquilamente la calle, con la intención de comprar el pan, pese a que los vecinos le avisaron del peligro, según declaraciones de testigos presenciales recogidas en la alcaldía. Cruzó la calle y, al encontrar la panadería cerrada, se dispuso a regresar a su domicilio, momento en el que fue atropellado y golpeado por la res, que le hizo caer contra el suelo, donde se golpeó en la nuca. Los encierros de Aranjuez han registrado un éxito notable de asistencia. El primer día se calcula que participaron unas 14,000 personas. Las medidas de seguridad consisten en unas empalizadas metálicas a lo largo del recorrido provisto de múltiples salidas para que los corredores puedan abandonar el circuito cuando lo deseen. Los tres cohetes que anuncian el inicio del encierro no se disparan hasta que existe constancia de que no hay peligro en el recorrido.
Fuente:
http://elpais.com/diario/1983/08/31/madrid/431177059_850215.html

LUIS DOMÍNGUEZ ESTÉVEZ (1914 - 1983)

Solo para efectos ilustrativos
Cortesía de
http://www.amazon.co.uk/CIUDAD-RODRIGO-CARNAVAL-1983-FEBRERO/dp/B00F9S4JAK

Refiere el acreditado diario español "El País", del lunes 21 de febrero de 1983, que Luis Domínguez Estévez de 69 años de edad, falleció el sábado, víctima de las heridas sufridas al ser arrollado por un cabestro en el último encierro de los carnavales de Ciudad Rodrigo (Salamanca).
Fuente:
http://elpais.com/diario/1983/02/21/espana/414630004_850215.html

Videoteca del Carnaval del Toro en Ciudad Rodrigo en 1983: https://www.youtube.com/watch?v=z9qoTLzdwvg

VALENTE ARELLANO SALUM (1964 - 1984)

Foto cortesía del Sr. Jim Forrest

Valeroso y joven matador de toros natural de Torreón Coahuila, Méjico, que nació el 30 de agosto de 1964 y  que falleció en un accidente en motocicleta en su ciudad natal el 5 de agosto de 1984 cuando empezaba a acariciarlo la fama. Debuta en la Monumental Plaza de Toros México, D.F., el 29 de septiembre de 1982, cortando dos orejas. Su alternativa la tuvo el 4 de junio de 1984, en la Plaza de Toros Monumental de Monterrey, de manos del Pequeño Gigante del Toreo, el maestro Eloy Cavazos, en presencia de Fermín Espinosa "Armillita Chico", actuación donde cortó una oreja. Un accidente de circulación le costaría la vida el 4 de agosto de 1984, mientras conducía su motocicleta, su verdadera pasión, a toda velocidad en una calle de los suburbios de su natal Torreón, en vísperas de una presentación que tendría lugar en un festival taurino en la Ciudad de Gómez Palacio, Durango, México.  Los minutos transcurrían con tranquilidad, cerca de la medianoche del 4 de agosto de 1984, en las calles de Torreón, Coahuila. De pronto, en la oscuridad, apareció un chorro de luz zigzagueante y se escuchó un chirriante derrape de neumáticos, seguido de un impacto seco y de estrépito. Una Ninja 750 turbo se estrelló con gran velocidad, primero en la banqueta de la calle. Brutal accidente. La hermosa motocicleta, dotada de lo más sofisticado en el ramo, quedó con motor ahogado, y a unos metros, quedó, aún con vida, el cuerpo de su piloto. Se escuchaban los quejidos del infortunado, quien vestía playera deportiva, tenis y pantalón de mezclilla. Ese joven, se supo de inmediato, era Valente Arellano Salum, matador de toros y todo un orgullo lagunero. El 5 de agosto de 1984, dejó de existir victima de un estallamiento de vísceras. Se había ensañado despiadadamente el destino. Se apagó raudo este prospecto al que se le consideraba una real promesa para convertirse en un diestro que hiciera época. No alcanzó el tiempo para conseguir el pináculo en la profesión y cumplir con el deseo que fue obsesión permanente en su interior: ser figura del toreo, el mejor de todos, lo manifestaba sin ambages. Ha quedado instituido en su ciudad natal el trofeo Valente Arellano para el mejor novillero del año. (Fuente: Wikipedia)

El afamado cronista "Héctor Budar", autor del libro "Final sin Gloria", condensa la efeméride de la tragedia al referir que << El arrollador "Expreso de Torreón", como lo llamó la prensa, nació precisamente en la ciudad de Torreón, Coahuila el 30 de agosto de l964, por lo que al morir estaba por cumplir 20 años de edad. Valente Arellano apareció en el escenario taurino como un novillero fuera de serie, con un generoso valor, personalidad, buena técnica y sobretodo un gran carisma que lo ponía en contacto directo con el público. Torero variado e intuitivo con el capote, con el que exhibía un amplio repertorio de quites en desuso, al que incluyó la Valentina, vistosa suerte de su autoría. Banderillero seguro e imaginativo que hacía gala de sus facultades físicas en sus galleos. En el tercer tercio expresaba el sentimiento y colorido que tanto gusta a nuestra afición, sus faenas tenían el suspenso de lo impredecible en remates diversos y originales. Sus éxitos en plazas de los estados lo hicieron debutar en México el 26 de septiembre de 1982. Esa temporada consiguió numerosos triunfos, compartiendo aquella tercia de novilleros que formaron, él, Mejía y Belmont. Se doctoró el 3 de junio de 1984 en la Monumental de Monterrey, siendo apadrinado por Eloy Cavazos con el testimonio de Miguel Espinosa "Armillita". Después de la alternativa le esperaba un abultado calendario de fechas y la confirmación en la monumental capitalina. De ellas sólo pudo cumplir nueve antes del accidente. Estando en Torreón recibió la invitación del patronato de la feria de Gómez Palacio, Durango, para apadrinar la coronación de su reina la noche del 4 de agosto. Invitación que rehusó, por tener el compromiso de torear al día siguiente un festival en la vecina ciudad de Lerdo. Para matar el tedio antes de irse a dormir montó su motocicleta Harley Davidson 150 C.C. y se dirigió al Hotel Presidente donde lo esperaban sus amigos. Cenó ligeramente y a las 11 de la noche se retiró. Salió a toda velocidad como era su costumbre con rumbo a su domicilio. Al tomar una curva la motocicleta derrapó chocando con la guarnición de la banqueta. Por la misma velocidad, salió violentamente despedido para dar con su humanidad contra el muro. Sus amigos que venían atrás de él, lo encontraron en muy malas condiciones, sin perdida de tiempo lo subieron a un automóvil y lo llevaron al Sanatorio Español, desde donde se comunicaron con su familia. A la una de la mañana del día 5 de agosto salió el médico del quirófano con la terrible noticia que Valente había fallecido, comentando la imposibilidad de salvarlo pues la importancia de las fracturas de cráneo, columna vertebral y estallamiento de vísceras dificultó el esfuerzo de la ciencia. Fue así como prematuramente se apagó la vida de la joven promesa del toreo, que vivió de prisa y así de prisa encontró un FINAL SIN GLORIA >>

Foto cortesía de la revista taurina "En los medios" del erudito Óscar Mejía

SERAFÍN SÁNCHEZ (XXXX - 1984)

Solo para efectos ilustrativos

Chitagá (Depto de Norte de Santander), Colombia

Cortesía de JGB del Sitio Web: http://chitaga-nortedesantander.gov.co

En fecha indeterminada del mes de agosto de 1984 dejó de existir Serafín Sánchez, al lanzarse como espontáneo en la plaza de la localidad colombiana de Chitatagá. (Fuente: Don Juan José de Bonifaz Ybarra, de su obra “Víctimas de la Fiesta”, Capítulo 7, Página 203).

 

Al respecto del nombre de la población de su defunción que refiere el maestro Bonifaz, debe de tratarse de un error de edición, siendo muy posiblemente el correcto el de Chitagá, Departamento de norte de Santander, en Colombia. El municipio de Chitagá se encuentra situado en la cordillera oriental sobre gigantescas arrugas, su terreno es quebrado y la cabecera municipal se encuentra rodeada de cumbres majestuosas. Chitagá significa en el dialecto Chibcha “Tras nuestra labranza”. Allí existe una famosa casa colonial ubicada en la calle 5° con el serial de la nomenclatura local, sitio predilecto del Libertador Simón Bolívar para descansar de sus viajes y correrías en pos de la libertad.

 

La otra alternativa es que se trate del poblado de Chinácota, allí mismo en el Departamento de Norte de Santander, Colombia, población del siglo XVI,  famosa por su plaza de toros. 

