JUAN MONTERO NAVARRO (1928 - 1971)

Foto cortesía del Site Taurino Who´s Who de Dale Pierce

Refiere el cronista Dale Pierce en su admirable página de Internet “Who´s Who”,  que << Juan Montero fue un torero modesto, capaz y de gran valor cuando las circunstancias resultaban de su acomodo, no falleciendo en los cuernos de los toros, sino en un trágico accidente automovilístico en España" y cuya muerte acaeció hacia el 10 de agosto de 1971 según informes de Wikipedia y del  sitio web: efemérides 20

Abundando sobre el torero, la genial página de Internet “Historia del Torero”, refiere que Juan Montero Navarro nació en Albacete el 10 de septiembre de 1931 (el año correcto es 1928, como aparece en su tumba) e hizo los cursos novilleriles formando pareja con su paisano Pedro Martínez “Pedrés”. Juntos se presentaron en Madrid el 8 de junio de 1952,  pero Juan no salió premiado. ¡Son tantos los números que quedan en el bombo! Tomó la alternativa Montero en Valencia el 18 de marzo de 1953, concedida por Julio Aparicio Martínez y en presencia del referido Pedrés, el toro de la cesión se llamo "Barrabas" marcado con el numero 147 de pelo negro,  de la dehesa de Urquijo, y la confirmó en Madrid, de manos de Rafael Ortega, el 6 de junio de 1954, con Dámaso Gómez de testigo y toros de la ganadería de  doña Eusebia Galache. Si en el primer año de matador de toros alcanzó 25 corridas, en su continuo descenso ha llegado a despachar de una a cinco por temporada. No caben líneas apologéticas en diestro de tan humilde condición.

A inquina de los cáusticos informes anteriores, e investigando sobre su muerte, me topé con esta otra narrativa, más amable,  del pintor albacetense, Godofredo Jiménez, quien le conoció en persona  y que resulta diametralmente opuesta: << Recuerda en primer lugar el pintor albacetense el ambiente taurino de la post guerra en Albacete calificada como "caldo de cultivo de donde salieron Montero y Pedrés, haciéndolo con tal fuerza que Albacete se rompió en dos, constituyendo un acontecimiento de gran magnitud. Con estos dos toreros empezó la historia taurina moderna de Albacete".  Más adelante comentó en su discurso: "Hay que reconocer con orgullo que Albacete tiene un gran eco por sus toreros, es la ciudad de España con más matadores de toros comparando su población. Es imprescindible ya la existencia de un Museo taurino donde se recoja esta parte tan importante de nuestra historia". Luego recordó los inicios de Juan Montero: "A partir del 21 de agosto de 1949, día del debut triunfal de Juan, surgió un torero y un mito de origen popular, que se dilata en el tiempo y sobrevive a la persona. Por eso Juan no ha muerto, está en nuestro recuerdo, está en su casa con su familia, está en sus pertenencias y en su espacio, todo exacto, todo intacto. Este casi milagro lo logran sus hermanos, sobre todo la dedicación de sus hermanas". "Juan hacía un toreo fundamental, hondo, resultante del sentimiento y del cerebro. K-Hito lo recordó definiéndolo como catedrático del toreo. Por eso fue maestro de maestros. Juan vivía en torero, su toreo no sólo se asentaba en la estética, sino en el dominio y en el riesgo; todo ello en su justo equilibrio, que es donde radica la Tauromaquia moderna. Juan no fue tocado por la suerte. No tuvimos suerte por haber perdido a un hombre bueno, a un amigo, a un hombre vital, generoso, entrañable, popular", dijo Godofredo Giménez. Recordó más adelante los orígenes del torero albacetense y el entorno en el que se desarrolló sus primeros años de vida en el callejón de la calle Cervantes, para destacar que "el corral de Montero se convirtió en una Escuela Taurina", así como el corral de Huete en la calle León. Hay que recordar que en el homenaje que se tributó a Juan Montero con motivo de cumplirse el cincuenta aniversario de su alternativa se volvió a revivir el fervor popular por este diestro. "

Fuente: http://servicios.laverdad.es/fiestas/feria03alb/suscr/nec78.htm

En las efemérides del Foro Taurino Manchego refieren que el día 10 de agosto del año 1971 muere en el término municipal de El Jardín (Albacete) el diestro JUAN MONTERO NAVARRO, en accidente de tráfico ocurrido el día 8 al chocar frontalmente el automóvil que conducía con un camión en la carretera nacional de Valencia a Córdoba. Tenía al morir 39 años de edad. Venia de participar en un festival taurino en la ciudad de Alcaraz. (Albacete)


Tumba del torero de alternativa Juan Montero Navarro
Galería de Mcornit
Cementerio Municipal de Albacete

CÉSAR ANTONIO GIRÓN DÍAZ (1933 - 1971)

“César Girón” en la Plaza de Toros de Vinarós

Foto cortesía de las colecciones de Sebastiá Redó y Alfred Gómez

De acuerdo con muchos ha sido uno de los más grandes toreros venezolanos de todos los tiempos. Nació en  Caracas Venezuela (en el sector  Roca Tarpeya, una colina desde donde se observa  Caracas centro  y  una parte  de la zona  de El Valle), el 13 de junio de 1933, fueron sus padres Carlos Girón y Esperanza Díaz. En Maracay le tocó vivir una vida de precariedades junto a sus 12 hermanos, de los cuales 4 más llegaron a ser matadores de toros: Rafael, Francisco, Efraín y Freddy, otro hermano José Luis (Pepe Luis)  fue novillero  de  buenas actuaciones, sin llegar  a coronar  en la alternativa. Debido a la pobreza de su familia, de niño tuvo que ayudar a su madre en una venta callejera de comestibles y su padre en diversas actividades. Uno de los oficios más curiosos que le tocó realizar fue el de guía en el cementerio y limpiador de tumbas. Siendo muy joven rescató a su familia de un incendio que se produjo en el rancho en el que vivían en la calle Sánchez Carrero de Maracay. A partir de esta experiencia le llamaron "Mano Quemá", debido a las quemaduras que sufrió en sus manos, las cuales le quedaron marcadas por heridas profundas por mucho tiempo. El deseo de ser torero nació el día en que presenció en la maestranza de Maracay, al famoso matador "Manolete". Su carrera taurina la inició en 1945, al lanzarse al ruedo de la plaza de toros de Maracay durante la actuación de la cuadrilla infantil mexicana “Los Chicos de Querétaro”. Su primer gran triunfo como torero se produjo el 1 de octubre de 1950, al tener una actuación memorable en una novillada criolla celebrada en el Nuevo Circo de Caracas, al matar 6 ejemplares por un percance sufrido por su alternante Moreno Sánchez. Sánchez era la estrella del espectáculo, por ser el alumno preferido de Pedro Pineda y César Girón iba contra él porque se había ganado la inclusión por sus triunfos previos en Valencia y Maracay. En definitiva, a partir de esta memorable tarde, Girón se convirtió en un héroe, siendo paseado por las calles de Caracas y llevado hasta las redacciones de los diarios más importantes de la época; en lo que sería sólo el inicio del camino para numerosos éxitos en las principales plazas taurinas del mundo. En 1951, viajó a España donde consiguió la consagración como matador. El 29 de septiembre de 1952, recibió la alternativa de manos de Carlos Arruza “El Ciclón Mexicano” en la Monumental de Barcelona. Posteriormente, alcanzó el primer lugar en el escalafón de corridas realizadas en las temporadas de 1954 y 1956. Aunque se retiró en Caracas en 1966, al poco tiempo anunció su regreso al mundo taurino como matador y empresario de corridas. Su última tarde triunfal se produjo en la Plaza Monumental de Valencia (Edo. Carabobo) en 1971, donde le tocó alternar con los toreros Antonio Bienvenida y Luis Miguel Dominguín. El 19 de octubre de 1971, se produjo su muerte en un accidente automovilístico en la autopista Caracas-Maracay. César Girón ha sido considerado como uno de los más importantes toreros del siglo XX. Como expresión de tal afirmación, tenemos que un pase taurino, creado por él, lleva en su honor el nombre de "girondina". (Fuentes: Don Nilson Guerra Zambrano, historiador taurino de Venezuela y página web: Venezuelatuya.com) 

EVERETT BOWMAN (1899 - 1971)

Busto de Mr. Everett Bowman

Cortesía del Sitio Web:

http://i.pbase.com/u15/bearpaw/large/38897613.everett_bowman.jpg

Extraordinario vaquero completo oriundo de Hillside, Arizona en los EE.UU. que fue un dominador de todas las suertes del rodeo, de manera tal que se le conocía en el medio como “el cowboy de los cawboys”, siendo miembro desde 1979 del Salón de la Fama de la PRCA (Professional Rodeo Cowboys Association). El Sr. Bowman ganó 10 campeonatos mundiales de especialidad en tan solo 9 años. El  liderazgo dinámico de Everett Bowman y su don de gentes,  le hizo uno de los grandes colaboradores del rodeo para el adelanto de rodeo profesional. Everett Bowman fue un activo y destacado participante en rodeos profesionales por más de 20 años pasando después al staff de organización de los mismos. La mayoría de los cambios fundamentales en el rodeo que son ahora la piedra angular de este deporte se produjeron bajo el liderazgo de Bowman al ocupar puestos relevantes en su dirección, por citar algunos, se le debe, la adición de cuotas de inscripción a los premios en metálico, el codificado de reglas y regulaciones para juzgar y otorgar puntuaciones imparciales en los desempeños de los jinetes en cada suerte;  la mejora en el  trato humano para con los animales, y el establecimiento de normas mínimas de edad, conocimientos y experiencia para la aprobación de jinetes como profesionales de rodeo. Bowman murió en un accidente en su avión privado en Arizona en 1971. Bowman había ganado los campeonatos del “all around” (todas las suertes) en 1935 y 1937, y los campeonatos del  “tie-down rope” en 1929, 1935 y 1937, y los campeonatos mundiales de “steer wrestling” en 1930, 1933, 1935 y 1938, siendo también campeón mundial de “steer roper”  en 1937, lo que habla de su clase fuera de serie.

Fuente:

http://www.worldofrodeo.com/stories/prcahalloffame.htm#Everett%20Bowman

Otra acreditada fuente de información refiere que el afamado cowboy, Everett Bowman, conocido como "el Babe Ruth y el George Washington de los profesionales del Rodeo", nació el 12 de julio de 1899 en Hope, Nuevo México en los EE.UU. Fuente: http://www.hypokritical.com/inductees/everettbowman.htm

ABNEGADO CALVO QUIRÓS (XXXX - 1971)

Solo para efectos ilustrativos
Plaza de Toros Zapote en Costa Rica
http://www.skyscrapercity.com

Comenta el ilustrado cronista tico Álvaro Zamora, refiriéndose a las tragedias ocurridas en Zapote (ubicado en el límite de los cantones de San José y Curridabat) en Costa Rica, que el Oficial de la Guardia Civil, Abnegado Calvo Quirós, fue embestido mientras laboraba como policía por un toro que se saltó la baranda. El suceso se produjo el 25 enero de 1971 y murió en el Hospital San Juan de Dios, ese día hubo 35 personas heridas en el redondel.
Fuente:
http://www.diarioextra.com/2012/abril/04/sucesos05.php

ANTONIO MOREDA ACEVEDO (1919 - 1971)

Foto de la revista "El Ruedo", de la hemeroteca del
Cronista Rafael Gómez Lozano (Dientefino)

El madrileño diario español ABC del 4 de junio de 1971 y la acreditada revista "El Ruedo", informaron con tristeza que el rejoneador Antonio Moreda Acevedo, de 52 años de edad, domiciliado en Trafalgar 3, resultó muerto en un accidente de circulación en la carretera de Madrid a Irún, al chocar el automóvil que conducía contra otro vehículo. El rejoneador en gravísimo estado fue trasladado a un hospital cercano, la Residencia Sanitaria de La Paz, donde a pesar de los esfuerzos de sus facultativos, falleció a los pocos minutos de haber llegado. La víctima regresaba de su finca del pueblo de Algete en donde había estado entrenando con sus caballos.

