Los toros dan y quitan

PEDRO ALBILLO HURTADO " CURRITO DE GRANADA " (1950 - 1968)

PEDRO ALBILLO HURTADO " CURRITO DE GRANADA "

Cortesía de don Rafael Gómez Lozano
http://torerosmexicanos.blogspot.mx/

Novillero natural de Becerril de los Campos (Palencia), nacido el 20 de noviembre de 1950, y avecindado desde su niñez en Granada. Se dio a conocer en las denominadas novilladas de la oportunidad que se celebraban, en secciones nocturnas, en la madrileña Plaza de Toros de Vista-Alegre y ya en 1968 actuaba en funciones de mayor seriedad, aunque todavía sin picadores. Actuando en la Plaza de Toros de Miraflores de la Sierra, la tarde del 7 de agosto de 1968, sufrió un fuerte palotazo en seco en el vientre, por una res de Juan Sánchez,  percance al que no se le dio importancia. Sin embargo, días después, al sentir fuertes dolores, fue ingresado en el Sanatorio de Toreros de Madrid, pasando a ser intervenido, justamente el día 28, presentando una perforación de yeyuno, a pesar de que el pitón de la res no llegó ni siquiera a rasgarle la piel. Los médicos no lograron la recuperación del herido, que falleció el 2 de septiembre. Su cadáver fue a Granada, para su inhumación, y a su llegada fue llevado a la Plaza de Toros donde, a hombros de sus compañeros, fue paseado por el ruedo en una simbólica, emocionante y postrera vuelta al ruedo. Los que le vieron torear y su apoderado Manolo Escudero, el retirado matador de toros, esperaban grandes cosas de este desventurado diestro, víctima del toreo por una cornada que no tenía orificio de entrada. Semejante hecho se ha producido en algunas otras ocasiones, pocas, pero en todas se han producido serias lesiones internas, a veces con rotura de órganos vitales, acompañadas en hemorragias internas de variable intensidad, pero que no se percibieron a tiempo. En todos los casos producían una extrañeza desconcertante para todos cuantos rodeaban al diestro. (Fuente: Crónica de don Juan José Zaldívar Ortega,  de su obra“Víctimas del Toreo”).

Por su parte,  el erudito taurino español, Juan José de Bonifaz Ybarra,  refiere en su obra “Víctimas de la Fiesta”, que << no era granadino sino de Becerril de los Campos (Palencia), el incipiente novillero Pedro Albillo Hurtado (Currito de Granada), aunque si residiera, desde su niñez, en la ciudad del Generalife. En Miraflores de la Sierra (Madrid) es cogido el 17 de agosto de 1968 por una res de la ganadería de Juan Sánchez, a la que cortó las dos orejas y el rabo. Se le aprecia un fuerte palotazo en el estómago al que no le concede importancia. Pero días más tarde se agrava su estado y ha de ser intervenido en el madrileño Sanatorio de Toreros. Las lesiones internas fueron de tanta consideración que determinaron su muerte el día 2 del posterior mes de septiembre de 1968. "