FRANCISCO RIVERA PÉREZ " PAQUIRRI " (1948 - 1984)

Foto cortesía del Site Taurino de Dale Pierce Who´s Who

Valiente y distinguido matador de toros nacido en Zahara de los Atunes (Cádiz), el 23 de marzo de 1948, hermano menor de “José Riverita”, también torero. Su toma de alternativa, prevista para el 17 de julio de 1966 en la Monumental de Barcelona, hubo de retrasarse por resultar cogido “Paquirri” en los lances de recibo, antes de que le cediera los trastos su padrino, Antonio Bienvenida. La ceremonia tuvo lugar un mes después, el 11 de agosto, cuando en la misma plaza, Paco Camino, en presencia de Santiago Martín el Viti le cedió la muerte de “Zambullido”, de Urquijo de Federico. Confirmó el 18 de mayo de 1967 repitiendo padrino y con José Fuentes de testigo. Primero del escalafón durante varios años y mandón de la fiesta desde 1972 hasta 1980, la figura de “Paquirri” se ha visto señalada por circunstancias externas a la fiesta —su matrimonio primero con una hija de Antonio Ordóñez y, más tarde con una popular tonadillera— e internas: su muerte a causa de una brutal cornada en la plaza de Pozoblanco (Córdoba) el 26 de septiembre de 1984, toreando de capa a su segundo, “Avispado”, negro, marcado con el número 9 de la ganadería de Sayalero y Bandrés y que dio un peso a la canal de 236 kilos, y el cual le corneó profundamente en el muslo derecho con rotura de venas y arterias de vital importancia. De sus compañeros de terna, también José Cubero “Yiyo”, encontraría la muerte en las astas de un toro de nombre “Burlero”, de Marcos Nuñez.  Fue un torero de indudable profesionalidad, el que mejor soportó la presión de la fama desde el Califa “Manolete”, según afirman, cuyas principales virtudes según el tratado taurino “Los Toros” de José María Cossío justifican su altísima cotización: << El lógico producto de un pundonor sin límites, un valor a prueba de cornadas, una técnica perfecta y un dominio de todos los tercios preciso, amén de unos deseos de complacer a los públicos dignos de todo encomio". Efectivo con la espada, algo brutal con capote y muleta, gozó de alta fama por las banderillas, más interpretadas con exceso de facultades que con pureza en la reunión. Cuentan que cuando se casó el torero en segundas nupcias, una gitana amiga de la cantaora Lolita Flores, que estaba despechada porque "Paquirri" prefirió a Isabel Pantoja, le gritó enojada al torero: ¡Ojalá te coja un toro en el ruedo!... y se cumplió la maldición. Se dice en los medios taurinos que su denuedo, su entrega y su hombría a la hora de morir le harían, seguro, recibir los aplausos en el cielo de “Joselito”, “Manolete”, “Granero”, Sánchez Mejía y todos los grandes toreros muertos con grande honor en el ruedo. (Fuente: Crónica del historiador Juan José Zaldívar Ortega, de su obra “Víctimas del Toreo”.).

 

Por su parte, el célebre erudito taurino, don Juan José de Bonifaz Ybarra refiere de su tragedia y de su bizarría a toda prueba que << cuando más le sonreía la vida en todas sus facetas, tanto profesionales como íntimas, habría de realizar su postrer paseíllo sobre la arena de una plaza de toros, la de la pequeña ciudad cordobesa de Pozoblanco, Francisco Rivera Pérez (Paquirri). Discurría la tarde del 26 de septiembre de 1984, cuando el toro “Avispado” del hierro de Sayalero y Bandrés, que tan solo dio en canal 236 kilos, corneó profundamente el muslo derecho del famoso espada, con rotura de venas y arterias de vital importancia. La serenidad y hombría que demostró el herido en la enfermería del coso, recogidas en impresionante documento gráfico mostrado en la televisión, contrastaron con el nerviosismo de las muchas personas que llenaron aquel recinto sanitario. Se le envía en ambulancia a Córdoba y ahí muere a primera hora de aquella misma noche, a las puertas del Hospital Militar, a cuyo quirófano llega ya sin vida. >>

LIGAS QUE MUESTRAN EN VIDEO LA MUERTE DEL “PAQUIRRI”:
http://www.youtube.com/watch?v=jqpPQ7QDufs&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=fmQOKZrI2-M&NR=1
http://www.youtube.com/watch?v=kijNyNBZ_1A&feature=related

El hermoso mausoleo del valeroso "Paquirri" en el Cementerio de San Fernando en Sevilla, España. (q.e.p.d)

FERNANDO RODRÍGUEZ CALAVIA (1950 - 1984)

Solo para efectos ilustrativos

Basílica de Nuestra Señora de los Milagros, Ágreda (Soria) España

Cortesía del Sitio Web: http://sanmigueldeescalada.spaces.live.com

El 28 de septiembre de 1984, dejó de existir el corredor Fernando Rodríguez Calavia, al ser corneado en un encierro que se celebrara en la villa soriana de Ágreda. (Fuente: Don Juan José de Bonifaz Ybarra, de su obra “Víctimas de la Fiesta”, Capítulo 7, Página 203).

 

El madrileño Diario ABC del lunes 1 de octubre de 1984, participa del comportamiento de mérito heroico del corredor fallecido, al referir que fue corneado cuando intentaba hacer el quite a un compañero. << De nuevo la muerte ha hecho acto de presencia en este trágico mes de septiembre taurino durante la celebración de un encierro con el que la soriana localidad de Ágreda festejaba sus fiestas patronales en honor de San Miguel Arcángel.   Esta vez el escenario no ha sido una plaza de toros. Ni el protagonista un hombre vestido de luces. La muerte, siempre al acecho en todas las manifestaciones taurinas; no hace distingos: Su presa ha sido el mozo Fernando Rodríguez Calavia, de 34 años. Al hacer el quite a un compañero que se encontraba en apuros, consiguió sujetar por la testa a la vaca brava que acometía al caído, impidiendo que ésta le corneara. En ese momento otra res le alcanzó, empuntándole a la altura del vientre. Inmediatamente fue trasladado al centro médico del pueblo, donde se le practicó una primera cura, siendo trasladado urgentemente a la residencia sanitaria de la Seguridad Social de Soria, donde, desgraciadamente, nada pudieron hacerle por salvarle la vida. Las autoridades locales, a petición del vecindario, han suspendido los festejos programados en señal de duelo" Nota de L.G.

WÁLTER ANGULO (XXXX - 1984)

 

Solo para efectos ilustrativos

Templo Colonial en la Ciudad de Nicoya, Guanacaste, Costa Rica

Cortesía del Sitio Web: http://www.nicoyapeninsula.com/nicoya/

Fue un extraordinario montador de toros liberiano. El más grande, dicen algunos que nunca vieron a Camilo Reyes, su coterráneo. Ambos fueron famosos, cada uno en su tiempo. El viento llevó sus nombres a lo largo y ancho de la pampa costarricense. Un día 5 de febrero de 1984, el admirado Wálter Angulo llegó a Nicoya seguro, sonriente, dispuesto a ensanchar su fama. Las fiestas en la Ciudad Colonial estaban en lo mejor. Wálter viajó desde Liberia (cabecera de la provincia de Guanacaste en Costa Rica) para encaramar su suerte en “El Puñalito”. Era un toro menos famoso que él, pero toro al fin. Y sucedió lo peor. Toda la gente lo vio. La bestia le destrozó el rostro con los cuernos y puso fin a su vida.

Fuente:

Don Ufrán García/ Un Montador/ Revista SoHo, Costa Rica./ Grupo Nación GN, S. A.

http://www.revistasoho.co.cr/contenido/articles/569/2/Cero-Miedo/Paacuteginas2.html

JORGE BERMÚDEZ (XXXX - 1984)

Solo para efectos ilustrativos
“Charging bull”
Famosa escultura en bronce y acero del artista Siciliano
Arturo Di Modica

Reseña el historiógrafo taurino Rafael Gómez Lozano (Dientefino), con apoyo en el Anuario Taurino de 1984 del Diario “La Afición”, que el día 15 de junio de ese año, activa anduvo la parca, se suicidó de un balazo el licenciado Jorge Bermúdez, el inventor del toro mecánico. Las causas de su decisión se ignoran. El referido toro al que hace referencia el  autor del anuario, Sr. Guillermo Salas, no es ese que usan para que la gente se sostenga encima de el, mientras hace toda suerte de movimientos bruscos, sino que se trata de una especie de robot animado, incluso en la revista "Impacto", en su oportunidad, le hicieron una entrevista al Lic. Bermúdez sobre este invento.

Por su parte, Don Luis Ruiz Quiroz, el afamado cronista taurino que publica sus efemérides en la página virtual en la Internet llamada "Campo Bravo-México" de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia, consigna que: El 07 de Junio de 1984, muere en México el creador del toro mecánico Jorge Bermúdez.

YOLANDA RODRÍGUEZ SAN MARTÍN << LA PICHI >> (1965 - 1984)

Solo para efectos ilustrativos
Catedral de la Ciudad de Puebla de los Ángeles, Edo de Puebla, en México
http://www.mexicomaxico.org/Puebla/intromax.htm

El historiógrafo taurino Rafael Gómez Lozano (Dientefino) me comenta, con información del Anuario Taurino de 1984 del diario “La Afición”, que el sábado 3 de noviembre de 1984, en Puebla, México, fue asesinada la primera novillera poblana  Yolanda Rodríguez San Martín (La Pichi),  a los 19 años de edad.