Fuente:
Investigación del historiógrafo taurino mexicano Rafael Gómez Lozano

MANUEL HERNÁNDEZ (XXXX - 1971)

Alfonso López Monreal

Refieren en el portal en la Red "Criadores de Toros de Lidia", sección "Breves Noticias Taurinas del 20 de agosto (actualización a 2015)" que, el 20 de agosto de 1971, muere de meningitis el novillero leonés Manuel Hernández, causada por golpes de un novillo en festejo celebrado días antes.
Fuente:
https://criadoresdetorosdelidia.wordpress.com/2015/08/20/breves-noticias-taurinas-20-de-agosto-2015/

RAMÓN EGEA CEREZUELA (1948 - 1972)

Solo para efectos ilustrativos

Plaza de Toros en Almería (Almería) España

Cortesía del Sitio Web: http://nuestros-paisajes.blogspot.com 

El espontáneo Ramón Egea Cerezuela se lanzó al ruedo del coliseo taurino de Almería, su ciudad natal, el 26 de agosto de 1972, siendo cogido por un astado del hierro de Felipe Bartolomé, que le ocasionó heridas graves que le produjeron la muerte el posterior día 30 de agosto de 1972 en la citada capital andaluza. (Fuente: Don Juan José de Bonifaz Ybarra, de su obra “Víctimas de la Fiesta”, Capítulo 7, Página 200)

 

El diario matutino ABC de Madrid del 31 de agosto de 1972 refiere que, << con fecha del 30 de agosto de 1972, a las doce menos cuarto de esa noche, falleció en la Residencia Sanitaria de la Seguridad Social, Ramón Egea Cerezuela de veinticuatro años de edad y natural de Almería, que en la última corrida de feria, celebrada el sábado 26 de agosto de 1972, resultó cogido al arrojarse como espontáneo, cuando se iniciaba la lidia del cuarto toro.- Cifra. "

SALVADOR GÓMEZ (EL GALLO) (1908 - 1972)

Salvador Gómez “El Gallo”.
De la hemeroteca de don Rafael Gómez Lozano (Dientefino)
http://torerosmexicanos.blogspot.mx/

Refiere el erudito taurino Luis Ruiz Quiroz, en sus leídas efemérides de la página de Internet “Campo Bravo-México”,  de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia (ANCTL),  que el 11 de marzo de 1972 muere en accidente de carretera en el estado de San Luis Potosí (en México)  el picador Salvador Gómez “El Gallo”.

Por su parte me comenta el erudito taurino Rafael Gómez Lozano (Dientefino), haber leído en el libro: Plaza México: Historia de una cincuentona Monumental, de Daniel Medina de la Serna, Tomo 2, Página 488,  una frase que refiere textualmente: "Y murieron: el picador en activo Salvador Gómez El Gallo, en un accidente de carretera cerca de San Luis Potosí; tenía sesenta y tres años y se hizo picador desde 1944".

Asimismo cuenta don Rafael (en la biografía de este personaje que tiene cargada en su Blog enciclopédico "Toreros Mexicanos"), que Salvador Gómez "El Gallo", nació el 8 de septiembre de 1908, empezando a picar en 1945 y militando en las cuadrillas de varios diestros, entre ellos "El Faraón de Texcoco" Silverio Pérez.

RAFAEL PONCE "RAFAELILLO" (1912 - 1972)

El Ruedo (Semanario gráfico de los toros: Año XXIX Número 1461- 1972 Junio 20)
De la hemeroteca de D. José Antonio Román Romero

El 5 de julio de 2016, recibí una amable carta del historiógrafo taurino, D. José Antonio Román Romero, que mantiene en la Red el visitado Blog Taurino: "De Hombres, Toros y Caballos", donde me dice: "Buenos días/noches, si lee el artículo de El Ruedo (Semanario gráfico de los toros: Año XXIX Número 1461- 1972 Junio 20), la causa de la muerte de Rafaelillo (tío abuelo del matador Enrique Ponce) fueron viejas heridas". Al respecto anotan al pie de la nota luctuosa con la fotografía que se acompaña.- "Falleció en Madrid el ex matador de toros Rafael Ponce "Rafelillo". El óbito se produjo - el 16 de junio de 1972- en el Gran Hospital de beneficencia, y la causa inmediata de la misma ha sido una operación de traqueotomía, a la que fue sometido el pasado martes, como consecuencia de una oclusión intestinal. Parece ser que la dolencia había sido provocada por viejas heridas de astas de toros recibidas durante su vida profesional. Rafaelillo había nacido en Utiel y tenía en la actualidad cincuenta y nueve años de edad. El Ruedo envía a todos sus familiares el más sentido pésame y ruega a los lectores una oración por el eterno descanso de su alma".


Abundando en su andadura taurina, la enciclopedia libre en la Red "WikipediA" cita: Rafael Ponce Navarro, más conocido como "Rafaelillo" , (n. Los Corrales, Utiel, provincia de Valencia; 2 de noviembre de 1912, Madrid el 16 de junio de 1972) fue un matador de toros español. En el mundo de la tauromaquia es conocido por el sobrenombre de "Rafaelillo". Era tío abuelo del joven matador de toros Enrique Ponce Martínez.
Biografía:
Aficionado desde muy joven al arte del torero Francisco Arjona Herrera (Cúchares), realizó sus primeras faenas taurinas en las capeas organizadas por los alrededores de la residencia familiar, para pasar luego a lidiar y estoquear sus primeras becerras en la parte seria del espectáculo cómico-taurino "El Empastre", donde se anunciaba entonces bajo el remoquete de "Poncelito", derivado de su reducida estatura. Cuando advirtió que el toreo bufo se le iba quedando pequeño, consiguió una oportunidad para vestirse de luces en el coso de la ciudad de Valencia, el día 4 de noviembre de 1931, en una novillada picada donde obtuvo un clamoroso triunfo. Sus paisanos tuvieron ocasión de comprobar el desmedido valor de que hacía gala el joven Ponce, y sus deseos de llegar a ser figura del toreo a costa de lo que fuera, sin reparar en la desventaja de sus condiciones físicas en contraste del ganado que se lidiaba por aquel entonces. Emprendió, pues, una exitosa etapa de aprendizaje que le llevó a presentarse en Madrid el día 24 de marzo de 1932, fecha en la que se enfrentó con un lote procedente de la ganadería de Terrones, en compañía de los jóvenes novilleros "Niño del Barrio" y "Venturita". Tras confirmar su progresiva ascensión novilleril a lo largo de otras dos temporadas, el día 6 de octubre de 1935 compareció de nuevo ante sus paisanos valencianos, esta vez dispuesto a ganarse la borla de doctor en tauromaquia. Fue su padrino de alternativa el genial espada madrileño Rafael Gómez Ortega ("El Gallo"), quien, bajo la atenta mirada del coletudo mejicano Luis Castro Sandoval ("El Soldado"), presente en calidad de testigo, le cedió la muleta y el estoque con los que había de trastear y despenar a Tirolesillo, un burel negro marcado con el hierro de don Justo Puente. Apenas habían transcurrido unos días desde esta ceremonia de su alternativa cuando, el 13 de octubre, compareció de nuevo ante la severa afición de la Villa y Corte, dispuesto ahora a confirmar la validez de su inclusión en el escalafón superior de los matadores de reses bravas. En aquella ocasión, venía apadrinado por el matador madrileño Marcial Lalanda del Pino, quien en presencia del también madrileño Alfredo Corrochano Miranda, que hacía las veces de testigo, le facultó para que diera lidia y muerte a estoque a un morlaco criado en las dehesas de Sánchez Fabrés. Su valor contrastado, no exento de un sereno conocimiento del oficio, pronto le convirtió en un torero muy querido por las diferentes aficiones de la Península. Sin embargo, el estallido de la Guerra Civil Española truncó su carrera ascendente, que al término de la contienda fratricida se vio también interrumpida por dos gravísimos percances causados por los toros. El peor de ellos tuvo lugar en las arenas del coliseo granadino, el día 14 de junio de 1942, cuando un morlaco de la terrorífica vacada de Miura le infirió una gravísima cornada en el triángulo de Scarpa, con destrozos interiores que llegaron hasta el abdomen del menudo "Rafaelillo". Una vez recuperado, Rafael Ponce Navarro continuó toreando en suelo español, pero cada vez con menos cartel en las ferias y plazas principales. Finalmente, ante la escasez de contratos que se le ofrecían en España, se despidió de la afición el día 7 de septiembre de 1947, en la pequeña Plaza de toros de Vista Alegre, donde hizo el paseíllo en compañía del espada zamorano Félix Rodríguez Antón ("Félix Rodríguez II") y del coletudo levantino Aurelio Puchol Aldás ("Morenito de Valencia"), para enfrentarse entre los tres con un encierro procedente de las dehesas de Fonseca. A partir de entonces, "Rafaelillo" cruzó el océano Atlántico y anduvo durante muchas temporadas toreando por las principales plazas de Ultramar, en donde cosechó más éxitos de los habidos anteriormente en suelo hispano. Una vez retirado del ejercicio activo de la profesión, retornó a España y se instaló en Madrid, en donde falleció el día 16 de junio de 1972, pocos meses después de que naciera ese sobrino nieto que había de seguir colgando su apellido en los carteles taurinos.
Fuente:
https://es.wikipedia.org/wiki/Rafael_Ponce_Navarro


Cortesia de D. José Antonio Román Romero
http://gestauro.blogspot.mx/2013/05/blog-post_1.html

MANUEL DOS SANTOS PERES " MANOLO DOS SANTOS " (1925 - 1973)

Foto cortesía del Sitio Web: Naturales-Correo de la Tauromaquia Ibérica 

Matador de toros portugués nacido en Golega el 11 de febrero de 1925. Falleció el 18 de febrero de 1973 en accidente automovilístico. De gran valor y depurado arte, era muy técnico y completo, siendo reconocido como uno de los mejores toreros portugueses de todos los tiempos. Toma su alternativa en Méjico de manos de Felipe Espinosa “Armillita” y Carlos Arruza  “El Ciclón Mexicano”, el 14 de diciembre de 1947 con un toro de nombre "Vanidoso" de la dehesa de Pastejé, corrida en la que recibe una grave cornada, que le seccionó la femoral. A su regreso a España, volvió a torear de novillero, tomando nuevamente la alternativa en Sevilla el 15 de agosto de 1948, de manos de “Chicuelo” y “El Andaluz”. El toro se llamaba: "Verdón" de la ganadería del Marqués de Villamarta. La confirmación fue en la Plaza de Las Ventas de Madrid el 9 de junio de 1949, de manos de Pepín Martín Vázquez y de testigo “Parrita”. El toro se llamaba: "Rosuelo" de la vacada de Sánchez Cobaleda. Fue el torero más solicitado del orbe en el año de 1950 y creador del pase de muleta conocido como la “Dossantina”, ganó el trofeo “La Rosa Guadalupana” en México, y fue condecorado en España como Caballero de la Orden de Isabel La Católica, recibiendo en forma póstuma varios reconocimientos de las organizaciones de beneficencia de Portugal por su obra altruista de ayuda al prójimo. El 22 de febrero de 1953, en una Corrida Guadalupana en la Plaza México y sin previo aviso, se cortaron la coleta Carlos Arruza y Manolo dos Santos. Arruza volvería posteriormente como rejoneador. Toreó por última vez el 18 de octubre de 1953, en Portugal,  y después tuvo un intento de regreso fallido a los seis años,  ya sin el éxito de antaño.

"Don Víctor", el historiógrafo español del Blog Taurino: "A los Toros", refiere en sus leídas efemérides, que el 17 de febrero de 1973 el ex matador de toros portugués Manolo Dos Santos sufre un grave accidente de automóvil, a consecuencia de las lesiones falleció al día siguiente. Nacido en Golega el 11 de febrero de 1925 llegó a ser uno de los mejores toreros de cuantos ha dado Portugal, durante varias temporadas compartió con los toreros españoles con resonante éxito. Sin haber toreado más que una vez como novillero en Badajoz se presentó en Barcelona el 3 de julio de 1947, tal fue el triunfo obtenido que en el espacio de un mes toreó seis tardes consecutivas. A final de temporada marchó a Méjico donde tomó la alternativa el 14 de diciembre del citado año de manos de "Armillita" y con Carlos Arruza de testigo, los toros eran de Pastejé, el de la cesión le hirió de gravedad cuando lo pasaba de muleta. Al regresar renunció al doctorado y siguió actuando como novillero, el 15 de agosto de 1948 volvió a tomarla en Sevilla, "Chicuelo" actuó de padrino y "el Andaluz" fue el testigo, los toros eran de Villamarta. La confirmó en Madrid el 9 de junio de 1949 con toros de los Herederos de don Arturo Sánchez Cobaleda, Pepín Martín Vázquez fue el padrino y "Parrita" el testigo. En 1950 lideró el escalafón de los matadores de toros con 80 corridas toreadas. El 28 de septiembre de 1953 toreó en Sevilla su última corrida en España, el 18 de octubre siguiente se despidió en Lisboa de sus compatriotas. A su fallecimiento era el empresario del coso de Campo Pequeño de la ciudad lisboeta.

AGUSTÍN ALONSO SANJOSÉ (XXXX - 1973)

Solo para efectos ilustrativos

Aranjuez (Palacio Real – Plaza de Toros)

Cortesía de Ángel Serrano Sánchez de León del Sitio Web: http://upload.wikimedia.org

Se ignoran con certeza las causas que provocaron el infarto de miocardio que afectó a Agustín Alonso Sanjosé cuando realizaba faenas de tienta en la finca “La Infanta”, propiedad del ganadero Eugenio Ortega, sita en el término municipal de Aranjuez (Madrid). La muerte, prácticamente instantánea, ocurrió en febrero de 1973. (Fuente: Crónica de don Juan José de Bonifaz Ybarra,  de su libro “Víctimas de la Fiesta”.)

En el segundo Anuario Taurino Internacional, que amablemente me envió el erudito taurino Rafael Gómez Lozano (Dientefino), consignan que en febrero de 1973, fallece el picador Agustín Alonso en Aranjuez España ante un toro de E. Ortega.

JOAQUÍN CAMINO SÁNCHEZ (1943 - 1973)

Novillero y banderillero español, nacido en Camas (Sevilla) el 23 de noviembre de 1943, y cogido por un toro en la Plaza Monumental de Barcelona el 3 de junio de 1973. Era hermano y peón de confianza del incomparable matador de toros hispalense Francisco Camino Sánchez (El Niño Sabio de Camas), y tío del torero Rafael Camino Sanz. Tras una irregular andadura novilleril, en la que quizá debió insistir (por su extrema juventud, y la sabiduría de su hermano a modo), optó por cambiar de escalafón y sumarse al honroso tropel de los toreros que visten de plata. En calidad de banderillero y peón de confianza, formó parte de la cuadrilla de su hermano Francisco hasta que, en la aciaga tarde del 3 de junio de 1973, el toro “Curioso”, de la dehesa de don Atanasio Fernández, le cogió mortalmente en la arenas de la Ciudad Condal. Joaquín observó que el toro le cortaba el viaje. Se alivió por un instante clavando medio par de garapullos, pero no fue suficiente y fue alcanzado, sufriendo dos cornadas tremendas, afectándole el  tórax, cavidad abdominal y muslo derecho, falleciendo el día 5 de agosto de 1973, a la una menos cinco del mediodía, a los 30 años de edad; hundiendo al “Niño Sabio de Camas” y a la afición,  en terrible depresión. Dios le guarde al abrigaño de su Santa Gloria.

 

Por su parte, el maestro Juan José Zaldívar Ortega refiere que << Joaquín Camino Sánchez, novillero y banderillero de toros, nacido en Camas (Sevilla) el 23 de noviembre de 1943, falleció en Barcelona la tarde del 5 de agosto de 1973, a los 30 años de edad. El día 3 de agosto, el toro, llamado “Curioso”, que abrió Plaza, de la ganadería de don Anastasio Fernández, en la Plaza de Toros Monumental de Barcelona, cogió a Joaquín a la salida de un par de banderillas y le infiere dos cornadas, una en el muslo derecho mientras la otra entró por el hemotórax derecho y, tras lesionar el hígado, penetró de lleno en la cavidad abdominal. El pronóstico era de extrema gravedad y no fue posible evitar su fallecimiento, acaecido a primeras horas de la tarde del día 5. El cadáver del infortunado diestro fue trasladado a su natal y lejana villa de Camas, donde fue enterrado. Cuando la vida se le presentaba fácil, al ir colocado en una cuadrilla del máximo rango, surgió la tragedia que, ciertamente, enlutó a todos los que de alguna manera componían el mundo del toro. El ambiente familiar –el padre, Rafael, fue novillero y posteriormente banderillero-  influyó poderosamente en la precoz afición taurina de Joaquín, que ya a los diez años de edad toreó en un tentadero de la ganadería de don Clemente Tassara. Vistió su primer traje de luces en la Plaza de Toros de Azpeitia (Guipúzcoa) el 19 de mayo de1961 cuando ya su hermano Paco había recibido la alternativa de matador de toros. Intervino en unas cincuenta funciones económicas, logrando algún éxito sonado, como el obtenido en la Plaza de Toros de Valverde del Camino (Huelva), en el que cortó un total de cuatro orejas y un rabo, de las dos reses de don Pablo Rincón Cañizares que le correspondieron, en presencia de Alfonso Pérez y Antonio Muñoz. En Medina de Pomar (Burgos) toreó su primera novillada con caballos, el 7 de octubre de 1962, donde despachó un encierro de Rodríguez Arce, alternando con Diego Francisco. Intervino en la temporada de 1963 en veinticuatro funciones, cifra que aumentó a treinta y cinco en la de 1964, a pesar de haber resultado herido de gravedad por un astado de don Manuel Camacho, en el triángulo de Scarpa izquierdo, el 18 de agosto de1964 en la Plaza de Toros de Ciudad Real. El 2 de junio de 1965 hizo su presentación en el coso madrileño de Las Ventas, alternando con Gregorio Tebar (el Inclusero) y Francisco Pallarés, en la lidia de novillos de Castillejos. No le acompañó la fortuna en tal oportunidad y tal revés influyó, sin duda, en su decisión de abandonar el estoque –tal y como en su día hizo su padre- y se integró en la cuadrilla de su hermano Paco Camino. Así lo llevó a cabo desde esa misma temporada y bien pronto se convirtió en una eficiente banderillero y excelente peón de brega. Como tal acompañó a su hermano en varias excursiones a América, actuando en diversos países. Nunca abandonó en vida la plantilla fraterna. "

 

El célebre erudito taurino, d. Juan José de Bonifaz Ybarra, le dedica la siguiente mención en su obra “Víctimas de la Fiesta” al decir << hasta agosto de 1965 había sido destacado espada Joaquín Camino Sánchez, que había actuado en los cosos españoles de más renombre, incluido el madrileño de Las Ventas. Desde entonces pasa a realizar tareas de banderillero y peón de brega, ingresando en la plantilla de su hermano Paco, el famoso matador de toros. El 3 de junio de 1973 torea en el coso Monumental de Barcelona y, al prender un par de rehiletes al toro que abrió plaza, el negro “Curioso”, del hierro de Atanasio Fernández, es corneado en el muslo derecho y en el hemitórax del mismo lado, con lesiones en el hígado y en la cavidad abdominal. El día 5 del citado  mes le llegaría la paz eterna. " 

PEDRO IBÁÑEZ NORAS (XXXX - 1973)

Solo para efectos ilustrativos

Iglesia en Villadiego (Burgos) España

Cortesía de Miguel Ángel Delgado López/ Sitio Web: http://www.archiburgos.org

En una capea celebrada el 17 de agosto de 1973 en la localidad burgalesa de Villadiego, recibió cornada mortal inferida por una vaquilla el aficionado Pedro Ibáñez Noras. (Fuente: Crónica de don Juan José de Bonifaz Ybarra de su libro “Víctimas de la Fiesta”, Capítulo 7, Página 201)

ELISEO MINAYA (1925 - 1973)

Cortesía
blancoyoro.blogspot.com

Matador de novillos peruano, nacido en 1925, del que sólo tenemos referencia de su muerte en la Plaza de Toros de Recuay (Perú), la tarde del 17 de septiembre de 1973, cuando actuaba como tal en una novillada, en la que recibió cornada mortal a los 48 años de edad. No sabemos la localización anatómica en la que recibió el daño. (Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega, de su obra “Víctimas del Toreo”.)

Con cerca de cincuenta años de edad encontró el término de su dilatada aventura taurina el peruano Eliseo Minaya, al ser herido de muerte por un novillo, el 17 de septiembre de 1973, en la ciudad de Recuay, en su país. (Fuente: Crónica de d. Juan José de Bonifaz Ybarra, de su libro “Víctimas de la Fiesta”.)


Solo para efectos ilustrativos
Recuay, Perú
Cortesía de www.cronicaviva.com.pe

LUCAS SÁNCHEZ (XXXX - 1973)

Solo para efectos ilustrativos
“Picador herido”
Mariano José María Bernardo Fortuny y Marsal (1838-1874)

El 7 de octubre de 1973, en el coso de Teruel (Aragón) España, en corrida de toros donde consigue la alternativa como matador de toros  Luis Millán “el Teruel”, de manos de Julián García, y de segundo espada Luis Algarra “el Estudiante”, con toros de Carlos Sánchez Rico; el del doctorado corta dos orejas y rabo, aunque luego, abandona su profesión y no vuelve a vestirse de luces. En dicha corrida se dio la triste circunstancia de que al término de la misma el conserje de la plaza, Lucas Sánchez, fue cogido por un toro que había sido devuelto a los corrales. A causa de las heridas, falleció el 19 de octubre de 1973.

Fuente: “Don Víctor” /Blog Taurino “A los Toros”/ Efemérides de febrero 12 de 2011

http://alostoros.blogsome.com/2011/02/

 

El periódico de Aragón con base en GEA (la gran enciclopedia aragonesa) refiere que Luis Millán Sánchez «El Teruel», nacido en Teruel el 9 de marzo de 1949, y que tras una buena época de novillero se hizo matador de toros el 7 de julio de 1973; Paquirri fue padrino y Manolo Cortés testigo; pero la ceremonia no pudo rematarse por cogida del toricantano. Por ello la alternativa volvió a prepararse para el 7 de octubre de 1973, esta vez en Zaragoza y en esa ocasión Luis Millán logró un éxito que no volvió a repetirse corriendo el tiempo.

Fuente:

http://www.enciclopedia-aragonesa.com/voz.asp?voz_id=12234

 

Al respecto de la nota anterior de GEA, seguramente se trata de un error, ya que el doctorado de Luis Millán Sánchez (el Teruel) no acaece en Zaragoza, sino en Teruel en segundo intento. Lo que si había ocurrido en la plaza de toros de Zaragoza,  fue que vistió su primer traje de luces en un festejo para noveles que se celebró el 1º de septiembre de 1968. 

 

Don Aniceto Blasco del periódico digital “Eco de Teruel” publicó el martes 23 de marzo de 2010, una nota editorial titulada: “Setenta y cinco aniversario de la plaza de toros de Teruel”, donde apunta que Luís Millán “El Teruel¨ tomó la alternativa, la primera que se concedía en esta plaza, el día 7 de octubre del año 1973. Se la dio Julián García en presencia de Luis Algara “El Estudiante. Luís cortó este día tres orejas y un rabo saliendo a hombros de la plaza. Al terminar la corrida, el conserje de la plaza Lucas Sánchez fue cogido por un toro que había sido devuelto a los corrales. Las graves heridas sufridas fueron las causantes de su muerte el día 19 de octubre.