Cita el escritor e historiador taurino Héctor Budar Martínez en su libro "Final sin Gloria-Doscientos años de historia", pag 224, que, el 3 de noviembre de 1984, la novillera poblana Yolanda Rodríguez San Martín, "La pichi", gran amiga del matador de toros Gabriel Franzoni Ávila, fue asesinada a tiros, quedando en la impunidad el artero crimen. "La Pichi", fue una torera valiente, guapa y de buenos principios contaba al morir 19 años de edad, nació el 19 de febrero de 1965. El homicida que le propinó este final sin gloria, no solo la mató físicamente, también destruyó la felicidad de una familia decente y honrada.

Cita el periódico "El Popular", del 4 de mayo de 2017, dentro de una editorial de nombre: ¡Suerte Maja!, dedicado a la matadora de toros poblana Karla de los Ángeles, comentan, que, sólo dos toreras ha tenido Puebla; la primera (novillera) fue Yolanda Rodríguez "Pichi", que debutó de luces a los 15 años en Huamantla, Tlaxcala, en 1980 y que fue asesinada en 1984, a los 19 años de edad. 
Fuente:
http://www.elpopular.mx/puro-deporte/suerte-maja/

DANIEL VILCHES (XXXX - 1984)

Cortesía de
http://torerosmexicanos.blogspot.com

Cuenta don Rafael Gómez Lozano (Dientefino), el historiógrafo taurino, que se recuerda haber leído que Daniel Vilches (novillero) fue asesinado 27 de octubre de 1984. Este joven novillero mexicano actuó en la Plaza México, el 2 de noviembre de 1969, para despachar un encierro de la ganadería de Santoyo en unión de Rodrigo Viteri y Jaime Rivero “el Húngaro” (quien falleció también violentamente pero en forma accidental el 28 de junio de 1981, al explotar una caldera cuando el infortunado espada se encontraba en una sauna en la capital mexicana).

A mayor abundamiento sobre su rodaje taurino y su tragedia, me comenta don Rafael en su amable carta, que en el libro: Plaza México: Historia de una cincuentona Monumental, de Daniel Medina de la Serna, Tomo 2, Páginas 448 y 449, refieren que: "Daniel Vilches, del que se hablaba que estaba listo para la alternativa (se refieren para la temporada de 1968), inició su participación (5a) haciendo una gran faena al novillo Madroño que la gente no le agradeció, o no acabó de entender; luego (11a) estuvo muy bien en uno y mal en el otro; en su tercera novillada (16a), algunos lo vieron sobrado de recursos para andar todavía en las "fuerzas inferiores", pero él inexplicablemente, no se animó a recibir el doctorado, cuando a otros no se lo dicen dos veces. En 1971 viajó a España y sólo toreó una fecha, el 16 de mayo, en Valencia y alternando con Curro Fuentes y Julio Robles; "su labor -apunta Cossío-, francamente acertada, fue premiada con una vuelta al ruedo tras estoquear a su primer novillo". Tras esta aventura ultramarina se retiró de los ruedos para reaparecer, desentrenado y un tanto metido en carnes, en León, su tierra, con relativo buen éxito; mas tarde se fue a radicar a San Diego de la Unión donde el 27 de octubre de 1984 fue asesinado en los separos preventivos de la policía municipal. Triste y oscuro fin de un torero de arte, tocado del divino don del temple, que en la Plaza México no fue valorado con toda justicia."

Cortesía de
http://torerosmexicanos.blogspot.com

GUILLERMO LAGUNA (XXXX - 1984)

Solo para efectos ilustrativos

Obra del excelso pintor y grabador madrileño

Vicente Arnás Lozano

Refiere el afamado historiógrafo taurino, don Luis Ruiz Quiroz, en sus leídas efemérides que publican en la página de Internet “Campo Bravo-México”, de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia (ANCTL), que el 13 de mayo de 1984 muere en Guadalajara, Jalisco, México, el picador Guillermo Laguna, a consecuencia de quemaduras sufridas días antes en San Luis Potosí.

 

MÁXIMO COMERÓN (1910 - 1984)

El 10 de marzo de 2014, tuve el agrado de recibir una amable carta del docto periodista e historiador, don Juan Tomás Muñoz Garzón, quien me dice: Me he dado cuenta que en las tragedias taurinas de 1984 no está incluida la muerte de un anciano en el Carnaval de Ciudad Rodrigo. Por si fuera de su interés, le remito la reseña que publicó el diario El País.

"Un anciano de 74 años, Máximo Comerón, murió ayer (6 de marzo de 1984) como consecuencia de las heridas que le produjo un toro durante el último encierro de los carnavales de Ciudad Rodrigo (Salamanca). El anciano, natural de la localidad salmantina de Lumbrales, vivía acogido en la residencia de San José de Ciudad Rodrigo. Máximo Comerón presenciaba el encierro cuando fue alcanzado por uno de los novillos. Aunque se intentó trasladarle a Salamanca el anciano falleció en el trayecto."

Fuente:
Diario "El País"
MARIA DEL MAR ROSELL, Salamanca 7 MAR 1984
Anciano muerto por un toro en el carnaval de Ciudad Rodrigo
Archivado en: Carnavales Cogidas Encierros taurinos Ciudad Rodrigo Provincia Salamanca
Ayuntamientos Administración local Toros Castilla y León Eventos Fiestas Espectáculos España
Administración pública Sociedad

FELIX PECELLIN CAÑIZARES (1945 - 1984)

Solo para efectos ilustrativos
Obra del reconocido pintor español José Puente (1928-2002)

Refieren en el sitio taurino en Internet "Mediaveronica.com", sección efemérides, que un 17 de septiembre de 1984, fallece en Valladolid de un infarto de miocardio, cuando se quitaba en el hotel el traje de torear el banderillero sevillano FELIX PECELLIN CAÑIZARES. Esta tarde habían actuado Sebastián Palomo Linares, Pedro Gutiérrez Moya “Niño de la Capea” y Juan Antonio Ruiz “Espartaco” a cuyas órdenes actuaba. Contaba con 34 años de edad.

Rafael Moreno, el brillante editorialista del diario ABC de Sevilla, escribió el jueves 20 de septiembre de 1984, esta hermosa y sentida editorial que transcribo, dedicada a: Félix Pecellín Cañizares, torero, banderillero de la cuadrilla de Espartaco, que murió el lunes 17 apenas finalizada la corrida en la que había tomado parte en la plaza de Valladolid. Su corazón, otro corazón de torero, se cansó de latir, no pudo más y se rompió en mil pedazos. Cansado de soportar mil sobresaltos, llegó a su límite y se paró. No cayó en la arena, pero si cayó por la fiesta, por su afición más grande, por ese dichoso y bendito veneno que subyuga sin remedio a todo el que siente esta afición. Félix no conoció la gloria grande del toreo. De novillero había toreado poco y sin suerte. Aprendió la profesión de mecánico, en la que se desenvolvía con soltura. Pero no era eso, para él no era suficiente. Quería formar parte de la fiesta de los toros como fuera, porque eso era lo que le pedían sus sentimientos. Se hizo banderillero y anduvo suelto toreando aquí y allá para buscarse un sitio. Este año, por fin, logró colocarse de tercero con un torero importante. Esa era su máxima aspiración, su trocito de gloria, una parte pequeña, pero con la que él, torero por fin, se sentía feliz. Y vino el aviso, el mal aviso de esa cornada que no se ve y que va directa al corazón. Fue sobre el mes de marzo, apenas había logrado empezar a ver sus ilusiones hechas realidad. Los médicos le dijeron que lo dejara, que dejara el toro, porque su corazón no podría soportarlo. ¡Pero cualquiera se va de aquí, de este mundillo que sabe a muerte y a gloria! Félix tampoco se fue; al menos por su voluntad. Se fue con las taleguillas puestas, sefue al finalizar la corrida, ya de vuelta en la pensión, cuando la plaza se había vaciado y no quedaba nadie para decirle adiós. Es el sino de los toreros de plata, que ni para irse arman ruido para no quitarle la gloria a los matadores. "Apenas había subido a la habitación -nos contaba un compañero- le pidió a Paco, el chofer, que le ayudara a quitarse la chaquetilla. De pronto Paco comenzó a gritar: ¡Félix!, ¡Félix! Acudimos todos, pero ya era tarde. Manolo Luque, que sabía su dolencia, buscó entre las cosas de Félix la pastilla de cafenidrina que siempre llevaba encima. La encontró y se la introdujo como pudo. Pero ya era tarde. Estaba muerto". Y en silencio, sin grandes despliegues, sólo entre amigos y compañeros. Félix fue trasladado a Sevilla. Llegó la mañana del martes, a las nueve. Hasta las diez y media del miércoles no pudieron enterrarle. Apenas contaba treinta y nueve años y tenía dos hijos. La menor de dos meses. Todas, todas sus ilusiones se vieron rotas en Valladolid por una de esas cornadas que no perdonan y que ni siquiera dan los toros en tardes de palmas y esperanzas, retos y orgullos. Ni siquiera eso. La cornada fue en silencio, sin testigos, en el cuarto de una fonda. Fue la cornada de una afición, la suya por los toros, que le impidió alejarse a tiempo, cuando todos se lo aconsejaban, de esta profesión. Rafael MORENO.