JUAN IGNACIO ERASO MARTIARTU (1956 - 1974)

Foto de Zubieta y Retegui: Juan Ignacio Eraso empitonado por “Palmillo”

Novel corredor de encierros, originario de Chantrea, Pamplona, de 18 años de edad que fue cogido de muerte el 12 de julio de 1974 en los Festejos de San Fermín por un toro de nombre “Palmello” la dehesa de los herederos de don Martín Arranz, en la calle Estafeta a la altura del callejón, muriendo a las pocas horas debido a las graves heridas.

El escritor taurino, don Juan José de Bonifaz Ybarra, dedica a este inocente corredor de encierros la siguiente cita << una nueva víctima de los encierros sanfermineros de Pamplona se registró el 12 de julio de 1974. En esta ocasión el fallecido fue el joven pamplonés Juan Ignacio Eraso Martiartu, que resultó cogido y corneado por el toro “Palmello”, berrendo en negro, de la ganadería de los herederos de Manuel Arranz. El deceso tuvo lugar aquella misma tarde en el Hospital Provincial de la capital navarra. " (Fuente: “Víctimas de la Fiesta”, Capitulo 7, Página 201)

El inolvidable cronista don José Alameda, refiere en su libro "Crónica de Sangre-400 Cornadas Mortales y algunas más" que habiendo hablado al Hospital Provincial, un médico le informó de los daños sufridos por Eraso: " Herida por asta de toro en el cuello, región sub-mandibular, con trayecto ascendente y apófisis transversal de la quinta vértebra cervical, rasgando en dicha zona raíces del plexo bronquial del lado derecho y seccionando arteria vertebral. Un segundo trayecto afecta la musculatura cervical y otro más rasga la laringe, faringe y el suelo de la boca, afectando a la mandíbula e infeccionando labio inferior. El herido presentaba también shock traumático con insuficiencia respiratoria central y sufrió paro cardiaco. La intervención quirúrgica, que duró cinco horas, fue inútil."

JOSÉ CARLOS FRITA FALCAO " PEPE FALCÓN " (1944 - 1974)

Foto cortesía del Site Taurino de Dale Pierce Who´s Who

Matador de toros que nació el 30 de agosto de 1944,  en Vila Franca de Xira en Portugal (el maestro Bonifaz le refiere originario de Aldeia de Povoas). Tomo la alternativa el espada portugués el 23 de junio de 1968 en Badajoz.  El 11 de agosto de 1974 recibió una cornada mortal en la ingle izquierda en la Plaza Monumental de Barcelona de "Cucharero o Cuchareto", toro negro número 12, de la ganadería de Hoyo de la Gitana propiedad de los hijos de D. Alipio Pérez Tabernero. Toro negro, de feo estilo por el pitón izquierdo, de 506 kilos de peso, ese día compartía cartel con los espadas Manuel Cortés y Francisco Bautista y rejoneando Álvaro Domecq. El bicho corrido en el cuarto lugar,  en un natural, cogió brutalmente al valiente espada portugués, infiriéndole una tremenda cornada en la ingle izquierda con desgarre de la femoral, y  de la cual brotó un enorme chorro de sangre;  José Carlos insistió en matar al toro, y la perdida de sangre fue tan grande que falleció a las 11 con 10 de la noche, del mismo día de la cogida, en la enfermería de la plaza, donde se instaló la Capilla Ardiente y de allí salió su entierro, tras una emotiva vuelta al ruedo en su ataúd, cargado por compañeros de profesión.  Si lo hubiesen llevado de inmediato a la enfermería al recibir la cogida, probablemente se hubiera salvado, pero su valor troyano lo perdió. José Falcón descansa en la paz del Señor en un curioso mausoleo en Villafranca de Xira. En un recinto del cementerio cedido desinteresadamente por el Ayuntamiento y concebido por el arquitecto amigo de José, señor Perdigao. Consta de una arcada donde  hay un monolito en forma de aguja que simboliza un asta de toro y cuya sombra queda proyectada sobre la tumba a las cinco de la tarde. Cuatro años antes de la tarde trágica en que perdió la vida,  había confirmado su alternativa en el coso de Insurgentes de México D.F. de manos del catalán Joaquín Bernadó y Antonio Lomelín. Su hija, Carla Sofía, nació el 28 de septiembre, mes y medio después del fallecimiento de su padre,  José Carlos Frita Falcao. (Fuente: Crónica de d. Juan José Zaldívar Ortega, de su obra “Víctimas del Toreo”.)


Cortesía de don Francisco Cañamero
http://la-lidia.blogspot.mx/2011_08_01_archive.html

El maestro Juan José de Bonifaz Ybarra refiere de su infortunada suerte, que << siempre utilizó en los carteles españoles el sobrenombre de José Falcón el diestro portugués, de Aldeia de Povoas, José Carlos Frita Falcao. Muy castigado por los toros y tras su matrimonio con una española, fija su residencia en Barcelona. En la plaza Monumental de dicha ciudad torea el 11 de agosto de 1974 ganado de la divisa de Hoyo de la Gitana, en presencia del rejoneador Álvaro Domecq y de los espadas Manuel Cortés y Fracisco Bautista. El cornúpeta corrido en segundo lugar, el negro “Cucharero”, le cornea en el muslo izquierdo al iniciar un pase natural, con desgarro de la femoral. Y en la enfermería del coso expiró a las 11 de la noche de aquel mismo día. La capilla ardiente  se instaló en la propia enfermería y de allí salió su entierro, tras una emocionante vuelta al ruedo dado a su féretro, portado a hombros de compañeros de profesión. "


Cortesía de
http://www.torerosdelmundo.blogspot.mx/

Cita don Rafael Gómez Lozano en su Blog Enciclopédico Taurino en Internet: "Toreros Mexicanos"- Sección Toreros del Mundo, que José Carlos Frita Falcao (José Falcón en los ruedos), el diestro portugués, nació en la Aldeia de Povoas, el 30 de agosto de 1944, recibiendo su alternativa el 23 de Junio de 1968 en Badajoz, España, de su padrino el Niño Sabio de Camas, Paco Camino, siendo testigo el valeroso Francisco Rivera "Paquirri", ante el toro "Norteño" de la dehesa de Cunhal Patricio. Posteriormente confirma su alternativa en Madrid el 27 de Julio de 1969, siendo su padrino Vicente Punzón, y atestiguando Aurelio García Higares, ante el toro "Arrallano" de Murteira Grave. Al año siguiente confirmó su alternativa en México el 13 de Diciembre de 1970, siendo su padrino Joaquín Bernadó, atestiguando el inolvidable Antonio Lomelín, frente a un astado de nombre "Valenciano" de la Ganadería de Zacatepec. Falleció en Barcelona el 11 de agosto de 1974 a consecuencia de la cornada del toro "Cucharero" de Hoyo de la Gitana.


José Falcón fué cogido mortalmente en la Monumental de Barcelona por el toro "Cuchareto"
Cortesía de don Víctor
http://alostoros.blogsome.com/2010/08/

"Detrás de un gran hombre hay una gran mujer"... y para muestra basta un botón:

Biografía de Rosa Gil


Cortesía del sitio en la Red
http://www.casaleopoldo.com/restaurante/biografia_rosa

Nací en el mismo edificio en el que está Casa Leopoldo, un 6 de marzo de 1949. Cuando hacia los 5 años dejé por fin de gatear, mi abuelo ya me puso un cajón para que -trepada en él- fregara los vasos de los cafés. Al ir creciendo, pasé a trabajar solo los fines de semana, en la cocina, como hasta entonces lo hicieron las mujeres de la familia. En ese entonces iba a un colegio donde no daban de comer, así que mi abuelo llamaba a dos vecinas y les pasaba una cazuela para que comiéramos juntas. Luego cambié a un colegio francés. Fue cuando conocí a un torero portugués muy joven...

Además de seguir trabajando los fines de semana, hacía de traductora a los clientes franceses del restaurante. Cuando tenía 20 años decidí irme a Inglaterra, donde pasé dos años largos. Quería demostrarme que podía vivir de mis capacidades. Y fue en cuanto regresé... volvió a cruzarse en mi camino el torero portugués.

Le había conocido con 14 años, cuando acompañaba a mi padre. Fue entonces, aquel mes de julio, cuando José Falcón, el torero, me dijo: «Rosa, no te quiero, pero te necesito...». El 29 de noviembre de 1973 nos casábamos. Ocho meses después lo mató un toro en la Plaza de Barcelona, y dos meses más tarde nació nuestra única hija... Trabajé algunos años en una agencia de viajes, para independizarme un poco de la sobreprotección familiar, y con 27 años me reincorporé a Casa Leopoldo, a la sala. En esa época mandaban los hombres, y así fue hasta que fallecieron.

A partir de ese momento, retiré a las mujeres de la cocina y las recuperé para la sala, el lugar que les correspondía. En 1997, a la muerte de mi padre, tomé las riendas y definí mi propia clientela, gran parte de ella procedente del mundo de la cultura, la farándula y el periodismo. Momento también de grave crisis, mi tarea fue recomponer el ritmo del establecimiento... Pero, ¡ojo!..., sin cambiar la atmósfera ni la esencia del restaurante. Recuperé el patrimonio deteriorado, y la vitalidad de la Casa...soy hija única, mi hija también lo és, tengo un gerente estupendo, una gran maitre y un primer cocinero excepcional, que procuran día a día que no cambie el perfil de Casa Leopoldo: familiar y paternal...sencillo y amigo...

MIGUEL ÁNGEL GARCÍA MEDRANO (1929 - 1974)

El novillero mexicano Miguel Ángel García nace en la ciudad de México, D.F. el 1 de octubre de 1929, formándose como novillero en la ganadería de don Heriberto Rodríguez, vecino de Apan (Hidalgo) por lo que se le consideró en muchas ocasiones un hidalguense de Apan. En esa población el señor Guillermo Delgado lo asigna como encargado de sus billares y le proporciona una habitación, permitiendo que –en sus ratos libres– se dedique a la torería. Viste por primera vez el traje de luces en esta población el 21 de agosto de 1949, posteriormente debuta en la placita capitalina “La Morena” dándose a conocer como un torero valiente a carta cabal. El 30 de julio de 1950 se presenta en La Plaza México causando sensación por su valor rayano en temeridad. Esta temporada torea dos novilladas más acusando un claro verdor, pero posee una personalidad que aunada a su valor lo hacen un novillero carismático. Don Enrique Bohórquez, redactor del diario ESTO le recomienda volverse al campo a perfeccionar su oficio, pero el empresario Alfonso Gaona –por su imán taquillero– lo programa como base de cartel para la siguiente temporada novilleril. En 1951 torea nueve novilladas, sumando ya doce y se convierte en el llena plazas; faenones y quites por gaoneras o por fregolinas espeluznantes, achuchones, cornadas y en ocasiones un temple exquisito, aumentan su atractivo sensacional. Alterna estos éxitos con Curro Ortega, Rafael García (padre de los Querencia) con El Ranchero Aguilar, con “El Callao”, con “El Piti” y con los españoles Julio Pérez “Vito”, Paco Honrubia, Jesús Gracia y Jerónimo Pimentel. Siete novilladas en 1952 y una más en 1953 llegando a sumar en su haber 20 en La Plaza México. (Sólo “El Callao” sumó más de 20 en esta plaza). Crónica de Carlos Hernández G. "Pavón". El 4 de octubre de 1953, el novillero mexicano Miguel Ángel García sale con una oreja en la mano de la Plaza de Las Ventas de Madrid, cuando para lidiar novillos de Prieto de la Cal, alternó con Joselito Álvarez y Félix Saugar “Pirri”, tales y tantas eran las cualidades del joven novillero mexicano.

 

Relata con verdadero dramatismo el prestigiado editorialista don Luis Iriberri Díaz,  que en la Plaza de Toros de la Maestranza de Sevilla aquél 2 de mayo de 1954, se daba el último festejo novilleril de la feria anual y desde luego el "Güero" Miguel Ángel García, novillero en ese tiempo de nacionalidad mexicana, sustituía en el cartel a Jaime Ostos que había sido arrestado por no haber cumplido con el servicio militar en aquél país. Salió el último astado de la tarde procedente de la dehesa de don Felipe Bartolomé que en las costillas estaba marcado con el número 18 y que de repente miró a un espontáneo que se le echó al ruedo y por ese motivo se formó un "herradero" tratando todos de sacar del ruedo al intruso. Restablecido el orden "El Güero" Miguel Ángel citó al toro de tercio a tercio y le alegraba con la voz para que embistiera lo que finalmente logró, intentando pegarle una larga cordobesa puesto de hinojos sin conseguirlo, pues el astado se le venció, hizo por él y limpiamente le metió un cuerno dentro de la boca. De dentro de su boca y entre sus labios, le manaba sangre al torero azteca lo que hacía temer un desenlace pues que llevaba una cornada muy seria y en efecto lo era. La atención al torero se retardaba pues que en la enfermería de la plaza no había un aparato extractor de sangre y de esa manera le llevaron al Hospital Civil. En la misma ambulancia le acompañaba el ahora extinto Capellán de la Plaza "México" el taurinísimo Padre Roberto González Padilla que por cierto vestía de corto, no como un sacerdote y subió también el matador Fermín Espinosa. El pronóstico era de gravedad plena y algunos pensaban en que el matador García perdería la vida, por lo que se le avisó a su madre y al empresario de la Plaza "México" en ese entonces Alfonso Gaona. Y más se temió por su vida cuando fue expedido el Parte Médico que decía lo siguiente: "...Herida por asta de toro que interesó el paladar anterior y el posterior, que atravesó la  fosa piroidea derecha alcanzando el peñasco, produciéndole fractura en la base del cráneo, con parálisis del nervio facial y gran otorrragia. Pronóstico muy grave..."  Se le hizo transfusión de sangre de 800 c.c. y de ahí se le envió a terapia intensiva hasta  la recuperación.” Es de imaginar que en todo el periodo de recuperación, el "Güero" Miguel Ángel García sufriera de suyo con dolores muy intensos y en esos quince días ya le acompañó su señora madre que había llegado procedente de México. Luego de largos meses de cuidados, el matador volvió a los ruedos reapareciendo en Madrid al final de la temporada. Por lógica el matador García ya no fue el mismo y a poco sus facultades mentales se vieron disminuidas y el hombre hacía cosas raras mostrando que no estaba en sus cabales, asunto éste que en una corrida celebrada ya en México, la autoridad del callejón de la Plaza "México" quiso impedirle que continuara en la lidia. Interrogado por esa actitud, el matador aseveraba que estaba en la Plaza de Sevilla y que esa tarde les daría un "baño" a sus alternantes. Desde luego siendo notoria su situación mental, poco a poco fue desapareciendo de los carteles y del medio taurino. Se despidió de los ruedos en un festival organizado para el 24 de mayo de 1969. Y su vida ya fue otra, engordó muchísimo y a poco perdía completamente la razón y vagaba sin rumbo por las calles de la Ciudad de México sin que nadie le echara una mano en la ayuda, y de esa manera muchas ocasiones fue recogido como indigente para llevarlo a un lugar en donde pasara la noche. Le bañaban y le ponían ropa limpia. Hasta que pasados muchos meses, fue hallado muerto en una banca del Paseo de la Reforma de la Ciudad de México y llevado como desconocido al anfiteatro, en donde se diagnosticó su muerte a causa de una ingesta excesiva de alcohol y de droga que combinadas le quitaron la vida. De alguna manera nuestra inolvidable amiga Gloria Rizo, se enteró de su muerte, le identificó en el anfiteatro de la Cruz Verde y de su peculio pagó el sepelio del infortunado torero mexicano, para evitar que fuera enviado a la fosa común. Dejó a su esposa y a tres niños huérfanos.

 

La versión de su fallecimiento, descrita  por el cronista Carlos Hernández G. "Pavón",  es que <<un 3 de septiembre de 1974 sufre en el mercado de La Merced un ataque de epilepsia y días más tarde el 12 del mismo mes de septiembre de 1974,  fallece sin ser identificado. Al ser llevado a la morgue, días después del hallazgo de su cadáver, los practicantes de medicina indican a su maestro que parece tratarse de un torero pues le observan varias cicatrices en el cuerpo. El maestro, que llevaba alguna amistad con el cronista Pepe Alameda, lo llama y le pide reconocer la identidad de un posible torero. José Alameda lo hace y da parte del hecho a sus familiares y al público. "

El domingo 23 de mayo de 2010, recibí un correo electrónico de Doña Rosa Celia García, hija del extinto novillero Miguel Ángel García Medrano, donde textualmente me solicita " Buenas tardes a todos los lectores. Esta página me resultó muy interesante, pero quiero hacer unas correcciones en la biografía de "Miguel Ángel García". En primer lugar él no era adicto a las drogas, el mundo de la tauromaquia te da al por mayor Vino, Mujeres y Canto. Sí era alcohólico, pero no drogadicto como se menciona. En segundo lugar, la que lo buscó y lo encontró fue su esposa con el apoyo de muchas personas del medio que si eran sus amigas, no la señora mencionada. Espero que tomen en consideración estos comentarios y corrijan la biografía. "

BAUTISTA CORRAL LASENT (XXXX - 1974)

Solo para efectos ilustrativos
Vista de Chiloeches (Guadalajara) España
Cortesía de Fotochicho/ Sitio Web: http://www.panoramio.com

Un aficionado, natural de Azuqueca de Henares (Guadalajara, España), halló su fin al resultar herido, en septiembre de 1974, en la villa de Chiloeches, de la misma provincia. Se llamaba el finado Bautista Corral Lasent. (Fuente: Crónica de don Juan José de Bonifaz Ybarra, de su obra “Víctimas de la Fiesta”, Capítulo 7, Página 201).

En el segundo Anuario Taurino Internacional, que amablemente me envía el cronista Rafael Gómez Lozano (Dientefino), consignan que en septiembre de 1974 fallece por asta de toro el aficionado BAUTISTA CORRAL LOSENT en Chiloeches (Guadalajara).

RAÚL CONTRERAS "FINITO" (1947 - 1974)

Torero mexicano nacido en Chihuahua, Chihuahua el 6 de enero de 1947, hijo de Alberto Contreras “El Ronco”, administrador de la dehesa de Tomás Valles. A los diez años comenzó con becerras, y como novillero a los 14 en la plaza "Oriente" de San Miguel de Allende, donde cortó su primera oreja al novillo "Carmelito", de la dehesa de Begoña. Al verlo torear, Bohórquez, corresponsal del diario “Esto” en Cd. Juárez,  le puso el mote de “Finito”. El 8 de septiembre de 1963 se dio su presentación  en la Plaza México, compartiendo cartel con Juan de Dios Salazar y Paco Lara con novillos de Zotoluca, toreando este festejo aún convaleciente de una grave cornada que le infirió un novillo de San José de Buenavista en Monterrey. Obtuvo triunfos resonantes en plazas de provincia y  en "El Progreso" de Guadalajara, Ignacio García Aceves lo incluyó  en varias corridas. El 13 de dic de 1964 fue herido de gravedad por un novillo de Garfias en  Guadalajara, pero a  pocos días reapareció en el festejo navideño y se llevó el “Estoque de Plata” en una tarde en la que alternó con Jesús Solórzano, Manolo Rangel y Rafael Muñoz "Chito". Sus triunfos en Guadalajara fueron tan significativos que fue invitado a participar en el serial novilleril en 1965 en "El Toreo" de Cuatro Caminos en México D.F. En ese mismo año, su apoderado, Tomás Valles Hicks, lo llevó a España haciendo una gran campaña y alternando con lo mejor del escalafón taurino de la madre patria. Se presentó en Barcelona el 17 de julio de 1965, alternando con Manolo Sancúlar y Palomo Linares, con novillos de Salustiano Galache, saliendo en hombros después de dar una vuelta en su primero y cortar las dos orejas de su segundo. El 31 de octubre de 1965 “Finito” tomó la alternativa en la Plaza La Esperanza de su tierra natal, siendo su padrino Joselito Huerta y de testigo Antonio del Olivar, con el toro "Coloritos" de la ganadería de La Laguna, al que le cortó una oreja. Regresó a España en 1966 y el 1 de mayo  se presentó como matador de toros en Jerez de la Frontera acompañado de Antonio Bienvenida y Antonio Ordóñez. Durante su presentación en Barcelona recibió una grave cornada que le trajo de vuelta a México sin poder confirmar su alternativa en "Las Ventas" de Madrid.


En "El Toreo" de Cuatro Caminos de México D.F.  hizo el paseíllo en 4 ocasiones actuando con Joselito Huerta, Manolo Martínez, José Fuentes, Antonio Ordóñez, Cesar Girón y Guillermo Sandoval, pero la tarde del 3 de julio de 1966 fue todo un acontecimiento al darse un mano a mano con Manuel Benítez “El Cordobés”, en una corrida en la que se agotó el boletaje. Meses después se vuelven a topar ambos en  Chihuahua, el 13 de nov del 66,   completando la tercia Mauro Liceaga, tarde que los tres espadas salieron en hombros al cortar ocho orejas y un rabo a los toros de San Martín. “Finito” se fue por delante al cortar cuatro orejas y un rabo. Cuando “El Cordobés” regresó a España al término de su campaña en México, le preguntaron que cuál de los toreros aztecas  era el mejor,  y sin dudar respondió: "No se cuál es el mejor, pero el que más me empujo, que me hizo que me arrimara más a los toros, que no me daba momento de respiro y que hizo que me entregara a tope fue Finito". Confirmación de alternativa en la Plaza México el 29 de enero de 1967, siendo su padrino Juan Silveti y de testigo el diestro español Juan García “Mondeño”, con el toro "Saucito", de Torrecilla. El 7 de enero de 1968, en la Plaza México, alternando con Manuel Capetillo y Ricardo Castro. Al quinto de la tarde, de nombre "Sonajero", le cuajó una magistral faena coronada con una gran estocada y así cortó el rabo número 67 de la historia de este monumental coso. Dos semanas después reaparece alternando con Raúl García y “Calesero Chico”, lidiando un encierro de Santo Domingo y al quinto toro de nombre "Gladiador", “Finito” le hizo una gran faena premiada con dos orejas. La temporada de 1969 fue muy castigada para “Finito” porque sólo toreó 18 corridas y cortó una solitaria oreja, quizá debido a las cornadas que recibiera en la plaza "La Luz" de León, y la de la Plaza México, el 9 de marzo por el toro "Barbero", de la ganadería de Santo Domingo. En 1970 su carrera comenzó a decrecer y sólo se vistió de luces en trece ocasiones, cortando siete orejas, cinco de ellas obtenidas en Ciudad Juárez. El 29 de noviembre de 1970 “Finito” fue padrino de confirmación de la alternativa de Francisco Rivera "Paquirri" en la Plaza México, teniendo como testigo a Manolo Martínez, con toros de José Julián Llaguno. En 1971 hizo el paseíllo en 15 tardes, llevándose a la espuerta un total de diez orejas. En 1972 se reencuentra  consigo mismo, actuando en 24 corridas en las que cortó treinta orejas y un rabo y  en la temporada de 1973 se viste de luces en 19 ocasiones, cortando 23 orejas y cuatro rabos. Siempre a más, la de 1974 fue una temporada extraordinaria para el diestro de Chihuahua que se vistió con el terno de seda y oro en 19 tardes, cortando 35 orejas y tres rabos.  “Finito”  muere el 4 de diciembre de 1974 a la edad de 27 años, como consecuencia de un accidente automovilístico ocurrido en la ciudad de México (así figura escrito en varias biografías). Sin embargo, la realidad fue que a finales de agosto, toreando en Tijuana, un toro lo empaló con el pitón lanzándolo por los aires y cayó de cabeza, sufriendo una pequeña conmoción cerebral del cual se repuso para salir a torear su segundo toro. Y una semana después, al estar toreando a su segundo toro en San Luis Potosí, se desvaneció sin que nadie supiera qué le ocurría. En la enfermería de la plaza le diagnosticaron conmoción cerebral y después de estabilizarlo permaneció hospitalizado dos días, antes de ser trasladado a la ciudad de México en una ambulancia aérea. Los médicos a su cargo comentaron que el tratamiento de “Finito” llevaría más de un año, con la prohibición precisa y estricta de estar impedido para torear y conducir vehículos, noticia que le cayó como un balde de agua fría. El irredento carácter de “Finito” hizo que no acatara la prohibición de no manejar, y el 23 de noviembre de 1974 sufrió un accidente automovilístico en el Periférico de la Cd. de México, en una pendiente con curva de la que salió disparado para estrellarse contra un árbol. Resultó con heridas graves que no ponían en peligro su vida, pero “Finito” entró  en depresión, rechazando los medicamentos y dejando de alimentarse, circunstancia que lo condujo a la muerte el 4 de diciembre del mismo año. Su muerte provocó un gran dolor en el medio taurino, sobre todo porque se trataba de un torero con mucha proyección que iba a dar guerra de la buena. Así que aquella ilusión se truncó de tajo.