FÉLIX PITILLAS (1927 - 1984)

Solo para efectos ilustrativos
Lerín (Navarra). Parroquia de la Asunción.
Foto de don Alberto Villaverde. (1984)

El acreditado diario español "El País", del lunes 20 de agosto de 1984, informó que un camionero de 57 años de edad, de nombre Félix Pitillas, resultó muerto en la tarde del sábado en el encierro de novillos celebrado en Lerín (Navarra) con motivo de sus fiestas patronales. Ésta es la primera víctima mortal en festejos de este tipo ocurrida en Navarra, España, durante el presente año. Félix Pitillas, soltero, vecino de Pamplona y natural de Lerín, se encontraba junto al vallado que delimita el recorrido de los astados cuando uno de ellos lo enganchó. Tras cornearlo en repetidas ocasiones, lo lanzó al aire para, de nuevo en el suelo, empitonarlo en órganos genitales, muslo y vientre. Trasladado al hospital de Estella, Félix Pitillas ingresó ya cadáver. Presentaba, junto a las numerosas heridas producidas por asta, traumatismo craneal a causa de la caída al suelo.
Fuente:
http://elpais.com/diario/1984/08/20/espana/461800812_850215.html

ÓSCAR CRUZ MANRIQUE (1940 - 1985)

Cortesía del Sitio Web: http://www.historiadeltorero.com

Matador de toros colombiano nacido en Fusagasuga el 25 de octubre de 1940, que vistió su primer terno de alameres en Bogotá el 18 de junio de 1957 para intervenir en la parte seria del espectáculo cómico-taurino-musical El Empastre. Durante la siguiente temporada actuó en España en corridas picadas a partir del 8 de junio, en que lo hizo en Palma de Mallorca. Se presentó en dicha ciudad para despachar novillos de Bernardino Jiménez con Alfonso Ordóñez y Juan Vázquez. De las seis novilladas que torea en dicho año, cinco lo son en dicha plaza mallorquina. El 2 de octubre actuó en Barcelona, plaza a la que vuelve el 8 de marzo de 1959, patentizando en ambas ocasiones un extraordinario valor ante las reses. El 27 de diciembre de 1962 le concedió una alternativa, en Cali (Colombia), Paco Camino, en presencia de Andrés Vázquez, con ganado de Domínguez, y al repetir dos días después en el mismo coso resultó herido en la axila izquierda por un toro de Carlos Núñez. Tal doctorado no lo revalidó en nuestros cosos y continuó actuando como novillero. Su presentación en la plaza de Las Ventas, de Madrid, tiene fecha del 15 de agosto de 1963 y deja magnífica impresión cortando una oreja de una res del conde de la Maza ante José Luis Barrero y Francisco Esplá, Curro Ortuño. Torea seis festejos tal año, número que repite en el siguiente para tomar una auténtica alternativa el 28 de agosto de 1965 en Avilés (Oviedo) de manos de Victoriano Cuevas, Valencia, en presencia de Miguel Mateo, Miguelín, con toros de la vacada de Ignacio Sánchez y Sánchez. Su tarde es completa ya que corta las dos orejas de la res cedida e iguales trofeos acompañados del rabo de la que cerró plaza. No torea más corridas tal temporada para hacerlo en 12 ocasiones en la siguiente y en 17 en 1967, año en el que confirmó el doctorado en Madrid, el 30 de abril, al cederle Joaquín Bernadó la muerte de Manolito, castaño, número 22, con 485 Kilos en vivo, del hierro de Alonso Moreno. Actuó de testigo de la ceremonia Vicente Fernández, El Caracol, y el neófito no logró lucirse ante las dificultades que presentaban los astados de su lote. Tres corridas torea en 1968 y 1969, asciende a 12 actuaciones en 1970 y aún torea nueve tardes durante la siguiente campaña. Su postrera actuación en nuestros pagos tuvo lugar en Madrid, el 18 de agosto de 1974, para alternar con Luis Segura y Florencio Casado, El Hencho, en la lidia de un encierro de María Cruz Gomendio. A comienzos de 1968 contrajo matrimonia en Bogotá con la famosa bailarina española María Rosa. Las cifras que se indican de actuaciones se refieren axclusivamente a las realizadas en cosos españoles, con independencia, por tanto, de las numerosas veces en que lo hizo en ruedos americanos. En los nuestros dejó buen recuerdo y pienso que pudo ocupar mejor puesto en la torería de haber sido mejor administrado y de haber omitido reiteradas declaraciones en la prensa atacando a destacadas personalidades del mundo del toro. Retirado del toreo activo en 1978, se ocupaba en actividades empresariales en el mundo del espectáculo. Fijó su residencia en España, aunque con alguna frecuencia visitaba su país. En uno de estos viajes sufrió un grave accidente de automóvil el 5 de enero de 1985, de cuyas resultas fallecería el siguiente día 12 del propio mes en un hospital de Bogotá (Colombia). Fuente: http://www.historiadeltorero.com


Cortesía de D. José Antonio Román Romero

Refiere el historiador José Antonio Román Romero en su Blog en la Red: De Hombres, Toros y Caballos, que Óscar Cruz nació el 25 de octubre de 1940 en Fusagasuga (Colombia) y se vistió de luces por primera vez en Bogotá en 1957 en la parte seria de un espectáculo cómico-taurino. Muy pronto viajó a España y tomó la alternativa en Oviedo en 1965 de manos de Victoriano Valencia, confirmándola dos años después con un toro cedido por Joaquín Bernadó. Cruz toreó poco en España durante las siguientes temporadas, aunque actuó con asiduidad en América. Se retiró en 1977. Falleció a los 44 años de edad, el sábado 12 de Enero de 1985 en una clínica de Bogotá como consecuencia de las heridas recibidas en un accidente de circulación. Cruz, que estaba de vacaciones en Colombia con su esposa, la bailarina española María Rosa, había sufrido un accidente automovilístico, del cual, aparentemente, salió sin consecuencias graves.

JOSÉ CUBERO SÁNCHEZ " YIYO" (1964 - 1985)

Matador de toros, de muy finas hechuras, llamado por los conocedores “el Príncipe del Toreo”. Nació en Burdeos (Francia) el 16 de abril de 1964, y que pudo haber sido una de las grandes figuras del toreo del siglo XX, de no ser porque “Burlero” le segó la vida. Hijo de emigrantes españoles, siempre se le consideró madrileño; fue un alumno aventajado de la Escuela de Tauromaquia de Madrid. Se presentó como novillero en la Plaza Monumental de las Ventas, el 11 de mayo de 1980, causando muy buena impresión. Ese año fue el novillero que más corridas toreó. Tomó la alternativa, el 30 de junio de 1981, en Burgos de manos de Ángel Teruel, que le cedió la muerte del toro “Comadrejo”, de pelo entrepelado con el nº 3, siendo testigo José María Dols Manzanares con toros de la dehesa de don Joaquín Buendía, tarde en la que obtuvo un sonoro éxito. La confirmación en Madrid la hizo al año siguiente en la feria de San Isidro, el 27 de mayo, apadrinado por Manzanares y en presencia de Emilio Muñoz. No consiguió lucirse en esa ocasión, pero, como ya se veía que había torero, templado, seguro y completo, hizo la temporada americana en Colombia y Ecuador. La temporada de 1985 había transcurrido con grandes éxitos para un torero de apenas 21 años. El 30 de agosto consiguió para su desgracia el entrar en el cartel de la feria de Colmenar Viejo en substitución del legendario “Faraón de Camas”,  Curro Romero. El cartel estaba formado por Antonio Chenel Alvadalejo “Antoñete”, José Luis Palomar y el propio “Yiyo”; los toros eran de la prestigiosa dehesa de Marcos Núñez.