JAIME SÁNCHEZ (XXXX - 1974)

Solo para efectos ilustrativos
“Sorpresa” (1985)
Obra del pintor español Bernardo Roquero

Refiere el cronista Dale Pierce, en su admirable página de Internet “Who´s Who”, que << Jaime Sánchez fue un oscuro novillero, conocido casi exclusivamente en los libros de historia por morir después de ser corneado en el cuello en una novillada en 1974, después de sólo un puñado de capeas y novilladas en su haber. "

El 5 de noviembre de 2010, recibí una carta del cronista taurino Federico Sánchez, avecindado en Mérida Yucatán, y con su mejor ánimo de ayudarme en el perfeccionamiento de esta humilde necrología de tragedias taurinas, me participa que, en el mes de septiembre de 1974 murió un valeroso novillero-chonero llamado JAIME SÁNCHEZ, en la mexicana ciudad de Tepalcingo, Edo de Morelos, para después agregar, entristecido, que << El joven al que me refiero, lo degolló un toro, y murió sin recibir asistencia médica alguna. El tiene una placa alusiva en los Viveros de Coyoacan en la Cd. de México, D.F., donde muchos, que en algún momento quisimos ser toreros, y que hasta la fecha lo llevamos en la sangre, nos juntamos para entrenar y charlar. Sus restos descansan en el panteón de Iztapalapa en México D.F. ¿Ahora la pregunta del porqué le llamo chonero? Porque son novilleros que van de pueblo en pueblo, toreando en las fiestas; allí sueltan toros cebú que no se matan, y que llevan de feria en feria acaudalando mañas. En promedio llegan a pesar estas reses resabiadas cerca de la tonelada, con unas encornaduras tan magnas, que las de los Miuras de Zahariche se quedan cortas. >> Tal y tanto es el valor y la maestría que se requiere para enfrentarlas, que suceden tragedias como la de Jaime Sánchez, que Dios guarde en el Cielo. Jaime era amigo cercano del afamado matador Rodolfo Rodríguez "EL PANA".

Don Luis Ruiz Quiroz, el afamado historiógrafo taurino, refiere en sus leídas efemérides que le publica la página de Internet, "Campo Bravo-México" de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia (ANCTL) refiere que: El 22 de septiembre de 1974 muere en Tepalcingo, Morelos Jaime Sánchez víctima de una cornada en la yugular por un novillo de la ganadería "La Cuatralva" cuando alterna con Armando Tovar, Rafael Sandoval y Antonio Hernández.

La ganadería de "La Cuatralva" tiene asiento en San Felipe Guanajuato, con divisa verde, rojo, amarillo y morado, siendo su finca principal la ubicada en San José de Buenavista, siendo su propietario don José Alberto Aranda Díaz Infante, habiendo sido fundada en 1954 . Esta casa conserva su origen Vazqueño, en las pintas de sus astados, abundan los toros de pelo jabonero o albahío, de hechuras finas, con seriedad, por su procedencia de San José de Buenavista.

JOSE JUAN SORDO BRINGAS (1942 - 1974)

Al centro Don Juan Sordo Madaleno (finado)  con sus hijos
José Juan  (finado) y  el ahora Arquitecto y Ganadero  de Xajay, Don Xavier Sordo Bringas
Foto de Arroyo, cortesía del Sitio Web:
http://www.xajay.com.mx/xajay/galeria/44_sr.jpg

Siendo el mayor de los hijos, fue durante algunos años, la mano derecha de su padre, el afamado Arquitecto y Ganadero Don Juan Sordo Madaleno, para el manejo de la prestigiada dehesa de Xajay (en idioma Otomí,el significado de Xajay es “Tierra húmeda”), comprada hacia 1963 a los hermanos don Jorge y Edmundo Guerrero Perrusquía, cuyos animales fueron trasladados de la Hacienda de Xajay  en San Juan del Río a la pretérita Hacienda de La Laja, en Tequisquiapan, Estado de Querétaro, en México.

El ganadero José Juan Sordo Bringas, nació el 3 de junio de 1942 en México D.F., siendo hijo de Doña Magdalena Bringas Aguado y de Don Juan Sordo Madaleno, habiendo cursado estudios en el Colegio Patria y en la Universidad. Tuvo el infortunio de fallecer muy  joven, a los 32 años de edad, al sufrir un  accidente automovilístico el 17 de octubre de 1974, al parecer, transitando por la carretera México-Querétaro,  Descansan sus restos junto a los de su padre en el Panteón Español, Cripta M-25 en México D.F.

Fuente: Don Víctor Cano Sordo
http://www.bisabuelos.com/lib/lalaja.pdf
En el diario ABC de Madrid, del 20 de octubre de 1974, aparece una esquela de don José Juan Sordo Magdalena Bringas, citando que falleció en México D.F. el 18 de octubre de 1974.
Fuente:
http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1974/10/20/106.html 

LUIS SEGURA SUERO (1938 - 1975)

Luis Segura nació en Madrid el 7 de junio de 1938 y fue muerto en Valdemorillo (Madrid) el 16 de febrero de 1975. Debutó el día 17 de julio de 1955 en la madrileña plaza de Vista Alegre, paso previo a su presentación oficial en las arenas de la Monumental de Las Ventas, que tuvo lugar el 24 de marzo de 1957. En esa misma catedral ilustre tomó la alternativa el día de San Isidro de 1958, apadrinado por Rafael Ortega Domínguez, quien le cedió los trastos con los que habría de lidiar y estoquear al toro “Elegido”, perteneciente a la ganadería de don Fermín Bohórquez. El diestro Antonio Chenel Alvadalejo, paisano de Luis Segura, hizo las veces de testigo.

 

Luis Segura fue uno de los más grandes toreros de Madrid. El diestro de Usera tenía arte para dar y tomar. Algunos dijeron que era amanerado. Algunos, que se consagró tan sólo por un quite. Otros, que fue una moda pasajera. Luis Segura toreaba con arte, elegancia -tan madrileña-, pureza y verdad. Luis Segura toreaba con la finura clásica de los toreros de Madrid. Buenas maneras, que no amaneramiento. Por chicuelinas quitó como el mejor. Nunca fue, como envidiosos y frustrados han querido mostrarlo, una moda pasajera. Su forma de vida romántica le llevó lejos de aquí. A las Américas.
Volvió Luis Segura, vencido, en 1974, con su mismo toreo clásico. Vuelta imposible que le costó la muerte en un infausto festival en el serrano Valdemorillo. Había regresado un torero olvidado, ajeno a las modas. Y un infarto cruel acabó con él.
 
Luis Segura, el torero grande del barrio de Usera, abrió la puerta de Las Ventas un lejano mayo de 1959. Rafael Ortega, el torero de la isla de San Fernando, y Joaquín Bernadó, le acompañaron en tarde memorable. Pasa la vida, pasan los años, calladamente se va la juventud. El toreo de Luis Segura queda.

 

Luis era el hermano mayor del también matador  Manolo Segura, “El León de Málaga”, ambos hermanos  han sido destacados por el escritor Vincent Kehoe en sus libros. Luis figuró tanto en España como en México (donde toreo una veintena de corridas)  a través de los años y, en definitiva, murió en la plaza de toros como un triunfador, no de una cogida, pero si de un fatal ataque al corazón en el curso de la acción. Por su parte  Manolo, más sano y longevo, ha sido honrado meritoriamente en vida en su tierra, al conferirle su nombre, a la Puerta Grande de la Plaza de Toros de la Malagueta. 

HÉCTOR ALBERIZ VILLAMOLINA " EL CHANO " (1936 - 1975)

De la hemeroteca de don Rafael Gómez Lozano (Dientefino)
Extraída del libro "Colombia, tierra de toros" de Alberto Lopera "Loperita"

El 3 de julio de 1975, en Madrid, Héctor Villa (el Chano) es arrollado y muerto por un turismo. (Fuente: Hemeroteca del Diario ABC de Madrid del 9 de noviembre de 1976).

 

El Web-Site: “Historia del Torero”/ (http://www.historiadeltorero.com), refiere que HÉCTOR ALBERIZ VILLAMOLINA, fue un << matador de toros nacido en Pereira Risaralda (Colombia) el 8 de agosto de 1936. Su nombre de pila no se presta a plantarse tal apodo. Y además, es usurpado, porque lo han llevado otros antes que él y a ellos pertenece. No le es aplicable el apodo, pero sí el refrán que dice: < Porque poco seso se necesita para tomar la alternativa sin haber comido ni bebido el oficio>. ¿Cómo curar el tropezón? Este Héctor es colombiano, y la primera noticia que tuvimos de su existencia fue la de enterarnos de haber recibido la alternativa en Montoro (Córdoba) el 8 de octubre de 1967, concedida por (el Inclusero) y actuando (el Brujo) de segundo matador. Del conde de Ruiseñada fue el ganado que en tal corrida se lidió. A pesar del poco tiempo transcurrido desde su doctorado (!), estamos seguros de que la inmensa mayoría de los aficionados ignoran la existencia de este torero. En la madrugada del 9 de julio de 1975 fue atropellado por un turismo en la calle Padre Damián, de Madrid, y resultó con tan graves lesiones que ingresó cadáver en el centro sanitario al que, sin pérdida de tiempo, fue trasladado. Tal fue el trágico fin de este voluntarioso diestro colombiano. "  

Cita el escritor e historiador Héctor Budar en su obra "Final sin Gloria (Doscientos años de historia)" de Héctor Villa "El Chano".- El nombre de pila de este matador de toros colombiano, nacido en la ciudad de Pereira fue: Héctor Alberiz Villamolina, vio la luz primera el 8 de agosto de 1936.
El 3 de septiembre de 1961, triunfa con salida a hombros de la plaza Santa María de Bogotá, Colombia, alternando con los mexicanos Jesús Silva "El Potosino" y Juan Antonio Silveti, quienes resultaron heridos.
Le repiten en el mismo coso el siguiente día 17 del mismo mes y gana la oreja de oro, trofeo que disputaban con él, José Díaz "Marqueño", "El Potosino" y Rafael Palacios. Torea en ruedos de Venezuela y Panamá y llega a España en febrero de 1963 para intervenir en la temporada. El 14 de abril se presenta en la plaza Vista Alegre de Carabanchel, Madrid, para estoquear un encierro de Escudero Calvo, siendo ovacionado en los tres tercios. En 1967 toma parte en seis novilladas en España y al término de la campaña, el 8 de octubre toma la alternativa en Montoro, Córdoba, de manos de Gregorio Tébar "El Inclusero", quien en presencia de Juan Cabello "El Brujo" le cede la muerte del primer toro del Conde de Ruiseñada, del que le conceden las dos orejas y rabo, habiendo cosechado los mismos trofeos en el toro que cerró plaza.
El 20 de abril de 1969 resultó herido en Brozas, Cáceres, por un toro de Cristina Terry, en la tarde triunfal donde cortó 4 orejas y un rabo. El 31 de agosto es nuevamente herido en Cella, Teruel. En 1972 interviene en España por última vez en una corrida de toros. En la madrugada del 9 de julio de 1975 fue atropellado por un automóvil en la calle de Padre Damián, de Madrid, resultando con tan graves lesiones que ingresó muerto al centro hospitalario, al que sin pérdida de tiempo fue trasladado. Este fue el FINAL SIN GLORIA de este valiente diestro colombiano.