Al sexto toro de la tarde, de nombre “Burlero”, negro jirón, José Cubero le hizo una magistral faena.  En la suerte de matar “El Yiyo” se perfiló y pinchó en hueso. Retomó la suerte y lentamente, dejándose ver, se cruzó con el toro, hiriéndolo letalmente en todo lo alto, pero el bicho enardecido se revolvió encastado, y al intentar sortear la embestida  con otro pase natural, sobrevino la colada insospechada. “El Yiyo” no logró desviar a “Burlero”,  - pues es sabido de todos,  que los toros  en estas embestidas postreras suelen ir cegados- y surgió la voltereta. Cayó José tendido sobre el albero y giró sobre sí mismo, buscando que no volviera a cogerlo, pero “Burlero” evitando los capotes que intentaban salvar al espada, lo sigue con malévola codicia hasta empitonarlo brutalmente por el costado, levantándole en vilo hasta no ver al matador colgado del asta sin alcanzar el suelo.  “Burlero”  libre del “Yiyo”, cayó fulminado, mientras que el torero, auxiliado por su cuadrilla, daba tres pasos hacia la barrera, con la vista perdida, derrumbándose de inmediato. En la explanada de la plaza de toros Monumental de las Ventas de Madrid hay un monumento a su memoria. “Yiyo”  es el único torero que ha dado muerte a 2 toros asesinos, el primero, “Avispado” de Sayalero y Bandrés,  que dio muerte a Francisco Rivera Pérez “Paquirri”,  y a “Burlero”, de Marcos Núñez, que le arrancó la vida. Poco tiempo después de su muerte se suicidó Tomás Redondo, su apoderado, "quien no pudo sobrellevar el dolor de la tragedia", y  “El Chocolate”, su mozo de espadas, murió poco tiempo después, "enfermo de la pena y la nostalgia", sumándose estas otras tres  víctimas a la terrible tragedia que comenzó en Pozoblanco con la muerte de “Paquirri”. (Fuente: Crónica de d. Juan José Zaldívar Ortega de su obra “Víctimas del Toreo”.)

El maestro, Juan José de Bonifaz Ybarra, describe con gentileza y admiración su trágico final, al referir que << todavía más rápido que el fallecimiento de “Paquirri” fue el fallecimiento del jovencísimo espada madrileño, aunque naciera en Burdeos (Francia), José Cubero Sánchez (Yiyo), motivado por una certera cornada en el corazón propinada por el toro “Burlero”, de la vacada de Marcos Nuñez, el día 30 de agosto de 1985, en una localidad cercana a Madrid de larga tradición taurina: Colmenar Viejo. El suceso ocurrió tras haber entrado a matar al cornúpeta agresor y un infinito infortunio presidió toda la escena. El “Príncipe del Toreo” abandonó con extrema rapidez los dorados alberos de sus triunfos, para convertirse en símbolo, mito y leyenda de las nuevas generaciones de los hombres de oro. "

VIDEOTECA DE TRAGEDIAS TAURINAS
http://www.youtube.com/watch?v=5r9AfSjVsdA&feature=related


Tumba del valeroso espada de alternativa José Cubero Sánchez "Yiyo"
Cementerio de la Almudena en Madrid, España.
http://viejomadrid.foro-activo.es/t619-semana-de-la-arquitectura-visita-guiada-al-cementerio-de-la-almudena-el-martes-pasado

PABLO FLORES BOZA (XXXX - 1985)

Solo para efectos ilustrativos

Cortesía del Sitio Web Foro Taurino Manchego

 

Relatan en las efemérides del Foro Taurino Manchego (http//decoros.mforos.com) del 20 de enero, que en 1985, en la ciudad cacereña de Trujillo,  fallece instantáneamente en accidente de carretera el picador de toros Pablo Flores Boza. Ocurrió cuando viajaba desde Talavera de la Reina a su pueblo natal “La Campana”,  en Sevilla,  al salirse el coche en la carretera,  donde el picador salio despedido dándose un fortísimo golpe fatal en la cabeza.

MARTÍN SÁNCHEZ PINTO (XXXX - 1985)

Solo para efectos ilustrativos

Ermita del Santo Cristo del Consuelo en Cieza, Murcia, España

Cortesía de Lionni/ http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Cieza_Murcia_Espa%C3%B1a_ermita_del_santo_Cristo_del_Consuelo.jpg

Refiere don  Manuel Serrano Romá, editorialista del Diario ABC de Madrid en un artículo titulado “Un Siglo de Muertes fuera del Ruedo” y que fue publicado el 23 de noviembre de 1995, que Martín Sánchez <<Pinto>>, fue un torero español que falleció el 29 de marzo de 1985,  en Cieza (Murcia, España)  como resultado de un accidente automovilístico. 

JESÚS MANUEL SALGUERO HERRERA " EL INDIO SALGUERO " (1940 - 1985)

En primer plano el río Sinú y el típico transporte en planchón, que contrasta con la arquitecura de la Montería moderna. Cortesía del Sitio Web: http://alcaldiademonteria.tripod.com

 

Jesús Manuel Salguero Herrera, nació en Montería (Córdoba), Colombia, en 1940. El 13 de septiembre muere "El Indio Salguero", víctima de una cornada propinada por el toro "El Guerrillero" del ganadero Rafael Ramírez. Este toro punta de aguja, procedía de la ganadería Corinto, Alto Sinú. Era un toro negro cornalón que ya amarrado para conducirlo al chiquero de los jugados, cambia de rumbo hacia el sector donde estaba Salguero, quien se confió de que estaba amarrado corto, pero no esperaba que el toro se le viniera encima y lo hiere de muerte.En esta temporada de toros en Sincé, Salguero no tuvo actividad porque se encontraba en convalecencia a raíz de una cornada anterior y por lo tanto andaba recolectando recursos dinero en los palcos para una operación en Medellín. Su vida corralejera inició a los quince años, recibió muchas cornadas graves entre ellas la de la fiesta de la Candelaria en Planeta Rica (Córdoba). Salguero fue enterrado en el cementerio central de Sahagún y posteriormente sus restos fueron trasladados a Berastegui, Córdoba. (Fuente: Diario El Meridiano de Sucre)

CARLOS ABOGADO (XXXX - 1985)

Solo para efectos ilustrativos

"Banderillas"

Del excelso pintor

"Paco Ibáñez"

El banderillero Carlos Abogado fallece en un accidente automovilístico de carretera cerca de Irapuato, Guanajuato, México el 27 de octubre de 1985. (Fuente: Efemérides Taurinas/ http://suertematador.com

 

AMADO REVILLA ORDÓÑEZ << AMADO ORDÓÑEZ >> (1939 - 1985)

Refiere el historiógrafo taurino, don Rafael Gómez Lozano (Dientefino), que en el libro Repóquer (Temporada taurina 1985) de los autores José Carlos Arévalo y José Antonio del Moral, señalan que el 19 de agosto de 1985 muere electrocutado el ex-matador de toros (Amado Ordóñez) al pisar un cable de alta tensión cuando hacía deporte. En el momento de la desgracia llevaba en hombros a su hijo, que sufrió graves quemaduras, aunque la enciclopedia el “Cossío”, en su volumen XI, da una versión un poco distinta, al señalar que: REVILLA ORDÓÑEZ (Amado). Matador de Toros. Llevaba muchos años retirado del toreo activo y residiendo en México, cuando vino a veranear en 1985 a Figueras (Gerona). Allí moriría electrocutado cuando hacía “footing”, al tocar un hijo de corta edad, a quien llevaba en brazos, un cable de alta tensión. El infortunado suceso ocurrió el 19 de agosto del citado año.

 

Asimismo amablemente me comenta, don Rafael Gómez,  que en la enciclopedia taurina el “Cossío” de el cuentan en forma sucinta que: REVILLA ORDÓÑEZ (Amado). Matador de toros,  nacido en Revenga de Campos (Palencia) el 19 de octubre de 1939, que a edad temprana trabajó en Mieres (Oviedo) como minero. Se traslada más tarde a Barcelona y allí se acentúa su incipiente afición a nuestra fiesta brava. Viste su primera taleguilla bordada en 1958 como sobresaliente de espada en un modesto festejo nocturno celebrado en la Plaza de Las Arenas de la Ciudad Condal  y estoquea ya un novillete, no mucho tiempo después en Barbastro (Huesca). El 30 de octubre de 1960 actúa por primera vez con caballos en Cartagena  y corta las dos orejas a cada uno de los astados de su lote del hierro de Raimundo Benedicto Valero, en presencia de Ramón Sánchez y Vicente Fernández (el Caracol). Durante la temporada de 1961 toma parte en 11 funciones, siendo herido de cierta gravedad, en el muslo derecho, por un novillo de don José María Arauz de Robles el 2 de abril de 1961 en Andújar (Jaén). El 27 de agosto siguiente triunfa rotundamente al presentarse en la plaza de Vista Alegre Carabanchel al cortar una oreja a cada una de las reses del Conde de la Maza que le tocaron en suerte. Completaron el cartel aquella tarde Manuel Rodríguez y Cipriano López (el Espontáneo) y en vista del éxito es repetido el siguiente domingo 3 de septiembre de 1961, y vuelve a cortar orejas, ahora de de reses de Eugenio Marín Marcos. Nueva salida el día 10 para resultar herido por un cornúpeta del conde de la Maza que le infiere un puntazo corrido en una nalga. También es cogido al debutar en Barcelona en festejo formal –nuevamente en Las Arenas- el 8 de octubre, resultando con la fractura de los huesos propios de la nariz al ser revolcado por un novillo de Víctor y Marín. En 1962, su menor temporada, torea 32 corridas picadas. El 5 de agosto le han de dar 12 puntos de sutura en una rodilla en Ondara (Alicante), pese a lo cual pisa el albero de la plaza de Las Ventas, de Madrid, el siguiente día 15 para alternar con José Luis Barrero y Fernando de la Peña en la lidia de un duro encierro de la Ganadería de Barcial, que no dio excesivas ocasiones de lucimiento. Decae su cartel muy acusadamente en las posteriores campañas y tras participar en 3 novilladas en 1965 toma la alternativa el 26 de septiembre en Málaga, apadrinado por Paco Herrera, quien le cede, en presencia de Fernando de la Peña, la muerte de un toro de la vacada de Bernaldo de Quirós con el que hace una faena muy compuesta premiada con una vuelta al anillo. Y con 10 corridas despachadas en 1966 pone término a su carrera taurina este (Amado Ordóñez) –siempre se anunció así- que hizo concebir fundadas esperanzas tras sus éxitos iniciales en el segundo coso madrileño.

RAMÓN HIGUERA IBERNÓN Y ESPOSA (1902 - 1985)

Solo para efectos ilustrativos
Terremoto del 19 de septiembre de 1985  de 8.1 grados Richter en Ciudad de México, con resultado de muerte de más de 10,000 personas
http://reciclum.files.wordpress.com/2010/09/regis1985.jpeg

Me cuenta el historiador taurino, Rafael Gómez Lozano (Dientefino), que se recuerda haber leído en el libro "Plaza México, Historia de una Cincuentona Monumental", de Daniel Medina de la Serna (Tomo 1, 1946-1962) una nota necrológica que detalla el  infortunio de este varilarguero español al decir: "No quiero cerrar este breve resumen sin dedicar un recuerdo trágico al picador Ramón Higuera que esa temporada (1946-47) vino en la cuadrilla de “Morenito de Talavera”. Andando el tiempo decidió volver de España para radicar aquí; hombre afable y simpático supo cosechar buenas amistades; una vez retirado de su ardua profesión vivía de cocinar, junto con su esposa, paellas para fiestas especiales; su domicilio estaba arriba del café "La copa de leche", en la avenida San Juan de Letrán, edificio que se cayó con el terremoto de 1985, pereciendo en el derrumbe la pareja."


Cortesía de don Rafael Gómez Lozano
http://torerosmexicanos.blogspot.mx/

También me cuenta don Rafael, que en la enciclopedia taurina “el Cossío”, Tomo 4, Página 505,  de el se anota que: HIGUERA IBERNÓN (Ramón). Picador de toros, nacido en Algeciras el 26 de junio de 1902 y hermano de Antonio y Francisco, picadores también, que no alcanzaron nombradía como tales. Fue mozo de cuadra y empezó a picar en el año 1918, en una novillada celebrada en La Línea. Figuró como picador en la cuadrilla que Pablo y Marcial Lalanda capitanearon al comenzar su carrera taurina. Después, trabajó a las órdenes de muchos matadores, como Eladio Amorós, “Chaves”, Manuel Martínez, “Rafaelillo”, Vicente Barrera, “Morenito de Talavera”, Rafael Llorente, etc. Sufrió una cornada grave en Valencia, de un toro de Aleas, y un enorme porrazo, con hundimiento del esternón, en Tarazona de Aragón, en agosto de 1932.


Cortesía de don Rafael Gómez Lozano
http://torerosmexicanos.blogspot.mx/

Se me viene a la memoria, con esta desgracia del terremoto, la muerte de mi amigo y aficionado taurino, Lic. Héctor Maciel Gudiño, quien en 1985 fungía como Gerente de la Agencia Carta Blanca en Tepic, Nayarit, y quien falleció en el desplome del Hotel Continental-Hilton, siendo rescatado de entre las ruinas, por diligencias del Ing. José Rubén García Treviño, un alto directivo de la Cervecería Cuauhtémoc- Moctezuma.


Cortesía: http://www.fotolog.com/metroochentas/98013753
Foto: El otrora majestuoso hotel Continental (escenario de muchas películas de los años sesenta por su decorado contemporáneo y musculosas columnas, así como refugio de Olga Breeskin y su violín), que se situaba en la esquina de Av. Insurgentes y Paseo de la Reforma con los pisos superiores del anexo Suites colapsados. El edificio fue demolido meses después con dinamita, como muchos otros de la zona.

ALFREDO IBARRA "EL CIEZO" (XXXX - 1985)

Cortesía de don Rafael Gómez Lozano (Dientefino)

Refiere el docto cronista Luis Ruiz Quiroz, en las efemérides taurinas de la página de Internet “Campo Bravo-México”, de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia (ANCTL), que el 6 de marzo de 1985, muere en accidente de carretera en el estado de Jalisco (México) el picador Alfredo Ibarra.

Al respecto de su tragedia , don Rafael Gómez Lozano (Dientefino), me comenta haber leído en el Cossío  que: IBARRA (ALFREDO), el Ciezo. Picador de toros mexicano, que durante los últimos años de su vida formó en la cuadrilla de Fermín Espinosa (Armillita). Figuró como <<desaparecido>> en un grave accidente de circulación ocurrido en marzo de 1985 en la carretera Guadalajara-Puerto Vallarta, al chocar un autocar de viajeros con un tanque de gas butano.

BRUNO JAUFFRÉS (XXXX - 1985)

Solo para efectos ilustrativos
Escultura de un toro en Saint-Laurent d'Aigouze
http://2.bp.blogspot.com/_RsGT74fmGXI/SdTwg_Ow3mI/AAAAAAAACUA/AqBkNbOwa4Q/s1600-h/SAINT+LAURENT+D

La página de Internet de la FFCC (Federación Francesa de la Corrida Camarguesa) consigna en sus archivos de decesos de "raseteurs" que fueron víctimas de cornadas de toros, que el 12 de octubre de 1985, un valiente raseteur en St Laurent-d’Aigouze (población y comuna francesa, situada en la región de Languedoc-Rosellón, departamento de Gard, en el distrito de Nimes y cantón de Aigues-Mortes.) de nombre Bruno Jauffrès, fue muerto al afrontar a un novillo que portaba el número 101, de la manada de l’Amarée.
Fuente:
http://www.ffcc.info/article743.html

El medio informativo en la Internet: "EXPATICA.COM", publicó el 7 de septiembre de 2006 una descriptiva editorial titulada "Corridas de Toros, no solo para los españoles", donde abordan el tema de las añosas Corridas de Toros de Camargue, deporte practicado sin matar al toro en el sur de Francia, en el que los participantes intentan captar los atributos adjuntos a los cuernos de un toro. Este juego es un deporte muy popular en el Gard, Herault, una gran parte de los Bouches-du-Rhone, y en algunas comunas de la Vaucluse, donde cada año tres torneos captan la atención de los aficionados: El prestigioso "Medallón de Oro de Arles", "La Palma de Oro Beaucaire" y "Los ases del trofeo final" que se celebraran alternativamente en Nimes y Arles. El juego, cuyos orígenes se remontan al siglo XV, se catalogó oficialmente como deporte en 1975, año en que las normas se estandarizan, se entregan a los jugadores premios, y se les otorga el beneficio de contar con seguro médico y de vida, de manera que se ha convertido en un importante evento en cuatro departamentos que comprenden tales destinos turísticos bien conocidos como son Arles, Nimes, Avignon, Montpellier y Marsella. En la tauromaquia Camarguesa, un equipo de hombres vestidos de blanco, conocido como "raseteurs", corren por la arena tratando, con la ayuda de un pequeño gancho, para arrebatar borlas y cordones de cinta alrededor de los cuernos de su adversario.