GREGORIO GÓRRIZ SARASA (1935 - 1975)

Corredor nato del encierro, natural del Lete y vecino de Arazuri (Navarra) de 40 años de edad y profesor de atletismo de la Universidad de Navarra, fallecido el 9 de julio de 1975,  tras recibir tres cornadas en los festejos de San Fermín  del toro "Navarrico" de la dehesa de Don Francisco Javier Osborne, en el callejón de entrada a la Plaza de Toros.

 

Sufrió las cornadas cuando se encontraba caído en un montón formado a la entrada del coso. "Me voy al encierro. Vendré a la hora de comer", le dijo a su madre antes de salir en bicicleta con unos amigos hasta Pamplona. Fue uno de los pioneros del atletismo en Navarra, especializado en los 10,000 metros planos, y protagonista, sin pretenderlo, de la película "La Trastienda". En los "Sanfermines" de 1975 se rodó en Pamplona "La Trastienda", película estrenada pocos meses después de muerto Franco.

 

El erudito Taurino, Juan José de Bonifaz Ybarra, le cita en su obra "Víctimas de la Fiesta" al referir que, << el tradicional encierro de Pamplona continúa cobrando su trágica contribución de vidas humanas. El 9 de julio de 1975 caía el veterano corredor Gregorio Górriz Sarasa, al ser alcanzado por el toro "Navarrico", de la vacada de Francisco Javier Osborne, de capa colorada. La víctima, de sobresalientes condiciones físicas, había sido corredor de atletismo en pruebas de fondo y entrenador de tales disciplinas en la Universidad de Navarra. "

VICENTA FERRERES DOMÉNECH (1892 - 1975)

Solo para efectos ilustrativos

Plaza Mayor de San Mateo (Castellón) España

Cortesía de José Goncalves/ http://es.wikipedia.org

El sábado 6 de septiembre de 1975, doña Vicenta Ferreres Doménech de 83 años natural de Chert (ó Xert en valenciano), es corneada y muerta por un toro en San Mateo (Castellón).  Fuente: http://juliansegarra.webatu.com

ANTONIO MEJÍAS BIENVENIDA (1922 - 1975)

Antonio Bienvenida y el erudito taurino don José María de Cossío

El más famoso y con mayor número de años en activo de los descendientes de Manuel Mejías Rapela. Nació el 25 de junio de 1922 en Caracas (Venezuela) y tomó la alternativa en Madrid, el 9 de abril de 1942, mano a mano con Pepe Bienvenida y toros de Miura. Don José María de Cossío describe así el toreo de don Antonio: "Busca su puesto en la aparente ligereza sevillana, pero con un matiz de melancolía que no llega al patetismo. Esta negativa a conducir su arte por los escapes que pudiéramos llamar románticos del arte de torear caracteriza su toreo y le da pleno derecho a la consideración de clásico, de maestro clásico de su arte". De ello dio fe en las más de 800 corridas toreadas y en los más de 1.600 toros que cayeron bajo su espada. El 16 de junio de 1960 intentó la hazaña de matar 12 toros de distintas ganaderías, seis por la tarde y seis en corrida nocturna, viéndose obligado a desistir después de que doblara el noveno. Se retiró definitivamente en la plaza madrileña de Vista Alegre, el 5 de octubre de 1974. Tentando unas vaquillas en la finca “Puerta Verde”, de Amelia Pérez-Tabernero, sita en San Lorenzo de El Escorial (Madrid), el 5 de octubre de 1975, una de ellas, de nombre “Conocida”, de pelo negro, nº 7, con unos 300 kilos de peso, se quedó pegada a la puerta de salida, y cuando se abrió de nuevo para soltar a la siguiente, regresó a la placita, con tan mala fortuna que no la vio el diestro, que estaba de espaldas. Hizo la infausta por él y sufrió una aparatosa voltereta, que le produjo lesiones irreversibles en las vértebras cervicales a consecuencia de las cuales falleció el 7 de noviembre de 1975. (Fuente: Crónica de d. Juan José Zaldívar Ortega, de su obra “Víctimas del Toreo”)

Al respecto de su inesperada muerte, el erudito Juan José de Bonifaz Ybarra, refiere que << lejos de una repleta plaza de toros en tarde de sol y feria, habría de encontrar un insospechado y trágico fin el veterano maestro Antonio Mejías Jiménez, quien, al igual que sus familiares, honró el apodo de “Bienvenida”. Retirado definitivamente de la arriesgada aventura torera, en la que siempre ocupó un puesto relevante, el 5 de octubre de 1974 en el coso madrileño de Vista Alegre, parecía haberse alejado, de por vida, del peligro de las cornadas. En la mañana del 4 de octubre de 1975 se desplaza, en unión de su hermano Ángel Luis y de su sobrino Miguel – quien por entonces soñaba reverdecer las viejas glorias taurinas de su linaje- , a la finca que en el término municipal de El Escorial posee la ganadera Amelia Pérez-Tabernero. Allí torea unas vaquillas impartiendo su postrera lección magistral , cuando una de ellas, “Conocida”, retorna a la placita de tienta, al ser su puerta abierta para dar salida a la siguiente res, y embiste por la espalda a Antonio, que no la ha visto, y lo lanza al aire, con tan mala fortuna que al caer en mala posición se producen irreparables lesiones en las vértebras, que ocasionaron el fallecimiento del antiguo espada en la tarde del siguiente día 7 de octubre de 1975 en la Residencia Sanitaria de La Paz, de Madrid. Un monumento instalado cerca de la puerta grande del madrileño coso de Las Ventas, por la que tantas ocasiones salió en vida y una vez muerto, recordarán a las generaciones venideras las calidades, profesionales y humanas, de esta gloria de la torería. "

El padre de la afamada vaquilla asesina de nombre "Conocida" que causó la muerte del inolvidable diestro Antonio Bienvenida el 7 de noviembre de 1975 se llamaba "Navajito", un encastado y noble toro negro de Amelia Pérez Tabernero, lidiado e indultado en Segovia el 29 de junio de 1968.
Fuente:
http://aportagayola.wordpress.com/el-toro/toros-famosos/

DOMINGO GONZÁLEZ LUCAS " DOMINGUÍN " (1920 - 1975)

Domingo Dominguín ( el que recibe al centro)  sorteando. San Fermin´50 (© Inge Morath Foundation)
Cortesía del Sitio Web: A paso de Banderillas/ http://www.feriadeltoro.net

Refiere el Sevillano Diario ABC del 22 de noviembre de 1977, que << hace un par de años (se refieren al año de 1975), en Guayaquil Ecuador, se pegó un tiro en la cabeza Domingo (Dominguín), un gran señor del mundo de los toros, todo un intelectual, seguramente el torero con más amor por la cultura que ha existido después de Ignacio Sánchez Mejías. "

El 13 de julio de 2008, el eximio cronista Benjamín H. Montanari, escribe una brillante editorial para el diario “El Almería”, titulada: “Los Dominguín, sangre almeriense”, donde refiere que la bellísima pelotari gitana, natural de Tíjola, Gracia Lucas Lorente, casó con un torero de nombre Domingo González apodado “Dominguín”. De ellos nacieron cinco hijos, “Los González Lucas”. A los varones les pusieron el nombre de: Domingo, Pepe y Luis Miguel, estirpe de la saga Dominguín. Antonio Ordóñez se casó con Carmen Dominguín, hermana de los tres toreros, siendo Domingo el apoderado de su cuñado. Domingo murió en el año 1975 en Guayaquil, en Ecuador. Dicen que por las relaciones con una periodista colombiana que le forzó a pegarse un tiro en el corazón. Otros más cercanos refieren que lo mataron por su relación con la ex-mujer del gobernador del Valle del Cauca. -Nadie se pega dos tiros en el pecho-. Así se las juegan por allá.

En la hemeroteca del 30 de junio de 2007 del Diario Tribuna de Salamanca (Editorial de don Paco Cañamero) refiere sobre la llegada de Domingo “Dominguín” al Ecuador, donde  se instaló en la finca ganadera de Santa Mónica, al lado de Cayambe, la hermosa ciudad que es la tierra de las flores, la música y la nieve, donde permaneció como eficaz mayoral e improvisado picador de muchos toreros españoles cuando actuaban en Ecuador o Cayambe. Había transcurrido una década desde que emigró, cuando un genial taurino español se fue a vivir allí. Se trataba de Domingo Dominguín (hermano de Luis Miguel y suegro de Curro Vázquez) cuando rompió con todo se marchó a esa tierra donde fundó la ganadería de ‘Aracataca’ y llevó como hombre de confianza (con todos los poderes) al salmantino Manolo Cerezo.  Pocos años duró la relación entre Cerezo y Domingo “Dominguín”, pues un día que toreaba su yerno Curro Vázquez, en Cayambe, Manolo acompañó a Curro como hombre de confianza dejando a su suegro en el hotel, con la disculpa que enseguida iría para allá, pero nunca llegó a la plaza y al regresar de la corrida, Curro y Cerezo, desazonados, encontraron el cuerpo de Domingo Dominguín, que se había pegado un tiro en la cabeza.  

Refiere don Rafael Gómez Lozano (Dientefino) haber leído que DOMINGO GONZÁLEZ LUCAS (DOMINGUÍN) nace en Madrid, España el 10 de junio de 1920.