Este festejo se realiza en recintos cerrados y en la mayoría de los casos fijos, como las plazas de toros españolas pero que en esta región reciben el nombre de Arenes (arenas). El ruedo cuenta con una forma de elipse y la barrera es baja para facilitar el salto de los razeteurs, en los muros de las gradas barras y peanas ayudan a librarse de las embestidas y posibles saltos del animal. El festejo comienza con el desfile de una banda de música, le siguen un grupo de mujeres ataviadas con el traje típico arlesín y a continuación los representante de cada manade (ganadería) montados a caballo, juntos forma un pasillo por el que atraviesan los razeteurs atraviesan al son de la música de "Carmen" para saludar a los miembros de la presidencia, a este desfile-presentación de le denomina Capelado. Llegados a este punto conviene destacar que existen varias categorías y tipos de corridas: As Elite 1 (algo así como la primera división), Avenir, Etalons, Protection. En estas categorías los animales participantes son toros capones pero también hay otras course en las que toman parte vacas y toros aun sin castrar. Lo mas normal es que cada toro participante, siete en toda la tarde, sea de una ganadería diferente y los toros tienen una preferencia por encima de los razeteurs en la elaboración de los carteles, son animales que gozan de mayor fama que las vacas de nuestra zona y arrastran tras de si años de experiencia en diferentes ruedos. En todos los casos el orden que se sigue en una corrida camarguesa es el mismo: Al primer toque de trompeta se abre la puerta del toril y sale el toro al ruedo. Durante un minuto el animal tiene la oportunidad de desplazarse a sus anchas para reconocer la plaza. Cuando suena el segundo toque, los "razeteurs" comienzan a realizar los razets (recortes) que tienen por objetivo quitarle los atributos sujetos en los cuernos del toro, con la ayuda de un crochet (gancho).
El orden para quitar los atributos es inamovible:
Coupe de la cocarde (corte de la divisa o escarapela): hay que cortar el pequeño trozo de tela rojo sujeto por un hilo y situado en medio de la testuz.
Cocarde (divisa o escarapela): la cinta roja.
Glands (borlas): pequeños pompones de lana blanca sujetos por una goma, cada una en un cuerno.
Frontal: cordel que une los cuernos entre ellos en la parte de la nuca.
Ficelles: son una serie de hilos que rodean los cuernos del toro en su cepa.

El presidente de la corrida va dando los premios a medida que se desarrolla la corrida. Estos son donados tanto por simpatizantes del club taurino organizador como por cualquier otra persona que lo desee. La cuantía de los premios aumenta dependiendo de la categoría e importancia del festejo y también por la dificultad que presenta el toro. En la lidia del animal, que se alarga en un cuarto de hora, los razeteurs cuenta con la ayuda de los torneurs, hombres que colocan al toro en la mejor situación. Al finalizar se realiza un recuento de los atributos quitados y permiten a los razeteurs contabilizar el dinero y los puntos obtenidos. Con esos puntos se realiza una clasificación ya que al igual que los toreros y novilleros, también existe un escalafón de razeteurs. Detrás de una course camarguaise hay mucho trabajo y bien organizado gracias a la Federación Francesa de la Course Camarguaise www.ffcc.info , en su web pueden comprobar con meses de antelación el calendario de festejos con los toros participantes, razeteurs, precio de las entradas e incluso quien será el presidente del festejo. Todo un ejemplo de eficacia.
Fuente:
Víctor Manuel Giménez Remón
http://www.festejospopulares.net/reportajes/2007/la_camarga/camarga.htm

AURELIO GARCÍA (XXXX - 1985)

http://www.vivelohoy.com/mundo/8467961/terremoto-de-1985-porque-esta-tan-agobiado-aqui-estaba-mi-negocio-el-restaurante-super-leche

Refiere don Héctor Budar en su obra "Final Sin Gloria" (Doscientos Años de Historia), página 172, dentro de la necrología del renombrado picador español Ramón Higuera Ibernón, quien falleció junto con su esposa a resultas del temblor de 1985 en la ciudad de México al derrumbarse el departamento en que vivía, y que se ubicaba arriba del restaurante "La Copa de Leche" sobre la avenida San Juan de Letrán, y donde anota.- En este mismo sismo también falleció el ex-novillero Aurelio García, quien fuera amigo y compañero de andanzas taurinas del inolvidable "Joselillo". Aurelio García era el propietario del restaurant La Copa de Leche.


Así quedó el edificio de La Copa de Leche después del temblor, dando muerte a dos taurinos

MIGUEL ÁNGEL GARZÓN (1958 - 1986)

La esposa de Miguel Ángel Garzón ante el cadáver de su marido
Cortesía Revista El Esportón
De la hemeroteca de don Rafael Gómez Lozano

Nacido en la ganadera localidad salmantina de Matilla de los Caños, Miguel Ángel Garzón dejó de existir, a los 28 años de edad, el 11 de febrero de 1986, al ser alcanzado por un astado de la ganadería de Benito Ramajo cuando tomaba  parte de los populares “Carnavales Taurinos” de Ciudad Rodrigo (Salamanca). (Fuente: Don Juan José de Bonifaz Ybarra, de su obra “Víctimas de la Fiesta”, Capítulo 7, Página 203).

El 26 de octubre de 2012 recibí una amable carta de mi amigo y colega cronista Rafael Gómez Lozano (Dientefino) donde me allega una sentida editorial de don Alfonso Navalon titulada: "Una muerte sin romances" publicada en "La Revista de la Asociación Taurina Cultural", número 20, de marzo de 1986, página 28, donde cuenta con tristeza en ésta maravillosa elegía que: "En el encierro del martes de Carnaval, último día de las fiestas de Ciudad Rodrigo, cayo muerto de tres cornadas Miguel Ángel Garzón, de veintiocho años, que trabajaba en Eibar y todos los años venía a correr los encierros. Estaba casado y deja un niño de cuatro años"… Tú no eres Paquirri. Ni El Yiyo. Y tu muerte tremenda entre el frío y la nieve de un pueblo medieval de Castilla, no va a tener ecos ni romances. Ni las cámaras de televisión recogieron ese zarandeo dramático, para luego repetirlo en las pantallas entre el patético escalofrío de millones de ciudadanos en zapatillas de felpa. Tú eras solo Miguel Ángel Garzón, mozo fornido que trabajabas lejos de tu pueblo querido, de ese Matilla de los Caños del Río, cuna de las ganaderías más famosas del campo charro. Allí aprendiste a querer y a desafiar a los toros bravos. Allí, casi a la puerta de tu humilde casa, estaban los legendarios "Gracilianos" y cuando llegaba el invierno o la primavera en media legua a la redonda había todos los días tentaderos, donde veías torear a todos los grandes toreros que en la historia han sido. Te venía de casta y de familia ese latir de tu sangre torera y cuando llegaron los años malos y la mocedad del pueblo se fue a buscarse la vida por las Alemanias, tú también cogiste la maleta de emigrante pero te quedaste en Eibar, amasando una fortunita para volver a la tierra y quedarte aquí. Todos los años venías a correr los toros al famoso encierro del Carnaval de Ciudad Rodrigo. Y este año para quedarte ya. Para poner un bar y servirle alegría a tu gente, para que tu niño, cuando fuera hombre, no tuviera necesidad de hacer las maletas de la morriña y estar en las Vascongadas soñando con las encinas y los toros de Salamanca. No te van a sacar romances, Miguel Ángel, y tu viuda solo se llama Pilar, otra mujer sencilla de aquellos campos que te encontró esta mañana del Carnaval, tumbado en una mesa en los bajos del Ayuntamiento con la boca destrozada por la última cornada del último toro del desencierro. Y el llanto de tus padres y de aquellos tíos que te criaron en otro pueblo como Lumbrales, de larga tradición de encierros agosteños. Tú no eras, Miguel Ángel, el borrachito alocado o ignorante que algunas veces muere en el encierro sin darse cuenta. Tú sabías correr y esa mañana lo demostraste una vez más. Habías esperado la salida de los toros en la estrecha calle de Madrid y los aguantaste muy cerca por toda la bóveda de la Puerta del Conde, por el mismo sitio que atravesó Lord Wellington al levantar el asedio de los franceses. Incluso le diste un quiebro muy ceñido cuando se abrió el abanico al salir de la Bóveda. Pero el último toro se quedó rezagado y la tomó contigo. Cuando intentaste ganar las talanqueras fallaste en el salto y caíste en la cara. Allí te tiró la cornada seca en mitad de la boca que te abrió la sesera. Allí se te partió la nuca al chocar contra las barras de hierro, allí te tiró luego tres cornadas en el suelo, de las que ya no te hacía falta morir ¡porque ya estabas muerto! No vas a pasar a la lista de los triunfadores o derrotados que murieron en los ruedos y cuando llegue otro once de febrero, ningún torero de ninguna plaza se parara a guardar un minuto de silencio en tu memoria. Tú eres sólo la generosa sangre anónima del pueblo que ha caído rindiendo culto a eso que tienen los toros de rito y de misterio. A ese impulso que te obligaba todos los años a dejar las brumas de Eibar para venir a correr delante de los toros. Para sentir en tus entrañas esa hombría de jugar con el peligro y vencerlo. Tú eres, Miguel Ángel, el último sacrificio ofrecido a este dios salvaje de la fecundidad y el poder, a ese toro que raptó a Europa, cuando precisamente algunas voces de Europa levantan su voz airada, pidiendo en nombre del respeto a los animales que acabemos con una fiesta, donde hombres como este Miguel Ángel de Matilla de los Caños son capaces de dejar su vida en las calles de una ciudad, por donde han pasado todas las civilizaciones conocidas, desde los celtíberos y los romanos hasta las telenovelas donde el amor ya no se hace debajo de las encinas. Tu viuda se llama solo Pilar y se morderá su dolor en silencio y no podrá hace negocio con tu muerte, ni nadie pondrá en las manos del niño más flores que las margaritas nacidas en los prados de tu pueblo. Esta muerte es la otra cara de la gloria y los romances. Es que has dejado la vida en una calle como un partisano anónimo. Es que mañana ya no podrás contar tus humildes ahorros, ni abrir esa taberna para servirle una jarra de vino a los mismos que jugaron contigo y se fueron lejos a luchar contra el hambre. Sólo eso.


El toro que terminó con la vida de Miguel Ángel Garzón,
Momentos antes de la mortal cogida
Cortesía Revista El Esportón
De la hemeroteca de don Rafael Gómez Lozano

El 14 de marzo de 2014, recibí una amable carta del historiador y periodista, don Juan Tomás Muñoz Garzón, quien me dice: "Le adjunto la esquela que difundió el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo para celebrar un funeral por la muerte de Miguel Ángel Garzón en el desencierro del Martes de Carnaval de 1986, suceso del que usted da cuenta en su relación e inserta un artículo de quien fuera un buen amigo y compañero, Alfonso Navalón Grande. Abundando en información, por si alguien ignora lo que es el desencierro, le comento que en Ciudad Rodrigo, en su Carnaval del Toro, existe desde tiempo inmemorial la costumbre de celebrar por la mañana el encierro de los toros, tal y como se hace en innumerables lugares. Después se celebra una capea, que aquí se solía denominar "prueba", y tras el festejo, los capeones vuelven a recorrer las calles camino del toril para su embarque. Esto es, en esencia, el desencierro, que también se celebra por la tarde tras la capea del resto de los toros."


De la hemeroteca de don Juan Tomás Muñoz Garzón

JUAN JOSÉ JIMÉNEZ VALDIVIA " JIMENO " (1947 - 1986)

Solo pare efectos ilustrativos
Plaza de Toros de Berja (Almería) España

Nació en Almería el 1de febrero de 1947, se presentó en Madrid como novillero el 1º de marzo de 1964, para estoquear reses de Escobar con “Aragón” y “El Malagueño”. Recibe su alternativa en Berja (Almería) el 12 de septiembre de 1965 de manos de Miguelín" y "El Jerezano" de testigo, con toros de la dehesa de Contreras Hermanos. Cortó las dos orejas a su segundo. Falleció en Gerona donde residía, el 10 de mayo de 1986, a causa de un accidente automovilístico ocurrido en Vilacolum (Gerona). Fue enterrado en Almería. Refieren en la premiada página web “Historia del Torero”, acerca de “Jimeno”, que << puede figurar entre los muchos que entran en la alternativa por un postigo y a la chita callando. No sabemos que haya toreado otra corrida que aquélla. Fue apoderado suyo el ex torero granadino Rafael Mariscal, pero éste no pudo conseguir que se mantuviera a flote, pues son muchas cosas las que influyen para conseguir nadar en el proceloso océano de la torería. "

El historiador contemporáneo Juan Moreno Castro en su Blog Taurino "Blanco y Oro" refiere que << Juan José Jimeno Valdivia (Jimeno): Nació en Almería el 1 de febrero de 1947. Alternativa en Berja (Almería) el 12 de septiembre de 1965 por M.M."Miguelín" y "El Jerezano", con toros de Contreras Hermanos. Cortó las dos orejas a su segundo toro. Falleció en Gerona, donde residía el 10 de mayo de 1986 de accidente de coche en Vilaculs (Gerona). Fue enterrado en Almería. >>

"Jimeno"
Cortesía del Sitio Web
http://blancoyoro.blogspot.com/2009_03_01_archive.html

El 8 de marzo de 2019, Don José Antonio Román Romero, historiador coetáneo, publicó en su Blog en la Red "De hombres, toros y caballos" una editorial del diario de Almería acerca de este malogrado torero:


Juanito Gimeno (izquierda) y Rafaelín Valencia 

Juan José Gimeno Valdivia nació en Almería el 01 de febrero de 1944, de familia procedente de tierras valencianas. Su trayectoria profesional estuvo plagada de triunfos, aunque la afición (la de antes y la de ahora) parece interesarse más por vidas y milagros ajenos que por los propios, olvidando al paisano que fue firme puntal del escalafón novilleril en la década de los Sesenta. "Lo que ocurre con los toreros de Almería es un caso trágico. Creo que existe un poco de mafia taurina en nuestra tierra, una especie de mano negra… La Empresa de la plaza no nos da ni las sustituciones… ", manifestaba en la entrevista aludida. Por no tener, no tiene ni una calle a su nombre en la tierra que le vio nacer. Y ello pese a firmar más novilladas que ningún otro en toda la tauromaquia local, incluido el mismísimo Relampaguito, desde que debutó -sin caballos y de corto- el 23 de agosto de 1960 en un concurso de noveles organizada por Radio Juventud: ¡36 corridas en la temporada 1961 y 46 en la del 63! (Almería capital: 20 en total). Hasta ser apoderado por el ex matador granadino Rafael Mariscal, fue de la mano de Miguel Canet, Juan Carreño y Juan Aguilera. Aguilera, a quien pertenece la mayoría del material expuesto en el Instituto de Estudios Almerienses, fundó un Club a su nombre con sede en la Rambla de Alfareros. En marzo de 1963 debutó con picadores en Fuengirola; continuando su racha triunfal por media España y Francia: Granada, Zaragoza, Valencia, Madrid, Barcelona o Málaga (en La Malagueta recibió su bautizo de sangre). En Almería fueron épicas las protagonizadas formando pareja con Rafaelín Valencia.

Uno de sus mayores errores fue romper el apoderamiento con Mariscal. Este consideraba prematuro que tomase la alternativa, pero lo desoyó e hizo el paseíllo en Berja el 12 de septiembre de 1965 con Miguel Mateo "Miguelín" (oficiante del doctorado) y El Jerezano (testigo), ante reses de Quesada Contreras. Gimeno recibió aplausos en el de la ceremonia (Abulito) y cortó las dos orejas y rabo al segundo, Buscaíto. Tarde que pasó a los anales por, además, el sainete (y cinco mil pesetas de multa del gobernador tras ser arrestado por la Guardia Civil) protagonizado por Miguelín al negarse a matar uno de los toros. Su estrella declinó y ante la falta de contratos renunció a la alternativa, volviendo al escalafón novilleril con el nombre de Juan José Almería. En esa tesitura, Paco Flores, antiguo compañero y amigo, le preparó su vuelta a la categoría superior en Almería el 28 de junio de 1975 (festejo nocturno): Enrique Vera, Ricardo de Fabra y Juanito Gimeno ("el fenómeno torero de Almería que viene dispuesto a refrendar sus éxitos conseguidos de novillero en esta Plaza"). Lamentablemente, el mal juego del ganado de Bernardino Jiménez deslució por completo la reentrada. El intento de relanzar su carrera tampoco funcionó y definitivamente se retiró de los ruedos. Juan Gimeno Valdivia dejó de existir el 10 de mayo de 1986 víctima de un accidente de automóvil en la provincia de Gerona. Sus hermanos Antonio y Virgilio trasladaron el cadáver para ser enterrado junto a su madre, Josefa Valdivia. Diario de Almeria

TOMÁS ROSA (XXXX - 1986)

Solo para efectos ilustrativos

Iglesia de San Miguel en Andújar (Jaén) España

Cortesía de Juan Jo. Andújar en el Sitio Web: http://www.panoramio.com 

Al caerse de la cabalgadura que montaba, Tomás Rosa encontró su fin siendo mayoral de la vacada de Samuel Flores, el 9 de junio de 1986, en la finca “Los Alarcones”, sita en el término municipal de Andujar (Jaén). El motivo del óbito fueron las gravísimas lesiones que se produjo en el cráneo. (Fuente: Don Juan José de Bonifaz Ybarra, de su obra “Víctimas de la Fiesta”, Capítulo 7, Página 203).

NICOLÁS SÁNCHEZ SORIA (1906 - 1986)

Solo para efectos ilustrativos

Coria (Cáceres)

Cortesía del Sitio Web: http://sites.google.com 

El aficionado Nicolás Sánchez Soria murió el 24 de junio de 1986 en Coria (Cáceres), al tomar parte en la tradicional “Sanjuanada” que allí se celebra. El protagonista del suceso fue un torazo que dio un peso de más de 500 kilos, que le infirió dos cornadas, una de ellas con rotura de la arteria femoral. (Fuente: Don Juan José de Bonifaz Ybarra, de su obra “Víctimas de la Fiesta”, Capítulo 7, Página 203).

 

 

El Diario ABC de Madrid, del 26 de junio de 1986 informa de << Un muerto y dos heridos en la fiesta de “El Toro” de Coria. - Coria (Cáceres) Agencias.-:  Una persona resultó muerta y otras dos heridas, una de ellas de gravedad, durante las celebraciones de las fiestas de “El Toro”, de Coria, en Cáceres, según fuentes del Ayuntamiento. El fallecido, Nicolás Sánchez Soria, de 80 años, sufrió una cogida del toro que corría por las calles de Coria. "