El guionista y director de cine Joaquín Jordá cuenta:
«La historia de los Dominguín da para varios libros. Tres hermanos, a cual más distinto. Tres críos toledanos que comienzan a torear en la primera posguerra, en los años más duros. Una cuadrilla de niños toreros explotados por su padre, padre y patrón, hasta que se independizan.» Yo fui amigo íntimo de Domingo, el mayor. Domingo era comunista y Luis Miguel era un asiduo de El Pardo y las cacerías de Franco, pero respaldaba a su hermano en todo, porque estaba fascinado por él. Domingo decía que entró en el PC por las injusticias que había vivido de pequeño y por el recuerdo de la Guerra Civil. Y por excentricidad, y por ganas de llevar la contraria. En una entrevista en Dígame le preguntaron por sus santos de cabecera y dijo: "San Marx, san Lenin y san Stalin". Luis Miguel tenía audiencia directa con Carrero Blanco, que más de una vez le hizo alguna advertencia sobre Domingo. En una cacería, Franco le preguntó: "Dígame, Dominguín, ¿quién es el comunista de los tres?". Y Luis Miguel le contesta: "Los tres, mi general, los tres". Tras su ruptura con el partido, Domingo acabó en Suramérica, pasando armas para la guerrilla venezolana. Hubo una delación y se suicidó, entre otras cosas, para que no le pillaran. En cuanto a Pepe, nunca llegó a ser un mito público, como Luis Miguel, ni un mito secreto, como Domingo. Estaba muy enamorado de su mujer, la actriz María Rosa Salgado, y siempre se mantuvo en un segundo plano, centrado en su vida familiar. »Como torero, Domingo era castellano en el peor sentido de la palabra: un estoqueador certero y directo, sin vuelos. Pepe era un buen banderillero, y Luis Miguel era un completo, pero al principio tuvo que pechar con la hostilidad de los aficionados, que le acusaban de haber llevado a la muerte a Manolete en aquel famoso mano a mano que acabó con su cogida: el torero joven, descollante, enfrentado al torero mayor, al que le fallan las fuerzas. Otro mito clásico, ¿no? Y también, probablemente, una exageración. Pero desde principios de siglo, los toros en España habían sido un mundo de enfrentamientos acérrimos, de estar con uno o con otro: una cadena que enfrentaba a Joselito con Belmonte, a Manolete con Arruza, a Dominguín con Manolete, y, a finales de los cincuenta, a Ordóñez con Dominguín en aquel "verano peligroso" que relató Hemingway. Historias españolas. Españolísimas».
Pere Portabella: «El mundo de los Dominguín era absolutamente violento. Era un clan, un clan con sentimiento de tribu. Había un vínculo fortísimo entre los tres hermanos: Domingo, Luis Miguel y Pepe. El vínculo de la lucha por la vida, de la supervivencia. Poco a poco fueron contándome cosas de su infancia y adolescencia. Cosas terribles, escalofriantes. Venían de la pobreza más absoluta y fueron explotados por su padre, el viejo Dominguín, que era un torero mediocre y descubrió que en sus hijos tenía un filón. Pero nadie podía faltar a su padre en su presencia. Ni a nadie de la familia. Eran ellos contra el mundo. Parecían italianos de película. Más que eso: personajes de western. Yo me los imaginaba perfectamente entre los pioneros americanos, mitad héroes mitad canallas, capaces de llevarse por delante lo que hiciera falta para defender aquel territorio que les había costado tanto conquistar. »Un día estaba yo con el trío en la Cervecería Alemana, su sede. La madre, la señora Gracia, un personaje que daría para un libro entero, vivía muy cerca de allí. Estamos sentados en una mesa Domingo, Luis Miguel, Pepe y yo. Hablando y riendo, tomando finos. Entonces veo que Luis Miguel le hace un pequeño gesto con la cabeza a Pepe. Un gesto casi imperceptible. Acaban de entrar en la cervecería los tres Lozano. El clan de los Lozano. Era una familia rival, de toreros y empresarios. Domingo también era empresario y había una lucha muy fuerte por el control de las plazas de toros. Él tenía tres plazas: la de Vistalegre, la de Cuenca y la de Pontevedra. »Luis Miguel hace ese gesto y Pepe se levanta y va hacia ellos. Pepe era el más fuerte de los tres, una bestia. Fue directo hacia el jefe de los Lozano y sin mediar palabra le soltó un puñetazo que, literalmente, le rompió la cara. Le partió la mandíbula, lo dejó tirado en el suelo. No era un puñetazo de advertencia. Era un puñetazo para poner fin a algo. Un puñetazo definitivo. La gente comenzó a gritar, hubo el consabido alboroto… Los otros dos Lozano recogieron al caído y, sin decir nada, se retiraron. Yo me quedé helado. Le pregunté a Luis Miguel. "Nada, no te preocupes, asuntos nuestros. Cosas del toro". Volvió Pepe y siguieron hablando y bebiendo como si no hubiera pasado nada. Asunto zanjado, fuera lo que fuera.
»Yo he conocido a muchas personas en mi vida. Unos cuantos valientes y muchísimos cobardes, pero los Dominguín eran de otro palo. Estaban más allá de la valentía. No tenían miedo a nada ni a nadie porque no sabían lo que era el miedo. Desde pequeños habían ido a por todas, y en algún momento debieron decidir, si es que eso se decide, que a ellos no iba a toserles nadie. Se encaraban con quien hiciera falta. Cualquiera hubiera podido pensar que era pura chulería, puro machismo. No. En una pelea se ve inmediatamente quién es el chulo. El chulo es el que se pavonea, el que amenaza, el que habla demasiado. Ellos no hablaban. Entraban por derecho. »Otra vez estábamos en un bar y alguien empezó a hablar mal de Luis Miguel sin darse cuenta de que Domingo y yo estábamos al lado, en la barra. Domingo fue hacia aquel tipo y le bastó con mirarle. No le amenazó, simplemente se encaró con él. No he vuelto a ver una mirada como aquella en toda mi vida. Y el otro, que era un gigante y podía haberle matado, se deshizo en excusas y arrió velas. »Había un fatalismo muy español detrás de todo aquello. Domingo se suicidó y no le extrañó a nadie, a nadie que le conociera. Hablaba del suicidio con absoluta tranquilidad. "A partir de cierta edad hay que quitarse de en medio", decía. Y así lo hizo. Cuando consideró que su vida estaba acabada, que ya no valía la pena vivirla, se pegó un tiro.
»Quizás Luis Miguel podía parecer el más chulo de los tres. Era el más guapo, el más triunfador, el que había llegado más lejos. Pero también iba más allá de la chulería. Cuando decía que era el número uno, cuando lo proclamaba levantando el dedo en las corridas, era un convencimiento absoluto. Era la constatación de un hecho, y punto».
Fuente:
http://loqueyotediga.net/files/CapituloVI.htm


Cita el acreditado cronista coetáneo, don Héctor Budar que: Domingo González Lucas, nombre de pila de este torero que fue conocido en el planeta taurino como Domingo Dominguín, nombre y apodo que heredó de su padre Domingo González Mateos, matador de toros, que a su retiro fue apoderado, empresario e importante hombre de negocios taurinos y padre del mencionado Domingo, Pepe, y Luis Miguel quienes fueron conocidos como los “Dominguín”, los tres matadores de toros. El referido domingo hijo, nació en la ciudad de Madrid el 10 de Junio de 1920, aunque creció en el ambiente de toros y toreros, su primer deseo fue el estudio de una carrera profesional, cuando su padre aún toreaba y alternaba sus actividades con las de empresario, confiándole a su hijo algunos proyectos de su empresa, porque el joven se fue adentrando a esa atmosfera de la que fue cobrando pasión. Así que guardó los libros y con 19 años se viste por primera vez de torero, haciendo su debut en el año de 1939 en la plaza de Linares, el primero de septiembre de 1940 se presenta en Madrid alternando con su hermano Pepe y Mariano Rodríguez con novillos de Arturo Sánchez Cobaleda. Tomó la alternativa en Barcelona el 7 de junio de 1942 con el apadrinamiento de Joaquín Rodríguez “Cagancho” y el testimonio de Emiliano de la Casa, “Morenito de Talavera” con toros de Domingo Ortega. Confirma su alternativa catalana en Madrid el 25 de junio del mismo año, cediéndole los trastos Nicanor Villata, nuevamente testimoniando el acto “Morenito de Talavera” se lidiaron tres toros de Charro, dos de Marzal y uno de Villagodio. Domingo no fue un torero arrollador, pero si un gran conocedor de toros, su mejor cualidad era el oficio con la espada. La falta de atractivo le impedía tener mayor rodaje profesional, más bien entraba en los carteles que su padre organizaba acompañando a sus hermanos, Pepe y Luis Miguel. Domingo en el corto tiempo que actuó como matador de toros, fue duramente castigado. Los percances o quizá porque u idea no era ser torero, fue perdiendo interés y se inclinó con mayor atención a los negocios de la empresa promotora desarrollando un gran talento en el apoderamiento de sus hermanos, cuando Luis Miguel era la gran figura proclamándose "El Número Uno". Sus negocios tuvieron gran arraigo sobre rodo en Sudamérica donde organizaba las más importantes ferias de Venezuela, Colombia, Perú y Ecuador. Este torero si bien no fue un gran profesional que se le recuerde por sus virtudes en los ruedos, en cambio su inteligencia, su habilidad y su capacidad para manejar el gran aparato empresarial internacional queda de manifiesto en la administración que sus hermanos Luis Miguel compró la plaza de Quito, Ecuador por lo que Domingo decidió radicarse en esa ciudad para organizar las corridas de ese país. El 13 de octubre de 1975 al concluir una serie de corridas en el puerto de Guayaquil se quitó la vida en esa ciudad, los motivos que lo orillaron a tomar esa drástica decisión fueron con él a la tumba. Su determinación fue un acto bien meditado, pues todo lo dispuso en su testamento, incluyendo ser enterrado en la localidad de Cayambe, en las cercanías de una finca de su propiedad donde tenía proyectado fundar una ganadería de toros de Lidia.

NÉSTOR TOVILLA PÉREZ (1958 - 1975)

Magangué, Bolívar, Colombia

Cortesía del Sitio Web: http://andavid.files.wordpress.com 

Este joven torero nativo de Magangué, Bolívar, muere a los 18 años. Lo corneó mortalmente el toro "Mazamorra" de color bayo, jugado en la tarde del ganadero Juvenal Martínez, procedente de Tolemaida, de Juan Perna Maceo. Al momento de salir el toro, el joven le comenta a su compañero de cuadrilla que éste lo había toreado fácilmente en otra plaza luciéndose; sin embargo el compañero le reitera que estaba confundido y que este era otro toro. Le aseguró que había sido jugado el 20 de enero en Sincelejo y que allá había causado muchos daños. Le recalcó que tuviera cuidado y que no lo fuera a torear más. El joven le va y al recibirlo el toro le acomete por derecho y le da la cornada mortal; el muchacho no se va al suelo sino que afloja la muleta y sale corriendo donde lo recibe "El Negro Rocha" en sus brazos, donde muere. Nació en 1958 y murió el 23 de septiembre de 1975. Estos datos los suministró su señora madre Juana Mercedes Pérez Pérez de 79 años de edad, quien aún llora inconsolable la muerte de su hijo torero. En 1975 Néstor Tovilla Pérez. Recibe el apodo de "Manuel María" debido a que se desplazaba a todas las fiestas en compañía de su hermana María Celsa Pérez Pérez, la cual colocaba un bar o garita debajo de los palcos llamado "La Bandida". (Fuente: Diario El Merdiano de Sucre) 

JOSÉ AMEZOLA (1900 - 1975)

Solo para efectos ilustrativos
“Presagios”
Obra del excelso artista español
Lorenzo Goñi

Refiere el cronista Rafael Gómez Lozano Dientefino, documentado con información de don Adiel Armando Bolio y del libro: Plaza México: Historia de una cincuentona Monumental, de Daniel Medina de la Serna, Tomo 2, Página 545, que el 24 de noviembre de 1975, fallece en Mérida Yucatán,  el picador José Amezola,  a resultas de las heridas sufridas al ser atropellado. Que lejos había dejado atrás su glorioso imperio y su participación como picador de toros en la histórica inauguración de la Plaza Monumental México, el 5 de febrero de 1946, cuando con toros de la ganadería zacatecana de San Mateo, de don Antonio Llaguno González, hicieron el paseíllo Luis Castro “el Soldado”, Manuel Rodríguez “Manolete” y Luis Procuna, donde el primer astado que se jugó en la arena del coso metropolitano se llamó “Jardinero” de pelo cárdeno oscuro y caribello, marcado con el número 33. El primer capotazo lo dio Román Guzmán “el Chato”, quien clavó también el primer par de banderillas. Ese día de celebración en grande, la primera vara estuvo a cargo del afamado picador José Amezola, que por azares del destino marró, siendo José Noriega “el Cubano” quien realmente puso la primera puya. El primer muletazo fue de “el Soldado” (un ayudado por alto), lo mismo que la primera estocada, que hubo de refrendarla con el descabello al segundo golpe. Quien le iba a decir a don José Amezola,  que sería un vehículo de acero y no el embate de un toro,  el que le causara finalmente la muerte. Tenía al morir setenta y cinco años y era tío de la afamada cancionista María Victoria.